lunes, 16 de marzo de 2015

Estado quejica-gruñón

Estoy quejica.



Estoy gruñona.



Estoy quejica y gruñona.



Voy a intentar explicarme, pero os advierto que me va a resultar complicado porque, mientras escribo esto, en mi tele ahora mismo estoy viendo varios capítulos de uno de los muchos programas de Jamie Oliver. Y resulta que este señor me pone de buen humor. Sí, no importa el tiempo que pase: mancanta la cocina y mancanta Jamie y su rollito retro. Quiero alguna de sus cocinas en mi futura casa de la playa.

A veces dudo de que sea británico.

Jopé, si hay algún británico leyendo este blog, my apologies, estoy segura de que eres una buena persona que tiene una vida más allá de ponerte más pedo que Alfredo en cualquier lugar que vendan alcohol (aunque sea de quemar). Incluso estoy segura que tienes un buen sentido del humor que todo el mundo pueda disfrutar, no sólo los de tu imperio. Y hasta apostaría unas cuantas cervezas, que incluso puede que no tengas un palo de escoba metido en el culo.

Sin resquemor alguno, como podéis comprobar, no sois los inventores del sarcasmo. Yo también sé mandar a tomar viento ofreciendo mis disculpas con mi monóculo puesto y el meñique levantado tomando el té.

Será que ha llegado otro de mis momentos de los de: la madre que me parió, necesito un puto cambio en mi vida.



Que estoy muy hasta las pestañas postizas de ver algunas cosas y mucho pelotismo. De que después de haberme dejado los cuernos currando, no se tenga ni el mínimo detalle de agradecerlo. Que quiero un aumento de sueldo, por supuesto, pero ya que te lo vas a gastar en tus viajes o en dárselo a otro que te lama el culo con ganas (y que lleva menos tiempo que la menda en la empresa), qué menos que un "tía, buen trabajo".

Me toca los cojones que les encante mantener en el ambiente ese miedo a que en cualquier momento se les crucen los cables, se líen a despedir a gente y luego te den un speech de lo mucho que han ganado ese año, de lo que se van a gastar en publi u otras cosas del business. 

Mola.

Somos el Pakistán, Taiwán, la India o la China de Europa. Y así nos tratan. Y así nos pagan. 

¿Que al menos tengo trabajo? Pues sí, y esperé mucho para tenerlo, y tuve suerte para que un contacto me avisara para enviar mi cv, y lo mío me lo estoy currando no sólo para mantenerlo, si no para hacer cada día lo mejor que pueda ofrecer. Porque una cosa es estar hasta los cojones de mierdas varias, pero otra muy distinta es responder con la misma mierda. 

Yo sí tengo miedo a perder mi trabajo, he conseguido muchas cosas de casi dos años aquí y no estoy dispuesta a perderlas por mi culpa. 

Pero eso no significa que me conforme.

Ni mucho menos.

Si quisiera hacer lo mismo el resto de mis días, habría hecho caso a SSDad y me habría intentado sacar unas oposiciones. 

El problema para mí, como siempre, es tener paciencia. Es un auténtico sufrimiento, cuando quiero algo, lo suelo querer YA. Lo que pasa es que los YA, por alguna maldita razón, no abundan demasiado.

Puede ser que, como llevo diciendo desde hace ya mes y medio, necesite una puñeteras vacaciones. Que estoy cansada, mental y físicamente, que los fines de semana cada vez se me hacen más cortos, que no puedo más con el invierno, que quiero que de una santa vez me aumenten el sueldo porque me lo he ganado, que me quiero ir de viaje y mandar todo y a todos a la porra... 

Es así. A la porra porque es así como yo lo siento.

Cuanto más mayor me hago, más cuenta me doy de que voy a ser una de esas personas que estarán ahí para casi todo, pero en realidad para nada. Para un roto y un descosido. Pero los de los demás, no los míos. Para un ven a mi cumpleaños, pero que luego me pongas una excusa de mierda para el mío (ssssseeeeeeh, soy rencorosa). Soy lo suficientemente empática para ponerme en el lugar de los demás, pero joder, ya no me quedo callada si tú no sabes ponerte en el mío. Y si yo me molesto en hacerte saber que yo estoy ahí, aunque sólo sea para escucharte, pero luego tú pasas de mi jeta: ni se te ocurra buscarme la próxima vez que necesites un par de orejas. Si no te intereso yo como persona, ve a buscar a tus coleguitas de cenas, de excursiones, a tu novio/-a o quien te salga del moño. Pero a mí no.



Esas cosas que molestan y, me temo, no dejarán de molestarme en lo que me quede de vida.

Voy a ser una de esas personas, si no lo soy ya, que con la edad son más difíciles de soportar. No porque odie a la gente, es que cuanto más me voy conociendo, tal vez me vuelvo más intolerante hacia comportamientos o formas de ser. Puede que me "estropeara" en cierto momento de mi vida en que yo pensé que debía tolerar más. Aunque me hiciera sentir incómoda y como que cada vez me quedaba sin aire. Pero no, resulta que no era cuestión de tolerancia, si no de hijos de puta que te hacen creer lo que no es y cuando te das cuenta ya te has roto tanto que ya no serás capaz de dejarte llevar ni tanto ni hasta tan lejos.

Ha pasado un montón de tiempo y ahora veo tan claras las señales... Pero en esos momentos crees sentir tanto y tan bueno por una persona que parece sentir tanto y tan bueno por ti que eres incapaz de ver que es un puto neanderthal. Hay cosas que te marcan y, con el tiempo, aprendes a vivir con esas marcas. Lo que pasa es que a veces las ves de nuevo y recuerdas muchas cosas, comentarios, momentos, detalles y dolor.

Search and destroy?


No. Dolor leeeeento e intenso. Eso es lo que espero que en algún momento de su vida experimente. No voy a propiciarlo, pero tampoco lo voy a evitar. 

Para este asunto de mi pasado, este es mi mantra:


Si pudiera pintarme como una puerta, ponerme mi mejor peluca y un joyerío cegador, sería la leche.


¿Más cosas que me tengan de mal humor últimamente?
  • Hombros y cuello cargados de tensión.
  • Los malditos grupos de whatssap.
  • Mensajes de trabajo en horas en las que NO deberías enviarme mensajes de trabajo.
  • Que me des la paliza con cosas de trabajo porque seas una ansias por más que te haya dicho que lo que quieres lo tendrás y que seas comprensivo con mi horario de trabajo oficial.
  • Mil emails cuando podrías enviarme 1 ó 2 con toda la información en vez de inundar mi buzón.
  • Repito: no voy a hacer la pelota para que me suban el sueldo, si no aprecían mi trabajo, que les peten, eso dice mucho de una empresa. De alguna manera disfrutaré con lo que hago mientras los demás juegan a ejecutivos agresivos. Me la pela.

  • Soy mundialmente conocida por ser un imán para raros, los que menos me interesan, de los de "te quiero... como amigo" y/o "a ti no te toco ni con un puntero láser". Me da rabia que no me crean incluso cuando expongo las pruebas. Esta circunstancia se está dando otra vez y empiezo a estar hasta el coño. No soy conformista y no voy a empezar a serlo ahora.



Y a todo esto... ¿Cómo carajo lo hacen los de Españoles por el mundo, eh?. Porque ahí nunca sacan a ninguno que esté en paro, que haya tenido 3 trabajos al mismo tiempo y comparta piso con 4 personas más. No, ahí siempre sacan a los putos amos. ¿Me estáis tomando el pelo?. No me jodáis.

Os necesito nenis.
  • ¿Qué puedo hacer?
  • ¿Qué me sugerís?
  • Dadme ideas, por favor.
  • ¿Qué creéis que estoy haciendo bien?
  • ¿Y mal?
  • ¿Os pasa lo de tener un estado quejica-gruñón alguna vez?
  • ¿Qué hacéis para superarlo?
  • ¿Contactos de Linkedin que me queráis aconsejar?
  • ¿Algún destino interesante al que pueda ir y no me cueste un riñón?
  • ¿Algún destino interesante que no me cueste un riñón y pueda ir sola?
  • ¿Alguien me puede decir si soy normal o definitivamente estoy como una chota?


Necesito un plan. Lo necesito para cambiar mi vida, para mejorarla, para mejorarme yo o lo que sea. Porque cuando me encuentro en estas situaciones sé que algo está fallando y ya no estoy contenta. Y cuando no estoy contenta es cuando empiezo a buscar un objetivo. Y cuando tengo un objetivo remuevo cielo y tierra, Roma con Santiago, churras con merizas, tocino con velocidad... lo que sea para conseguirlo.

Pero de mientras estoy harta.



Y cabreada.

Y ahora estoy MUY cabreada.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

aqui me has tocado la fibrita. en mis 13 anyos de carrera profesional no me han subido el sueldo en la vida. siempre he tenido de cambiar de empresa para poder aumentar mi salario (tristisimo). uno de mis jefes dice que se paso una noche sin dormir por mi culpa despues de decirle que me iba). y otro me dijo una y mil veces que nunca encontraria a alguien tan bueno como yo en mi trabajo. y otros me dijeron que era una lastima, que tenian grandes planes para mi, que nunca habian tenido a nadie que aprendiera tan rapido y fuese tan resolutiva. si, creo que trabajo bien, muy bien. pero no, jamas me han subido el sueldo para agradecerme mi desempenyo. de hecho, la unica vez que, despues de 2 anyos, le comente a mi jefe que quizas era el momento de subirme el sueldo, me contesto que yo lo que tenia que hacer era buscarme un marido que me mantuviera. si, como lo oyes.
luego estuve en paro como anyo y medio "por voluntad propia", porque quise cambiar de ciudad para poder estar con mi pareja. sacrilegio. mujer, con treitaitantos y una crisis de la pera. quizas no era el momento de hacer eso. pero joder, era mi puto momento personal. pues mira, te jodes.
y ahora, aqui me tienes, en la otra punta del mundo, porque aqui si me daban trabajo. no tengo un sueldo para tirar cohetes. me da para vivir bien y sin lujos (con todos los gastos inhumanos que hay que pagar en este pais... y no, no es que pagues pocos impuestos teniendo en cuenta lo que tienes a cambio: nada. ni paro, ni sanidad, ni jubilacion, ni colegios y universidades a precios razonables, ni transporte publico digno. aqui no hay nada de eso.). y para ahorrar lo justito para hacer alguna escapadita en las poquisimas vacaciones que tenemos al anyo (10 dias). pero no me da para poder ir a casa todo lo que me gustaria(tampoco me dan las vacaciones, claro).
me consta que a nivel salarial estoy muy por debajo de la media para mi perfil y cargo aqui, pero claro no puedo quejarme, que me han sacado de una circunstancia mucho peor... y si, aqui tambien estoy haciendo buen trabajo. no, los espanyoles no tenemos nada de que avergonzarnos. y no, aqui tampoco lo agradecen. debe ser algo universal. al menos aqui parece que tengo algo mas de futuro profesional(sabes que en los curriculums no se pone la edad y que esta prohibidisimo por ley que te la pregunten, asi como tu estado civil o si tienes o no hijos?), pero hay que pagar un precio alto. es jodido vivir lejos de la gente que quieres. es jodido intentar adaptarse a una cultura tan diferente. y yo tengo aqui un gran apoyo, no he venido sola, pero es dificil. a veces me siento un alien aqui. el ocio es muy muy diferente. echo mucho de menos mi vida de antes, pero hay que adaptarse a todo. esperemos que todo vaya cogiendo forma poco a poco y tambien encuentre mi sitio aqui.
en fin. esta es mi experiencia. veremos a ver que te cuento en 1 anyo. esperemos que tenga un grupete de macramé o algo y me sienta super integrada en la comunidad. :P
en todo caso, animo! y espero que sepan apreciarte tu trabajo y valorarte como debe ser. de verdad que si.
besito!!
LP

Mara Jade dijo...

¿Eres quien yo creo que eres en Instagram? :-)

Anónimo dijo...

Y el alcohol?

marta

Anónimo dijo...

Buff... No sé que decir...
Cuando estoy en plan quejica -gruñón sé que en casa desearían mandarme a la mierda pero me acaban demostrando una compresión/pasotismos abrumadoras. Me pongo a comer como una loca, patatas chips sobretodo. Pase lo que pase, a la que el nubarrón invade mi mente, como. Para luego sentirme mal, evidentemente. No soy de esas que comen de todo y están estupendas, evidentemente; si así fuera no tendría tantos bajones. Mira! un pez que se muerde la cola! Ja!
Ay cosas de tinque cuentas que me recuerdas a mí (lo siento en el alma, de veras) pero en otros no. Dices que buscas objetivos y que eso es lo que te hace remover tierra y mar. Yo nunca he sido capaz de imaginarme en un futuro, no sé, voy tirando, será la inercia... o la ansiedad, sí, seguramente sea la ansiedad.
Estás consiguiendo un montón de cosas SSGirl, yo lo he visto con todo el tiempo que llevo pasándome por aquí (porque me pase por aquí desde hace un montón de años aunque no comentara, y me encanta hacerlo y serte fiel, es mi propósito). Quedan pocos días para la Semana Santa, regálate un par de días para hacer lo que tú quieras, literalmente, cosas sencillas, escuchar un cd dedicándole toda la atención que se me merece por tu parte (seguro que hay algo por ahí de U2), leer ese libro que tanto te apetece y vas aparcando, tía, si no te apetece ducharte, no lo hagas, regálate un día guarro y comiendo lo que quieras cuando tengas hambre, pinta y colorea, haz zapping. Píllate el coche y date un garbeo por tu isla... Ya verás, piensa en las cosillas pequeñas que hace tiempo que aparcas y tanto te apetece hacer, haz una lista y haz de estas próximas vacaciones, aunque tengas pocos días, la SSSemana
El último anónimo de ayer

Pilikina dijo...

Te sugiero que te dés una vuelta por Lisboa.
No sé si la conoces, pero es una ciudad bonita y muy calida y no es cara.
Yo estuve hace dos años y me quedé con ganas de conocer más, asi que creo que será mi destino esta S.S.
Además el clima es muy agradable para ti que no te gusta nada el frío.