lunes, 18 de marzo de 2013

Bon dia tinguin joves

Así me gusta saludar las mañanas. Lo hago en singular cuando es una sola persona, ¿eh?, que seré de letras, pero hasta ahí llego ;)

Bien, como habréis visto, o no, mejor dicho, la semana pasada estuve yo como muy ausente. ¿Por qué?

Un poco sí que os conté con eso de que estoy más liada que la pata de un romano. Me encanta este símil, por cierto.

Abro inciso, hablando de romanos. Como serie-adicta reconocida que soy, vi Rome. Me gustó. Y me gustó mucho, mucho, mucho el actor que hizo de Marco Antonio. Que si me gustó... ¡cosa mala lo que me gustó!

Se llama James Purefoy:
  • Es británico, por ende, acento sensi total.
  • Actor shakespiriano, mola.
  • Salió en V de Vendentta y también hizo una peli con Reese Witherspoon (Vanity fair).
  • Y está buenorro como sólo él puede estarlo, con o sin traje de general romano.
Mejor SIN, claro ;)


Hasta ahí, normal en mí eso de quedarme colgada de un mozo, ¿no?

Pues resulta que ahora veo The Following. Enganchada es la palabra. Kevin Bacon sigue teniendo cara de aquíhuelemalamente, eso sí, peeeeeeero, voy y me encuentro que el malo... perdón... EL MALO, el jefe de todos los malos que salen en la serie, ¡es Marco Antonio! 

Y es de esos malos sibilinos, elegantes, carismáticos... me dan ganas de hacerme mucho más mala cuando le veo y le oigo hablar... 



Querido James:

Pronto recibirás unos libros (1, 2 y 3) que, como argumento no valen nah, pero te he subrayado unos pasajes que me encantaría que luego comentáramos... tú y yo... a solas. Se titulan Cincuenta sombras de Grey y por lo visto se han vendido mucho. Aún no entiendo la razón, pero si quieres también podemos comentarlo... tú y yo... a solas.


Malísimamente tuya:


-MJ-


Pd: tú lee, las esposas y demás cosicas ya las traigo yo.


Cierro el inciso porque me está subiendo la fiebre. 


Pues como os decía, que ando yo un poco ocupada, pero que de verdad, estoy contenta.

A estas horas, cuando leais esto, ya sabré si me han vetado, parte o todo, el artículo de la revista en la que colaboro

Pues sí, por lo visto he escandalizado a alguna mente pacata que hizo mutilar mi artículo del mes pasado. Pero me he tomado la revancha. No toques MIS textos y si tienes intención de sugerirme que retoque alguno de MIS textos, házmelo saber antes. 

Ya que tampoco dices nada agradable por el trabajo de todos los que colaboramos escribiendo y dedicando nuestro tiempo, por cierto, GRATIS, al menos sé agradecido y coméntame qué es lo que no te gusta. Pero ni se te ocurra tocar MIS putos textos sin MI puto permiso.

Teóricamente, el sábado sabré si han vetado parte o todo mi texto. Anyway, este post está programado para que se publique el lunes, así que ya os haré saber qué ha pasado.


Esa ha sido una de mis muchas ocupaciones.

Además, estoy haciendo maquetaciones varias para álbumes de bodas. Cosa que me encanta, porque si bien toda la parafernalia y locura que las bodas conllevan (incluso la estupidez que después contraen algunas novias al convertirse en esposas), me gusta mucho ver...
  1. El vestido de la novia.
  2. Los vestidos de las demás mujeres.
  3. Lo feliz que parece todo el mundo (aunque en realidad se odien y al año siguiente los novios se divorcien).
Además, como ahora se ha puesto de moda el rollito wedding planner, es muy cachondo ver la "competencia" por ver quién se ha casado más cuqui y personalizadamente.

Sin contar que el dinero por estos trabajos me viene estupendamente.


A tope ando con mi tienda, porque sigo ideando cosas que creo que gustan.







¿Qué, cómo lo véis? Para ser una torpe que hace año y medio se acojonaba al ver una máquina de coser o flipaba con tazas customizadas, no está mal, ¿verdad?.

La cosa no queda ahí, porque tengo taaaaaaantas cosas que sacarme de la cabeza que aún no puedo creer que todas esas historias se me ocurran.



Para acabar, os contaré que, aunque se me caiga la baba con James Purefoy (ggggrrrrraaawwwwww), my heart belongs to mi BruBru y nuestro primer encuentro, por fin, ya tiene fecha.




¡TENGO ENTRADA
PARA VER A
BRUNO MARS
EN MADRID!




 
What do you think about it baby?


 (Oh my god, this is great!)

OMG, I know!!


Awwwww, I knooooow!


Shut up, silly! I knoooooooow! :)
What do you wanna do when you see me?


Really? ¬¬ 
Nothing else?




 Better, darling.


Much, much better.


Yeeeeeeah, I got it ;) ;)

But remember, if you like it...



Copy that?





Me too :-*

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja, lo que me he reído con lo de Bru Bru. Me alegra que todo vaya para adelante con la tienda y que estés tan liada, eso es bueno. Y Reina mora, el Purefoy está requeteguapo en Cruzado...ayayayaya

BeatrixCR

marta dijo...

Ay hija, de verdad que sigo sin entender que te guste tu BruBru con el buen gusto masculino que tienes.
Me gustan tus tazas, me paso por la tienda.

Mara Jade dijo...

Beaaaaaa... al final no nos hemos vistoooooo!!!

Marta: ya sé que tengo buen gusto en cuanto a macizorros, pero en el caso de Bruno... ¿tú has visto lo jasssshondo que es? Con lo petarda que soy yo, es que tenemos que hacer buena pareja sí o sí jajajaja :-P