domingo, 19 de junio de 2016

Hoy tengo ganas

De pasarme por aquí y contar un poco cómo ando.

Por el momento, conservo mis piernas, mis pies y todo lo necesario para poder andar normalmente.

Otra cosa es que lo utilice mucho.

Que no es el caso, porque entre el trabajo y el que yo me encargo de cargarme después del trabajo, paso miles de hora sentada.

Si todo va bien, me libero pronto de el trabajo de después del trabajo. Estoy tan hasta el moño, que por primera vez en no sé cuánto tiempo, he pillado vacaciones en verano. En verano. Cuando yo soy de esperarme a que todo el mundo regrese de sus vacaciones y encierren a todos los críos en sus respectivos colegios.

Que estoy un pelín cansada y eso.

Pero supongo que os lo podéis imaginar, teniendo en cuenta el trajín que os he ido describiendo últimamente.


La verdad es que sigo en uno de esos periodos en los que experimentos cambios. No sólo por el trabajo. Un poco en todo.

Mi armario se han renovado un poquito. No sólo con zapatos, pero como aún no he practicado mis poses lánguidas-tocándome el pelo-cruzando las piernas-mirada hacia el más allá de ego-fashion blogger.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


MaraMansion se ha mini-redecorado un poquito, he pasado algunos momentos chachis con gente chachi y he probado cosas en ricas en sitios conocidos y nuevos.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


También fue mi cumple y, la verdad, me gustaría que mi último año de treinteañera fuera legendario. Está en mi mano. Lo sé. Pero como alguna vez he dicho, hay veces que ser entusiasta a pesar de las circunstancias es una auténtica mierda.


Y Frida sigue estando loquísima.

Un vídeo publicado por Mara Jade (@supersonicgirl) el




Como he dicho antes, aunque tengo unas pequeñas vacaciones durante el verano, me he reservado lo mejor para después. Más que nada porque, además de ser mi época favorita para descansar y viajar, este año, voy a intentar que cierto señor se fije en mi canalillo. A ver si esta vez suena la flauta.

Que dicen que no hay dos sin tres. Y esta será la tercera vez que intente que me haga ojitos.


Así queeeeeee, si os cruzáis con él en algún momento le vais poniendo en sobreaviso, ¿vale?.


¿Que a quién me refiero?

Un momento que os pongo una foto.

"Yaaaaaaaassss! You're coming to our shoooooooooow!"



SEEEEEEEEEEHHHHHH
BARCELONA
¡RED HOT CHILI PEPPERS!

¡Qué emoción! Mi último año de treinteañera, RHCP sacan nuevo disco, vienen de concierto, tengo entrada... Es una señal. Esto es así y los pimientos son asaos.

Pero, cuidadín, que la cosa no acaba ahí. Está todo pensao. Que mientras marco canalillo y Anthony me hace ojitos, yo ahí le comento que me encantó su actuación en la Super Bowl.

¿Con quién?.

¡Con BruBru!.


Y ya de ahí consigo su teléfono, que si un intercambio de whatsapps y esto está hecho nenis. Esto. Está. Hecho.

Os envío la invitación de la boda, me convierto en rockstar y a vivir.





Anthony... in the meantime, shave that moustache, and then... c-c-c-call me!! ;) ;)