jueves, 2 de mayo de 2013

Gurl... sup at you?

A ver, Amanda Bynes, llevamos meses vigilando tus raros movimientos a través de tu loco, loco, loquísimo Twitter e Instagram. ¿Qué cojones te pasa?

Esta chica, que parecía normal, llegó a decir que menos mal que su familia la ayudaba a tener los pies sobre la tierra. Que ella no entendía cómo nuestra querida Britney (Spears, Brinni en este blog) o Lindsay (Lohan, La Loca Lohan en este blog) habían perdido tanto los papeles.

Todo empezó diciendo que se retiraba de la actuación. A sus veintipocos años. Bueno, vale, entendible con la pastaca que ya tienes. Poco más de un mes después dice que no, que se lo ha pensado mejor.

Y desaparece de la escena famoseril.

Tampoco pasa nada, es entendible.

La detienen por ir más pedo que Alfredo al volante, después de pegarse una leche contra un coche de policía. Tú sí que sabes chica. Por supuesto, tiene su fotito policial de cuando a todas les pegó por teñirse el pelo de rosa y demás tonalidades pastelosas.


 
A todo esto, ella jura y perjura que ella no bebe porque es alérgica al alcohol.

Ya...

Meses después se la vuelve a pegar, pero esta vez se da le piro al más puro estilo Farruquito. Sólo que ella no se cargó a nadie afortunadamente.

Se muda a Nueva York.

Y empieza la locura.

Empieza a decir cosas raras por su Twitter. Que lo cierra. Que lo vuelve a abrir. Y descubre Instagram y empieza a rallarse a tope de power.

Que si ahora le tiro los trastos a Drake... llamo feoquetecagas a Jay-Z... que me quiero parecer a Blac Chyna... Ahora me pongo piercings en las mejillas... me pelitiño de platino... y extensiones... y voy en chándal y chanclas en pleno marzo neoyorkino... me encierro en los probadores de una tienda... fuck! me tengo que rapar la cabeza porque me han hecho un desastre en los pelos...

¡Qué sería de un breakdown de famosa sin un rapamiento de cabeza!

Pues bien, querida, o tu familia ha pasado de tu jeta o te ha dado un mal aire porque esto no se entiende:




Además, yo añadiría unos implantes pechiles y una muy, muy, muy mala depilación de cejas.

Atentos que la loca esta amenaza con sacar su propia línea de ropa que será una mezcla entre la niñata del Bieber y la stripper esa a la que se quiere parece. Por si no fuera poco: también quiere grabar un disco.

Lindsay, hazte a un lado porque esta chica parece que te va a dar un buen repaso.

Ay... Hollywood nos regalas tantas locas... Y eso que esta chica empezó en Nickelodeon y no en Disney.

1 comentario:

Mr. Thunderstruck dijo...

Jo, la verdad es que la chica lleva una temporadita pelin despistada por decirlo de manera más suave...lo que hace la tontería. Saludos!!!