martes, 26 de agosto de 2014

Begin again

Acabo de ver esta peli en el cine y en versión original subtitulada.

No es que quiera hacerme la guay, es que, lo siento, pero si la has visto doblada, te has perdido una gran película.

Y lo siento por los actores de doblaje, pero no. Repito, lo siento, pero no.

Anoche vi los VMA de la Mtv y como habéis podido comprobar, no he escrito nada sobre estos premios. No me impresionan. No creo que recuerde estos premios por nada en particular. 

Sin embargo he visto Begin again y estaba deseando llegar a casa para escribir este post. Pasa de la una de la madrugada, pero no voy a dejar pasar la oportunidad.

Mark Ruffalo hace un pedazo de papelón. Y para qué negarlo, me gusta. Mark Ruffalo me gusta mucho. Una nominación señores de The Academy. Seriously.

Keira Knightley me sigue pareciendo una muerta de hambre y reinona hipster, pero he de reconocer que me ha caído bien. Me dan grima sus dientes pero en esta peli es adorable. Y esto me cuesta reconocerlo: me gusta su voz.

Cee Lo Green tiene su rato divertido. Creo que ha hecho de sí mismo muy bien XD y en la banda sonora oficial, tiene sus canciones de su estilo. Me gustan, bailables, le dan el contrapunto a lo que podría ser demasiada ñoñez. Me cae bien.

Si no has visto la peli, estás tardando en ir a verla. Es preciosa para verla, oírla y escucharla. Verla por su historia, por las de los personajes, por la manera de mezclar esas historias y por la ciudad de Nueva York.

Oírla porque tiene una banda sonora  es una mezcla entre lo delicioso y divertida, en la peli salen unos clasicazos de Sinatra y Stevie Wonder y, por una vez, una voz femenina moñas no me dan ganas de exterminar a la cantante de turno. Gregg Alexander co-escribió algunas canciones. Me gustaba su banda New Radicals. Me daban muy buen rollo. Suele ser sinónimo de buen trabajo cuando compone y/o produce algo.

Escucharla, por los sonidos de las calles, de los lugares, la respiración real de los actores y no la de sus dobladores, la de los roces de la ropa cuando caminan, los ecos de cuando caminan por habitaciones de techos altos o por un callejón... Eso también es parte de la peli.

Adam Levine hace de chico sencillo que secretamente quería ser una estrella del rock. Creo que por primera vez me he fijado en él como cantante. Siempre me ha disgustado esa vocecilla aguda que tiene. Nunca le he dado una oportunidad a Maroon 5. La verdad, que haya sido juez de ese programa donde los "jueces" no ven, sino que escuchan, eliminó cualquier mínima posibilidad de que quisiera escuchar alguna de sus canciones enteras. Incluso las conocidas.

Pero bueno, rectificar es de sabios. Yo no lo soy, pero... ¿Qué puedo perder?. ¿Certificar que tengo razón y son unos petardos?. ¿Descubrir lo que me he estado perdiendo*?.



Es una peli sin pretensiones. No te va a enseñar el significado de la vida, pero yo creo que algo se puede sacar que te dé que pensar.

Sí, hay amor. En realidad hay varios. De los rotos, de los que duelen y de los que te pasas toda la película esperando a que empiecen. Pero todos esos amores son secundarios comparados con el auténtico protagonista: el amor por la música.

Hoy en día la industria de la música sólo significa porquería pasada y repasada por una mesa de mezclas, con adolescentes ahostiables, con tías que visten como prostitutas baratas y tíos que están más preocupados en agarrarse la entrepierna mientas van de duros, ejecutivos que sólo piensan en las cifras, más en el merchandising que en la propia música de mierda que producen... Es así. Es triste. Pero es así.

¿Qué hay de todas esas personas que nos estamos perdiendo por estas mamarrachadas?. Yo misma, no soy muy asidua a rollitos experimentales, nuevos talentos y mucho menos si van del palo indie. Pero de vez en cuando tengo la suerte de encontrar música que me gusta. Pero no la puedo comprar, porque no tienen un cedé. Ni un myspace (si es que todavía se sigue usando) o un lo que sea que se use ahora para enseñarle tu música al mundo. Y me da rabia.

Como sabéis soy una artista frustrada. Nunca jamás nadie me descubrió como bailarina o cantante. Broadway deberá esperar a mi próxima reencarnación porque en esa pienso petarlo. Nunca tuve la oportunidad de aprender a tocar un instrumento (= la batería, the one and only, aunque estoy haciendo grandes esfuerzos con mi ukelele). Tampoco soy una gran pintora o ilustradora. Adiós Pixar, adiós. Intento recupera el tiempo "perdido" no siendo diseñadora en formarme lo mejor que pueda para ir mejorando. Sólo ha habido un Paul Rand** en la historia, sólo puedo aspirar a aprender de su trabajo.

Ni siquiera como escritora. O lo que sea.

Para nada menosprecio a la gente que viene a este blog. Que incluso lleva años viniendo a este blog y que, de alguna manera, poco a poco, por lo que sea, se han atrevido a dejar un comentario. Pero aún así, es que yo nunca pensé que esto de tener un blog me daría para tanto. Creo que no lo hago mal. Pero tal vez no sea suficiente.

Yo sé que quiero ser como Gretta. Quiero amar tanto lo que hago que me importe un carajo lo que opinien los demás. Quiero hacerlo a mi manera, como creo que debo hacerlo, cogiendo un trocito de consejo por aquí, otro por allá, aprendiendo por el camino.

Pero por otro lado, soy géminis y busco algún tipo de aprobación, de reconocimiento.

Yo quiero ser una rockstar y no me da, ni me ha dado, y espero que nunca me dé, vergüenza reconocerlo.

Pero quiero serlo porque lo valgo.

Dicen que hay que perseguir tus sueños, que no hay rendirse. Durante esa persecución vas a aprender muchas cosas. A lo mejor te ayudan a alcanzar tu sueño. A lo mejor resulta que tu sueño es otra cosa y no hubieras empezado ese camino no lo hubieras descubierto.

Tal como ganas muchas cosas mientras tanto, también las pierdes. Ganar no siempre es bueno y perder no es siempre malo. Todo forma parte de un mismo proceso de aprendizaje.


No dejéis de ir a ver Begin again si tenéis la oportunidad.

Tampoco dejéis de escucharla ;)






* Futuro exmarido de la Paltrow, jamás pasará ni contigo ni con tu grupo. Por ahí no paso.

** Este año se cumple el centario de su nacimiento. Nenis, si el diseño gráfico tiene un Dios, es este tío. El puto amo. No os digo más. Si hubiera algún evento coincidiendo con mi visita a NYC y pudiera ir, tendría serios problemas para volver a encajar la mandíbula. 

6 comentarios:

Tina dijo...

Yo te leo desde hace años, siete quizás? y no me he atrevido a dejar comentarios... pero hoy al menos un saludito. Te he tomado cariño en este tiempo maja! y aunque ya ando por acá, el día que gustes nos largamos a México de patas de perro :)

Anónimo dijo...

Vaya, esta peli te ha llegado mucho. Me apunto para verla.
La música amansa la fiera que llevo dentro y la del Jefe me conecta con buenos recuerdos que nunca han existido, extraño pero reconfortante.
Quise ser una estrella del pop y ganar un Óscar, quise ver mi nombre escrito en la cubierta de un libro escrito por mí. Mente dispersa.
El último anónimo de ayer

Athelas dijo...

Yo sólo pude verla doblada, desventajas de vivir en León. Durante la película no paré de pensar que original sería diferente, empezando por los acentos de Keira, pero bueno, la volveré a ver en VO. En cuanto a Adam, a mi no me caia bien, y no se por que un día empece a ver The Voice, que es mil veces mejor que la version española (obvio) y junto con Blake Shelton te ries mucho, y te sorprenderias las voces que he descubierto gracias a ese programa, no son las que ganan pero también suelen apostar por algo diferente en algunos concursantes, y entonces cambió mi opinión sobre él y empezó a caerme bien. Aunque su falsete me sigue sin gustar.
En fin, la película genial, salí con una sonrisa del cine y ha pasado a formar parte de mi "colección personal de películas que vería una y otra vez".
Y a lo mejor te parece demasiado, pero para mi, tú eres un ejemplo a seguir. Ale, ya lo he dicho. Así que sigue haciendo lo que te gusta, y deja de compararte con otros, eres buena y serás mejor, de eso no tengo duda. Un besin :)

Mara Jade dijo...

Tina: ay México... ¡qué ganas tengo de conocer ese país!!

El último anónimo de ayer: el Oscar sería lo más, más grande del universo.

Athelas: jopetas tía... ¡gracias! :-*

gemma dijo...

La vi ayer, y hoy he leido tu post, totalmente de acuerdo, pero dale una oportunidad a Adam, que lo mismo se muda a tu vecindario

Eugeac dijo...

Me encantan las películas con su idioma original, en las dobladas se pierde mucho sentido y una gran película puede llegar a ser mediocre. Veo todas las pelis de Mark Ruffalo y creo que esta no va a ser la excepción.
Eres muy buena escritora de blogs Mara, quizás ese es tu destino...