lunes, 30 de abril de 2018

No hay dos sin tres

Porque claro, ya que me ha dado el parraque este mes, ¿por qué no hacer un tercer post en el último día de abril?

Señoras... señores... nenis todos... Soy millonaria.

Sí, lo soy.

Soy millonaria EN ESPÍRITU porque de otra manera no me explico el dispendio que con el que me he homenajeado todo el maldito mes.

Os cuento:

Pontingueo

Porque ya una es de edad madura y hay que cuidarse. Que yo venía usando mi protector solar, que si mi Nivea por aquí, una mascarilla por allá... No nenis, no. 

¿Sabéis lo contraproducente que es leer etiquetas? Que voy por el súper con las gafas de sol en la cabeza y las de ver puestas, ¡que parezco mi madre por favor! A mí esto hace 2 años no me pasaba. He desterrado un montón de basuras que venden como alimento. Suerte tengo de que en mi casa no hemos sido nunca cosas procesadas, pero alguna guarrada de vez en cuando... ¡Ni eso! A veces tengo un mono que aún no me creo la suerte que tengo de que no me muerda las uñas.

Bueno, pues una vez superada la barrera de la comida, llegan las etiquetas de todas las mierdas que pueda tener en el baño. Y me entraron todos los males. ¿Cuántos parabenos/siliconas/sulfatos y su puta madre le he estado endiñando a mi cuerpo serrano?

Así que aprovechando que se me acababan algunos botes de potingues, acabé arrasando entre el limpiador facial, tónico, sérum, hidratantes con textura gel para pieles mixtas y sensibles, protector solar, contorno de ojos, un cepillo de ultanosequé* y mascarilla. Sin contar la reposición del champú y el gel de baño.

He hecho felices varias marcas de cosmética natural y alguna viejuna que se ha modernizado.

Y no, seré "pobre", pero no he necesitado robar ninguna crema.


Pantonera

Gracias Wallapop, porque puedo conservar mi hígado intacto. Necesitaba una desde hacía tiempo y dada la situación en la que me hallo, ya era hora de tener la mía propia.

Para un ser humano normal, una pantonera puede parecer un montón de tiras de papel con cuadraditos de colores. Para un ser humano que se dedique al diseño gráfico es la biblia de los colores. Gracias a esas tiras con cuadraditos de colores, no importa a qué imprenta lleves tus trabajos, los colores serán siempre los mismos.

Aún así...


Libros

En fin, ahora que ya estoy dándole en serio a esto de intentar ser freelance, me puse a investigar sobre dónde podría tener yo unas referencias sobre del estilo de ilustración que me gusta y al que me quiero dedicar. Porque a mí me gusta el diseño de personajes, sí, pero yo me dedico a dibujar chicas y de estilo cartoon. Es asín y lo voy a mantener.

Así que 3 libros han caído en mis manos sobre el tema, por supuesto.


Luego me pongo a cotillear por instagram y me encuentro que el master-crack del lettering, Iván Castro, ha hecho otro libro. Y está en pre-compra en Amazon. Osea...


Rotuladores  y papelotes

Pues claro porque por el momento me da que a mi casera lo de que me marque unas pinturas rupestres en las paredes de la MaraMansion no creo que le hiciera mucha gracia. Y como, ya puesta a liarme la manta a la cabeza, me dije a mí misma: el edredón.

Hala, pues eso: chorrocientos rotuladores, papel vegetal, para dibujar y unos lápices de difuminar.


Me he venido arriba.



MUY arriba con el tema de la "inversión",  me lo tomo como eso**, después de haber presentado al mundo... al universo... a la galaxia... el último trabajo diseñil de Metro&medio Designs:


Es un digipack con su libreto y todo, bonicodeltó, que se realizó para la representación de la leyenda de Sant Jordi que cada año se hace aquí, concretamente en el pueblo que lleva el mismo nombre: Sant Jordi.

Toda la gente del pueblo se involucra en la representación actuando, cantando, preparando escenarios, trajes... Una tradición chulísima.

Si queréis ver más del cd, venid p'acá.

Pues eso, que he diseñado esto y estoy contentísima porque ha gustado mucho y eso mola miles.

Estoy on fire con el mundo musical, me encaaaaaaanta diseñar este tipo de cosas.


Si alguien está en un grupo, canta coplillas o lo que sea y necesita a alguien que le diseñe unas portadas chulérrimas...





Una parte de mi cabeza está en plan...


... y la otra parte (y mi cuenta bancaria) del palo...




Inversión, es todo inversión. He comparado precios, me he informado, leído/oído opiniones... es una inversión. Sí. Todo. Lo estoy usando todo y he elegido bien.

Creo que no voy muy desencaminada si voy digo que mayo va a ser un laaaaaargo mes a base de espaguetis con tomate.



* que me encanta, todo hay que decirlo. Pero he tenido que comprarlo en rosa porque por algún motivo en ese color era más barato. En fin, yo lo quería morado o turquesa.

** cada una justifica el despilfarro como le da la gana, unos rescatan las autovías de sus coleguis, yo en estas cosas a las que sí les voy a dar uso

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues ya somos dos millonarias...yo, millonaria en ilusiones ;)