lunes, 29 de junio de 2015

Época de sufrimiento

Que por un lado lo digo de coña, porque ya sabéis que la época de "aquí, sufriendo" o "qué mal lo paso" hace rato que llegó a las fotos de instagram. Adiós al #piestureo, hola al #sufriendomucho.

Challenge accepted:




Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el


Una foto publicada por Mara Jade (@supersonicgirl) el

Esta vez nada de postureo del que llevo haciendo gala todo este mes de festejos. Ya sabeís que me gusta una celebración a lo grande, nenis ;)

Fue más bien ir a un sitio de postureo y que nos sablaran por unas copas, pero bueno, nos dieron un sofá muy blanco, muy minimal y muy fashion con sus correspondientes cojines. Me refiero a la celebración del 11º aniversario de El Puro Beach. Un lugar ubicado en un enclave diviiiiiino y donde el postureo es la clave. Del de verdad.

Tengo que decir que el cóctel de bienvenida estaba muy requetebueno. Escaso, pero requetebueno.

También tengo que decir que a este sitio sólo voy por alguna razón en concreto, pero no suelo frecuentarlo. Yo sigo recordándolo cuando se llamaba El Cielo y era un sitio más relajado, más casual y, desde luego, más barato. No el más barato, pero daba gusto irte allí para hacer un tardeo veraniego, tomarte una cerveza bien fría viendo la puesta de sol, escuchando tu chillout y sin tener que estar manteniendo la pose.

Eso se ha perdido, nenis. Desde que pintaron todo de blanco, toda la decoración es prácticmaente toda blanca y colocaron budas por ahí desperdigaos... pse... para mí se perdió la magia.

Pero en fin, felicidades por el aniversario. A trece euracos el Aperol Spritz... 


 ... les debe llegar para darle 10 capas de pintura a todo el sitio durante el invierno.




Eso sí, a mí no me quitan la puestaza de sol, la buena compañía, las risas que me marqué y la pizza que nos comimos mi amiga Alejandra y yo en el jardín de su casa.

Y un coulant de chocolate de postre. Seeeeeeeeh.






Antes de despedir este post, quisiera deciros el otro lado, del que no es coña de mi época de sufrimiento, pero... Hasta aquí puedo leer. Necesitaría que me hiciérais un tremendo favor: 
  • Cruzad los dedos.
  • Si sois creyentes, rezad, poned velas...
  • Enviadme buenas energías, ondas, vibraciones, lo que os dé la gana pero bueno.
Es que lo necesito, como decía una excompañera de trabajo, súper mucho. No os lo puedo contar ahora, pero de verdad que es casi vital para mi salud mental que me hagáis este favorzote.

Os lo contaré, de verdad ;)

Ahora sí, nos vemos en el próximo post. Espero que pronto.

Es verano, estoy vaga. Los fines de semana ahora me resultan vitales para mi ya mencionada salud mental. Sólo quiero ir a la playa, estar al sol, nadar, remar un poco, leer... Ya sabéis, #sufriendomucho

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo te mando toda mi energia positiva!! seguro que surte efecto! ;)
en Narnia, ahora ya con calor, llevamos estupendamente esto de las fotos veraniegas de cada finde. playa, pies a remojo, pieles bronceadas, piscinas. aja. aqui, paraiso terrenal, donde la playa mas cercana te queda a unas 21 horas en coche. eso es placertotal. aja. loquenadiecuentaenespanyolesporelmundo.
en fin, que lo disfruteis a tope, aunque yo sufra mucho (de verdad) y muera de envidia. en la vida siempre tiene que haber aquel que goza y aquel que tiene envidia no? ay, que gran malerrima debi ser en una vida anterior! :P
y suerteeeeeee!!!
besotes,
LP

Anónimo dijo...

Buena suerte!!!

Marta