miércoles, 27 de enero de 2016

Reina de las gallinas

No, aún no ha ocurrido esto...



El LLAMAMIENTO sigue en pie.

Pero os puedo prometer, y prometo, que no puedo esperar a daros la gran noticia. Y lo sabréis porque encontraréis un post con ese gif.

Anyway, desde los Golden Globes no me he dignado a escribir nada por este blog. ¿Sabéis qué? Estoy un poco preocupada, porque la verdad es que la inspiración me viene en momentos en los que no puedo o no debería meterme por aquí a contaros de toh.

Y no es que no siga queriendo a mi pequeño blog, para nada. Si hasta lo tengo puesto en mi currículum en plan "¿has visto? estoy lo suficientemente loca para que encuentras mi blog personal, lo leas y decidas meter mi cv en ácido, enmarcarlo como la candidata más weird que se ha presentado o llamarme para ofrecerme la oportunidad de mi vida".

Seeeeeh... cuando eres de esa gentuza creativa a nadie le extraña que hagas esas cosas, vistas diferente en la oficina, tu mesa esté decorada con una pareja de Mr Potato y una falda hawaiana, trabajes con iMac, te den cosica los Android y que un vaso-termo de café sea tan apéndice de tu cuerpo como llevar gafas de sol por las mañanas aunque esté nublado.






El caso es que, como no podía ser de otra manera, las dudas me asaltan. Porque lo que me encanta es el diseño y creación. De prácticamente lo que sea: un póster, folletos o tarjetas, stands para ferias, eventos y todo lo que conllevan, unos simples banners (aunque estoy un poco hasta la picha de ellos ya, la verdad), postales, ilustraciones, composiciones tipográficas, dibujar letricas (lo que los modennos llamamos lettering), la decoración... y un montón de cosas que ahora no recuerdo pero que las recordaré cuando haya acabado este post.

Con lo que no puedo es con la parte código. Y me refiero a las webs. A mí no me importa, de hecho, me gusta hacer la gráfica de páginas web. No he tenido que hacer muchas, la verdad, pero me gusta hacer cosas diferentes de lo que normalmente hago. No es mi "ambiente" favorito, pero me adapto.

Y aquí llega mi dilema: ¿soy menos buena si tiro más por el diseño a saco y evito meterme en berenjenales de código, puesto que eso no es algo que los diseñadores hagamos? ¿O debería flagelarme teniendo que aprender a hacer whatever en html y css de los coj... cuando ya hay desarrolladores que ya hacen eso, que para eso estudian? A mí no me hace ni puta gracia cuando un desarrollador/programador/notengoclaroeltérmino dice que es diseñador. Porque no lo son, suelen hacer mierdas muy grandes en cuanto a gráfica, pero eh, funcionar funcionan genial. 





¡Ay no sssssé! ¿Qué hago? ¿Qué coño hagoooooooo?

Yo quisiera centrarme en lo que me gusta hacer, creo que un poco buena sí que soy y está claro que cuando algo te gusta, lo disfrutas y le pones más interés. Pero joder, es que a la gente se le llena la puñetera boca con güeb, disain güeb, responsif, flat disain, niusletters... cuando en realidad, y es verdad, no tienen, en su mayoría, ni puta idea. Se creen que todo se hace con fotochó, que tú estás ahí haciendo cositas con un pincelito digital, un pinta y colorea en un ordenador muy bonito, pero demasiado caro, que a ver porqué no puedes tirar on un pecé y un coreldrá, que total, son lo mismo.

Pero eso sí, luego quieren tener como la de Apple.

No me jodasssssss.



Y luego está el tema de: yo no sobreviviría más allá de los Pirineos p'arriba, esto es así. 

Que nadie se atreva a ponerme que soy una exagerada y que con salir bien abrigada...




Es un hecho que, si en alguna vida pasada fui esquimal, morí muy joven.

Con lo cual, por más que intento vivir donde hay algo parecido a un invierno (y aunque me muera de frío, soy consciente de que lo que aquí llamamos invierno, para los que no estáis, os parecería un agradable día invernal), por desgracia, en esta mi querida isla, un diseñador gráfico, ni está valorado, se le confune con un programador/desarrollador/personaquetrabajaconcódigo o, si saben la diferencia, se hacen los locos y quieren pagar en plan 2x1.

Pero no os penséis que tengo problemas en reconocer lo evidente: que soy una cobarde.

Lo soy.






Pero también soy sincera: no soy buena con el código, lo detesto, lo aborrezco y lo odio. No te voy a vender la moto de que soy la repera sólo para llevarme la pasta y luego quedar como el culo cuando no tenga ni puta idea de cómo resolver alguna cosa de ese tinglado.

Así que, me encuentro en uno de esos momentos en los que no puedo con la incertidumbre, la maldita paciencia y el hecho de ser una cobardica, reina de las gallinas.

Gustosa agradeceré opiniones, consejos, ruegos, súplicas y/o propuestas de curro chachis porque I'm not a drag, I'm a queen ;)











4 comentarios:

Anónimo dijo...

si no te gusta el codigo, no lo hagas. porque vas a acabar siendo infeliz.
estoy segura de que puedes encontrar trabajos de disenyo puramente creativo. y mentir esta muy feo, asi que si te lo preguntan en una entrevista de trabajo, di que sabes algo, pero que no te sientes comoda, que no es tu punto fuerte. que tu eres una professional del disenyo puramente creativo, y que en eso eres la repanocha.
si europa te tira para atras, no vayas. sobrevivirias, pero quizas no serias muy feliz.
prueba en bcn. ya sabes que yo vivi alli mucho tiempo y fui muy muy feliz. y tiene un clima parecido al de tu isla. un poco peor, pero nada grave, mujer. alli podras sobrevivir siendo feliz. y hay mucho trabajo de tu rollo (posiciones disponibles no lo se, pero gente que se dedica a eso y vive bien, hay a montones).
hala, besote!
LP

AOH/Rasczak dijo...

Oficialmente yo soy diseñador/maquetador/programador (o al menos tengo unos papeles que dicen que me han formado de verdad en todo eso) y me consta que cuanto mayores son las empresas más diferenciados suelen tener los puestos. Actualmente trabajo maquetando webs, mientras aporto detalles de usabilidad y voy improvisando el diseño en vistas que el diseñador puro no se ha trabajado (ya sabes, el problema del responsif ese: se supone que el código es el mismo, pero hay que dejarlo maqueado para que se adapte a todo tipo de pantallas y eso suele significar, al menos, 2 o 3 formas de que se adapte). La parte de programación pura es la que menos hago, porque el departamento de programación ya se ocupa de eso, pero me viene bien para hacer un poco de enlace entre el diseñador puro (que tiene ideas pero luego puede ser un infierno de traducir a programación) y el programador puro (que tiene claro los jardines en los que no se quiere meter y lo que es posible o no hacer con el desarrollo actual de la web).

En mi empresa, como habrás podido adivinar, está la cosa bastante segmentada. Tenemos un par de diseñadores puros, que si la cosa no va muy apurada lo único que hacen es diseñar (vamos, que a esos sí que no los sacamos de PS, AI e ID), pero incluso uno de ellos si hace falta lidiar con lo básico de HTML y CSS se lía la manta a la cabeza; los programadores, que esos se limitan a hacer código operativo (que visto su gusto estético nadie quiere que improvisen diseños), maquetadores puros (que normalmente sólo pasan los diseños a HTML+CSS y alguna pelea ocasional con scripts de jQuery pillados aquí y allá) y alguno más (como yo), que según vaya haciendo falta se mueve de un lado a otro de la línea y lo mismo te hago un dibujito, que te diseño unos banners o una landing, que te maqueto o que me lío a bocaos con los programadores para sacar adelante una funcionalidad.

No estoy seguro de que estén ahora mismo por contratar más gente, pero se prevee crecimiento y oye, si estás dispuesta a mudarte a futuro en según qué condiciones, te chivo dónde tienes que echar el currículo.

Mara Jade dijo...

Me dices cosas muy gonicas jamía. Nunca me cansaré de repetirte que me pareces una crack, súper valiente y que ole tú :-) ¡GRACIAS!

Mara Jade dijo...

Pues mira, mancantao lo que me has ponío. Así que... Chívame, enga, a ver si tengo un par de ovarios y la lío muy parda. Muchas gracias majo, de verdad q te lo agradezco 😏