sábado, 31 de diciembre de 2016

Sin más

Despido este año con muchos recuerdo buenos, con amistades nuevas en mi vida, con alguna despedida, con nuevas experiencias y conocimientos, sabiendo que quiero querer y que quiero que me quieran, con maravillosos momentos musicales, con el corazón un tanto tocado y la esperanza de que se termine de curar pronto, porque, la verdad, se está mejor con alguna cicatriz que con heridas abiertas.



Os dejo con una de mis canciones favoritas de este año, Goodbye Angels de los Red Hot Chili Peppers. Escucharla en directo fue increíble y uno de esos momentos que no podré olvidar.




Que paséis buena noche, os deseo* lo mejor para el nuevo año y cuidaos todos mucho. Pasaré revista de nuevo de aquí a un año 😏


¡Feliz 2017! 


* a los que me han fallado, jodido o desparecido de mi vida, sólo os deseo karma y que los reyes os traigan un enorme bote de vaselina. Enjoy!