lunes, 29 de junio de 2015

Época de sufrimiento

Que por un lado lo digo de coña, porque ya sabéis que la época de "aquí, sufriendo" o "qué mal lo paso" hace rato que llegó a las fotos de instagram. Adiós al #piestureo, hola al #sufriendomucho.

Challenge accepted:




Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Esta vez nada de postureo del que llevo haciendo gala todo este mes de festejos. Ya sabeís que me gusta una celebración a lo grande, nenis ;)

Fue más bien ir a un sitio de postureo y que nos sablaran por unas copas, pero bueno, nos dieron un sofá muy blanco, muy minimal y muy fashion con sus correspondientes cojines. Me refiero a la celebración del 11º aniversario de El Puro Beach. Un lugar ubicado en un enclave diviiiiiino y donde el postureo es la clave. Del de verdad.

Tengo que decir que el cóctel de bienvenida estaba muy requetebueno. Escaso, pero requetebueno.

También tengo que decir que a este sitio sólo voy por alguna razón en concreto, pero no suelo frecuentarlo. Yo sigo recordándolo cuando se llamaba El Cielo y era un sitio más relajado, más casual y, desde luego, más barato. No el más barato, pero daba gusto irte allí para hacer un tardeo veraniego, tomarte una cerveza bien fría viendo la puesta de sol, escuchando tu chillout y sin tener que estar manteniendo la pose.

Eso se ha perdido, nenis. Desde que pintaron todo de blanco, toda la decoración es prácticmaente toda blanca y colocaron budas por ahí desperdigaos... pse... para mí se perdió la magia.

Pero en fin, felicidades por el aniversario. A trece euracos el Aperol Spritz... 


 ... les debe llegar para darle 10 capas de pintura a todo el sitio durante el invierno.




Eso sí, a mí no me quitan la puestaza de sol, la buena compañía, las risas que me marqué y la pizza que nos comimos mi amiga Alejandra y yo en el jardín de su casa.

Y un coulant de chocolate de postre. Seeeeeeeeh.






Antes de despedir este post, quisiera deciros el otro lado, del que no es coña de mi época de sufrimiento, pero... Hasta aquí puedo leer. Necesitaría que me hiciérais un tremendo favor: 
  • Cruzad los dedos.
  • Si sois creyentes, rezad, poned velas...
  • Enviadme buenas energías, ondas, vibraciones, lo que os dé la gana pero bueno.
Es que lo necesito, como decía una excompañera de trabajo, súper mucho. No os lo puedo contar ahora, pero de verdad que es casi vital para mi salud mental que me hagáis este favorzote.

Os lo contaré, de verdad ;)

Ahora sí, nos vemos en el próximo post. Espero que pronto.

Es verano, estoy vaga. Los fines de semana ahora me resultan vitales para mi ya mencionada salud mental. Sólo quiero ir a la playa, estar al sol, nadar, remar un poco, leer... Ya sabéis, #sufriendomucho

domingo, 14 de junio de 2015

Festival de comida callejera en Port Adriano

Que si la semana pasada estuve haciendo yoga al atardecer, este sábado fui al mismo lugar de festivaleo.

Culinario.

Como sabéis las festividades por mi cumpleaños continúan. Tengo que celebrar mi cumple de una forma más light, nenis

Pues nada, que allí, en el festival de comida callejera, se montó la marimorena con más postureo porque ahora nos hacen súper gracia los camiones de comida. Los food truck. Sólo que ahora son en plan moderneo y alternativo. Pero queda bonito y es agradable que la moda esta de la comida callejera llegue y podamos disfrutar de cosas riquísimas y a buen precio.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Que no son perritos calientes, no. Los perritos calientes son los de Koldo Royo. Que no son unas galletas, son cookies de chocolate blanco, unos macarons, los consabidos cupcakes o unos cronuts. Que no son tortitas, son tortilas polacas. Que no es un  sándwich de queso, es....


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

... un grilled cheese sandwich con cerdo negro mallorquín asado con sus nachos y guacamole que se te quita el sentío, las penas y lo que haga falta. Este manjar es de La PickUp. Muy GRANDE.

Esto de primero. De segundo, pues sí, un perrito caliente del Koldo, era el mexicano con maíz. Estaba buenísimo, pero me faltó un poco de aguacate. Es así.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el



Todo bien regado con una Coronita, que hacía mucho calor.

Fiel a mis conviciones, usos y costumbres: si no tomo postre, es como si no hubiera comido.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

De perdidos al río: un cronut de chocolate y un macarón de vainilla de Anita Cakes.


Esto, en cuanto a algunas muestras de comida estupenda, pero os tengo que contar que la organización fue maravillosa, se estaba de lujo, un ambiente relajado... y si encima vas con buena gente, todo mola mucho más.

Si eso se repite: ¡Me apunto!


Pero mientras tanto, aprovecharé los ratos libres (¡por fin!) para moverme un poco. Voy a terminar matando a alguien como siga pasando tanto tiempo sentada y sin desconectar.

Llevo un messssss.... Estoy que reboso. Porque es que encima resulta que el viernes...

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


... fue Pancake Friday en la oficina.


Yo así no puedo seguir.






viernes, 12 de junio de 2015

Postureando

Que últimamente es lo que estoy haciendo. Menudas semanas las mías queridos. Pero qué queréis, yo celebro mis cumpleaños así, como una boda gitana: por todo lo alto y con tiempo.

Bueno, pues este jueves fui invitada a la inauguración de la nueva tienda de la Joyería Suárez. Por la mañana ya habían estado las fashion-ego-bloggers oficiales de la islas para que hicieran una visita a la tienda y se probaran cositas y tal.

Servidora recibió la invitación por un buen contacto, pero no os penséis que yo aquí tengo un caché. Para nada. Si a mí no me han descubierto a estas alturas, está claro que este blog se queda como algo personal, desparrame y para quien lo encuentre.

El caso es que fui con unas amigas y lo pasé muy bien. Suárez no es una marca cualquiera, es alta joyería y... ¡ay nenis! ¡Qué cosas más bonitas! Y eso que no habían sacado la artillería extremadamente alta.

El evento se celebró en un lugar muy emblemático de la ciudad, el Capuccino Grand Café de la calle Sant Miquel. Es un antiguo palacete (uno de verdad y no el adosado de la ya ex-duquesa) mallorquín espectacular, con un patio divino y el que se está de lujo en verano.

En fin, que photocall, camareros con bandejas de cosas riquiiiiiísimas, copas de vino blanco y el extra del hielo (queridos, nosotros estamos en verano desde casi finales de mayo, vuestros 35º son minucias para nosotros, intentad sobrevivir con ese mismo calor con un mínimo del 60% de humedad), tinto, cava... esto es vida, no es por nada.

Allí estaba Cari Lapique. Muy fuerte, postureo del bueno. Puedo que esto sea lo más cerca que yo esté de "salir" en la revista ¡Hola!.

Os dejo unas cuantas fotitos que hice y que podéis ver en mi instragram, por supuesto.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Zafiros. A mí este reloj me ha gustado.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

A ver, estos pendientes no me importaría llevarlos...


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Pero ESTOS... Estos son los pendientes que llevaré cuando recoja mi primer Oscar. Decidido.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Aquí mi postureo máximo con Josemi Rodríguez-Sieiro.

Un poco diva, la verdad. Pero bueno.


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Más simpático fue Andrés del blog I am a fashion victim, que vino con unos zapatos que me encantaron. Y no tuvo ningún problema en hacer varios selfies conmigo. Muy encantador.



Y como oficialmente ha comenzado la temporada de fotos de "pasándolo fatal" y "aquí sufriendo", yo no voy a ser menos.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Pero lo más importante que aconteció esa noche fue....

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el
BruBru, take a note, this could be a very serious candidate for my future engagement ring. You're welcome dahlin'.



Aaaawwww... you too! But don't forget about that ring, ok?



Love is love, nenis.


Pues eso queridos, que fue una noche encantadora, muy divertida, especial y con mucho glamour y que me despejó de una semana que me dejó muy, muy hecha polvo.










martes, 9 de junio de 2015

Festividades

Las que este fin de semana acontecieron con motivo de mis recién cumplidos 28 años.

Otra vez.

Todo comenzó un viernes. Sí, porque por lo visto últimamente los viernes deben de ser mi día.

Tras salir tarde de la oficina, una compañera de trabajo y servidora, nos fuimos a tomar algo. Así "de tranquis", con el atardecer, a una terracita...

Llegaríamos sobre las 19 horas. Por redondear.

¿Cómo salimos de allí sobre las 23 horas, después de unas copichuelas, una mega pizza calzone y unos raviolis con trufa?

Aún no me lo explico.

Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

He de comentar que hubo viernes de comida thai. Así que me fui a casa haciéndome la firme promesa de enmendar este despropósito dietético.



El sábado, estuve de quehaceres varios. Un trajín. Pero me mantuve muy zen con mis zumos, mis frutas, mis ensaladas, un poquito de salmón... pequé con 4 galletas de chocolate. Juro que sólo fueron 4. Y porque cerré muy rápidamente el cajón donde las guardo y huí hacia el ala norte de MaraMansion.

Por la tarde iba a llegar el cúlmen de un sábado sanísimo: masterclass de Sunset Yoga en Port Adriano con la yoguini Xuan-Lan y Verónica Blume. Patrocinado por Rituals Cosmetics y Vitacoco.

Allí que estaba yo con unas amiguitas, mi esterilla, mis ropajes yoguísticos, mi toalla... Había gente muy pro, nenis, que incluso llevaban la esterilla, el cojín y la bolsa todo conjuntado. Que ya estaban sentadas en al posición del loto con los dedines juntitos y los ojos cerrados a punto de soltar un oooooohhhhhmmmmmm de put... Eso.

Bueno, pues todo genial queridos. Me he dado cuenta que yo tengo mi manera de ejercitarme muy recurrente: bailoteo, yoga y paddle surf (y cuando sepa algo más de sólo surf, también lo incluiré). Siempre me alucina que pueda llegar a estirar partes de mi cuerpo que no sabía que se podían estirar y que disfrute tanto de los minutos de relajación y respiración del final.

Si además te rocían con un estupendo body mist con un olor diviiiiiiino, recordando el maravilloooooooso atardecer y sintiéndote fabulooooooosa... No os digo más.


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Un gusto al llegar a casa, una ducha, el pijama, el body mist que nos dieron en la bolsita de regalo... Porque hubo bolsita de regalo. Y yo soy muy fan de las bolsitas de regalo, nenis.

El plato fuerte llegó el domingo: playa, paella, copas, musiquita en directo, sitos chulérrimos, compañía guayona...


Un vídeo publicado por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


¿Cómo lo véis? Yo muy estupendamente, que sabéis que he tenido unos meses bastante pochos y he estado muy antisocial a la par que ermitaña.

En próximos post os enseño los regalitos tan majos que me han hecho. 

He recibido chorrocientas mil felicitaciones que he recibido. Me he emocionado, si es que la edad no perdona, no me hagáis llorar....



Todo lo que os puedo decir, desde lo más profundo de mis copas D de mi sostén:


MOLÁIS MUCHO
Y LO SABÉIS
(y si no, ya estoy yo aquí para decíroslo)


Pues eso, el año que viene... 28 otra vez, que ya me he plantado ;)