sábado, 5 de enero de 2013

Malditos 3 bastardos:

Como cada año, os la va a soplar todo, pero yo me niego a darme el gusto de poneros a caer del camello. Comienzo.

Os libero de regalarme unos nuevos zapatos de baile, porque ha sido algo que con mi esfuerzo me he auto-regalado.

New dancing shoes!
Ejem... nota mental: nunca más arremangarme el pijama y quitarme los calecetines para enseñar zapatos nuevos si no quiero que me amputen las piernas por las rodillas por causa de hipotermia.

Y sé que de parte de SSMom me va a llegar un pijama súper suavito y amoroooooso con brillismos. Ideal. ¡Ah! Y un cacharrico para escuchar mi iPod en el coche. Ideal too.

Por favor, decidle a SSBro que ya tengo un Kindle, nada de más libros de papel: no tengo más espacio.

Va en serio: NO tengo más espacio físico, el pasillo no me parece un lugar tan confortable para dormir como mi camita.

Ahora voy con lo que quiero:

Este año he sido muy, muy, mmmmmuy buena... a mi manera, claro, pero lo he sido. Pero ocurre que para el año que viene quiero ser muy, muy, mmmmmuy mala. Más que porque sólo me dé la gana.

Quiero que me traigais...

Los guantes son opcionales, pero que sepáis que me parecen ideales ;)

Por si lo de ser diseñadora gráfica me falla, ¿sabéis?. La cosa está tan malita que me da en la nariz que a todos esos que se han largado con la pasta de la gente les debe molar este rollito. ¿No sería una ironía que me pagaran por repartir dolor? Justo igual que hicieron ellos pero sin pegar chapa.

Además, con hacerme unas trencillas en el pelo podría hacer el remake de Human Nature de Her Madgesty sin problemas. You know.

Mmmmm... seguro que debéis estar flipando...


... pero pensadlo bien: con la mala hostia que tengo y la rabia contenida que me queda todavía, yo me ffffffffforrro.

Ejem, lo de independizarme, dentro o fuera de las fronteras de Españistán Mordor también me gustaría y tal. Sería taaaaaan feliz teniendo un sitio donde no tenga que apartar el ordenador para poner la máquina de coser... en la mesa del comedor... o tener que apartar la caja de telas para abrir la puerta de un armarito... en el comedor...

Lo de que mi BruBru, para vosotros Mr Bruno Mars, me dé clases privadas de ukelele se enamore perdida, loca, irremediable e inevitablemente de mí, pida mi mano y vivamos felices para siempre en nuestra mansión frente al mar en Hawaii... ¿cómo lo veis?  





Pero vamos, que a lo mejor es más fácil lo de convertirme en dominatrix, ¿no? Así de pocha está la cosa por este lugar ¬¬

No si ya veo que váis a tirar por lo "fácil", como si no os conociera de hace años y años y años y años.


No sé ni para qué me molesto en nah.

Supongo que por el gustazo de mandaros a la mierrrrda una vez al año X'D 

Con todo mi cariño os dedico esta gonica melodía.





Y tened en cuenta que puedo ser muy vengativa cuando no obtengo lo que quiero.





Aunque no pienso perder la esperanza. Un año de estos me traereis exactamente lo que yo quiero.

BruBru... ve mirando anillos*... and call me!








 

A todos los fanes fatales, el misterio quedará resuelto entre mañana... o pasado, gñe.


* nada de diamantes, mi piedra favorita es la amatista ;)





***********************************

Domingo, 6 de enero 2013

Sin novedades. Un pijama. Una tarjeta regalo del ECI.

Ni rastro de Bruno Mars.

Cangon tos vuestros ancestros, magos o muggles ¬¬