sábado, 27 de mayo de 2017

Agobio máximo

En el episodio anterior de SSG... sufría un hastaelcoñismo muy intenso.

Nada ha cambiado.



EXCEPTO que estoy haciendo esfuerzos sobrehumanos para mantenerme... ¿zen? O algo similar. Digamos que intento ser yo, más mismamente yo, porque no lo he sido. Se me nota tensa, agobiada, de bajón-tristona, bloqueada... y yo añado: atrapada.

He tenido un toque de atención, el cual, si no fuera porque se me han adelantado, quería yo haber sido quien diera pie a esa conversación. No pillo el rollo y he estado más ocupada en huír que en lo que tenía delante. Pero creedme cuando os digo que me era prácticamente imposible. Por simple y enooooorme aburrimieeeeeeeento.

De un tiempo para acá, he visto cómo se me ha restringido cada vez más la opción de poder decidir. Independientemente de si sé o no de lo que hablo, de si me decanto más por una cosa que por otra y las razones que me han llevado a eso. No importa, porque al final depende de lo que otra persona crea que es mejor. Y yo sólo puedo pensar, como mínimo, "no me gusta". Pero tengo que hacerlo porque mi concepto de algo más actual y que pueda resultar más llamativo o interesante, no es el mismo.

Lo siento, pero usar amarillo/naranja* sobre azul no es mi idea de "fresquito, modernito, premium".

#estoesasí


Pero me tengo que callar y hacerlo, porque básicamente necesito la pasta.

Y cuando haces algo sólo porque necesitas la pasta, es muy triste a la par que desmotivador y desmoralizante. Porque necesito la pasta para pagar facturas y mantenerme, duh, pero no tengo vida porque  paso nueve horas diarias odiando lo que hago. Es triste. Para mí esto es muy TRIS-TE.


No sé si me entenderéis, porque yo sé que el hecho de que me dedique al diseño y esas "cosas artísticas" está muy infravalorado. Pero este es mi medio de vida con la particularidad de que no todo es blanco o es negro. Esto no es hacer una declaración de la renta, comprar y vender, algo más del palo estoesasíypunto. No, mi trabajo es muy subjetivo, porque ya de entrada, como he dicho, no se valora lo que hace un diseñador e ilustrador. Que es lo que soy. Exacto. Sí, ya lo he dicho, me considero diseñadora e ilustradora (y futura rockstar). Y os aseguro que la cabeza casi me explota cada vez que a la gente se le llena la boca con eso del diseño, cuando lo que en realidad quieren es que SUS ideas se hagan tal y como ellos quieren, pero que las ejecute otra persona, sin atender a sus conocimientos y experiencia para poder llevar esas ideas a algo más.

No soy un puto mono que sabe usar photoshop, ¿estamos?. No me busques si cuando dices "necesito a alguien creativo" quieres decir "quiero a alguien que haga lo que yo diga".

Me he dado cuenta de que toda esta situación que esoty viviendo también es, en parte, culpa mía. Veamos:

Punto nº1: como ya he dicho, necesito la pasta.

Necesitaba un curro, apareció esto y me vino bien. Todos tenemos que mantenernos, pagar facturas y todo eso. El problema es que, aunque efectivamente necesito mi sueldo, tengo la sensación de que sólo vivo para trabajar. Me levanto muy pronto para poder aprovechar el tiempo de antes de irme a la oficina porque cuando salgo, a una hora en la que la gente normal ya debe ir por la cuarta caña** de una tarde de verano, a veces no consigo recuperarme del encefalograma plano en el que me encuentro.



Punto nº 2: perdí un poco el norte de mi concentración.

Veía que se iba a repetir una historia que yo ya he vivivo, y es estar haciendo banners non stop y on and on. Y lo odio. Y más cuando ni me gusta el estilo, ni me gusta tener que replicar, ni me gusta decir que sí cuando estoy pensando en no. Me he distraído y he perjudicado, tanto a mí como a los demás. Y eso sí que no. Ante todo profesionalidad y ahora mismo estoy metiéndome en vereda.



Punto nº3: no estoy encanjando.

Porque por alguna razón no encuentro afinidad. Porque a lo mejor he pasado mucho tiempo en un sitio donde había muy buen rollo. Mucho hijoputismo también, pero en mi círculo era más buen rollo. Y ya cuando tuve cierta responsabilidad, disfruté de bastante flexibilidad. No era perfecto, pero no era tan ultra-mega-rígido el lugar. Es raro. Todo me resulta como muy encorsetado. Y no soy la única que lo piensa. Sólo que yo soy más... expresiva... y si no lo digo implosiono.

Soy un puto ser social y no suelo tener problemas para conocer gente. Pues últimamente me puedo pasar esas nueve horas sin decir más de diez frases. Cortas.

Y la gente lo nota, me lo nota. Es algo muy incómodo, no saber hacia donde tirar, qué hacer, cómo comportarte o qué decir. Porque está bien eso de "pregunta si no sabes o si necesitas algo"... pero cuando ves que no puedes estar dependiendo todo el tiempo de que otras personas tengan eso mismo, tiempo, como que no. 

A veces creo que tengo unas manos dentro de mí que me oprimen los pulmones.



Punto nº4: el Robocó, un clásico ya en mis listas.

Pero esta vez es que por fin sé que NO quiero hacer esto por el resto de mis días laborales. Sé lo que quiero hacer y he dado los primeros mini-pasos, pero me veo otra vez al pie de una alta montaña y estoy hasta las pestañas de tener que enfrentarme todo el tiempo a estas putas montañas. Porque yo soy de playa, eso para empezar, así que hablemos de olas. Tengo la sensación de que mi vida es todo el rato tener que intentar cabalgar unas olas muy too much.

Es agotador. Es como si no tuviera tregua, como si no pudiera tener una temporada de disfrute. Todo el rato es echa un vistazo, colócate, rema, rema, rema, intenta ponerte de pie, compesar el peso, mantener el equilibrio... unas veces, sí, otras, no. Vale, puede que me encante todo esto, y cuando estás ahí dándolo todo, es lo más. Pero joder, ¿tenéis idea de lo que cansa? ¿De lo que tiran las putas corrientes? ¿De lo agotador que es intentar tener coordinación corporal cuando eres una persona que se tropieza consigo misma?

Empiezo a pensar que tengo déficit de atención. Si es así, combinado con una impaciencia importante y una facilidad para aburrirse muy patente, esta situación que vivo ahora mismo me produce una tensionzaca que ni los cordones de un corsé llevado por Falete.






Creo que por eso hago tantas fotos de plantitas...

Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el


... y de edificios.





Una publicación compartida de Mara Jade (@supersonicgirl) el



Que al fin y al cabo, son otras formas de diseño y YO 💗 EL DISEÑO.



Sé lo que quiero, pero no sé cómo conseguirlo aún. Ahora mismo intento salir de esta fase de bloqueo, de estar atrapada. Estoy muy cansada. 

Justamente en verano, mi época favorita del año.


Y cada vez está más cerca mi cumpleaños y el agobio es ya algo más que máximo.








* entre otras cosas que me parecen monstruosas (y horteras).

** perdonadme el ejemplo frívolo, pero espero que me entendáis, y hagáis un poco de cálculos. He dicho una persona normal, no un traga-birras compulsivo.

3 comentarios:

Athelas dijo...

Ufff, no veas como te entiendo.
(acabo de leer tus dos últimos post... lo siento por el retraso)
Poco puedo decir, salvo que muchos ánimos, y algo tiene que salir bien no??? el karma y esas cosas. Pq si no, apaga y vámonos. Hay que seguir intentando y creo que un buen desahogo siempre viene bien.
Un besin desde London!!

The Slayer dijo...

Hola soy tu m... Mitad precaria creativa complementaria, seamos finos. Qué no sabré yo de que cuando usan esa palabra baul llamada creatividad lo que quieren decir es "alguien que haga exactamente lo que iba a hacer yo pero en barato y sin cansarme", qué hartura de las quejas por ir un paso más allá... Recuerda que si a los diseñadores os piden que seáis programadores, ¡lo que nos piden a los programadores! Y encima a los que somos sociópatas tragabirras medianamente integrados...
En fin, si alguna vez te lanzases a diseñar una app de cualquier tipo o un juego, espero que aún tengas mi teléfono. O para lo de rockstar, que aunque alguna cana me haya salido, las greñas aguantan...
Y feliz cumpleaños, por supuesto, ¡que falta te hace!

Mara Jade dijo...

Athelas: sentirlo de qué, anda, anda... eres bienvenida cuando gustes. Gracias por seguir acordándote de esta humilde bloguera. Date un salto y vente p'acá!

The Slayer: ¡alabados sean los dioses! Cuantérrimo tiempo sin saber de usté. Emocionada me hallo por su comentario. Gracias por la felicitación y desde luego, sea por el rollo crearivo o rockstar, le haré llegar mis intenciones. Oullea! Gracias por seguir viniendo!