viernes, 12 de agosto de 2016

Ciclos

Digamos que hice bien, pero que lo que tomé tampoco está en mi mente que sea algo muy duradero.

Ni mucho menos definitivo.

Paso por otra de mis épocas de... "¿soy yo o todos los demás avanzan mientras yo estoy aquí viendo al vida pasar?". Y también de... "¡dioxxxxxxx dame la paciennnnnncia que mis padres no me transmitieron genéticamente!".

No soporto despertar todas las mañanas así:






Más tarde...





Cuando en realidad...




Yo soy Joan Holloway, obviamente


Y tengo que permanecer muy low key cuando en realidad...






Y hasta aquí puedo leer.

Eso es lo que pasa.

2 comentarios:

confesioninconfesable dijo...

uufff... creo que es algo que nos pasa a muchos últimamente. En mi curro estoy bien (en teoría) aunque hay días que me dan ganas de tirar el portátil por la ventana y hacer una salida estelar mandando a todo el mundo a la mierda. Pero una tiene mucho glamour y es classy y mantiene el histerismo bien dentro.

Ánimo. De una forma o de otra, todo se termina solucionando.

Mara Jade dijo...

Tengo muchas cosas buenas, pero como he dicho antes, a mí lo que me falta es paciencia. No puedo con la espera. No puedooooooorrrrrrrrr.

Pero gracias, te voy a hacer caso. Y si no consigo entrar en vereda, me doy a la bebida para olvidar.