lunes, 8 de febrero de 2016

Pues no, no voy a hablar de los Goya 2016

Porque mi BruBru, mi adorado Bruno Mars, volvió a actuar durante el half-time de la Super Bowl, así que los Goya 2016 pueden esperar. Que total, ya hay otras crónicas de alfombra roja y tal.

A ver, podéis ir directamente al minuto 5:35, porque básicamente al petardo de Cold... who? no le hizo caso ni su madre.



Es así.

Tú no puedes ir a un pedazo de espectáculo como este, donde ni subiéndote el micro al máximo no se te oye. Ridículo, que eres un ridículo. Eras ridículo con tu rollito de pseudo-estrellita del rock (no tienes ni puta idea de lo que es el rock), luego cuando te pegó por las tiritas y... en fin... eres un ridículo y seguirás siendo un ridículo.

Así que este medio tiempo se podría resumir algo así: de cómo los artistas invitados se comieron al que se supoone era el artista principal.

Artista... os queda tan grande... ¡ridículos!

Ay mi BruBru, este sí que es un artista. Un artistón. 

BruBru... call me!

domingo, 7 de febrero de 2016

Los Goya 2016... aún no

Nenis, este año me he liado la manta a la cabeza: he pasado completamente de la puñetera gala de los Goya 2016.

¡Por una vez que ha sido corta!

Os voy a contar otra cosa: tampoco tengo pensado ver los Oscar.

He tomado algunas resoluciones y una de ellas es dejar de trasnochar para luego arrastrar sueño toda la semana en el trabajo. Y bastante tengo que aguantar ya, como para estar encima gruñona con sueño.

Pero no me paséis pena: las alfombras rojas las pienso desgarrar igualmente ;)

Mañana os cuento lo que pienso. Pero os adelanto que me han encantado los escotazos que he visto. ¿Cómo narices lo hace para que no se les salga nada, por mucha cinta de doble cara que se pongan?

Pues eso, mañana...