lunes, 27 de febrero de 2012

Oscar 2012 o Billy Crystal tampoco fue pa tanto o... Mon petit macaron le quitó el premio a mi George.

Atentos a ESTO:

¿Alquien NO esperaba que le dieran el Oscar a esta PEDAZO de actriz? La parte en que ha dicho "Puedo imaginarme a media América diciendo, Oh no, ¿ella... otra vez?... pero bueno... ¡lo que sea!".

Soy tu fan total, Meryl. FAN TO-TAL.

Si no se lo hubieran dado a ella hubiera sido feliz si se lo lleva Glenn Close, la verdad.

Y como os adelantaba en el anterior post, Jean Dujardin ganó y se lo merece. ¿Por qué? Pues porque es uno de los que pueden suceder a mi Yorch en sentido del humor, encanto, mirada, sonrisa, percha...


Encima es que es taaaaan dulce... y le queda taaaaaaan bien el smoking. Y encima el tío es bueno, muy bueno en lo suyo. George, has perdido contra uno que se lo merece, siéntete orgulloso (y deja a esa pava que te estoy esperando).

Lo dicho: has ganado un Oscar, empezamos la cuenta atrás para el fin tu matrimonio.

Probablemente el momento más emotivo, para mí, de toda esta edición ha sido:


Octavia Spencer no sólo me parece una tía cojonuda y buena actriz, es que encima es todo corazón y su papelazo en The Help es espectacular. Me parece maravillosa. Y si encima Christian Bale te planta un besaco como ese, apaga y vámonos que tengo que decirte un par de cosas.

Octavia, tú sí que puedes decir eso de "Winning here, winning there" con todas las de la ley.

Bueno, pues otro año más me he visionado la alfombra roja y he intentado ver la gala. No ha sido tan soporífera como la del año pasado... pero no he podido resistirla entera. Lo siento Billy Crystal, la apuesta por ti era tan segura que no había emoción. Ni siquiera con los sketches metiéndote en las pelis nominadas. Un recurso demasiado visto ya. ¿Tus chascarrillos? Ejem... ¿cómo lo diría?... ¿Alguien puede plantearse contratar a Sacha Baron Cohen? Sé que Ricky Gervais es demasiado para esto, pero de verdad, hubiera mantenido mi atención mucho más.

Don't give up*, Oscar organizers, seguro que el año que viene os lo montáis mejor.

Neil Patrick Harris estaba libre... Why not? Sigo apostando por él combinado con Hugh Jackman. Soy de ideas fijas.

Pues eso, después de ver toooooodo eso, la recopilación de fotos, editarlas, clasficarlas y tal y tal... cuando creía que podía irme a dormir un ratito, porque ya no daba pie con bola... he tenido que llevar SSDad al aeropuerto. La siesta que me voy a pegar hoy va a ser de órdago.

Como siempre, os pongo dónde podéis consultar la lista completa de ganadores: aquí.

Las advertencias de siempre, por si hay algún despistado/recién llegado: es MI blog, es MI opinión, di lo que te dé la gana en los comentarios y después decidiré si lo publico. Clic para ver las imágenes en grande.


Son las 10:17. Oficialmente comienzo a destripar la alfombra roja. No me voy a andar mucho por las ramas describiendo las categorías, son lo que son.

Aburridas, las sin pena ni gloria.


Sarah Hayland (Alberta Ferretti)... eres demasiado guapa para llevar algo que pasa tan desapercibido. Al menos podrías haberte adornado con algunos pedruscos en algún color chulo. No sé, unas esmeraldas, unos diamantes amarillos, ¿aguamarinas tal vez?.

Sandra Bullock (Marchesa), tenemos un problema de tamaños y volúmenes: esos adornos de la cintura son enormes al igual que el volumen de la parte superior de ese vestido. La espalda mola, pero sinceramente, voy a olvidar esta cosa en menos de 24 horas.

La otra princesa de Mónaco, Charlene, fue de blanco y sus estilistas saben cómo disimular el ancho de sus hombros. Punto.

Anna Faris (Dianne von Fustenberg): mira bonita, ya he visto eso mismo en otras versiones: Golden Globes (Jessica Lange), Bafta (Melissa George) y Goya (Toni Acosta). Enough is enouhg.

Penélope Cruz, Armani. ¡Bah! Pero sí que me gusta su peinado.



Kate Capshaw es la mujer de Steven Spielberg. Y no tengo nada más que decir.

Julia Ormond, ¿qué le ha pasado a esta señora? Solía ser muy guapa y ahora está... Rara. No sé, supongo que así sería Demi Moore sin ninguna cirugía. No sé de qué diseñador va, ni me importa.
Antonio estaba guapisssssssssisisisimo, como siempre, pasen los años que pasen por él. Melanie Griffith va de Yves Saint-Laurent.


Angelina Jolie, no se parece nada a La Novia Cadáver. El nivel siguiente. ¡Mirad esa patucaaaaaarrrrrgggghhhh! 8-O Lleva un Atelier Versace que seguramente es flipante, pero como es tan negraco no hay manera de verle algún detalle.

Natalie Portma, de Dior Couture, está preciosa, pero a ese vestido le falta algo. Quicir... rojo, lunarcillos... si está muy bien pero... es soso.

Y Cameron Díaz, con el rollito de que a las rubias les queda bien el puto Nude, ese color, otra vez más de lo mismo contigo tía. Sí, es un Gucci, ¿y qué?



Me gustan. Van monas, les queda bien, pero no son ¡WOW!.


Virgina Madsen (Reem Acra), sencilla, clásica. Súper estronguer lo que te disimiula la barriguilla ese vestido, porque de perfil frente a las cámaras... ¡tela! Eso es un drapeado bien usado, sí señora. El color me gusta más ahora porque parecía que le habías quitado la sotana a un obispo, jamía.

Lara Spencer, bien, bien, me gustas. Elegante. Te doy el visto bueno.

Penelope Ann Miller (Badgley Mischka), te queda bien, vas monísima, pero NO a esa diadema que parece de los chinos.

Leslie Mann: dile a Cavalli que te haga eso mismo en azul electriquísimo. Sería total.

Maya Rudolph (Johanna Johnson): lo que no te hace WOW es el color, esa preciosura para totalmente desapercibida. Prueba un punto de luz en la gama de los violetas. Triunfo asegurado.

Maria Menounos: guapa, mucho, pero estoy pelín agotada de túnicas griegas por mucha espalda descubierta que tengan. ¿Me lo pondría? ¡Seguro! pero no para los Oscar.


Judy Greer me ha sorprendido con este Monique Lhullier, porque a esta diseñadora le va más el rollo etéreo como a Marchesa. Sin embargo, me remito a lo que he dicho de Maria Menounos.

¡¡Dioxxxxxx!!! La señora esposa de Jean "mon petit macaron" Dujardin creo que iba mona, pero no puedo apartar los ojos de su marido.

No me pasa lo mismo con Alexandra Edenborough, la esposa de Gary Oldman, a pesar de que tiene un punto de atractivo importante. Lo que me gusta de su vestido es la estructura del cuerpo: justo donde tiene que estar. El brillerío también me gusta mucho.

Bingbing Li lleva un maravilloso vestido blanco, chuli, chuli. Mancantao. No me deslumbra, pero definitivamente si pudiera ponerme esto fliparía. Ese momento transparencia es ideal.

Annie Mumolo (me reído más con tu apellido...) va de Pamela Rolland. No ha arriesgado, pero está bien, de esa manera te aseguras estar estupenda con algo que sabes que te queda bien. Este tipo de corte es una apuesta segura. Si eres delgada parece que tienes curvas y si las tienes, triunfas.

Eso sí, un buen sujetador no te vendría mal, querida.


Las Sí, pero no, son esas que no son espantajas, pero tampoco me gustan y, por supuesto, no son SuperStars. Ahora os digo porqué.


Lea Thompson: decirte que pareces un insecto palo me parece demasiado cruel, pero te puedo decir sin temor a equivocarme que ese chal sobra. Si no tienes cintura o estás embarazada, prescinde de los vestidos sueltos.

Glenn Close, de Zac Posen. NO con esa chaqueta.

Ellie Kemper (Armani Prive), demasiado parecido al de Aishawara Rai del año pasado. Muy reciente para ponerte esto. Tampoco vendría mal que te cortaras un pelín el flequi. Sólo un pelín.

Busy Philips, nunca hubiera dicho que es de D&G, ¿dónde se han dejado el estampado de leopardo?. El largo de ese vestido no me gusta. Ponle una mini cola, dale o daTE un poco de brillo.

Berenice Bejo lleva un ultra divino Elie Saab... pero no sé porqué no acabo de verla con él. No sé si es por el tono de su piel, no sé si es porque en The Artist la veía más voluptuosa. No lo sé, de verdad.


Wendi McLendon (Simon G), lo que tú llevas es un intento de vestido de princesa. Pero no funciona y se te ve la enagua. Terrible. Pero el color y pedrería queda bien. Fuera ese tul, mejor recto y, si te atreves, corte amplio para lucir pierna.

Tina Fey (Carolina Herrera): NO a ese volante ochentero en la cintura.

Shaun Robinson: los escotes en "v" son ideales para las que tienen pecho generoso. Estarás de acuerdo conmigo en que ese no es tu caso. Nada en contra del dorado completo, te sienta bien.

Missy Pyle le fue contando a todo aquel que le preguntaba que su Marina Delfino estaba hecho con eco-seda. Vamos, que los gusanicos no han sido maltratados para producir el hilo y que el vestido ha sido teñido a mano. Lo que tú digas, pero tanto esfuerzo para luego apañar lo que hubiera sido una preciosidad, con ese corte en las rodillas y ponerle una cortinilla hasta el suelo. What a pitty!

A lo que lleva Nancy O'Dell le sobra el encaje de cinturón p'abajo. No tengo problema con el color, pero no le pega. Yo estoy se lo veo a Rihanna, pa que mentiendas. No la pongo en Vestido chulo, percha equivocada porque en otro color le hubiera quedado estupendo. Pero NO con esos pendientes. Pídele prestados a Lea Michelle los que llevó para los Golden Globes.


Hablando de Vestidos chulos, perchas equivocadas...

Kristen Wiig (J Mendel) sigue emperrada en el Nude, ese color, con vestidos bonitos que no le sientan bien. Este, en particular, es como si te cansara llevarlo.

Inciso, a propósito de este comentario: estas tipas tienen la enorme suerte y el gran honor de estar en los Oscar... ¿POR QUÉ POSAN COMO SI LLEVARAN UNA PUTA MOCHILA A LAS ESPALDAS?

Cierro el inciso y sigo.

Kelly Rippa: a ti justamente lo que te faltaba era un vestido que hiciera desaparecer las pocas curvas que tienes en las caderas. No te digo más.

Giuliana Rancic: demasiado poquita cosa para ese vestizado. Dáselo a Kate Winslet.


Antes de ir a lo que todos estáis esperando, voy a poneros otro MOMENTAZO.


No soy muy fan de Gwyneth Paltrow, pero si me toma en sus brazos ese pedaaaaazo de Robert Downey Jr de esa manera, también me hubiera quedado con esa cara de picueta (o de Lina Morgan, morretes clavaos). Sobre todo, porque comparado con el tirillas de tu marido, jamía, ¡eso es un HOM-BRE!

Ains, de repente se me ha acelerado el pulso. Y qué calor hace, ¿no?


Y los WTF de la noche van para...

¿Qué cojones hacía Carlinhos Bronw ahí? ¿Sustituyendo a Tim Burton y Helena Bonham Carter? Si no, no hay otra explicación. Tela con la tronca que lleva al brazo, que seguro que le ha robado a Adele uno de sus vestidos.


Y bueno, ¿alguien me quiere decir en qué clase de mezcla de conservación se sumerge Bo Derek? ¡Si casi parece más joven que John Corbett, copón! ¡Está increíble-ble! Y John también :-D





Espantajas al poder. Ay omá, esto ha sido tan divertido...


Sherry Shepperd: ¿de verdad necesito explicarlo? Esto también va por la señora del fondo.

Shailene Wooley, 21 años y ha conseguido que la monja que estaba por la alfombra roja pareciera más sexy que ella. Será un Valentino, pero esta claro que es el equivocado. Sí, querida, entiendo que estés enfadada por tener que hacer de hija de mi Yorch en vez de su salvaje amante, pero així no hi anam. Al menos en una red carpet.

Melissa Leo, ya sabemos que este año no tenías presión, no estabas nominada y has ido a tu bola pero hay ciertos límites que tú te has pasado por el forro de tu peluquero.

Melissa McCarthy (Marina Rinaldi), es el momento de que te hagas amiga de Queen Latifah. Ahí te lo dejo. No sé por dónde coger ese saco de lujo que te has puesto.

Nina García: comprendo que te agarres así el estómago, a mí también me da náuseas tu vestido.

Rooney Mara (J Mendel): por favor... ¿PODRÍAS DEJAR DE SER LISBETH SALANDER DE UNA PUÑETERA VEZ? Y comer, aunque sea unas pan pizzas o unas chuletas de cordero con salsa de vino tinto. Whatever.

Podría haber puesto este vestido en Vestido chulo, percha equivocada, pero esa espalda hace que me sangren los ojos. Una tira, otra tira, la cremallera que las corta... mira, no.

La chica que acompaña a Nick Krauss... pobretica... tan joven y tan desarrapada.

Melissa Cobb es una Aburrida, que no sabía cómo hacernos ver que lleva un bolsito en forma de oso, pero estando al lado de Jennifer Yuh esta foto tiene que estar aquí por razones evidentes.



No tengo reina del espantajerío, la cosa ha estado muy reñida entre:

Louise Roe: dice ser estilista, sin embargo, a todas las titis de su programa Plain Jane las vestía igualicas a ella. Daba igual el tallaje de la muchacha de turno.

No me entiendas mal, a veces hasta acertabas, pero tú te has resbalado taaaaaanto con lo que llevas puesto... Por cierto: ¿y tú qué haces aquí?

Jessica Chastain lleva uno de los peores, repito, peores diseños de Alexander McQueen que yo recuerde ahora mismo. Esto lo ve Beyoncé y no sólo te lo quita, es que luego lo aprovecharía para hacer unos gonicos cojines para sus sofases.

Jane Seymour. En fin...

Esperanza Spalding. No, de verdad, te creo: no tienes estilista.

Ni siquiera ir de la mano de Colin Ffffffffirth (hi, darling!) ha hecho que esa cosa tan fea de Valentino que lleva Livia Giuggioli la salve de estar entre las más espantajas. Gracias a ti ahora sabemos que Colin no lo puede todo. ¿Te parece bonito?

Anne-Sophie Bion cogió una bolsa de basura, le hizo agujeros, pasó los brazos, la cabeza y se fue a los Oscar.


SuperStars. Ojiplática me he quedao.



Viola Davis de Vera Wang, osssssea, que te queda perfecto es quedarme corta. El color, el corte, tu pelo natural, las joyas, tu perfecta piel... 10 sobre 10.

Rose Byrne (no sé si es cierto que eso es un Vivienne Westwood), si no fuera por tu cara de siesuna te diría que vas perfecta. Eso eso un largo que no llega al suelo bien llevado. Yeah!

Octavia Spencer, fiel a Tadashi Shoji: di-vi-na. Melissa McCarthy, hazte amiga de ella también inmediatamente. Sólo te digo una cosa Octavia, te puedes permitir un poco de escote. ¡BAM! A tus pies querida.

En los Bafta empezó a gustarme la sin sal de Michelle Williams. Aquí me ha encantado con este Louis Vuitton. No tengo foto de la espalda, pero la llevaba al descubierto. Una pasada. Más le valía porque ya era hora de sacarla de ese maldito rollito indie que me lleva siempre. Pero sigo pensando que se volanterío en la cintura no mola.

No me gustó nada que haya hecho de la Monroe, pero una vez hecho el daño, me conformo con que no haya ganado este año.

Emma Stone triunfó con esa lazada gigante al cuello de Giambattista Valli. Incluso el color. Es ultra divino. Jopetas, me flipa. Muy de cuando Nicole Kidman no la cagaba en sus estilismos.

Mi Meryl querida lleva un doradísimo Lanvin que en otra no sé, pero en ella me encanta. Ella es como Glenn Close, ellas van de sí mismas sin importar lo que se pongan. Tendría que hacer una sección llamada She being she. Aquí pondría a Streep, Close, Lauper, Bonham-Carter y Swinton.

Retomando a Meryl: ¿es posible que esta mujer esté cada año más preciosa? Desde aquí os digo que clava a Margaret Thatcher. Nada de verla doblada, por favor.

Kate Mara es la hermana de Rooney y ella hace más bien series. La última que yo haya visto, American horror story. El primer episodio me acojonó. Tuve que ponerme una comedia después porque no podía dejar de pensar en el tipo con el traje de látex. Y no, nada sessi.

En fin, esta pavilla, es como su hermana: es incapaz de salir de su papel. Ella hace de amante chunga del personaje del mega guapérrimo de Dylan McDermott (arf, arf, arf). Osssea, al contrario que la Wooley, Kate esta cabreadísima porque ya no va a salir más en la serie y no podrá volver a morrearse con él. Te entiendo.

Sin embargo, a pesar de que tiene pinta de merecerse una paliza, ese Jack Guisso Couture es la perfección. Me gustó mucho su peinado y los adornos que se puso. Pero te aconsejo que aprendas a caminar con algo así para la próxima, sin tener que arremangarte como si fueras a espantar a las gallinas. Que parecías recién sacada de la aldea, coño.

Como ya he dicho antes, no soy fan de la Paltrow, pero tiene un ojo para el modeleo... Y ya no es que me alucine el Tom Ford que lleva, es que esa capa es EL TOQUE. Fantástica.

Por cierto... ¿dónde estaba Tom Ford este año?

De todas formas, tengo bien claro que yo a estos modelazos los considero un HMLP (Hoy Me Lo Pondría) definitivo para mí. Los quiero todos. Porque me gusta un brillismo, un escote, una curva, un buen moñazo, una pose... A sssssaco: hay que ser lo más.

Jennifer López literalmete MA-TA con este Zuhair Mourad. Mucho mejor que el Armani del año pasado. ¿La perfección? No, lo que viene después. Brava.

Milla Jovovich, con un impoluto Elie Saab estaba maravillosa. Todo, absolutamente todo en ella es increíble, desde peinado a complementos pasando por el maquillaje. Glamour total.

Kelly Osbourne no deja de alucinarme. Es tan fan de Badgley Mischka tanto como yo y desde luego ha dado la campanada con esta pieza. Increíble. Pero con ese pelo no. No pega para nada.

A ver, tengo que reconocerlo, Stacy Kiebler estaba magnífica con ese Marchesa. Esta firma es una maestra a la hora de crear esos recogidos que simulan remolinos de casi cualquier tejido. Preciosa, eres un digno adorno de mi Yorch.

Pero te digo una cosa: Yorch va a una media de dos años por novia. Enjoy it, darling, porque en cuanto me eche el ojo...


Macizos, chulazos y guaperas. Oullea.


¿No son una monada David Burtka y Neil Patrick Harris? Me entusiasman. ¿Por qué tienen que ser gays, eh? ¿Por qué?

Pharrell, dice que es rapero (es uno de los Chosen One de Her Madgesty), pero para mí es un tío con mucha clase, estilo y con dos ojos derechos para la moda masculina.

Simplemente: George Clooney. Hi handsome!

Christopher Plummer se merece estar aquí por ese merecidísimo Oscar y porque me fasssscina su americana de ciertopelo azul marino para ese smoking. Su señora iba estupenda, por cierto.

Zachary Quinto... jo... en Heroes me tenía colgada total. Los malos suelen molar muchimillones de veces más. Y Sylar era jodidamente malísimo. También es gay. Una castástrofe.

¡Oh! Demian Bichir... atractivísimo, con una de esas miradas to-ta-les, simpático, elegante...y mexicano. Osea, puede que sea una de las cosas que más me pueden gustar en el mundo. Soy fan del acento mexicano. Soy fan de la comida mexicana (ojo, no del picante). Soy fan de las rancheras, Soy fan del arte mexicano y si este señor no es una pieza digna de admiración, yo no sé lo que es. Lo bonico que quedaría en la repisa de mi chimenea. Por decir un lugar de mi casa, claro ;) ;)

¿Alguien que quiera llevarme a México a contemplar bellezas?


Pero si hubo uno que se llevó la palma... perdón... TODAS LAS PALMAS... fue... ¡MON PETIT MACARON! OMG! ¿Cómo se puede ser tan guapo y francés al mismo tiempo? Mestán entrando unas ganas de aprender a hablar francés en estos momentos.


Como ya he dicho por ahí, a este señor sólo le puedo decir: VA VA BOOOOOM!

Este maromo se me acerca, me pone su mirada, me sonríe de medio lao y como si me dice "oui, c'est moi"... Ufffff, no tengo palabras.

Bueno sí: VINE AQUÍ QUE TE REBENTARÉ DUES VEGADES, AAAAAAAAAAI!!!

¡Qué nerviossssss!


Pero para nervios los que yo tenía a unas horas de la alfombra roja. Vamos, que ni yo fuera una nominada. ¿Qué digo? Ni siquiera una figuranta en la última fila de la última grada.


No sé qué será de mí cuando tenga que recoger mi Oscar. No sé, no sé.

Por cierto, no conseguí foto de Uggie y ahora estoy un poco hecha polvo para buscar más. Si alguien me la quiere mandar, se lo agradecería.


Y ya he llegado al final de esta crónica tan esperada, por vosotros y por mí. Junto con los Grammy es mi entrega de premios preferida. Y este año, a pesar de que The Descendants me parecía un peliculón, he tenido que rendirme irremediablemente a esa maravilla muda que es The Artist. Pa la lista de deuvedeses que NECESITO tener sí o sí.

Adiós a los Oscar de este año y a un mes de febrero que me ha tenido todos los domingos despierta hasta bien entrada la madrugada. Y todo por cumplir, porque me gusta fascina seguir escribiendo en este blog.


Ahora, con vuestro permiso, si os pensáis que me voy a acurrucar en los brazos de Morfeo, os equivocáis. Me voy pitando a Correos, Metro&medio Designs poco a poco se está dando a conocer y eso mola.


Pues eso, a rajar. Mañana las after parties. O pasado... no sé... según me dé.


Shake that, bitches!





* Así, guapamente, os he vuelto a endiñar a mi querido y mordible Bruno Mars. Y si mis muestras de cariño no le llegan al susodicho... ¡no sabes lo que te pierdes regonico del to!

Los Oscar 2012 acabaron.

Y me encanta que Jean Dujardin se el mejor actor, si no lo ha podido ser mi George Clooney. Así es, no ha ganado el Oscar a Mejor Actor que muchos esperábamos, pero hay que reconocer el papelón que hace el francés con The Artist, es película muda que ha sorprendido.

Pero ya os contaré más en unas horas. De momento me caigo de sueño. No ha sido una gala para recordar, pero sí sus películas y ganadores.

Os dejo con el momento del triunfo de mon petit macaron, que es casi tan encantador encantador y divertido como mi George.



Lo único que no me gusta de esta foto es la alianza.

Pero has ganado un Oscar chatín... tal vez eso cambie antes de la siguiente edición
.





lunes, 20 de febrero de 2012

Los Goya 2012 todavía no han acabado pero...

... a pesar de ser muy fan de Eva Hache: me aburro.

Estoy escribiendo al mismo tiempo que estoy viendo la gala. O lo que sea.

La alfombra roja sigue siendo roja, pero he oído por ahí algún comentarista eso de "verde o roja, los Goya son... blablablá". Si los organizadores de esto la cambiaron a roja es porque saben que LA CAGARON poniendo una alfombra verde y encima con logazo de güisqui. Eso es nivel, sí, sí. Ahora es roja, pero el logo sigue ahí.

Glamú totá. Que no se diga.

Esta gala se está caracterizando por los varios ZAAAAAASSSSS EN TODA LA BOCA que se han ido repartiendo y que hemos disfrutado cuando han enfocado al menestro de "cultura". Aaaaaaaay... el año pasado estaba poniendo a caer de un burro a la Sinde y este año no hace falta que yo diga nada. Mola.

Menciones especiales:
  • A Santiago Segura, por hacerme más gracia en su cachito que Eva Hache en toda la gala.
  • A Isabel Coixet porque le ha restregado las injusticias que está viviendo el gran Señor que es el ya ex-juez Garzón. Yeah!
  • Y al presidente de la Academia por poner los puntos sobre las íes con el tema internet y recordar el speech de Álex de la Iglesia del año pasado.

Como digo, la gala no ha acabado todavía, no puedo poner el enlace a la lista de todos los premios. Mañana lo pongo. Vale, la web oficial de los Goya no tira, así que de momento este es enlace para ver la lista de ganadores.
Ahora, como siempre, voy a diseccionar esa alfombra, no sin antes decir que este es MI blog, MI opinión y no, no veo cine español. Así que no voy a comentar ninguna peli.
Allá voy.

¿Qué coño ha pasado este año? ¡Todas iban iguales!: rojo, nude o blanco, sota, caballo y rey. Chicas, muy poquita imaginación. Y no sólo lo digo yo, en SModa se han currado unas composiciones que me han ahorrado. Aquí los podéis comprobar.
Yo, como ya me curré mis secciones, voy a lo mío, que es lo que os encanta. Comenzaré con las Correctas, porque pueden darme las gracias por no ignorarlas.
Toni Acosta va de Dolores Promesas, pero podría pasar por un clon de los trapitos de VickyBeck. Bien, me gusta. Un brillismo es un brillismo.

Salma Hayek, supongo que se puso algo de las tiendas de su marido. Iba muy guapa. Me gustó el vestido y el color. Ella, que sabe que esta gala es una de esas de poca monta, seamos sinceros, es lo que pensamos todos, ha decidido ir mona, pero discreta. Salma, darling, no te han mentido: siempre nominan a estrellas extranjeras, pero nunca les dan el premio.

Pd: no sabes lo mmmmmmucho que me encanta ese collar tuyo.

No sé quién es la que va con este chico, Raúl Arévalo. Hasta hace unas horas, tampoco sabía quién era este chico. En fin, que la chica va bien. El vestido le queda bien. Todo bien. De negro.

Juana Acosta eligió un Paco Rabanne muy sobrio. El detalle de la espalda mola, y ya que Elsa Pataky no ha venido este año, ella se ha dedicado a hacer su trademark pose. Me ha gustado mucho la elección de complementos y el pelo. Más que el peinado, el color. El ombré hair es tendencia total. Yo ya me he apuntado.


Aquí viene el primero de los numerosos Nude, ese color. Lo lleva Marta Etura y la hace pechopaloma. Te pongo aquí como te podría haber puesto en Vestido chulo, percha equivocada.

Lo de Nathalie Seseña, no es que no me guste, pero... no me causa el suficiente efecto WOW como para ponerla en Superstar. eso sí, con esta chica es como con Rosi de Palma: da igual lo que se ponga, no puedes dejar de mirarle la cara.

Pero seguro que es muy simpática.

María León, ganadora, me ha encantado cuando lo primero que ha hecho al oír su nombre, ha sido recogerse la falda del Valentino que llevaba y trotar escaleras arriba para darle un abrazaco a su hermano Paco. Divina toda ella, pero yo me imagino ese vestido en un color turquesa, con esos ojazos que tiene y...

Icíar Bollaín, que el año pasado mataba por ser la nueva presi, y también conocida por su escaso estilo, este año iba... bien. No puedo decir nada más. Todo era muy negro.

Eva Hache prometía con este Hannibal Laguna. Luego la fue cagando a medida que iba pasando la gala (el vestido malva era monstruoso, hasta que sacó el de estampado de ojos, por poner un ejemplo).

Otra viuda negra fue Clara Lago, que como otras tantas, ha descubierto al inigualable Zuhair Mourad. El vestido es una chulada, pero el hecho de que muchas hayan ido de de negro, desluce mucho la cosa. Mucho.

Belén Rueda... no puedo creerlo... no ha ido de Carolina Herrera. Esta vez eligió un Pedro del Hierro. Sencillo, liso y rojo. Parecía un poco recién levantada de un siestón. El resto le quedaba bien. Cuerpazo, oiga.

Angie Cepeda iba de loba y le sienta súper bien. Negro otra vez. Brillismo otra vez. Está bien, puede pasar.

Verónica Forqué estaba estupenda. Hubiera cambiado el peinado y el bolsito, pero el brazalete me ha gustado mucho. En cuanto a Nadia de Santiago, gracias querida por elegir el azul y una de las tendencias que vienen pisando fuerte: el plisado. PERO para la próxima vez asegúrate de que lo que te pongas no te hace pechiplana. Hace que tus hombros parezcan exageradamente anchos.

He acabado con estas. Siguiente parada: Cortitas.


Ni Cristina Brondo, ni Gracia Querejeta tienen la más mínima idea de etiqueta y protocolo. Al menos la primera no parece la Bruja malvada del Oeste.

Cristina, eso es para un cóctel. Descalificada.


Nifunifá, que vienen siendo las que dejaría pasar por pena.

Y por dejarlas pasar, podrían hacerlo casi por un Separadas al nacer, unidas por el mismo vestido. La una, iba del palo cortito por delante, larguito por atrás. Y todo para que viéramos lo audaz de elegir unos zapatos de color diferente del vestido 8-o

Lo de la chica de corazones, Anne Igartiburu, es simplememente soserío puro y duro. Pero vamos, ¿no dicen que hay que ser uno mismo a la hora de vestirse para estas cosas?. Exacto Anne, exacto: has dado en el clavo.


Voy a seguir con la antesala al espantajismo: Sí pero no.

Leonor Watling, de Míriam Ocáriz. Te hace mayor. Me le quite una de las rajas en la falda y los ribetes verticales. Ponte un cinturón gonico, me da igual si es rojo o en otro color. No me disgusta el aplique del hombro. Por favor, vigilemos el corte de las mangas: son el equivalente a los pantalones tobilleros.

Irene Visedo y Elena Anaya podrían ser otro Separadas al nacer, unidas por el mismo color, corte y escote. En el caso de Irene, te hace una especie de bolsa extraña en el pecho y, no sé... ahí falta algo. ¿Un brochón chulo al hombro, tal vez? Del rollo del brazalete tan espectacular que llevas. Y si no es el brochón, pendientacos. Pero algo.

Elena: si te quitas ese collarazo, te paso a SuperStars. Así de fácil.

Dafne Fernández, que como actriz no tengo ni zorra, pero para esta gala casi siempre ha ido mona, esta vez la ha cagado. Un caso claro que Vestido chulo, percha equivocada. ¿Por qué? A ti te hace barrigona y pechiplana. De esto sabe mucho Nadia de Santiago. Me lo imagino en otra y me podría entusiasmar.

No estoy muy puesta en mundo de los actores españoles, no tengo ni idea de quién es esta chica, así que la llamaré Señora 1. El vestido es muy bonito, pero NO con esas pinzas.

A Macarena Gómez, le reprocho que es corto. La he puesto aquí porque a veces me dan unos ramalazos rarísimos en los que, en este caso por ejemplo, debería odiar esa vestimenta. Pero lo que realmente odio es el painado y el maquillaje.

En el caso de María Valverde, vivo sin vivir en mí y muero porque no muero. Lleva un Dior que sería maravilloso si no pareciera un camisón de gala. Quicir: quiero ver una cintura ahí. Y si la espalda fuera descubierta... MA-TO.

Para la Señora 2 le digo: o perifollo al hombro o adornos en la falda, las dos cosas son inviables.

El problema de María Adánez es que los colores no funcionan y que si esa falda fuera más larga y tal vez con un poquitín de volumen, sería mucho más agradable de ver. También llevas un ombre hair, bien, pero poner una expresión un poco más entusiasta no te mataría.

Vosotras ya estáis finiquitadas.


Vestidos chulos, perchas equivocadas o ya queda menos para el despelleje total.

Ya lo he dicho en Twitter, Victoria Abril es nuestra Björk, nuestra Helena Bonhan Carter. Ella siempre a su bola. Pero esta vez el vestido me gusta, lo que pasa es que le queda como el culo. Le marca cosas que ninguna mujer quiere que le marque un vestido. El puto lamé sólo lo puede llevar una Crawford, una Evangelista... incluso una Bundchen.

Victoria, darling, palabra clave: Spanx.

En el caso de Lucía Jiménez, tenemos un extaño caso de vestido que te hace recta como un palo cuando estás de frente pero que de perfil te queda estupendo. Y yo digo: si tienes que ir de perfil todo el tiempo está clarísimo que ese vestido no es para ti.

Neus Asensi ha abandonado para esta ocasión el vestuario de cualquiera de la mayoría de sus papales: de furcia. Esta vez ha querido venir de señora. Bien por este intento, si no fuera porque te hace el pecho caído y no hay curva aparente de tetas p'abajo. Ciérrate ese escote, ponte un buen corsé que te suba las lolas y te marque la cintura. Y chimpún.


¿Recordáis cuando os dije que el nivel de espantajismo de los Bafta estaba bien alto? Olvidadlo: aquí les hemos superado pero con ventaja gorda. Van a tener que venir los franceses a ver si también nos hemos dopado. Espanajas powah.

La churri de Unax Ugalde confundió este evento con una fiesta de moteros-vampiros.

Sivia Marsó, que era una de mis azafatas más prefes en el 1,2,3 (junto con Kim), hubiera sido mejor que se enrrollara la manta a la cabeza en vez de el mantel a todo su cuerpo. Sin más.

Ahora no caigo quién es esta mujer, la llamaré Señora 3 hasta que averigüe su nombre. ¿Lleva un Hervé Leger? O es eso o es una versión moderna de la mortaja de una faraona. Mientras presentaba he visto que era totalmente blanco, pero ese tono amarillento de la foto tiene delito.

Sigo sin recordar su nombre. Nombre averiguado: Ana Álvarez.

Marisa Paredes, una de las pocas que me elige un color chulo... se puso eso.


Cada año me hago la misma pregunta: ¿qué sentido tiene que Mar Saura esté aquí? Antes por lo menos solía ir guapa.

Manuela Velasco... otra pobre que es objeto del odio de Carolina Herrera.

Antonio Banderas lo dice todo con la cara del trapito de su Melanie. Es un WTF? con acento malagueño.

Alba García va de Pepe Botella. Pero yo habría jurado que podría pasar por un diseño original de María del Monte.


Pero si pensáis que esto esto todo... ¡qué equivocados estáis, nenis!. Cristina Peña así lo demuestra con esa cosa de Amaya Arzuaga. Me suelen gustar las rayas. Y el verde. Por supuesto el negro. Pero así como como os he flipado diciendo que me gusta el vestido de Macarena Gómez, con esto no puedo hacer la vista gorda. No, no, no.

La señora que acompaña a Modesto Lomba (no, tampoco sé quién es) lleva una de las prendas más horripilantes que he visto en mucho tiempo. Felicidades, no tengo palabras para describir lo fffffeo que me parece.

Pero no os preocupéis porque sí que las tengo para expresar la indignación que me produce que año tras año Pilar López de Ayala se emperre en ponerse esos cardados-volúmenes-tupés terribles en el pelo que tanto le gustan. Que tenga un gusto en el vestir dudoso sólo os diré que lo que lleva es de Monique Lhulliera. Para elegir algo tan terrible de una diseñadora con ese aire de delicadeza en sus prendas hay que tener mucha experiencia. O ser Pilar López de Ayala.

Y sí, la he puesto dos veces, era tan horroroso que se lo merecía (= osea, a estas horas no me hagáis cambiar una puta foto porque estoy que me caigo de sueño gracias a Eva Hache, al rap de mierda del pobre Langui &co y ese cosa de baile y cante raro que se ha marcado la Abril).

Ahora, la que se lleva la palma del espantajismo es Judith Colell, una de las vicepresidentas de la Academia que ha querido ir de Nude, ese color pero transparente y si es con un vestido negro que no pega nada por debajo lo dejamos to-tal... ¿mentiendes?... y todo con difuminos que nunca vienen mal, y con volantes, con escote, con pañuelico por si hace fresco, pero que si al mismo tiempo es una capa más mejor que bueno...

Todos conmigo a la de una, dos, tres.... ¡ESPANTAJA POWAH!



Son las 2:25 nenis, y me dispongo a dar buena cuenta de las SuperStars.


Verónica Echegui iba prrrrrreciosa de Gucci. Así se lleva un piezón-joya querida Elena Anaya.

Cayetana Guillén Cuervo, suele ir bastante acertada siempre, y esta vez me ha encantado con este Óscar de la Renta. Un maestro, siempre lo he dicho.

Pero la que nunca me decepciona, y cada año lo digo, es Silvia Abascal. Esta vez le ha fallado el pelo porque con semejante prenda con semejantes bordados en pedrería debería haberse peinado a lo glamuroso de la época dorada del cine. O con un recogido con un Veronica Lake. Pero así no.

Ahora os muestro los que más, más, más me han gustado:

Otra que no sé quién es, pero me quedo con este vestido con un escotazo de los que quitan el hipo y tejido semitransparente en la falda. Porque ella puede.

Inma Cuesta, llevaba este A-LU-CI-NAN-TE modelazo de Juanjo Oliva y desde ya os digo que de estos cuatro es mi más prefe. HMLP (Hoy Me Lo Pondría) para la buchaca.

Goya Toledo es otra que tampoco me falla y menos si es una enamorada de Elie Saab como yo. Me gusta, me entusiasma, me maravilla...

Michelle Jenner lleva el vestido de Zuhair Mourad que llevaré el día que mi Yorch me saque a bailar un vals de esos tope finos que espero que organice en su mansionzaca del Lago Como. Es taaaaaan de princesa. Es taaaaaan bonito. Y es taaaaan demasiado grande la cartera de mano que has elegido querida...



Para la sección Macizos, Chulazos y Guaperas, no todos son ni macizos, ni chulazos, ni guaperas pero saben llevar un traje.


Daniel Sánchez Arévalo, no me pone, pero me gusta su chaqueta de ciertopelo verde.

Asier Etxeandía sí me pone, su traje también, pero creo que me pondría mucho más si fuera de su talla.

Alberto Amman lleva un clásico traje de chaqueta. Le sienta muy bien. Parece guapete.

Eduardo Noriega no me llama mucho la atención, pero me encanta su traje con ese aire 50's. De verdad, me gusta mucho.

Roberto Enríquez combina un tres piezas con pajarita y cuya americana tiene un tejido que contrasta con la del resto del traje. Muy fan de este traje. Muy fan de los chalecos.

Quim Gutiérrez no se comió la cabeza, recurrió a un smoking y le dio un toque macarrilla-chic con pulserón y anillazo de oro amarillo. Despeinado, con barba... Hhhhhhmmmm... ¿y tú?... ¿de qué signo eres, Quim?.

El Duque Miguel Ángel Silvestre está que RRRRROMPE siempre... hasta que habla.

Unax Ugalde está buenorrrrrrrrro, vaya de Moschino o con lo que se ponga. Punto.



2:48 de la mañana. Esta vez no habéis tenido que esperar, eso sí, yo mañana no sé cómo carajo conseguiré salir de la cama.

Desde aquí, este es mi penúltimo llamamiento (de febrero) para que alguien me descubra y me convierta en estrella.

¿Quién sabe? A lo mejor en la próxima edición de los Goya alguien me coloca, muy a su pesar porque se morirá de envidia, entre las SuperStars.

Y nada más, porque estos Goya ya son historia. El próximo fin de semana, el plato fuerte: los Oscar.


Por cierto: de nada, viborillas ;-)

Preguntas, ruegos y súplicas en los comentarios.


Nunca más vuelvo a no dormir la siesta antes de unos Goya, me nublan la consciencia. He duplicado fotos.

Así se quedan que esto no me parece tan importante.



Me voy a dormir.

lunes, 13 de febrero de 2012

Grammy 2012 o cómo va siendo hora de que Adele saque otro disco.

Y lo digo sin acritud, porque me gusta mucho Adele, pero sinceramente: acabo depresiva total con la sensación de haber sido abandonada por un churri. Al fin y al cabo es lo que le llevó a grabar tanta canción llorona.

Ahora, que la tía lo bordó, ¡ya-te-di-go!

Adele - Rolling In The Deep (Live 54th Grammys) from Niko Robine on Vimeo.

Hhhhhmmmm.... ¡lo que adelgaza una operación de garganta!

Bueno, a lo que iba, los Grammy de este año han estado marcados por el fallecimiento de Whitney Houston. En el post anterior os he dejado la maravillosa interpretación de Jennifer Hudson. Ni qué decir tiene que no es que no esperáramos un final trágico para la pobre Whitney, pero no precisamente ahora. Lo que son las cosas, Etta James llevó una vida llena de adicciones y murió con 74 años, y Whitney con 48.

Hablando de la increíble Etta (no me cansaré nunca de escucharla), no hay que perderse este homenaje de Alicia Keys con Bonnie Rait.


2122122227 por YardieGoals


Pero lo que está claro, y nadie lo puede negar, es que la Houston nunca recuperó su voz y, por mucho que lo intentara, su carrera ya había acabado. Ya no llegaba a los sus famosos agudos y en su última gira, los que no se iban decepcionado a mitad del concierto, se quedaban para abuchearla. Triste, pero cierto.

Desde su caída, muchos no han parado de repetir: maldito seas Bobby Brown.

En fin, los hay que no pasan de los 27.

En un momento, vamos a lo que nos interesa, la alfombra roja, y si acaso, después, los ganadores, pero no podéis perderos algunas de las que yo considero mis actuaciones favoritas de toda la noche.

Inciso antes de comenzar: estoy taaaaaan contenta de que Lady Plasta Gaga por fin haya pasado desapercibida... y gracias a ella, tampoco voy a pararme a comentar la otra espantaja oficial, Nicki Minaj. Estoy haaaaarta de las dos y no merecen mi atención.




Llamadme clásica, pero aunque mencaaaaanta Katy Perry, me quedo con TRES actuaciones. Mi tercera actuación favorita, la de los mitiquísimos The Beach Boys, lo que queda de la formación original, que tuvieron la deferencia de dejar actuar con ellos a Maroon 5 y Foster the People. Grandiosa colaboración.

The Beach Boys Reunion featuring Maroon 5 and Foster The People @ GRAMMYs 2012 from Maroon 5 Brasil on Vimeo.

Y añado: ¡AAAAAAAAAAAAY OMÁ QUÉ RICO ADAM LEVINE!


La segunda, la de los ganadores del Grammy a la Mejor Canción de Rock, Mejor Actuación de Rock y Mejor Disco de Rock. Repetid conmigo: OH-OH-OH YEEEEEEEEAH, THE FOO FIGHTERSSSSS!


212212264 por YardieGoals


La primera, mi favorita de lejos, es la de mi más reciente niño de mis ojos (junto con Darren Criss, jiji). Me refiero a Bruno Mars y su Runaway baby:


2122122555 por YardieGoals


MA-TO por ver a este chico en directo, sí, sí. Pero MA-TO mucho más por feeling moving and shaking and dancing en el escenario a su lado.


Supongo que ya es hora de darle caña a los modelitos, ¿verdad?. Tened en cuenta que esto es una celebración de la música. Es una de las cosas que más me entusiasman en la vida. Aaaay si yo hubiera nacido con voz y ritmo... probablemente ahora otra estaría escribiendo este post... SOBRE MÍ. No os digo más.

Es una alfombra más bien cortita, para ir entrando en calor ;-)

Al ataque.

Vale que la ceremonia era un poco tristona pero... en fin... las Aburrrrridas, están siempre.


No tengo claro si el negro predominó por un luto repentino o era la elección principal, pero lo que está claro es que estas chicas iban más bien sosainas. Incluida Kelly Rowland (Alberta Ferretti), que iba de Nude, ese color, pero vamos... nada a destacar.

En cuanto a Julianne Hough (Kaufman Franco)... podría haber pasado por Jennifer Aniston perfectamente.

Lo de Gwyneth Paltrow (Stella McCartney), pues es que no puedo decir mucha cosa: está tan tétrica y la foto es tan oscura... Creo que me gusta, pero no lo tengo claro.

Y Adele (Armani)... creo que no la he visto nunca de otro color que no sea negro. Pero celebro que haya disminuido el tamaño tan monstruoso del cardado que me suele llevar. Le sienta bien haber perdido unos kilos.



Seguiremos con las Sí, pero no.


Lo siento pero no, no tolero los cortos para estas cosas.
Los Grammy son los Oscar de la música: mostrad un poco de respeto.

Eso sí, me quedo con los tres modelitos para otras ocasiones: el de Kate Bekingsale (del maestro Zuhair Mourad), Corinne Bailey (Christian Siriano se está ganando un poco de mi respeto) con ese pelo NO y Alicia Keys (Alexandre Vauthier), que no parecía muy cómoda (y lleva los mismo zapatos de Louboutin que Rihanna)



Tenemos un Separadas al nacer, unidas por CASI el mismo vestido. Y digo casi porque al ver las fotos juntas podemos apreciar que los vestidos no son el mismo modelo, pero si es por separado podemos caer en la trampa. El diseñador es Zuhair Mourad.


En el caso de Taylor Swift, también se trata de un Vestido chulo, percha equivocada. Te hace mayor chiquilla, ese vestido no es para ti, de momento.

En cuanto a Miranda Lambert, le sienta bien. Es un Nude, ese color.

Pero para Vestido chulo, percha equivocada...

Lo de Fergie es que no tiene nombre. Me parece que este Jean-Paul Gaultier no le pega nada. Desproporcionado para ella. Y vale, quieres ir de picantona por la vida, pero no era necesario ponerte la ropa interior negra para que te la viéramos. Queda choni.

Te digo yo que así mismo, transparencia total y con ese mismo conjunto interior en el mismo tono del vestido o con un body... triunfas.

Así no cari. Así no.


Las que iban Moníssssimas fueron:


Mi Katy Perry querida, que me ha dado un disgusto con su divorcio, se plantó este dorado Gucci sólo para sentarse durante la gala, porque la señorita posó con un vestidazo.... ya veréis, ya. Lastimica de pelo, de verdad. Y no lo digo por el color, es que ese friterío no mola. No molaba en los 90 y no mola ahora.

Aplaudo enormemente la elección de Kelly Osbourne, que lleva un Tony Ward chulissssimo. ¿Ves? No te odio, sólo lo que llevabas en los Golden Globes. Eso sí, porfffffavorrrrr, deja de posar tan tiesa: sabemos que has adelgazado, ya no tienes que disimular nada con poses para engañar a la cámara. Déjalo. Ya.


Estáis esperando a las Espantajas. Lo sé.

No os voy a hacer sufrir más. Adelaaaaante con las Espantajas.


Taraji P Henson eligió el vestido (de Basler) que se pondría Ariel, la sirenita. Nada más que añadir.

¡Por favor, paremos esta locura gagaísta! ¡Dejad de intentar imitarlaaaaaaa! Sí, lo digo por ti Skylar Grey. O eso, o al menos ten la decencia de deshacerte de esos fleco inmundos. Me conformo y hasta que me gustaría. Si le quitas también los moñigos de los hombros te lo agradecería.

Lo de Roby no tiene remedio y lo de Cincy Lauper... mira, esta señora ha sido siempre una Espantaja, como ya he dicho otras veces, así que ahora no voy a poner el grito en el cielo. Ha elegido a Jean-Paul Gaultier. Sospecho que esa misma pieza quedaría estupenda en otra persona, pero todo lo que se pone la Lauper lo convierte en espantajismo sin remedio. Por tanto, desde mi ojo, también es un Vestido chulo, percha equivocada.

Bonnie McKee simplemente se ha equivocado de fiesta. La de los zombies era dos calles más pallá.


Esto está a punto de acabar, pero antes tenemos que pasar por las SuperStars.


Aquí está la preciosura de Elie Saab que llevó Miss Katy Perry. ¡Es taaaaaaaan bonito!! Este pelo sí, Katy, este sí que sí. Ejemplo perfecto de cómo darle un aire moderno a un vestido de corte y color clásico.

Rihanna tampoco se quedó atrás y, no sólo llevo un vestido clásico (versionado mil veces: cuello halter, escote en v, espalda descubierta y cruzada, corte extra-largo en la falda), sino también eligió a un diseñador clásico para estos eventos: Armani. Está guapísima.

Amber Rose, conocida por ser ex-novia de Kanye West y porque ahora se quiere hacer cantanta, llevó un Versace bien chulo y bien llamativo. Como si ella fuera una mujer que pasa desapercibida ya de por sí. Simplemente mencanta.


Pero si os pensábais que estas son lo más. Perdonad que os diga una cosa, estas chicas no son nadie, repito, NADIE compradas con las TO-TA-LES de todo el tinglado.



¡Sophia Grace y La Otra! Jajajajaja... ¡menuda la Sophia!

Yo no sé si llegarán a algo en este mundillo o pasarán a la historia, pero lo que les quiten lo bailao a estas dos.

Nota a los papás de Sophia: esta niña va a necesitar una ortodoncia fijo.




No pienso finalizar esta crónica de los Grammy 2012 poner la sección Macizos y deciros que:
  1. Chicos, a vuestro pesar, el traje con chaleco está de moda.
  2. A Bruno Mars y a Adam Levine les quedan estupendamente... ¡Veniu aquí que vos rebentareeeeeeeé a tot dos!!! Sobre todo a ti querido BruBru. Lo siento Adam, tengo debilité por el hawaiano.
  3. Sin chaleco, como al bonico del to de John Legend (cántame esta cancionzaca sólo pa miiiiiiií), también me gusta. Ahí lo dejo ;) ;)


Sí, ya hemos llegado al final.

No sé vosotros, yo he disfrutado. No hay tanto modeleo por diseccionar, pero se compensa con esas grandes actuaciones. Por eso me encantan los Grammy: música y moda.

Lo que yo os diga, tendría que haber nacido artista.

Hasta los Grammy 2013 (si los mayas se equivocan, claro).

Si me lo permitís, los Bafta mañana, que tenéis pa despellejar un ratito con esto :-P

Voy a seguir con los Grammy: este es el adelanto

De todas las actuaciones chulas de la noche, os dejo con, por supuesto, la más emotiva no sólo de esta edición de los Grammy, sino probablemente de todas.

Jennifer Hudson recordando a la recientemente fallecida gran Whitney Houson con I will always love you.

Jennifer Hudson - Tributo a Whitney Houston Grammys 2012 [HD] from Julio Contreras on Vimeo.



No sé a vosotros, pero a mí se me han puesto TODOS los pelos de punta.

En breve todo el chaparrón de alfombra roja, mientras tando: disfrutad de la que, sin ninguna duda, es la digna sucesora de Whitney.


lunes, 6 de febrero de 2012

Who's the FFFFFFUNKING QUEEN OF POP??? - Super Bowl 2012


  1. El espectáculo de Madonna en el descanso de la SuperBowl fue brutal. BRU-TAL.
  2. Seguro que está cabreadísima por ese pequeño fallo en el que casi se cae en las gradas.
  3. Me va a dar algo cuando esta tía venga de concierto y no pueda ir a verla. Concretamente el 20 de junio a Barcelona :'-(
  4. Las sentadillas cósmicas está claro que son lo suyo.
  5. He pasado miedo por si Nicki Minaj propulsaba al espacio exterior de un culazo a Her Madgesty.
  6. Vale, acepto Give all your luvin' como canción que me gusta :-D
  7. Deffffffinitivamente de mayor quiero ser como Madonna.



Aquí os dejo su último vidrioclí. Me gusta. Y cuanto más lo veo más me gusta la canción. No creo que vaya a ser de mis favoritas, pero engancha ;-) ¡Eso sin contar que me encaaaaaanta la melenaza que le han puesto!
POR CIERRRRRTO: Os recuerdo que tengo un concurso en marcha y que ya hay... atensssssión...
¡¡33 participantes!!
¿De verdad que no te quieres apuntar? ;)
Concurso "&" de Metroymedio Designs Si me queréih... ¡PARTICIPAD!


lunes, 16 de enero de 2012

Golden Globes o como Ricky Gervais volvió a hacer de las suyas

... o como un diseñador puede hacer una obra maestra y después cagarla con otro modelito.

Así es nenis, este año puedo decir que de esta gala voy a tener que crear la categoría La Cara y La Cruz, porque algunas señoras me han llevado preciosidades y otras unos trapos que ni pa quitar el polvo, y todo del mismo diseñador. Peroperopero... ¡¿qué invento es esto?!

De la gala sólo decir... que mucho declarar persona non grata a Ricky Gervais y dos años después ahí lo tienen para subir audiencia. No hay nada como el dinero, nenis.

Hasta dentro de 2 años, para que no se nos haga demasiado normal.

Así que en cuanto haga mi habitual advertencia comienzo con el despanzurre traperil.

Si lo que estás buscando es una opinión objetiva y con criterio sobre los Golden Globes de este año, siento decirte que te has equivocado de lugar. Aquí tienes la lista de los nominados y ganadores y si buscas por la red seguro que encuentras muchos artículos de críticos profesionales. A mí sólo me importa lo que llevaban puesto las señoras.

Por supuesto, sobre lo que llevan las señoras es mi opinión, que puede que no sea la misma que la tuya. Pero me da igual, porque este es mi blog y escribo lo que me da la gana, como espero que comprendas. Eso sí, los comentarios están abiertos para que me des la tuya. Tal vez consigas convencerme ;)

Todas las fotos, de izquierda a derecha.

He dicho.

Y ahora, vamos a lo que vamos que para eso hemos venido:

Voy a comenzar con esas pobreticas que pasarán sin pena ni gloria en esta edición por ser unas Normaleras y Aburridas.


Vamos a ver, a mí de Rooney Mara lo único que me gusta es su apellido (of course), pero de verdad, estoy HARTA de ella, que no hacen más que sacarla por ese papelucho de Lisbeth Salander en el que se ha tenido que enyonkizar. Si la peli original me pareció tremebunda, sólo aceptaré ver la versión americana por Daniel Craig. Y a ti, Rooney, olvida ese look, olvida esa cara de siesa y olvida querer ganar mi beneplácito sólo por llevar escotazo.

O-M-G... tenía que llegar la requetemegasosainas de Michelle Williams. ¿Cómo una SOSAINAS como es esta chica ha podido ser elegida para hacer de Marylin Monroe? ¿CÓMO? A Jason Wu, el diseñador, le digo que será mejor que deje de hacer batas de andar por casa.

Laura Dern (Andrew Gn), querida, tuvo que ser una putada que la perraca de Angelina te robara al churri (lo que viene siendo una costumbre en ella, vamos), pero muestra un poco de orgullo, coño. Te plantas un millar de lentejuelas, ¿pa qué? ¿Para parecer una lagartijilla sin forma alguna? Chica, no lo entiendo, ponte algo que te favorezca ad infinitum y si tienes que ponerte wonderbra, ¡te lo pones!

Kelly McDonald (Lorena Sarbu), dale inmediatamente este vestido a Laura Dern y ponte el de ella. ¿Pero no ves que te hace parecer tiesa? No me digas que es por la pose, porque te he visto dando unos pasitos y parecía que te pesaba el vestido. No te veo yendo a Eurovisión moviéndote a lo Salomé. Eso sí, alabo tu atrevimiento por las lentejuelerío.

Jessica Lange, papelazo el suyo en American Horror Story, fue a lo seguro: fue de negro. Le queda bien. Y ya está.


Jessica Chastain, de Givenchy, no me entiendas mal, el vestido me gusta, ¿eh? Y te sienta fenomenal pero... no sé.. ahí falta algo... un buen peinado es uno de esos "algo".

Alexandra Lami: tejido de sofá... blablabla... bordado de cortina de la agüela... pero no te sienta mal. Y no me puedo creer que haya dicho esto. Acto seguido procedo a borrarte de mi mente. No sin antes recomendarte un buen peluquero.

Berenice Bejo, de Gucci, eligió un vestido cuyo color es chulísimo, pero que ya está más o menos visto: que si gasitas despuntadas en la falda, un frunce gonico al lado, escote palabra de hozzzzzzZZZZZZzzzzzz....

Debra Messing (Monique Lhullier), más de lo mismo: drapeado con volumen al final que parece que se queda ahí pero... ¡oh, sopresa!... sigue pabajo acabando en una pequeña cola... ¬¬


Lo siento Claire Danes, pero tu J Mendel sólo me parece guay por la espalda. La parte delantera es como un pluf, you know what I meeeeean?. Muy rollo babero. Espero que por tu bien te hayas paseado de fiesta en fiesta de espaldas porque si yo te veo, te tiro la primera gamba con salsa rosa que encuentre.

¡Por ffffavor qué aburrimiento!

Pero es que ahora llegan las NiFuNiFá, que es como un 2.0 de la sección anterior. A estas tres no las pongo en la otra categoría porque hay algo en sus vestimentas que me encanta. Veamos:


Paula Patton, su vestido es tan predecible como el de Debra Messing, pero ha tenido los santos ovarios de ponerse un amarillazo total. ¡Me gusta muchísimo el color!

Kate Winslet, de Jenny Packham, me gusta. Pero no me me encanta. A-do-ro ese figurón que tiene y yo esperaba verla con un vestido que abrazara cada curva de su cuerpo. Eso sí, me entusiasma la parte de arriba, incluído el cinturón. Oullea.

Elle McPherson (Zac Posen), me chifla la estructura de la parte superior del vestido. Una pena que no lo llene. El resto me parece sacado de un culebrón de los 80. A todo esto, ¿a qué carajo viene esta pava a la ceremonia?


Necesito superar este coma (y esta medio decepción, Kate).


Las Monísimas llegan al ataque:


Viola Davis lleva un vestido muy rollo helénico con raja en la falda y le sienta genial. Está elegante a la par que cómoda con lo que lleva.

Sofía Vergada (Vera Wang). ¡Qué te gusta un corte sirena jamía! ¡Y una pose, y una melena el viento y un latina powah! Ole, ole y ole esa pedaaaazo de falda trabajada con un estilo impecable, me quito el sombrero, me entusiasma.

Shailene Woodley ha pasado de hacer un culebrón adolescente a salir en una peli con MI George Clooney. Y el cambio se nota, porque también ha hecho la transición de hortera a una chica que ha sabido contratar, por fin, a un estilista. Uno bueno. Ella es una chica de tez pálida pero de alguna manera me encanta cómo le sienta este vestido blanco. Bienvenida querida.

Reese Witherspoon (Zac Posen) tomó nota de lo aburrrrrrridísima que fue a los Oscar y se planteó empezar fuerte ya en los Golden Globes. Te sienta estupendamente y, muy bien la pose, que tú eres más bien recta y así parece que tienes cintura. Brava.

Bueno, bueno, bueno, Octavia Spencer, no sólo hace una interpretación genial en The Help, es que ahí la tenéis, una mujer con sus curvas bien plantás, poderosa, que se ha atrevido con un frunce central que le queda espectacular. Un diez a ese escote en uve.

Natalie Portman, no es una de mis actrices favoritas, pero casi siempre ha tenido buen ojo para las alfombras rojas. En este caso, al más puro estilo Marylin en Los caballeros las prefieren rubias. Esssssssstupenda.

Mila Kunis, no sé si va de Dior, ahora que es su nueva imagen, pero vamos, la muchacha sigue teniendo esa cara de resabida y mástevaletenermecontenta y un porte como pocas. Muy guapa.


Kate Beckinsale (Roberto Cavalli), súper guapa. Toda ella: vestido, peinado, maquillaje, accesorios... ¡todo! Y la cabrona lo sabe.
Jessica Alba, es tan adorable... Preciosa con esta maravilla en malva. Me gusta el contraste del tejido bordado del cuerpo y la ligereza que le da la cola. El único pero que le pongo es que el bolsito parece un neceser, pero un neceser a juego con el vestido. Muy bien ;-)

¡Ostras! Jenna Dewan me recuerda a los tiempo más mozos y lozanos de Carmen Electra, con esos ojazos, lo arriesgado del vestido y esos preduscones de los pendientes. Os digo yo que el verde agua va a ser nuestro nuevo color favorito para esta temporada y la que viene. Avisadas estáis.

Un momento de atención por favor para Heidi Klum:

¡ASÍ SE LLEVA UN CALVIN KLEIN!

Una cosa es que este diseñador sea el atostonamiento personificado con el minimalismo y tal y tal, pero si le haces una espalda como esta, por muy nude que sea (lo siento, el estilimo me gusta tanto que no puedo ponerlo en Nude, ese color), y lo combinas con turquesas... ¡SSSSSESSSSSALE!
Jamía, ahora que estás en plena campaña publicitaria de llevo maquillaje pero que no se note, no te encasilles.

Evan Rachel Wood ha pasado de ser una Dita von Teesse wannabe, bien por ti aunque me sigues cayendo como el culo, a empezar a tener su propio gusto. Y lo aplaudo, porque con este vestido al más puro estilo plumaje de pavo real has triunfado. Plas, plas, plas, plas... (aplausos).



Y ya que lo he mencionado, nada mejor que seguir con las Nude, ese color:


Taissa Farmiga (Vera Wang): es emocionante tener 18 años y poder hacer cosas de mayores, como ponerse un vestido que no te pega nada. Nada. Eso sin contar que te hace plana (algo increíble teniendo en cuenta que con esos drapeados debería darte algo de volumen) y aún no debes controlar mucho lo de las gomillas de las bragafajas. Lo vemos todos menos tú. Pero tranquila, yo también estaría trastornada después de haber podido cruzar algunas palabras con el ultramacizo de Dylan McDermott.

Aprende un poco de Sarah Hyland (D&G), que sólo te lleva unos poquitos años (tiene 21 recién cumplidos) y ha cazado un vestido con el color casi exacto a su piel y que combina dos tipos de encaje. ¡Toooooma ya!
Mary J Blidge, de Michael Kors, también ha elegido bien, aunque la combinación brilli-brilli con plumas y estilo sirena me está cansando. Al menos no has elegido un palabra de honor. Te queda bien. Y, oyesssss, ¡esos pulserones pa mí los quiero!

Katherine McPhee (Donna Karan): vas de corto. Inaceptable.

SÓLO Charlize Theron podría llevar ESE Dior. Sólo ella. Y lo sabe, esa sonrisilla sólo puede decir una cosa: Suck it, bi-otch!

En esta edición, como he comentado al principio, ha ocurrido algo que me ha llamado la atención. La habilidad de unas para elegir un diseño maravilloso de un diseñador y el ojo tuerto de otras para elegir el peor del mismo diseñador. No quisiera decíroslo de esta manera, queridas tuertas, pero a ese diseñador no le caéis bien porque si no, os habría mostrado las piezas correctas. Seguimos con La Cara y la Cruz.


Amber Riley no sólo por fin ha dado con el tipo de vestido que le va a la perfección, es que domina el arte del Spanx como ninguna porque no hay ni una sola marca rebelde. De rojo y divina de la muerte.

Pero no más que esa gran dama que es Helen Mirren. A su edad quiero llegar yo con ese porte, esa elegancia y todo su talento. La mezcla de texturas, el color, el detalle del cinturón, esa cara que parece casi lavada... ¡toda ella!

Melissa McCarthy ha fracasado estrepitosamente. No tienes excusa. A Octavia Davis me remito.


Ninguno de los dos vestido me entusiasma, eso para empezar, pero lo positivo del de Amy Poehler es que esas costuras en los hombros hacen que, precisamente, le resalten y, a la vez no hace necesario un escote. El color le sienta muy bien, y para hacer 6 meses que ha dado a luz, me parece muy valiente por su parte.

Así que lo siento Julianna Margullies, pero ese cuello redondo te sienta fatal, esas costuras frontales no te hacen ningún favor y espero que también te hayas pasado la noche yendo de espaldas a todos lados, como Claire Danes. Buena elección de complementos. ¡Abandona el bottox por dioxxxx!


Otra que me cae ffffffatal es Zooey Deschanel, pero con este vestizado me tiene loca. Por fin ha dejado de ponerse estampados de flores, medias negras tupidas y lazos por todas partes. Ese verde es genial, me tiene más loca que cierto culé a Shakira.

Y yo sé que debes querer mucho a tu hermana, yo quiero más a su compi, David Boreanaz (independientemente de que sea un bandarra), pero de verdad, hay veces que el amor no lo puede todo. Por ejemplo: dejarte fotografiar a su lado con semejante trapo ochentero al más puro estilo... tachaaaaaaaán... Joan... wait..... Cooooollinssss.

Aquí tenemos a la pimera SuperStar de la noche.

Zooey, no Joan Collins.

Ese estropicio de Emily no tiene nombre, pero lo tuyo, Freida Pinto, tampoco lo tiene. Prada no se caracteriza por vestidos de princesa. Pero eso tú no lo sabías. Se nota.

Una cosa más: tienes que dejar de ir al mismo peluquero que Melissa McCarthy.


Ni siquiera Melissa McCarthy debería ir a su peluquero.


No, no tocan las SuperStars todavía. Esta categoría es única y exclusivamente para Swinton, Tilda Swinton. ¿Por qué? Porque por primera vez me ha hipnotizado... ¡de lo estupenda que estaba!

No tengo ni puta idea de quién coño iba pero me en-can-ta.

Es como un David Bowie súper etereo. ¡Oig! Esa chaqueta está maravillosamente bien cortada. Es elegante, es masculina pero con un entallado a la cintura fantástico. Y esa falda... ¡falda! Nada de pantalones a lo MC Hammer tobilleros. Me sigue llevando esos pelos, pero es que hasta le quedan bien para romper con el clasicismo del atuendo.

Te digo lo mismo que a Mary J Blidge: quiero los pulserones. YA.

No, aún no. Nada de SuperStars hasta que no demos buena cuenta de los Vestidos chulos, perchas equivocadas.


Salma, darling, que te salga gratis todo lo de Gucci no significa que tengas que ponértelo. En este caso, no es que no te lo puedas poner. Claro que sí, ¡pero de tu talla!

Que levante la mano quien crea que parece una muñeca de esas cabezonas. Yo tengo levantadas las dos, por si os lo estáis preguntando. Y mi novio Chewie también.

Estamos teniendo un problema generalizado con las melenas leoninas cardadas y la talla de las prótesis mamarias. Pero el vestido me fascina por su estilo disco, se sale de lo que ya se está convirtiendo en la norma (sí, me refiero al Nude, ese color). ¡Me lo quedo!
Me hubiera encantado ponerte en las SuperStars :-(

Kristen Wiig: sencillamente no le quedas bien a ese vestido. Ni tú, ni tu pelo.
No sé si has ido al peluquero de Melissa McCarthy, pero de verdad, los tintes se tienen que poner como una semana antes. Se ve demasiado reciente.

¿Qué? ¿Cómo lo lleváis? ¿Aún no tenéis suficiente?

¿No?

Voy a tener que echaros más carne entonces.

Las SuperStars:


Para empezar diré que soy mmmmmuy fan del estilo de Nicole Richie, que le sientan bien esas tetas nuevas que se ha puesto y que ese Julien Macdonald lleva mi nombre escrito por alguna parte. El clutch que lleva es de su firma, House of Harlow 1960. La tía tiene ojo para auto-promocionarse.

Sin duda, ha salido ganando al dejar de ser la BFF de esa torpeda hereda que ya nadie recuerda.

La otra Nicole, la Kidman, me parece que está absolutamente fabulosa con este Versace. Sí señora, sí, te doy el visto bueno por todo el conjunto. Parece que incluso te has arreglado los labios y ya no se te ve el implante cuando sonríes. ¡Qué piel tan inmaculada!. La elección de complementos a tono con los apliques metálicos del vestido, la estructura del vestido... ¡esto es un una estructura coña, y no esa cosa que llevaste a los Oscar! Alucinada me hallo.


Emma Stone dio en el clavo con este Lanvin porque no sólo el color le queda clavado, es que el conjunto en general es increíble. El cinturón, sin duda, le da un toque rockero total. A tus pies.

Dianna Agron (Giles Deacon)... me da igual el volanterío de la falda, porque ese vestido me parece taaaaaaan original, encima de rojo rojazo, que sólo puedo decir: MANCANTA.

A Diane Lane, de D&G, la he puesto aquí porque personifica a la perfección la belleza y elegancia clásica de una pieza vaporosa con sus brillos, pocas joyas pero bien escogidas, una melena bien peinada y ese toque moderno con las uñas oscuras. 10 sobre 10.

Angelina Jolie envió a su androide personal, que tiene la misma cara de dominatrix que ella. Le puso un Versace muchísimo más chulo que el de Pene en los Goya. Aunque tienen un parecido en el escote. Androide o whatever, un bocatacalamares no le vendría mal.

Pero como ya sabéis que a mí un exceso me puede, mi SuperStar, manque me pese porque no puedo con ella, ni sus poses, ni su personaje, ni la cara que pone al cantar que parece que le han pisado un juanete...


Lea Michelle, que lleva un Marchesa (por fin han aprendido a camuflar las cremalleras) por el que MA-TO.

Como no podía ser de otra manera, me parece excesivo para ella, pero como divas que somos las dos, no podemos evitar perder la cabeza por los brillos y las transparencias... ¡y esos maravillosos pendientes! ¡Los quiero, los quiero, los quiero!
El anillo también, gracias.

Por supuesto que me he guardado las Espantajas para el final, porque sé que el ansia de sangre en estos momentos os estará matando. Sólo que este año no me puedo decicir por la más espantaja de todas porque de verdad que la competencia se ha sido ferozzzz. La madre que las...


Laura Linney: quiero que sepas que J Mendel te ha dado uno de los pocos vestidos que no ha sabido terminar. No descartes que lo que llevas es un patrón a medio coser.
Madonna, espero que le retires la palabra a Reem Acra. Todo lo que hay por debajo de la cintura me parece abominable. Así que mantén los brazos tal como los tienes para que pueda incluir esos putos guantes que te ha dado por llevar para disimular que tienes manos de vieja.

Pista: hace que nos fijemos más en ellas.
Sabes que te adoro pero yo no soy una simple fan más que te dora la píldora. Soy LA fan. Si algo he aprendido de ti es a tener dos cojones para decir las cosas. Pues ahí los tienes. Uno y dos.

Tu amiga, Adrea Riseborough, de Vivien Westwood: ¿ves? ella sí que ha querido dorarte la pílora yendo del mismo palo que tú. Y como verás ha fallado estrepitosamente. Y lo sabes porque para tus adentros estarás pensando "¡menuda espantaja!". Exacto.

Por cierto, Her Madgesty aún se tiene que estar partiendo de risa (mientras hace sus 4.857 sentadillas cósmicas diarias) al saber que Elton John se ha tenido que tragar sus palabras cuando dijo que ella no tenía nada que hacer al preguntarle quién pensaba que iba a ganar. C'mon Madge, repite conmigo: ¡ZAS, EN TODA LA BOCA!

En cuanto a ti, Meryl Streep... ¿por qué? Yo creía que lo de vestirse de peregrino era sólo para el Día de Acción de Gracias ese. ¿O no?
Sarah Michelle Gellar (Monique Lhullier): supongo que no hace falta que te comente nada. Excepto que deberías dejar de experimentar con el bleaching.

Sharon Osbourne: y tú deja de experimentar con las cortinas.
Tina Fey: igual que con Jennifer Morrison en los People's Choice Awards, no me creo ni por un momento que eso sea de Oscar de la Renta. ¿Por qué le odiais? ¡Sois destructores!


Calista Flockhart, que vino con Han Solo, debió pegar el estirón desde que eligió este vestido hasta que se lo puso el día de la gala. Me gustan tus zapatos.

Connie Britton: vestido corto para cóctel veraniego. Asegúrate de que tu peluquero se entere de que el incendio de su salón no fue un accidente. Vete. ¡¡¿Dónde coño está Dylan McDermott?!!!

Elizabeth McGovern pensó, "hhhhhmmmm... un cacho de tela negra... ¡y otro azul!... voy a practicar con la máquina de coser". Un consejo: improvisar no es lo tuyo. ¡Largo!

Eve Mavrakis, la señora de Ewan McGregor (a mi ojos, ni chicha, ni limoná), arrebujcó por el armario de Vanessa Paradis pensando que podría emular su estilo de los años 30 y lo consiguió. Osea, el estilo de vestido que se llevaría a un funeral enla década de los años 30.

¿Recordáis esa tela que usaban las fábricas de muñecas para hacer los vestidos de princesa? Esa que era brillantosa, como de holograma o algo así. Pues esa misma eligió Jodie Foster para esa cosa feucha que se ha puesto. Ni qué decir tiene ese fruncido horroroso. Ella dice que es de Armani.

Sí, Jodie, sí. O.o'

Kelly Osbourne es...

Mamá de Futurama cuando era joven. Ni mah ni menoh. Primer Separadas al nacer, Unidas por... del 2012.

Pero no hemos acabado, ya os dije que este año la competencia era de primera.


Julianne Moore no aprende. Ni siquiera cuando se trata de Chanel. A ver si te piensas que todo lo que hacen mola. Pues como has podido comprobar: no. Esos volantes a la cadera son francamente terribles. Si se los arrancas a lo mejor te dejan pasar a alguna fiesta.

Luego tenemos a Ariel Winter, de D&G, cuya elección, a pesar de tener un color dominante ssssssúper guay, la hace parecer una bombonera. Eso sin tener en cuenta que no es apropiado para esta ceremonia. Y que no hay quien se crea que tiene sólo 13-14 años vestida con ese aire de loba. Superestronguer.

Fíjate que yo le veo este vestido a Scarlett Johansson...

No recuerdo tanta espantaja junta en años anterioes. ¡Yupi!

Me estoy acercando al final PERO como ya me he acostumbrado, me adelanto a las peticiones de demanda sobre el sector masculino. Ahí van Los Macizos:


Bradley Cooper se pasó con el fake tan. Se debió de cansar de la cegadora blancura de su ex, Renee Aquíhueleapedo Zellweger. ¡Pero qué guapo esssss!
Yo no sé qué hacía Adam Levine este año por allí pero HOYGAN menudo macizorro está hecho. Él dice que hace yoga noséquétipo que le permite estar en forma y muy, muy flexible ;) ;) Lo que tú digas majo, pero yo no me lo creeré hasta que me hagas una demostración... privada ;) ;) ;)



Mira Adam, you know what? Que no me viene bien esta semana lo de la demostración esa. Verás, Gerard Butler ha pedido con urgencia mi maravillosa presencia en un bungalow de las Maldivas. No sé, algo relacionado con untarle de crema solar... o nata... o algo... ;) ;) ;) ;)

¡Qué vivan los chalecos! ¡Vivan! ¡Y las barbas que no pinchan! ¡Vivan! ¡Y los escoceses güenorrrrrros! ¡Ainsssssssssaaaaarrrrrggggghhhhhhhhhhrrrrrooooaaaaaaaaaarrrrgh!

En fin, no os puedo contar más. Esto es todo lo que pude ver. ¡Pues claro! ¡Si yo estuve allí! A ver quién os pensáis que ha hecho todo ese fotograferío. ¡Pues yo! ¡Anda! Aunque, si os digo la verdad, podría haber hecho más. Para qué os voy a mentir. Lo que pasa es que estuve ocupada.

Ocupadísima.

Es que yo...

Veréis, yo....

Estaba tan obnuvilada por mi acompañante... Porque no, noy fui sola. A bastantes bodas he tenido que ir sola, a los Golden Globes ¡no!. Sólo tenía ojos para él... Osea, ÉL:

Mi Yorch (de los Cluni de toda la vida) y yo. ¡Qué guapos salimos!

Mola ir del brazo de un ganador tan guapo, tan carismático, tan elegaaaaante, tan inteligente, tan buen actor, tan buen director, tan solidario... tan rico... y que sí, que sí, que también me hace reír y eso ;) ;) ;) ;) ;) ;)



Chewie... I love youuuu :-*



Golden Globes de este año: ¡carpetazo!


Siguiente parada: Los Goya.

Suh vaih a cagá.