martes, 29 de noviembre de 2016

A lo alto, no

Me cuesta concentrarme en las cosas. Estoy muy dispersa de un tiempo para acá. Tardo un ratito en pillarle el rollo a las cosas y me cuesta arrancar. Y como me cuesta arrancar y sé que voy a tardar un rato en pillar el rollo, me agobio y al final, nah de nah.

Es un peñazo y un maldito círculo vicioso. Porque siempre he sido de las de, si me tengo que poner, me pongo. Pero ay ahora...

Cuando estás en pleno crecimiento personal todo es un puto caos. Al menos para mí. Todo se me desbarata y no me da miedo la improvisación, tengo varios máster en improvisación, pero uuuuufffff... en pereza tengo una cátedra.

Para lo único que últimamente parece que me centro es a la hora de hacer fotos para mi instagram.

Sí, lo sé, suena gilipollas a tope de power. Real como la vida misma, nenis.

A ver, cada uno afronta sus cambios y crecimientos personales como le da la gana y la mía es esta.

Tengo ahí una preferencia muy marcada por la comida y mi Frida. Luego las palmeras, la playa y los grafitti.

Aunque
últimamente más la comida. Pero quiero que sepáis que no me paso el día zampando. Que aunque lo hiciera, os lo diría igual. Pero no. Pasar por chorraditas del corazón me quitan el hambre. Y la gula. Que me permití comprarme una tableta de chocolate de las grandes y ahí está, en el cajón, con algunos cuadraditos menos, pero casi entera.

Creo que incluso he adelgazado. 

La verdad es que no lo sé, porque escondí la báscula. Pero si SSMom dice que he adelgazado, y ella no es de decirme esas cosas, debe ser que sí.

Va a ser verdad eso de "no hay mal que por bien no venga".

Y nada, os muestro unas cuantas de mis fotos, en conmemoración de mis 666 seguidores (por lo menos, a día de hoy).


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Un vídeo publicado por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


He pasado días sin salir de casa. He estado aparentemente bien. Todo muy normal. Sin venir a cuento, el llanto se ha desbordado de mí misma. Muy en plan "te vas a enterar, guapa". Y con las mismas se ha parado y he seguido estando aparentemente bien. Los días nublados me han afectado, me han hecho más lenta. Los de sol me han sentado estupendamente. Llevo unos días saliendo a pasear y manteniendo el tipo con quien tengo que mantenerlo.

He estado un poco off aquí y allá. Pero no ha dejado de sorprenderme que hay gente que de vez en cuando aparece por mi whatsaap para preguntarme cómo estoy.

He quedado con personas nuevas con las que me gustaría consolidar una buena amistad en el futuro. Sí, más gente nueva, pero está bien. Reconozco ante todo el universo que, aunque dije que yo quería que mis amistades "de siempre" fueran las personas con las que me gustaría pasar más tiempo, aprecio la suerte que tengo de poder hacer amiguis con cierta facilidad.

He escrito mucho para mí. He ordenado, limpiado, reorganizado y donado cosas. Aún no he acabado. Porque es verdad eso de que deshacerse de cosas que no necesitas es bastante adictivo. Y que cambiar cosas de sitio, me relaja mucho. Como cuando te haces un tatuaje. Que, por cierto, estoy empezando a bocetar en mi cabeza el siguiente tatuaje que me quiero hacer. No será inmediatamente, porque siendo una mantenida del Estado, tengo otras prioridades. Pero ya tengo el sitio elegido.

También he pensado en eliminar alguno. O parte de alguno. Ya no significan lo mismo que en su día. Esas cosas que te pasan cuando creces.

He ido a que me cortaran el pelo. No me he rapado, pero no me llega el pelo para una coletilla. Veré si me da por teñirme. Pero eso no lo tengo claro porque no me veo ni rubia, ni pelirroja y los colores extremos requieren de un tiempo de cuidado que no estoy dispuesta a malgastar en eso.

Y no sé, nenis, siento si últimamente estoy muy aburrida. Pero ya sabíais que en este blog se trata más de mí, mí, mí, mí que de nadie. Tengo que ponerme seria e intentar entrenar mi paciencia. Qué más quisiera yo que poder asimilar que algunas de las cosas que me pasan son por algo y he de ser paciente. Ser una persona impaciente es parte de mi sufrimiento personal. Envidia me dáis las personas tranquilas y que saben esperar. 

No me considero especialmente tranquila, más bien tengo épocas de aburrimiento. La impaciencia me produce aburrimiento y, por consiguiente, amuermamiento. Esa es mi lucha. A veces me dejo medio ganar hasta que hago una remontada. En algunas ocasiones más épicas y espectaculares que otras, cierto.

No paro de hablar de "crecimiento", maldita sea, es todo simbólico, porque crecer, crecer, nada de nada de a lo alto. Metro&medio forever y 35 de pie ¬¬

En estas ando. Poco a poco. 



No quiero acabar el post sin compartiendo mi amor por Los Straitjackets y lo muchisisisisisssssssssísimo que me gustaría saber hacer lo mismo que Angie Pontani.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola guapa, espero que este bajón no se acentúe con las navidades que este periodo entre que no te gusta nada y nos pone depresivos es un rollo. Tómalo mejor en plan año nuevo, vida nueva. ¿Qué tal la búsqueda de trabajo? ¿algo en el horizonte?
Yo, si se admiten peticiones, me encantaría que en el blog enseñaras alguno de los detallitos de la MaraMaison. Me encantan las ideas que se intuyen cuando cuelgas alguna foto y video y a mi me sirven de inspiración.

Un beso grande

Marta

Mara Jade dijo...

¡Qué maja eres Marta!

Pues tienes toda la razón con la maldita navipeich, ¡cómo me conoces!. La estoy temiendo. Pero este año, creo que más que porque me produzca tristeza, es porque me harta en demasía.

La búsqueda de trabajo, sigue ahí, pero parece que se han paralizado las ofertas "de lo mío". Poca cosa. Empiezo a entra en modo pánico.

Y en cuanto a MaraMansion, iré subiendo fotos, pero nada de adornos navideños. SSMom está muy pesada con ponerme un maldito árbol y yo siempre le enseño un mechero.

Beso ENOOOOORME pa ti :-*