lunes, 30 de mayo de 2016

Os voy contando

Como bien sabéis, estuve un tanto pocha, a mediados de marzo, mah o menoh. Algo que llevaba arrastrando desde febrero y que me obligó a estar incluso de baja. La primera de toda mi vida.

Pues desde que volví de esa baja, en abril, todo ha sido un locurón. Lo que os conté en mi último post es sólo la puntita del iceberg.

Porque la cosa no ha acabado, queridos. El universo, el destino, loquesea, en algún momento decidió que para mí habría temporadas de ermitañismo quasi extremo y temporadas de las de se va a cagar la perrrrrra.

Me hallo en una temporada del tipo segundo.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el



Por suerte, hablando de perrrrrras, mi Frida está estupendamente. Sigue siendo mi mediopanda asalvajado que aún no es consciente de lo burra que puede llegar a ser. Una auténtica gruñona, y puesto que fui yo quien la eligió, SSMom no hace más que decirme "anda, que sois tal para cual". A Doña Frida le encanta el agua, pero cuando ella quiere, ¿eh?. Lo de los baños bien... se tumba y todo, al más puro estilo Cleopatra en su baño de leche de burra.

Pero seguro que no ponía esta caraja:

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

¿Habéis visto el color del aguaaaaa?

Pues ella tan feliz, achocolatada por la vida.

Luego está encantada de la vida, porque le encanta cuando la envuelves en su toalla (sí, queridos, SSMom le hizo una toalla sólo para ella) y la espachurras por aquí y por allí.

En fin... que lo que yo quería contaros es que parece que las cosas se van normalizando. Que sí, que estoy un poco de acá para allá, pero que por fin veo cómo todo se calma y hasta me voy a horas normales a dormir.

Pocas veces ocurre eso, últimente, pero lo importante es que va ocurriendo.

Antes de terminar esta nota informativa, quería compartir con vosotros una cosa que guardo desde diciembre. Justamente el mismo día en que fui a recoger a Frida y que, previamente, me lo había pasado de team building en una bodega con mis ahora excompañeros de trabajo. Fue un día alucinante de risacas, vinos varios, buena comida, anuncios caseros de marcas ficticias y un poco de sueño por mi parte. El día antes había ido al preestreno de Star Wars: The Force awakens.

Al final de la actividad oficial del team building, antes de dar paso al despiporre, nos poníamos una hoja pillada con una pinza en la espalda y la gente tenía que, "anónimamente", escribir cosas positivas sobre ti.

Yo notaba cómo la gente escribía, pero no me esperaba leer todas estas cosicas:

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


La tenía en mi corcho de las ideas de mi estudio. Pero el otro día, cuando ya estaba en mi nuevo curro, me paré a leer la hoja otra vez. Jo. Me puse de un sensiblón...

Lo dicho: estoy bien, ocupada, intentando descansar y desconectar cuando puedo, pero poniéndome al día con las rutinas. Las de antes y las nuevas.

See you pronto!







1 comentario:

Pilikina dijo...

Que tal con los nuevos compañeros?
So que te noto muy sin parar por lo que subes a Ig.