martes, 10 de abril de 2018

Ni tan mal, hoygan

Pues aquí estoy, con mi post mensual, porque vamos, esto ya viene siendo la tónica (sin la ginebra) habitual de este blog.

Os resumo un poco, aunque tampoco hay mucho que contar, porque con lo que yo he sido... ahora soy la definición perfecta de agüela.

Frida está como una diosa. Esto es así y yo me alegro infinitamente.



Ya le quitaron los puntos, los drenajes, come como una bestia, juega como una bestia, suelta pelo como una bestia y salta como las cabras. Como una cabra muy bestia.

Frida es la perrificación del amorrrrrr. Y como siga dándome lametones de esta manera, en mí se hará muy real eso de "I can feel my face when I'm with you... but I love it, but I love it, ooooh".

Y sí, esta soy yo en modo odio a los críos pero mi perra es lo puto más, si te metes con ella jamás encontrarán tu cadáver.



Llegaron las primeras freesias a #MaraMansion, que ya era hora, puesto que son mis flores favoritas y esnifaría su olor hasta dejarlas secas. Son bonicasdeltó. Me bañaría en su esencia.

Fui a un taller de Lego Serious Play y me lo pasé taaaaaaan bien, pero taaaaan bien... que las 5 horas se me pasaron volando y me faltó tiempo para construir mi beach house ideal. Había hasta palmeras de Lego. No os digo más.


Vale, a lo mejor la beach house no me dio tiempo, pero un circuito de agility para Frida, sí. Sasto, Frida a tope en mi vida y en mis pensamientos. Lo único que nos separa es que yo casi siempre voy de negro o con ropa oscura y ella es de pelazo blanco y largo. Imaginaos lo que está siendo esta época de muda. Hay días que parezco el Yeti.

La semana santa... pues bien... lo que vienen siendo días de todo cerrado y tal... porque como ahora trabajo en casa, me da un poco igual si hay festivos o no. Pero aquí lo importante es que, junto con SSDad, hicimos panades (sí, ya sé que son empanadas, pero es que en Mallorca son panades de toda la vida de Dior). Y además, mis favoritas: de carne, guisantes y sobrasada.

Tela de ricas.







Lo casero suele estar siempre más bueno, pero es que estas panades... par favaaaaaaaar... y haberlas hecho con mi padre. Porque para mí, como no podía ser de otra manera, mi padre es el puto amo. Imaginaos cómo quedaron esas panades y lo bien que olía la cocian mientras se estaban horneando. Boom. In your face.

Sin contar que SSMom me hizo arroz con leche, MA-TO, y, POR SU-PUES-TO, torrijas. Ole. Torrijas buenorras que a mi madre le quedan jugositas y no demasiado dulces (así no empalagan y puedes comer más, yeah).

Os estaréis preguntando si voy rodando por ahí. Pues mirad, no. Una vez más mi amor peludo se encarga de mejorar mi vida: la cabrona es tan activa que aunque tú no quieras, te tienes que mover, porque no deja de perseguirte para que juegues con ella. Y tienes que jugar con ella porque con esta cara tan adorable-ble... ¡¿quién no lo haría?!



A parte de eso, qué bonito es que haga sol y poder salir a desayunar a mi balconcito...



... porque entre que acaparo un poco de vitamina D,  que entro, que salgo, sigo con proyectos (que aún no puedo contar pero que me mmmmmmuero por contarrrrrr) y mis garabatejos.








Por si no os lo había dicho antes, en mi INSTAGRAM de Metro&medio Designs, publico mis cosillas. Grabatos y garabatos finales. ¿Que si os estoy pidiendo que os hagáis fanes? Bitch, please. ¡HACEOS FANSES DE @metroymedio_net! ¡RAIT JIR, RAIT NAO!

Además, el mes pasado renové mi portfolio online. Y tenéis que verlo, porque me ha quedado rebonicodeltó. Y porque me lo he currao. Y porque estoy on fire. Y porque con tal de no volver a un agujero de presentismo y jerarquía empresaurial, voy a esforzarme todo lo que pueda.




Así que nada, en cuanto pueda contaros algunas cosillas que están ahí en plan latente a la espera de daros una exclusiva... el mes de marzo no ha estado tan mal.

Intento no entrar en pánico. Obviamente, pero no ha estado mal.


No hay comentarios: