lunes, 30 de mayo de 2016

Os voy contando

Como bien sabéis, estuve un tanto pocha, a mediados de marzo, mah o menoh. Algo que llevaba arrastrando desde febrero y que me obligó a estar incluso de baja. La primera de toda mi vida.

Pues desde que volví de esa baja, en abril, todo ha sido un locurón. Lo que os conté en mi último post es sólo la puntita del iceberg.

Porque la cosa no ha acabado, queridos. El universo, el destino, loquesea, en algún momento decidió que para mí habría temporadas de ermitañismo quasi extremo y temporadas de las de se va a cagar la perrrrrra.

Me hallo en una temporada del tipo segundo.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el



Por suerte, hablando de perrrrrras, mi Frida está estupendamente. Sigue siendo mi mediopanda asalvajado que aún no es consciente de lo burra que puede llegar a ser. Una auténtica gruñona, y puesto que fui yo quien la eligió, SSMom no hace más que decirme "anda, que sois tal para cual". A Doña Frida le encanta el agua, pero cuando ella quiere, ¿eh?. Lo de los baños bien... se tumba y todo, al más puro estilo Cleopatra en su baño de leche de burra.

Pero seguro que no ponía esta caraja:

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

¿Habéis visto el color del aguaaaaa?

Pues ella tan feliz, achocolatada por la vida.

Luego está encantada de la vida, porque le encanta cuando la envuelves en su toalla (sí, queridos, SSMom le hizo una toalla sólo para ella) y la espachurras por aquí y por allí.

En fin... que lo que yo quería contaros es que parece que las cosas se van normalizando. Que sí, que estoy un poco de acá para allá, pero que por fin veo cómo todo se calma y hasta me voy a horas normales a dormir.

Pocas veces ocurre eso, últimente, pero lo importante es que va ocurriendo.

Antes de terminar esta nota informativa, quería compartir con vosotros una cosa que guardo desde diciembre. Justamente el mismo día en que fui a recoger a Frida y que, previamente, me lo había pasado de team building en una bodega con mis ahora excompañeros de trabajo. Fue un día alucinante de risacas, vinos varios, buena comida, anuncios caseros de marcas ficticias y un poco de sueño por mi parte. El día antes había ido al preestreno de Star Wars: The Force awakens.

Al final de la actividad oficial del team building, antes de dar paso al despiporre, nos poníamos una hoja pillada con una pinza en la espalda y la gente tenía que, "anónimamente", escribir cosas positivas sobre ti.

Yo notaba cómo la gente escribía, pero no me esperaba leer todas estas cosicas:

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


La tenía en mi corcho de las ideas de mi estudio. Pero el otro día, cuando ya estaba en mi nuevo curro, me paré a leer la hoja otra vez. Jo. Me puse de un sensiblón...

Lo dicho: estoy bien, ocupada, intentando descansar y desconectar cuando puedo, pero poniéndome al día con las rutinas. Las de antes y las nuevas.

See you pronto!







viernes, 20 de mayo de 2016

A buen entendedor...

... este gif se lo va a explicar todo.



Y por si eres un despistao que ha llegado hasta aquí a saber cómo, aquí tienes la precuela.

Pues sí, nenis, sí. por fin. Ya está hecho y puedo decir que:

  • Voy a empezar en un nuevo trabajo. Como diseñadora gráfica, sastamente. Esto no lo dejo yo ni aunque me convierta en rockstar. Con algo tendré que entretenerme.
  •  He descubierto que un montón de gente me conocía sin yo saberlo, que tenían ganas de conocerme, que me ha encantado conocerlos, que me lo he pasao tetaS y estoy agradecida ad infinitum por la gente. Repito: POR LA GENTE.
  • No he llorado públicamente pero... ay cuando llegué una noche a la habitación de mi hotel... Si me llego a cruzar con la reina Sofía, me confunde con un bebé panda. Ahí os lo dejo. Porque yo no soy de llorar. Las rockstars no lloramos, si acaso decimos mucho eso de "sin vosotros, esto no existiría" y todo eso. Luego ahogamos nuestras penas en Moët Chandon rosé y esas cosas.
  • Mis, ahora, ex-compañeros de trabajo, me han sorprendido con unos regalitos estupendos. Súper estupendos. Súper, súper estupendos.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Así que, dos meses y medio después de último post, os puedo decir que han sido unos meses duros, a los que se han añadido mis achaques. Porque una ya tiene sus años, aunque se conserve estupendamente gracias mis buenos emplastos de manteca colorá que me doy por aquí y por allí.

Aunque de todas maneras, esto ya venía de largo. Muy de largo. Una pena, la verdad, porque he conocido a gente tan maravillosa, que no me puedo creer que haya descerebrados que se niguen a verlo, a no valorarlo, a ser irrespetuoso, cínico y cutre.

He tenido sueños en los que escribía mi email de despedida. Imaginaos: que un buen sueño sea escribir el email de despedida de tu trabajo. Os confieso que hubo una temporada en la que fue recurrente. Y esto, no hace falta ser Freud, para saber el significado del mismo.

Pero llegó mi último día en la oficina de aquí. A las 5 de la mañana los ojos como platos, como si por primera vez estuviera siendo consciente de lo real que era. Al final de la jornada, recogí mis cosas y me pareció rarísimo todo.

Luego me fui a la otra oficina de UK, y fue como si hubiera ido para un trainin o algo así. Que no me entraba en la cabeza, coña.

El bajón, ya os he dicho, me entró este martes, que así como cerré la puerta de mi habitación, se me vino todo encima. Unos lagrimones, un llanto, unos mocos...

Me quedo con todas las risas, los emails cruzados, los afterworks, las quedadas, los lunch time, las guerras de emoticonos del skype... con toda la buena GENTE con la que me he cruzado. Porque, a pesar de haber soñado con estar escribiendo mi email de despedia con auténticos escupitajos de ácido, y como un compañero me dijo "me das miedo cuando pones mirada de maldión gitana pa ti", es cierto que lo que prevalece es todo lo guay.

No me voy a cansar de repetirlo: que si ha habido cosas guays, ha sido por la GENTE.

LA GEN-TE.

Y como no voy a quedarme con las ganas, ya que este sigue siendo MI blog y MI opinión: a todos aquellos que me puteasteis, fuisteis auténticos gggggilipollas y me disteis argumentos para salir por patas en cuanto he tenido una muy buena oportunidad, por este orden, please, enjoy.







¿Qué casualidad, no? Con lo que me gusta viajar, he conseguido ir a Polonia, Finlandia, Estonia e Inglaterra en menos de un mes...

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el



... Empiezo un nuevo trabajo, la declaración de la renta me sale a devolver, mi nuevo trabajo está cerquísima de la playa...

¡Y BRUNO MARS HA SACADO NUEVA CANCIÓN!
(bueno, no es nueva, ya la conocía, pero esta vez la ha hecho oficial)



Si esto no es OTRA señal...

Llamadme loca, pero yo creo que si nos llegamos a conocer, me va a dar la razón: estamos hechos el uno para el otro.

BruBru... still waiting for you call ;)

Como contrapunto, he de decir que la pérdida de mi adorado Prince fue algo que me alucinó bastante. Siempre me he sentido orgullosa de compartir cumpleaños con semejante pequeño gran genio. Así que permitidme hacerle mi pequeño homenaje un poquito más adelante.

Comienza una nueva etapa. No os engaño si os digo que no tengo miedito, pero creo que siempre es bueno tenerlo y no dar las cosas por hechas. Por lo que pueda pasar. 

Aunque pienso disfrutarlo mucho igualemente :)

 
 ¡QUE COMIENCEN LOS FESTEJOS!