jueves, 15 de febrero de 2018

No puedo

Tengo un problema y es que a mí no me importa hacer salto bungee o rafting, surf o tirarme desde algún sitio alto hacia el mar. De hecho, me gustaría hacer paracaidismo. Me da cosica cuando tengo que hablar en público o en un karaoke, pero luego le cojo el gustillo y le corto el brazo a quien quiera quitarme el micro. Ese es mi rollo.

Pero no puedo, NO PUEDO con el momento de que me saquen sangre y con los insectos.

M U E R O

En MaraMansion tengo un sofacito que me dieron los SSParents, que ellos no usaban, está bien y por tamaño, oye, a mí me viene estupendamente. No me gusta mucho el tapizado, pero eso es lo de menos, nada que una funda no pueda solucionar. Pero claro, el relleno de los cojines, ya sí que sí, necesitaban un cambio.

Vale, yo ahora pues como que prefiero no gastar en cosas que de momento no son urgentes. Pero digamos que SSMom tiene razón y el dolor de espalda que te dejaba ese respaldo blandurrio, como que no.

Me dispongo a sacar una de las fundas de un cojín. Del respaldo concretamente. Repito, del respaldo.

La primera de las fundas.

Con lo que me cuesta, porque aún tengo dolorcito en las manos.

Y veo unas antenas y unas patas y mucho color marrón rojizo assssqueroso... Estoy segura de que oísteis mi chillido desde cualquier punto de la galaxia.

Pegué un salto, que ya mismo me tendrían que dar una puta medalla de platino en los JJOO. Y si no existe, que la hagan.

Lloriqueé un poco mientras me ponía los guantes de fregar y sacaba el insecticida.

Rocié toda esa funda. La metí en una bolsa de basura y la cerré mientas pensaba: "muere, cabrona, muere" y "no puedo hacer esto, no puedo hacer esto".

Y llamé a mi madre.

La fui a buscar. Me la traje a casa. Yo me puse guantes de fregar (otra vez, porque antes me los había quitado, tampoco era cuestión de parecer una locaria) y me fui al lado opuesto de donde estaba mi pobre madre sacando la bolsa al balcón, partiéndose de risa, mientras yo miraba a través del cristal (cerré el balcón, vamossss) y ella me intentaba hacer creer que ahí no había nada.

Pero es que yo llevaba mi gafas puestas (las de cristales progresivos ya de señora de mediana edad que me han costado un puto ovario y medio y que, según la de la óptica, "son el Ferrari de los cristales progresivos"... pues mira, será la jodida única manera de tener un coche de esos, porque de momento no salgo de un Renault) y la vi. ¡La vi! Assssscazo máximo. Triple salto mortal con tirabuzón invertido hacia atrás, que casi me salgo a las escaleras.

Y ahí me madre, muerta de la risa, pisotón y apartando a esa inmundicia como "aquí no ha pasao nah".

Cogí un barreñito (color magenta, cuadrado con aristas redondeadas, me encanta) con lejía y agua.

SSMom: No hay nada, mira, mira...

SSG: ¡No me mientas! ¡Está ahí! El cadáver está en el desagüe... ¡NO ESTOY LOCA! ¡HAY UN MUERTO EN MI DESAGÜE!

Y yo tirando agua con lejía por el desagüe hasta que desapareció.

Aún así miré a la calle, no fuera que hubiera sobrevivido y se hubiera quedado colgada de una pata como en las películas.

Empujé a mi madre dentro de casa, cerré el balcón, bajé con mi madre a tirar el relleno a la basura (con guantes de fregar, me importaba todo un coño), subimos, mi madre partida de la risa, yo llorando y temblando, cogí el insecticida, y a riesgo de morir asfixiadas, lo vacié en el sofá.

Mi madre, una santa, me ayudó a envolver el sofá en plástico con bolsas de basura cortadas. Y yo diciendo: "hay que quemarlo, hay que quemarlo, no puedo vivir con esta cosa en mi casa, no voy a poder dormir jamás".

La otra ya llorando de la risa y yo en mi paranoia. Y mis guantes de fregar puestos (como tengo las manos pequeñas, me quedan como por los codos, parezco una científica esquizofrénica).



Antes de irnos, tuve que estar presente mientras mi madre se lavaba las manos y luego me las lavé yo. Y porque no tenía tiempo de ducharme que si no...

Fuimos al sitio donde te hacen rellenos de cojines, porque fui consciente de que, pese a que yo tiraría ese sofá por el balcón y luego lo empababa en gasolina para pegarle fuego, soy "pobre"* y no me puedo permitir un sofá nuevo ahora mismo. Nuevo, porque yo de segunda mano ni me fío de qué cojones habría viviendo ahí dentro. Estaba tan ansiosa que hasta me tuve que salir del sitio cuando me dicen que no los voy a tener listos hasta la semana que viene.

Mi madre, una santa. Una SAN-TA.

Luego fuimos caminando al coche, me espero todas las veces que me paraba a hacer fotos a letras y carteles (con mi amigo N, tengo un instagran dedicado a los carteles, letras, tipografías y demás, porque somo unos frikis y nos encanta, haceos fan, queremos fanses, somos @mallorca_typo) y luego, me acompañó a comprar algunas cosas que necesitaba. Soy muy fan de Lidl y Aldi. Al salir del primero, fuimos al segundo y, en la entrada, había un chico joven pidiendo algo de comer. Mi madre le dio algo de dinero. Entramos, yo compré las dos cositas que necesitaba y algo de comer para él. Se lo di y mi madre (una santa) y yo nos fuimos en mi coche en silencio. A ella se le saltaron las lágrimas y yo me sentí una gilipollas privilegiada.

Dejé a mi madre (una santa), que no me la merezco, en su casa y cuando llegué a la mía le envié el mensaje que siempre me pide para quedarse tranquila. Y también le di las gracias por haberme acompañado, porque soy consciente de lo difícil que soy de aguantar cuando entro en mis bucles.

Hacía rato que me había quitado los guantes de fregar, porque es difícil seguir con mi vida normal con ellos puesto. Sólo por eso.

Y que vivan los #MaraDubs.







* Y lo digo entre comillas porque sé que no lo soy, no soy millonaria, pero no soy pobre. Sólo juego con un poco de frivolidad para que os riáis de mi paranoia. Que estoy un poco hasta el coño de lo que es y no es políticamente correcto.




4 comentarios:

CHECHE dijo...

Me has hecho reír a carcajadas( no es fácil eh) no estoy en buen momento, pero lo has conseguido eres una genia! Debes escribir un libro,lo digo en serio! Mil besos mi niña.

Mara Jade dijo...

Grnia tú, rubia divina 😘 gracias, siempre

Beatrix dijo...

Hermosa, no eres la única que llama a la mamma ��

Mara Jade dijo...

Somos unas ridículas 🤣