viernes, 26 de agosto de 2016

Cada lunes...

... empieza la cuenta atrás para el fin de semana, que empieza en cuanto salgo del trabajo.

No sé qué pasa pero este año se me está haciendo especialmente duro. Mucho.

Ya casi los domingos por la noche (teniendo en cuenta que anochece más tarde en verano, menos mal), empiezo a pensar: "Pfffffffff..."

No quiero ni pensar lo que sería si fuera invierno.

Los miércoles, a mitad de día, ya la cosa como que va yendo mejor. Lunes y martes son como una especie de tortura semanal.

Paso una media de 9 horas, casi seguidas, sentada. 

No lo ssssssoporrrrrrrto. 

Y ya no digo más sobre esto, que no es el momento.

Cada vierenes por la mañana es un "Pfffff", porque igualmente no soy de buen despertar.



 Y luego me acuerdo de que es viernes y es como....



Pero que aún así tengo que levantarme y seguir con el protocolo de alguien que no es millonario y necesita pagar sus facturas.


Y luego otra vez...


Todo muy loco, pero seguro que no os sorprende, porque como soy géminis os tiene que parecer súper normal.

Entonces pienso: "Fin de semana, por ffffffffin joderrrrrrrrr". Y entonces quiero montármelo guay, haciendo cosas, pero sin estreses, que por desgracia sólo son 48 horas y tampoco quiero llegar al domingo por la noche arrastrándome. Así que toca hacerse un firme propósito.



No os voy a engañar. Hay fines de semana que me lo paso genial, en los que acabo hecha un trapo y otros en los que consigo un equilibrio muy majo de chachismo y perrismo. Y luego hay otros en los que me da igual el equilibrio y recorro mi triángulo de las Bermudas personal: cama, sofá y cocina. Con pequeñas escalas al cuarto de baño entre y entre.

Pero lo más importante, LO MÁS IMPORTANTE, es que el viernes, la última hora, media hora, cuarto de hora o 10 minutos antes de salir, ningún iluminado me venga con "urgencias". Porque si tan urgente es, has tenido todo el puto día para pedirlo. Así que no me jodas, porque lo único que vas a obtener de mí es un:




Por si no os lo había comentdo antes. ¿Os acordáis de este pequeño?





Pues vuelve a estar activo.

¡QUE COMIENCEN VUESTROS DEDITOS A CRUZARSE!


pd: Últimamente no puedo con la vida de algunos seres humanos.

lunes, 22 de agosto de 2016

The Hole 2

El año pasado intenté ir a The Hole cuando estuvieron en Palma. Pero curiosamente a quienes les mencioné si les apetecía venir conmigo:
  • Unos ya habían ido. Bueno, vale.
  • Alguno me respondió con que le parecía que tenía algo de cutre y no les apetecía. Vale, vale.
  • Otros, simplemente ni me respondieron y luego vi con mis ojitos las fotos que publicaron. Olé.
Este año, me armé de valor y le pregunté a alguien que también podría haberme dicho que no. Pero no lo hizo. Así que sí, ya puedo decir que he ido a The Hole.

Vale, a The Hole 2.

Pero he ido.

Y me ha encantado.

¿Cómo explicar lo que es The Hole 2?

Mariquitismo fino, con muy mala leche y muchísimo mejor humor, risas, erotismo y lujuria. Maromazos y pibones. Domingas y pirindolos. Plumas, maquillaje, lentejuelas y exageraciones a tutiplén. Sorpresas, talento, artisteo, fuerza y flexibilidad. Gatitos y ratas. ¿He dicho humor? ¿Y risas? Por si acaso, porque de verdad que sales de allí con un buen subidón positivo.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


El año pasado debería haber reunido valor e ir aunque fuera sola. Porque, al menos a mí, me vale la pena ver un espectáculo así. Estas cosas me dan la vida, nenis. 

Si yo hubiera nacido con un mínimo de talento aceptable, hubiera sido artista del musical o del cabaret, o de las dos cosas, y no una diseñadorzucha gráfica que cada vez se convence más de que, aunque le gusta su trabajo, nadie lo valora. 

Artista. 

¡Qué palabra tan bonita!

Me tocó de MC Javi Enguix. No decepciona, fue divertidísimo y picaruelo. Muy fan. 


Javier... call me!

Sergio Blanco puso a todo el mundo firme y en su sitio...



Y, aunque me encanta el rollo de Vinila von Bismark, tengo que deciros que me rechifló Graciela Monterde. Sólo os diré, que hay pocas personas a las que yo imagine oficiando una boda ;)



En fin, que los lunes son muy duros, y últimamente más. Al menos para mí. Pero al menos estoy súper contenta de haber pasado una de las mejores tardes de domingo en mucho tiempo.

¡Qué viva el cabaret! ¡Que viva el teatro! ¡Qué viva la revista y el musical!


Pd: y que además, el twitter oficial (@TheHoleShow) y algunos de sus artistas me retuiteen, den likes a mis tontás y me respondan algunos comentarios... mola miles.

viernes, 12 de agosto de 2016

Ciclos

Digamos que hice bien, pero que lo que tomé tampoco está en mi mente que sea algo muy duradero.

Ni mucho menos definitivo.

Paso por otra de mis épocas de... "¿soy yo o todos los demás avanzan mientras yo estoy aquí viendo al vida pasar?". Y también de... "¡dioxxxxxxx dame la paciennnnnncia que mis padres no me transmitieron genéticamente!".

No soporto despertar todas las mañanas así:






Más tarde...





Cuando en realidad...




Yo soy Joan Holloway, obviamente


Y tengo que permanecer muy low key cuando en realidad...






Y hasta aquí puedo leer.

Eso es lo que pasa.

lunes, 1 de agosto de 2016

Vacaciones

No tengo mucho más que deciros.

Necesitaba esta semana tanto como las desganás de los catálogos de Inditex un bocata de chorizo. Ahí os lo dejo.

No, no he salido de la isla. Tampoco me ha hecho falta.




No me veo viviendo en otro lado.

Si acaso algún sitio con playa y sin invierno. Lo siento Jon Snow, no tenemos futuro si me tengo que mudar a Winterfell. 

BruBru... ahí te lo dejo a ti también.




Mal del todo no lo he pasado, la verdad.

Como me toque la lotería, me caiga del cielo un chorrón de millones, alguien quiera donarme su fortuna o lo que sea... os digo una cosa: yo podría vivir estupendamente de vacaciones el resto de mis días. Que trabajen otros que si acaso ya me dedico yo a generar empleo y lo que haga falta.

Y ya tal.