martes, 14 de mayo de 2013

HMLP (Hoy Me Lo Pondría): extended edition

Una de las cosas por las que debe molar tener pastaca es conseguir modelazos chulos, independientemente de si son o no de marca. Soy de las que creen que no hace falta gastarse una gran fortuna para ir bien vestida. Y sí, a tu estilo, no siguiendo lo que dictan las fashion-blogger, la Vogue o estilistas de renombre.

Aunque, de vez en cuando, llevar algo de un gran diseñador tiene que ser lo mássssss.

En fin, lo único que he podido averiguar de este maravilloso vestido de Sarah Jessica Parker es que es "vintage". ¿Qué les costará decir que es de otra temporada?. ¿Alguien, por favor, les puede explicar a todas estas modernasdemierda lo que significa la palabra "vintage"?.


Me parece absolutamente maravilloso. Lleva un estampado en morados y malvas que me encanta, pero esos toques, como borrones o brochazos, en amarillo, naranja y, ¡oh!, turquesa... Es un clarísimo yeah para mí.

Por fin, querisa SJP, por fin me das una alegría, porque últimamente parecía que te había dado un mal aire, estilísticamente hablando. Me gusta los complementos elegidos. Yo, sin embargo, cuando consigua este vestido, pienso ponérmelo con unas preciosísimas sandalias de un brillante color turquesa.

Pregunta: ¿Alguien más cree que tiene los brazos muy, muy largos?.

A todo esto: me quedo con el súper tocado que le hizo Philip Treacy para el Met Ball.



Y con el peinado también. Muy fan de este tipo de trenzas.

Para el mismo evento, Tate Americas 2013, Anne Hathaway llevó un Givenchy. Hhhhhmmm... No sé si Valentino va a dejar de hablarte querida.



Me gusta el color, me gustan esos pequeños detalles negros en los hombros, me gusta el entallado de la falda, que se ajuste en la cintura pero que el resto del cuerpo sea un pelín más olgado. Me gusta la elección de complementos. Lo que también tengo claro es que sigo sin poder contigo. No sé porqué, pero no entiendo el revuelo hacia tu persona.

En fin, mi duda es la siguiente: no tengo claras esas mangas. Y mucho menos que sean como las aletas de un pez manta. Ese momento cadera puntiaguda... ufff... No sé, queda raro. No creo que me favorezca, pero vamos, que ya lo apaño con la máquina de coser que últimamente estoy muy valiente.

Abro momento ombliguero, por cierto. He aquí, los nuevos bolsos de Metro&medio Designs.





Cierro momento ombliguero.


Siguiendo con mis HMLP, celebro que Jennifer Lopez haya dejado de lado, al menos por un rato, los maravillosos y brillosos vestidos de Zuhair Mourad, que ya aburría un pelín. Eligió a Michael Kors para ir al Met Ball. Me fascina lo bien que le queda a la jodía.



Vale, vale, tampoco es que fuera súper punk al evento. De hecho, tal vez, lo más más punk que llevaba era el peinado. Pero vamos, teniendo en cuenta que, la mayoría de los invitados se pasaron el rollito punk por donde yo os diga... Incluyendo a la Wintour (tan ridícula como la Kardashian o la horrrrrtera de Beyoncé, que nadie lo dice, pero lo es). Un fracaso este año, nenis, un fracaso.

Buah, yo a esto le hubiera puesto un collar-gargantilla barroco-rococó, con piedras grandes, para tapar el ribete negro del cuello. Si ya encuento uno tipo babero, no muy largo, jackpot.

En las orejas, de esos pendientes que van desde el lóbulo hacia arriba, que simule piercings con aros. Y un anillo de lo que parecen dedos cibernéticos, de los que cubren dos falanges.

¿Zapatos? Unos pedazo de botines de Louboutin de esos potentes que llevó Olivia Wilde a los Golden Globes del 2011. Estos o estos tampoco me parecen mala elección.

Y así, sin más, me planto yo misma en algún evento molón, sin que tenga que ser de inspiración punk, que yo no tengo problemas en extremizar atuendos. De eso se trataba este año queridas.

Ta-daaaaaah!.



Igual que a la Hathaway, tampoco puedo con las it girls como Coco Rocha (ni su amiga Alexa Chung, ni la pavisosa de Olivia Palermo y, en su día, Sienna Miller, pánfilas todas), pero este Fausto Puglisi es... es... ¡Chulo!

¡Con todo su recargamiento, todo, todo y todo! En algunas páginas he visto que la ponen entre las peores, pero claro, da la casualidad que eran de esas que ponían entre las mejores vestidas a las que iban con vestiditos monos y tal. No entendieron el concepto y punto.

La única pega que le veo, es que me gustaría que el estampado fuera más uniforme. Me gusta la "raya" vertical, pero las horizontales las evitaría. En mi cabeza no se sacrifica a ningún leopardo, así que como el tejido imita a esa preciosa piel, me inclino más que eviten esas partes.

El rollo flequillo me gusta. Habría coronado el peinado con una cola de caballo altísima y muy pulida.

Para terminar voy a hacer una declaración muy arriesgada: para mí, Nicole Richie fue estupenda al Met Ball.



Demuestra que no hace falta ir de un súper gran y caro diseñador para ir ideal a un gran evento. Eligió este elaborado vestido de Topshop y se pasó un spray gris por el pelo. Si Tormenta hubiera sido invitada, habría ido así. Estoy segura.

No entiendo las críticas que se le han hecho, en serio. Veamos, según la cita de Greg Graffin que aparece en la Wikipedia, "El punk es la lucha constante contra el miedo de las repercusiones sociales". Bien, pues ahí lo tenéis. Eso ha hecho Nicole, que está muy acostumbrada a hacer lo que le dé la gana desde siempre. Porque para ir con su color de pelo (ahora castaño claro) y un peinado convencional... para eso ya estaba Rooney Mara.



Detalle de la espalda. Hubiera preferido una espalda descubierta, la verdad, pero vale, lo acepto. Sigue siendo un HMLP. Y ahí podeís ver también los detalles en las orejas.


¿Veis lo que os decía de los pendientes? ¡Pues eso! Los hay que no hace falta perforar toda la oreja ;)

Hablando de Nicole Richie, me quedo también con estos dos vestidos de Balmain e YSL. ¿Alguien ha localizado clones de alguno de estas dos bellezas?




Y hasta aquí, la extended edition.