lunes, 2 de octubre de 2017

Miau

La última vez que me digné a aparecer por aquí fue para enseñaros a la nueva jamona que va a presidir mi blog hasta el año que viene.

13 años.

Joder... soy una superviviente.

Bueno, pues muy bien. Pienso seguir dando guerra cada vez que me apetezca.

Anteriormente también os conté que ya llevaba un mes en mi nuevo trabajo. Próximamente serán dos. Nos os voy a mentir:
  1. Sigo dándole gracias al universo por devolverme un horario de ser humano, el retorno de mi vida... ¡mi vida!... Me levanto más pronto que nunca, pero eh, salir los viernes a las 14 es lo puto más. Y mis sufrimientos varios me han costado.
  2. No todo es maravilloso, soy la nueva, el último mono, sigo aprendiendo y básicamente hay veces que no entiendo cómo no se entiende que lo que para uno es muy obvio (porque llevas la tira de años haciendo tal o cual) no lo es tanto para alguien que acaba de llegar. Pero bueno, males menores teniendo en cuenta que nadie me discute tipografías, fotos y lo que me salga de las narices. Esto es cuestión de rodaje y por mis ovarios que pienso rodejear.
  3. Ya os he contado el tema madrugar: me lleva por la calle de la amargura y creo que eso no va a cambiar nada de nada. No puedo con mi vida, ni con la de nadie cuando tengo que madrugar. Y si pudiera ducharme en café, lo haría. Pero es que yo me ducho por las noches y no es plan. Me ducho por las noches para no tener que madrugar más. Y porque apenas sé deletrear mi nombre, como para acordarme de que tengo que ducharme.
Por lo demás, estoy un poco cansada. Tal cual. He tenido un fin de semana de total autismo. Sólo uno. que no está mal. Pero para mí no es suficiente.

Voy y me entero de que Los Bengala vienen a Palma. Rrrrrepito: Los Bengala vienen a Palma.

Empiezo a movilizar a las masas: por dioxxxxx, un alma caritativa que quiera venirse conmigo.

Me salen 2 candidatas. Benditas ellas y su pelazo.

Pero no estaba la cosa muy asegurada todavía.

Y pienso "pues yo me compro la entrada y según cómo tenga el moño, a lo mejor hasta voy sola".

Le estoy contando yo mi teoría a mi santa madre, cuando de repente me dice: "¿Pero tú no tenías una boda ese día?".

Entendí entonces porqué mi subconsciente me decía "no te compres la entrada, demente senil de mierda".

Dije a esas benditas y a todo el resto de ser susceptible de ser preguntado para venir conmigo, que relajaran sus respectivos esfínteres, porque, efectivamente, esa noche yo tenía una boda.

Me retaron a que expresara mis más profundos sentimientos. Challenge accepted:



Maldita mi puñetera suerte... Hace un año o así que me hice fan (y ya sabéis que cuando me hago fan, me hago FAN), que me compré el vinilo y estuve dándoles la barrila con "¿y cuándo venís por Mallorca? ¿Eh? Cuándo? ¿Eh? ¿Eh?".

Menos mal que mi faceta esperpenta les hizo gracia, porque fueron tan amables de soplarme que al día siguiente de la boda, hacían otro concierto.


Y que gracias por el vídeo.



Gracias genética, por permitirme ser una esperpenta con arrangues espontáneos de ausencia de vergüenza.

En fin, que yo tenía una boda.

Me fui a la pelu y le dije a la ídem: "Como si Liz Taylor* hubiera sido rockera".

Y después, ya en MaraMansion, me dediqué a pintarme como una puerta. Y asín quedé:

Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el

Me gusta un brochazo...

Creo que de todas las bodas a las que he tenido que ir, sólo a otra anterior y a esta, he ido acompañada. Esta vez por ex-compañeros de trabajo. Y me lo pasé mmmmmuy bien. Creo que fuimos un poco el alma de nuestra mesa, que se llamaba Barcelona y, jatetú, muy independientes no nos sentíamos esa noche (😉😉).

Para esta boda tuve el placer de hacer las invitaciones y las minutas, que, a su vez, fue mi regalo de boda. No es por nada, pero creo que quedaron muy gonicasdeltó. Al menos a los novios les encantaron que es lo que cuenta.


Abro inciso:

Aprovecho para deciros que mi marca es Metro&medio designs y que tengo facebook e instagram y deberíais hacerme muy feliz haciéndoos fans y siguiendo mis garabatos y tal tal. 

¡HACEDLO!
Cierro inciso.


La novia, amiga, estaba preciosa. El sitio era maravilloso. La comida es-pec-ta-cular. Pero he de decir que salí de allí con un trauma que no sé si seré capaz de superar. Ver al novio dándolo todo "bailando" El Serrucho** me provocó, como mínimo, un micro-ictus en alguna parte del cerebro. Nos provocó, porque mis amigos también lo flipararon muy fuertemente. Escena hardcore.

Seh. El novio es un muy fan y mucho fan del reguetón.

Ocurre hasta en las mejores familias.

Pero ahí estuvimos, volviéndonos locos con lo que no era pum-capumcapum-capumcapum.

Tuve que salir a lucir mis mejores pasos de baile cuando, efectimanente, pusieron a mi BruBru. Porque la novia me conoce y yo por un "I'm too hot... hot damn! Call the police and fireman. I'm too hot... hot dam!" ma-to.

A las 5 de la mañana me metí en la cama, después de 3 toallitas desmaquillantes mientras veía algo en Netflix, para no quedarme dormida mientras tanto.

Al día siguiente, tuve que darle la razón a mi pelu: eso hubiera aguantado un puto ataque nuclear.

El día se puede resumir así: perrismo máximo.

El esfuerzo más grande que hice fue ducharme.

Pero es que yo tenía una cita por la tarde con una divina que se me apunta a un bombardeo si es necesario. Instigué todo lo que pude para grabarle a Los Bengala a fuego. Mientras yo me quedaba muy lóquer con lo de la sesión reguetonera en la boda, ella sí que fue a verlos al concierto. Y tengo que decir que ahora hay una adepta más a la secta.



Nos dirigimos al Hotel La Concha Soul y nos aposentamos en una buena mesa de la terraza, porque era un concierto al aire libre, junto a la piscina.

Como buena fan, estuve ahí cantando y llevando el ritmo. Discretamente, porque aunque no tengo ni zorra de tocar la batería, soy una campeona del air-drumming. Porque no importa que no sepas tocar la batería: es un sentimiento.

Hay que ver lo bien que toca don Borja, esa energía y ese buen humor. Y que yo tengo una querencia especial por el tamborismo y el platilleo, todo hay que decirlo. Y don Guillermo también, reputo crack.






Encima es que son muy majetes. Me gusta mucho su música, porque es muy, muy energética. Sus canciones a mí me dan muy buen rollo. Es como tomarte un expresso triple. La base musical es muy rock y garage y al mismo tiempo tienen ese descaro muy punk.

Que mancantan, por si no os lo había comentado antes.

Hacersus fanses de Los Bengala, coñoya.

¿Os dije que tengo su vinilo? Pues me lo llevé. Y ejercí de fan: me lo firmaron 😁

Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el


Tope preparada que fui: vinilo con su fundita de plástico para que no se estropera la cubierta, nada de firmar y estropearla, me llevé un boli plateado para que firmaran en el protector de papel negro del interior. Par favaaaaar.

Remajos, en serio. Ahora, con el que te partes de risa es con Borja, el tamborilero.

Y así es como tuve un fin de semana completito de glamour, micro-ictus reguetoneros, cansancio y rock & roll del bueno.

Bueno, y esta mañana, escuchando Hoy empieza todo, empieza a sonar una canción y voy pensando "uy, cómo me gusta, esto es muy... ". ¡Joder! ¡Los Bengala!. Me he despertado de golpe. Así que nada, han estado en Los conciertos de Radio 3*** y voy a tener que ponérmelo muy a tope hasta que salga su próximo disco, Año selvático. Es el día 5 (en nah y menoh), pero yo no puedo esperar más a tenerlo en mi poder.

Asun: gracias, eres lo más 💗

Poco más.

Bueno, creo que me estoy resfriando un poquito y el rayamiento va in crescendo. Como mañana cuando suene la alarma a las 6:15**** no haya mejorado, empiezo a enchufarme lo que sea en cero coma.

Ya os daré el parte médico.







* Ya sabéis que yo tengo un obsesión muy fuerte por esta señora y su amiga Marylin.
** Pieza "musical" cuya existencia desconocía y que no pienso ni enlazar porque no quiero que mi macbucito se infecte de algo. Buscadlo vosotros.
*** Siempre he dicho que es la radio de las modernasdemierda y ponen demasiado indie para mi gusto, pero a mi que no me quiten El Sótano o lo de los misiles del gordo ese de Corea del Norte se queda en una mascletà.
**** Yo sólo quiero ser rica para vivir en un verano eteeeeerno y no tener que madrugar si no me da la puta gana.


No hay comentarios: