martes, 1 de enero de 2019

¡Feliz año nuevo! y algo más




Este blog, con casi 15 vueltas al sol, me ha dado mucho. Y yo le he dado a él. Ni de lejos soy la misma persona que empezó este blog allá por el 2004.

Afortunadamente, porque vamos, cuánta agonía y overthinking.

Lo he pasado mal. Muy mal. Y bien. Mmmmmmuy bien.

Y ha llegado el momento de afrontar que me cuesta cada vez más venir aquí y escribir sobre mis chorradas, premios, conciertos a los que voy o vete tú a saber qué movidas se me pasan por la cabeza.

¿Voy a cerrar el blog?

De momento no. Voy a ver si me vuelven las ganas de escribir más regularmente. Pero lo cierto es que la época blogs ya pasó, ya nadie lee, a mí lo de hacerme youtuber no me pone y, a pesar de que me gusta un micrófono más que las patatas fritas con mostaza, tampoco me veo haciendo podcast. De sobra sabéis que lo mío es un escenario, una peluca, un tacón, un es-co-ta-zo...

Además, si en estos casi 3 lustros, nadie me ha descubierto aún como la gran artista tragicómica a la par que futura rockstar que soy... ¿Pa qué?

¿Volveré?

A ver, que no me he ido, sólo estoy de parranda. Cuando diga que se acabó, el portazo lo van a oír hasta en una galaxia muy, muy lejana. Nunca se sabe. Pero ahora mismo prefiero centrarme en mi vida como freelance y mejorar en mis dibujos, que bastante parón tuve durante muchos años y ahora que le he cogido otra vez el punto... Speaking in silver: a mí el blog no me paga las facturas y necesito ese tiempo para no acabar como una homeless haciéndome amiga de todo gato que me encuentre.

No ofense a los gatos. Soy alérgica. Ya sólo me faltaba ser homeless y morir por una invasión gatuna.

De momento, voy a dejar post desde el 2013. Es un buen número. Empecé a deshacerme de bastante mierda en mi vida. Y todo lo anterior, a día de hoy, tiene muy poco que ver conmigo.

Lo dicho, que si me da por cerrar el blog, no creo que nadie se dé cuenta. Así que os enteraréis si tenéis algún momento nostálgico y os acordáis de pasar por aquí.

¿Estoy bien?

Pues oye, con mis más y con mis menos, como todo el mundo.

Tengo trabajo y, afortunadamente, en muchas ocasiones me veo atacá, pero esto es a lo que yo estoy acostumbrada y lo que me da la vida. Cuando veo que la cabeza me empieza a funcionar demasiado rápido tengo una señora estupenda que me ayuda a desenredar el desastre. Y luego está mi Frida, que es la cura a todas mis gilipolleces.

Pongan un perrete en sus vidas. Lo puto más. Amor incondicional y lametazos infinitos. Frida es uno de mis seres vivos favoritos en todo el planeta. Frida es la perfección.

Estoy bien. De verdad.

No sé si tenéis alguna duda, pregunta, súplica y/o ruego, pero por el momento esto es todo lo que tengo.

A parte de un futuro y nuevo escotazo. Mi operación de reducción salió estupendamente, apenas he tenido molestias y/o dolor. Eso sí, picores infernales... yaaaassss... porque ya sabéis lo que pasa cuando una herida se está curando: que pica. Pero vamos, nada que embadurnarme con hidratantes no arregle.

Peor ha sido que, después de una semana de antibiótico, mi defensas estuvieran arrasadas y lo que podría haber sido un simple resfriado, se ha convertido en una bronquitis de destrucción masiva tipo Godzilla en sus mejores tiempos.

Pero de los pechiiiios, todo genial. Esperando a las rebajas para comprar sostenes buenos, bonitos BARATOS y, sobre todo, NORMALES (traducción: que no parezcan alforjas).

Si a alguien le interesara que hiciera un post sobre todo el proceso y la progresión, me dais un toque y tal y tal.

A ver... Que a lo mejor, basta que haya dicho que me tomo un cese temporal de la convivencia con mi blog, para que me den ganas de ponerme a post diario. O sólo para contaros mis subidones con los conciertos a los que vaya.

O que me vuelve a dar la gana destrozar alfombras rojas.

O para daros envidia con fotos de mi instagram de lo bonita que es Mallorca.

O que me he hecho drag-queen, yo qué sé.

Soy géminis. Estoy muy loca. Todo puede ser nenis.

Por el momento, disfrutad. El año acaba de comenzar y hay muchas cosas maravillosas e increíble-bles por delante. ¡Nos vemos por las redes!


Chimpunes varios, bitchessssssssss.










No hay comentarios: