martes, 10 de febrero de 2015

Grammy 2015

A lo salvaje. Así, para empezar:




AC/DC dio una auténtica lección de MAESTROS demostrando a la mayoría de los asistentes que se hacen llamar así mismo "cantanes" y "músicos" lo que de verdad es TA-LEN-TO.

Sin aderezos, sin auto tune (aunque el micro de Brian Johnson podría haber estado un poco más alto), sin chorradas electrónicas: ¡ZASCA!

No he conseguido entrada para ir a verlos y estoy segura de que voy a perdarme un gran concierto. Es algo que no creo que se vuelva a repetir. Pero es que todo no se puede. Al menos no con mi bosillo: me voy a ver a U2 a Berlín, queridos ;) por si no os lo había dicho.

En fin: AC/DC estuvieron inmensos.

Si yo hubiera sido Angus, le hubiera tirado un escupitajo a la subnormal de Lady Gaga Plasta.

En fin, he empezado el post como se merece, con unos grandes. Ya todos sabéis que los Grammy son mis premios favoritos. Que sí, los Oscars molan (y más este año con Neil Patrick Harris como presentador, mis plegarias fueron por fin escuchadas) pero lo que me pirra es la música y este es mi festival del flipe particular. Y si encima AC/DC abren, también actúa Madonna y U2 gana el Grammy al mejor disco de rock...

Osea...

Siguiendo con ese momentazo de actuaciones, veamos a Her Madgesty, que sigue teniendo unos mondongos muy bien plantaos.




Ahí tenéis a la chavalita, que se le oirá un poco el resuello, pero... ¡qué espectáculo señores! Ahí dando por saco con sus cruces y el rollito torero-minotauro.

Que no digo yo que no sea verdad eso de que se hayan "filtrado" sus nuevas canciones pero todos los que la seguimos y algunos que no, sabemos que esta señora será lo que queráis pero tiene un cabezón para los negocios.

Muy fan de sus sentadillas cósmicas.

¿Crítica? Sí, la tengo: el momento me elevo por los aires sin apenas luces, no tiene sentido. #esasí

Otras actuaciones que me gustaron:



Porque es Tony Bennett, una leyenda viva, no por la pedazo de trasto que está al lado. Todos sabemos que si Amy Winehouse siguiera viva, esta torpeda no habría estado ahí.



Nos ha dado la brasa durante mucho rato. Creo que hasta él está hasta la picha de esta canción, pero yo siempre he dicho que este señor me parece un tío elegante y que sabe perfectamente lo que hace. Me da rabía que muchos lo hayan descubierto sólo por esta canción, pero oye, si esto ayuda a que buenos artistas lleguen a más gente. Adelante. Pharrell Williams rules.

Un versión diferente y divertida de Happy. Y además, quiero esas brilli-zapas.



Tengo debilidad por Katy Perry, ya lo sabéis. Pero si en la Superbow la lio pardísima, en los Grammy no le hizo falta toda esa parafernalia.

Se puso un vestido blanco, se peinó como Betty Missiego y sacó su preciosa voz. Es cierto que a veces le traicionan sus cuerdas vocales, los nervios o lo que sea, pero no podéis negarme que tiene una voz bonita. Además, si buscáis por ahí, podréis escuchar a Brooke Axtell, víctima de violencia doméstica que con sus palabras dio paso a la canción. No sin antes recordar que cuando una persona abusa de ti, no te quiere, alimenta su ego haciéndote daño a ti.

Bravo Katy.



Lo siento, la tal Jessie J no le llega a la suela de los zapatos del Tigre de Gales, mega Tom Jones. Es todo lo que tengo que decir.



Lo que me gusta a mí un mix entre grandes artistas y nuevos talentos. Annie Lennox, chatines. Espero que Hozier los tuviera de corbata sólo de poder tener el honor de estar al lado de esta pedazo de tía. I put a spell on you, because you are mine. Toma ya.


Supongo que una vez hecho el recorrido por las actuaciones que me gustaron, será mejor que empecemos por la alfombra de los Grammy 2015.

Sí, deliberadamente he pasado de poner la actuación de Beyoncé, porque estoy haaaaaarta de ella. Y de Kanye West sólo voy a decir que es un gilipollas maleducado.

Se lo podéis decir, me importa un pepino (= una mierda). Igual que a él la opinión de todos los demás seres humanos.

Excepto la de Anna Wintour, que ya sabéis que es de otro planeta.

A ello.

Voy a empezar por las Me gustan, porque la verdad, en esta edición las chicas han venido un poco sosainas. Mucho negro y blanco. El color no ha hecho demasiada aparición.



Nicole Kidman. Sólo voy a decir dos palabras: Tom Ford.

¿Qué va de corto? Pues sí. ¿Sabéis qué?. Que serán los premios más grandes de la música, pero tampoco hay que ir tan encorsetado. Hay que ir bonicadeltó, pero no es lo mismo que en los Oscar. Así que, Nicole, adelante. Lo que tú llevas es un HMLP (Hoy Me Lo Pondría) con todas las de la ley. 
 
Kat Graham (Yanina Couture), aaay, me parece súper cuqui este vestido. Es atrevido, es transparente, pero tamibién es delicado y me encanta ese efecto óptico del blanco sobre el tul negro.

Niki Minaj. Sólo voy a decir dos palabras: Tom Ford.

Con lo torpeda que era este esperpenta. Pero claro, hasta que alguien la tomó "en serio" como rapera (o lo que quiera que haga aparte de ir enseñando el culamen en cada uno de sus vídeos), la muchacha iba de espantaja para que hablaran de ella. Un poco estretegia Lady Gaga Plasta. Muy bien Niki, pero si te tienes que poner la mano para que no se te vean las lolas, es que no te lo han ajustado bien,

Miley Cyrus (Alexandre Vauthier). Me caes mal y me parece que has estado tan reprimida siendo adolescente que se te está yendo la perola. Y mucho. Aún así, tengo que decirte que por una vez tu atuendo me gusta, porque me encantan esos cortes geométricos. La espalda es genial, porque no sólo es totalmente descubierta, es que los tirantes también tienen su protagonismo geométrico. 

Me congratula que no hayas sacado la lengua ni una sola vez.



Jennifer Hudson. Ejem, no quiero ser repetitiva pero... Sólo voy a decir dos palabras: Tom Ford.

¡Qué estupenda! Un vestido tubo, escote palabra de honor, falda a la rodilla... Joyas sencillas pero orginiales y esos zapatos... Oullea Jennifer, me molas. Esto también podría ser un HMLP, pero soy una acojoná, así que si me lo ponen en negro, me lo llevo.

Las chicas de Haim iban de Stella McCartney y Chloe. Me gustan, sencillitas, minimalistas, todo muy limpito. Personalmente echo en falta unas joyas (=joyones) y vosotras no lo sabéis, pero echáis de menos un buen peluquero y maquilador. Es así. El menos es más está bien pero hasta cierto punto.

Ashanti, cuerpazo y escotazo. Me parece que está divina. Sabemos que tiene un corte en la falda, pero es consciente de que nadie le va a mirar la patita con semejante escote. Si tuviera lo que hay que tener, me lo pondría. 

Si Alexandre Vauthier sabe hacer vestidos con cortes geométricos, que sepáis que también supo hacer esta maravilla en tul para Ciara. El juego de volanterío y volúmenes me encanta. Me gustaría que ese cinturón dorado resaltara un poco más, pero la verdad es que estoy encantada. ¡Y qué piernas tía!

Luego está Chrissy Teygen, que es que no tiene mérito lo suyo. A ver, una tía que es modelo de Victoria's Secret y de bañadores en Sport Illustrated, pues qué queréis que os diga. Yo a lo de probarse trapitos, con esta señora al lado, no juego. Además, es que es especialista en elegir vestidos con cortes y aberturas estratégicos. Por favor, me encanta.

Como véis, todo blanco y negro. Nada de color. 


Meh. Sin pena ni gloria.


Anna Kendrick (Band of Outsiders). Chicas, tú, Anna, y otras más: hablemos.

¡BASTA DE ESMOQUINES FEMENINOS! ¿Quién abrió la veda, por favor? Osea, basta. Ahora, en cada puñetera alfombra tiene haber alguna que quiere ir de alternativa y, oh sopresa, paso de un vestido, me voy a poner... ¡un esmoquin!. 

En serio: basta.

Anna, sólo te voy a decir una palabra: joyones.

Beyoncé (Proenza Schouler): aburriiiiiiiiiiiidaaaaaaaaaaa. Cansina. Es como Sofía Vergara con sus eternos vestidos de sirena. Pues Yoncé va de escotazo en uve y transparencias a cascoporro. Aquí al menos no lleva una falda apretujada de esas que no le dejan ni andar. 

Bonnie McKee (Chagoury Couture). Tope 90's. No está mal, pero el año que viene, con un poco de suerte, la mierda noventera habrá muerto, así que esto que llevas jamás será recordado.

Jessie J (Ralph and Russo). Pues mira, este vestido no es feo, pero ya estamos un poco cansados. Y con lo que me gusta un brillismo y un transparentismo, tú y tus amigas famosas váis a hacer que me sature. Como cuando os dio por el Nude, ese color. Chica, no sé qué decirte, el vestido me gusta, pero no sé si es que váis todas de negro, tu pelo, el maquillaje oscuro... Meh.

Lena Hall, la co-protagonista con Neil Patrick Harris en Hedwig and the angry inch, no sé si volverá a los Grammy. Pero si vuelve, espero que le dejen muy claro que con ese vestido que ni una señora de cierta edad se pondría, no. Estás aquí porque no llegas al nivel de espantajismo necesario. Y la verdad, en tu caso no se si es algo que debas agradecer.


Normaleras.


Zendaya eligió un Vivienne Westwood para ir a los Grammy. Nunca lo hubiera dicho. La Westwood gusta de dramatismos y unos escotes muy característicos. Con lo que yo estoy echando de menos el color, resulta que tú me vienes con unos más bien apagados... y con unos zapatos que no son para un evento nocturno. Te dejo aquí porque me gusta el estilismo, aunque yo habría utilizado otros zapatos.

Kelly Osbourne (Christian Siriano). No me matas, pero no es horrible. 

Melissa Rivers (Cavalli). Al menos en la cintura tienes ese detalle de brillo con las argollas y el final de los cordones. Pero vale, es un sin pena ni gloria, pero no vas mal. 


Rita Ora (Prada). ¡Por fin brillismo, por fin!

Demasiado.

Tía, al menos que la espalda sea descubierta copones. Provocas ataques epilépticos rollo Pikachu. 

Llevas el normalero vestido brilloso que de tanto relucir, no dice nada nuevo.


Señoras. No hace falta que tengas una edad. Ser Señora es una actitud.



JJ L Cool  y señora parecen sacados de la foto de la fiesta de reunión de su instituto. Ahí, perfetamente conjuntados. Ese momentazo visillo en el vestido de ella con ese forro terrible. El toque cani del tatuaje en el pecho, cosa fina.

Jane Fonda: con dos cojones.

Jane Lynch: ni esmoquin femenino ni leches, esta se plantó en Zara, sección hombres, eligió cuatro cosas, se fue al probador y tal cual se fue a los Grammy.



¿Qué puedo decir? Es Her Madgesty (Givenchy Haute Couture) y hace lo que le sale de las narices. Y a ver quién tiene las susodichas para decirle algo.

Yo es que ni me voy a molestar en decir nada. Cuando llegue a tener su mismo status, ya si acaso le mando un whatssap y le comento.


Tu outfit me confunde.



Iggy Azalea (Armani). Sí a todo menos: esa transparencia sin sentido en la parte baja de la falda y a esa trenza amontonada en la cabeza.

Gwen Stefani (Atelier Versace). Sí al bustier. Sí, sí, sí. En cambio los pantalones parecen de pijama. Pues no.

A la escuchimizada de Ariana Grande le diría que comiera más. Cuando tu pelo abulta más que tú, es motivo de preocupación. Claro que en tu caso, todos sabemos que llevas extensiones. En fin, La telilla esa de lamé que te han puesto ahí colgando... pfff, hace poco atractivo este vestido. Los zapatos tampoco ayudan querida. Una pena.


Kimy, Kimy, Kimy... soy muy fan tuya. En serio. Y de KUWTK y vuestros problemas del primer mundo.

Me da lo mismo lo que se diga de ti. A mí no hace falta que me niegues que te has puesto culo, si me da igual querida. Que te has pasado un poco.. bastante... pues sí, pero lo que no ha conseguido JLo, lo has conseguido tú: poner los culos en órbita, yeah.

Que estemos ya un poco hartos de vértelo, es otro tema.

En fin, tu Jean Paul Gaultier me parece muy chulo pero:
  1. Parece una bata de señora con tanta pasta que no sabe que hacer con ella.
  2. Los puños de las mangas, innecesarios.
  3. Los bolsillos: me remito al punto anterior. Además, no le hacen ningún favor a tus caderas.
  4. Las hombreras: las dejaría, pero un poco más pequeñas.
  5. Las mangas: ajustadas al brazo.

Katherine McPhee (Emilio Pucci). Me parece un vestido precioso: el color, los cortes y las aplicaciones doradas en el escote. Y luego es como en la espalda, ¿qué ha pasado?. Se aburrieron y lo acabaron con unos tirantes que se atan. ¿Me tomas el pelo?. 

Cutre.


Espantajas. Sangre.



Meghan Trainor. Por favor, es como un camisón sexy de Scarlett O'Hara. Terrible. Y ese escote... para eso te pones un cuello alto querida. Esto no es un más es más, es un batiburrillo sin sentido. Bienvenida a tu primera crónica de alfombra roja de SSG. Menudo estreno maja.

Lo mismo le digo a Charli XCX (Moschino). Es que ni el bajo del pantalón está bien. ¿Y ese teleñeco muerto que llevas? Y los pelacos... ¿Sabes que odio la actitud de moderna? 

Ay madre, yo quejándome porque no había apenas color y me llega Jenny Lewis (Aritzia). Es el todo: pelos de recién levantada, sin forma, ese pobre traje destrozado porque sé que te lo han pintado con arógrafo, las gafas y, bueno, los zapatos. Estás hecha todo un primor querida. 

Gina Rodríguez (Christos Costarellos). Con lo simple que habría quedado este vestido blanco siendo sólo blanco, sin cremallera (¿qué puto sentido tiene esa cremallera, por favor?), esos ribetes y cintura de encaje verde. Que no, que no.



Vaja: las que vienen de Barbie tampoco me gustan Y ese escote raro con ese volante puntiagudo, cosido en la punta y suelto en el resto... y luego le ponen ese peplum con cola. ¡Mis ojos!

Taylor Swift (Elie Saab). Esto es lo que yo llamo: un vestido con todo lo que me ha sobrado de otros. Esos tirantes no tienen sentido. Esas dos faldas juntas no tienen sentido. Y ese degradado del vestido con esos zapatos, no tienen sentido. Y ya está.

La señora de Pharrell Williams, Helen (Adidas), muy del palo Pantoja: con mi chandal y mis tacones, arreglá pero informal. No voy a decir más.

Sin embargo Pharrell me mola. Se ha dejado el sombrero en casa. Bien.


Rihanna (Giambattista Valli). Me súper aburres. Estoy harrrrrta de tus estilismos en plan "miradme, soy súper original, ¿Habéis visto lo que me he puesto hoy?". Lo que llevas es horroroso y te lo has puesto para que al menos se hable de ti por lo terrible de tu elección.

Además, esto me lleva a un Separadas al nacer, unidas por... un volumen imposible. Porque es lo primero que pensé en cuanto vi esto que llevas.




Rihanna
vs
Hayden Pannetiere (Emmy del 2007)


Pero si hablamos de volúmenes imposibles, de modernasdemierda y quién es la Reina Espantaja...


Sia.

Nada como venir a los Grammy con los brazos pintados de boli, con varias fregonas en la cabeza y con una Miniyo maquillada como una puñetera muñeca de porcelana.


Hay que ser torpeda. ¿Qué vas de Kanye West? ¿De artista conceptual-intelectual-futurista que espera ir de trendsetter por la vida y que todos queramos ser como tú? 

Mira que te diga querida: girl, you've got to move on.

No puedo con estas mierdas.

Y esa cría acojona.



Separadas al nacer, unidas por... brillis purpurisonosos.




Paris Hilton (Yousef-Al-Jasmi)
vs
Lady Gaga Plasta (Brandon Maxwell)

La primera, nuestra amiga Lazy Eye, que ahora dice que es dj, y que es por eso que la han invitado. Con ese pasote de fake tan, extensiones, pestañazas... y, por supuesto, como ahora se lleva el contouring en el maquillaje, ella también tiene que llevarlo.

A mí lo que me flipa es que encuentre zapatos de su número, joder. Yo me las veo y me las deseo para encontrar mi miserable 35 y esta tipa que debe tener un 42... ahí la tenéis. No hay nada como tener pasta.

La otra, que tiene poses más complicadas que las de Ana Obregón en sus posados de verano: sacando pechaco (a puntito de reventar el escote, si os fijáis), sacando hombros y apretujando las manos en la cintura, para que parezca que tiene, porque al igual que su amiga de brillismo, carecen de ella.

Y contouring, ella también amigas.


SuperStar. Para mí sólo hay una. 



Katy Perry, vestida de mi ya más que adorado Zuhair Murad.

Es diviiiiinooooooo y lo adoooooorooooooo. Toma cuerpazo, toma transparencias, brillismos, espalda y flecos y cinturón y de todooooo. Súperestronguer. Es el único vestido de todo el tinglado Grammy que me ha dejado maravillada.

Me súperencanta, me súperentusiasma y si pudiera, me lo compraría sólo para tenerlo de adorno.

Katy, molas.

Señoras, señores... nenis todos... os presento lo que podría ser mi futuro vestido de novia para mi futura boda con mi BruBru.

Le quitaré las mangas, lo dejaré con tirates y le pondré escote en uve. Me lo pido. Lo quiero. Lo necesito. Sé que esto de los vestido de novia se lleva muy en secreto y tal, pero es que yo quiero este y como no sé cuándo nos casaremos, al menos para que os hagáis una idea. Eso sí, ese no es el color ;)

Voy a estar divina. Y LO SABÉIS.


Mozos, chulazos y macizos.

Aquí va a haber un max mix, porque...



... odio profundamente lo que se ha puesto Nick Jonas, pero este muchacho ha crecido muy bien queridas. Pero MUY, MUY BIEN. Y yo, después de esta fotaca,  ya no lo veo vestido anymore.

Mother of beautiful love, cómo están las nuevas generaciones.

Aloe Blacc me parece un tirillas, pero me gusta muchísimo cómo va vestido. Y si encima es majete, tal vez por ahí me gana.

Donald Glover o Childish Gambino va estupendo con este esmoquin, sí. Pero este toque tobillero en los pantalones y esos zapatos le dan "el toque" y me encanta.



Y luego esta mi admirado Neil Patrick Harris con su marido David Burtka, que son adoraaaaaaables y dan mucha rabia que sean gays. 

Pero mucha.



Chimpún.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Actuaciones favoritas: AC/DC y Tom Jones. Tony Bennett me gusta, pero se lo veía muy "atabalado" con los saltitos de Lady Gaga, que si estuviera más comedida estaría mejor. Y súper entregada Annie Lennox. El de Katy Perry no lo he podido ver... snif
Me gusta mucho como iba Taylor Swift, y eso que no soporto esa expresión de marisabidilla, pero me gusta como va muchas veces, no se puede negar que tiene un cuerpazo (parece la hija secreta de Nicole Kidman!
Adoro a Katy Perry por lo petarda que es, pero no estaba raruna de cara? No llevaría contouring de ese en la cara? con lo mona qué ella ya de por sí... (por cierto he visto los 8 minutos!!! que dura el vídeo del contouring, alucinadísima por el gasto de toallitas que supone quitarte ese plasterada de la cara, es incluso ofensivo!)
El último anónimo de ayer