lunes, 27 de febrero de 2012

Oscar 2012 o Billy Crystal tampoco fue pa tanto o... Mon petit macaron le quitó el premio a mi George.

Atentos a ESTO:

¿Alquien NO esperaba que le dieran el Oscar a esta PEDAZO de actriz? La parte en que ha dicho "Puedo imaginarme a media América diciendo, Oh no, ¿ella... otra vez?... pero bueno... ¡lo que sea!".

Soy tu fan total, Meryl. FAN TO-TAL.

Si no se lo hubieran dado a ella hubiera sido feliz si se lo lleva Glenn Close, la verdad.

Y como os adelantaba en el anterior post, Jean Dujardin ganó y se lo merece. ¿Por qué? Pues porque es uno de los que pueden suceder a mi Yorch en sentido del humor, encanto, mirada, sonrisa, percha...


Encima es que es taaaaan dulce... y le queda taaaaaaan bien el smoking. Y encima el tío es bueno, muy bueno en lo suyo. George, has perdido contra uno que se lo merece, siéntete orgulloso (y deja a esa pava que te estoy esperando).

Lo dicho: has ganado un Oscar, empezamos la cuenta atrás para el fin tu matrimonio.

Probablemente el momento más emotivo, para mí, de toda esta edición ha sido:


Octavia Spencer no sólo me parece una tía cojonuda y buena actriz, es que encima es todo corazón y su papelazo en The Help es espectacular. Me parece maravillosa. Y si encima Christian Bale te planta un besaco como ese, apaga y vámonos que tengo que decirte un par de cosas.

Octavia, tú sí que puedes decir eso de "Winning here, winning there" con todas las de la ley.

Bueno, pues otro año más me he visionado la alfombra roja y he intentado ver la gala. No ha sido tan soporífera como la del año pasado... pero no he podido resistirla entera. Lo siento Billy Crystal, la apuesta por ti era tan segura que no había emoción. Ni siquiera con los sketches metiéndote en las pelis nominadas. Un recurso demasiado visto ya. ¿Tus chascarrillos? Ejem... ¿cómo lo diría?... ¿Alguien puede plantearse contratar a Sacha Baron Cohen? Sé que Ricky Gervais es demasiado para esto, pero de verdad, hubiera mantenido mi atención mucho más.

Don't give up*, Oscar organizers, seguro que el año que viene os lo montáis mejor.

Neil Patrick Harris estaba libre... Why not? Sigo apostando por él combinado con Hugh Jackman. Soy de ideas fijas.

Pues eso, después de ver toooooodo eso, la recopilación de fotos, editarlas, clasficarlas y tal y tal... cuando creía que podía irme a dormir un ratito, porque ya no daba pie con bola... he tenido que llevar SSDad al aeropuerto. La siesta que me voy a pegar hoy va a ser de órdago.

Como siempre, os pongo dónde podéis consultar la lista completa de ganadores: aquí.

Las advertencias de siempre, por si hay algún despistado/recién llegado: es MI blog, es MI opinión, di lo que te dé la gana en los comentarios y después decidiré si lo publico. Clic para ver las imágenes en grande.


Son las 10:17. Oficialmente comienzo a destripar la alfombra roja. No me voy a andar mucho por las ramas describiendo las categorías, son lo que son.

Aburridas, las sin pena ni gloria.


Sarah Hayland (Alberta Ferretti)... eres demasiado guapa para llevar algo que pasa tan desapercibido. Al menos podrías haberte adornado con algunos pedruscos en algún color chulo. No sé, unas esmeraldas, unos diamantes amarillos, ¿aguamarinas tal vez?.

Sandra Bullock (Marchesa), tenemos un problema de tamaños y volúmenes: esos adornos de la cintura son enormes al igual que el volumen de la parte superior de ese vestido. La espalda mola, pero sinceramente, voy a olvidar esta cosa en menos de 24 horas.

La otra princesa de Mónaco, Charlene, fue de blanco y sus estilistas saben cómo disimular el ancho de sus hombros. Punto.

Anna Faris (Dianne von Fustenberg): mira bonita, ya he visto eso mismo en otras versiones: Golden Globes (Jessica Lange), Bafta (Melissa George) y Goya (Toni Acosta). Enough is enouhg.

Penélope Cruz, Armani. ¡Bah! Pero sí que me gusta su peinado.



Kate Capshaw es la mujer de Steven Spielberg. Y no tengo nada más que decir.

Julia Ormond, ¿qué le ha pasado a esta señora? Solía ser muy guapa y ahora está... Rara. No sé, supongo que así sería Demi Moore sin ninguna cirugía. No sé de qué diseñador va, ni me importa.
Antonio estaba guapisssssssssisisisimo, como siempre, pasen los años que pasen por él. Melanie Griffith va de Yves Saint-Laurent.


Angelina Jolie, no se parece nada a La Novia Cadáver. El nivel siguiente. ¡Mirad esa patucaaaaaarrrrrgggghhhh! 8-O Lleva un Atelier Versace que seguramente es flipante, pero como es tan negraco no hay manera de verle algún detalle.

Natalie Portma, de Dior Couture, está preciosa, pero a ese vestido le falta algo. Quicir... rojo, lunarcillos... si está muy bien pero... es soso.

Y Cameron Díaz, con el rollito de que a las rubias les queda bien el puto Nude, ese color, otra vez más de lo mismo contigo tía. Sí, es un Gucci, ¿y qué?



Me gustan. Van monas, les queda bien, pero no son ¡WOW!.


Virgina Madsen (Reem Acra), sencilla, clásica. Súper estronguer lo que te disimiula la barriguilla ese vestido, porque de perfil frente a las cámaras... ¡tela! Eso es un drapeado bien usado, sí señora. El color me gusta más ahora porque parecía que le habías quitado la sotana a un obispo, jamía.

Lara Spencer, bien, bien, me gustas. Elegante. Te doy el visto bueno.

Penelope Ann Miller (Badgley Mischka), te queda bien, vas monísima, pero NO a esa diadema que parece de los chinos.

Leslie Mann: dile a Cavalli que te haga eso mismo en azul electriquísimo. Sería total.

Maya Rudolph (Johanna Johnson): lo que no te hace WOW es el color, esa preciosura para totalmente desapercibida. Prueba un punto de luz en la gama de los violetas. Triunfo asegurado.

Maria Menounos: guapa, mucho, pero estoy pelín agotada de túnicas griegas por mucha espalda descubierta que tengan. ¿Me lo pondría? ¡Seguro! pero no para los Oscar.


Judy Greer me ha sorprendido con este Monique Lhullier, porque a esta diseñadora le va más el rollo etéreo como a Marchesa. Sin embargo, me remito a lo que he dicho de Maria Menounos.

¡¡Dioxxxxxx!!! La señora esposa de Jean "mon petit macaron" Dujardin creo que iba mona, pero no puedo apartar los ojos de su marido.

No me pasa lo mismo con Alexandra Edenborough, la esposa de Gary Oldman, a pesar de que tiene un punto de atractivo importante. Lo que me gusta de su vestido es la estructura del cuerpo: justo donde tiene que estar. El brillerío también me gusta mucho.

Bingbing Li lleva un maravilloso vestido blanco, chuli, chuli. Mancantao. No me deslumbra, pero definitivamente si pudiera ponerme esto fliparía. Ese momento transparencia es ideal.

Annie Mumolo (me reído más con tu apellido...) va de Pamela Rolland. No ha arriesgado, pero está bien, de esa manera te aseguras estar estupenda con algo que sabes que te queda bien. Este tipo de corte es una apuesta segura. Si eres delgada parece que tienes curvas y si las tienes, triunfas.

Eso sí, un buen sujetador no te vendría mal, querida.


Las Sí, pero no, son esas que no son espantajas, pero tampoco me gustan y, por supuesto, no son SuperStars. Ahora os digo porqué.


Lea Thompson: decirte que pareces un insecto palo me parece demasiado cruel, pero te puedo decir sin temor a equivocarme que ese chal sobra. Si no tienes cintura o estás embarazada, prescinde de los vestidos sueltos.

Glenn Close, de Zac Posen. NO con esa chaqueta.

Ellie Kemper (Armani Prive), demasiado parecido al de Aishawara Rai del año pasado. Muy reciente para ponerte esto. Tampoco vendría mal que te cortaras un pelín el flequi. Sólo un pelín.

Busy Philips, nunca hubiera dicho que es de D&G, ¿dónde se han dejado el estampado de leopardo?. El largo de ese vestido no me gusta. Ponle una mini cola, dale o daTE un poco de brillo.

Berenice Bejo lleva un ultra divino Elie Saab... pero no sé porqué no acabo de verla con él. No sé si es por el tono de su piel, no sé si es porque en The Artist la veía más voluptuosa. No lo sé, de verdad.


Wendi McLendon (Simon G), lo que tú llevas es un intento de vestido de princesa. Pero no funciona y se te ve la enagua. Terrible. Pero el color y pedrería queda bien. Fuera ese tul, mejor recto y, si te atreves, corte amplio para lucir pierna.

Tina Fey (Carolina Herrera): NO a ese volante ochentero en la cintura.

Shaun Robinson: los escotes en "v" son ideales para las que tienen pecho generoso. Estarás de acuerdo conmigo en que ese no es tu caso. Nada en contra del dorado completo, te sienta bien.

Missy Pyle le fue contando a todo aquel que le preguntaba que su Marina Delfino estaba hecho con eco-seda. Vamos, que los gusanicos no han sido maltratados para producir el hilo y que el vestido ha sido teñido a mano. Lo que tú digas, pero tanto esfuerzo para luego apañar lo que hubiera sido una preciosidad, con ese corte en las rodillas y ponerle una cortinilla hasta el suelo. What a pitty!

A lo que lleva Nancy O'Dell le sobra el encaje de cinturón p'abajo. No tengo problema con el color, pero no le pega. Yo estoy se lo veo a Rihanna, pa que mentiendas. No la pongo en Vestido chulo, percha equivocada porque en otro color le hubiera quedado estupendo. Pero NO con esos pendientes. Pídele prestados a Lea Michelle los que llevó para los Golden Globes.


Hablando de Vestidos chulos, perchas equivocadas...

Kristen Wiig (J Mendel) sigue emperrada en el Nude, ese color, con vestidos bonitos que no le sientan bien. Este, en particular, es como si te cansara llevarlo.

Inciso, a propósito de este comentario: estas tipas tienen la enorme suerte y el gran honor de estar en los Oscar... ¿POR QUÉ POSAN COMO SI LLEVARAN UNA PUTA MOCHILA A LAS ESPALDAS?

Cierro el inciso y sigo.

Kelly Rippa: a ti justamente lo que te faltaba era un vestido que hiciera desaparecer las pocas curvas que tienes en las caderas. No te digo más.

Giuliana Rancic: demasiado poquita cosa para ese vestizado. Dáselo a Kate Winslet.


Antes de ir a lo que todos estáis esperando, voy a poneros otro MOMENTAZO.


No soy muy fan de Gwyneth Paltrow, pero si me toma en sus brazos ese pedaaaaazo de Robert Downey Jr de esa manera, también me hubiera quedado con esa cara de picueta (o de Lina Morgan, morretes clavaos). Sobre todo, porque comparado con el tirillas de tu marido, jamía, ¡eso es un HOM-BRE!

Ains, de repente se me ha acelerado el pulso. Y qué calor hace, ¿no?


Y los WTF de la noche van para...

¿Qué cojones hacía Carlinhos Bronw ahí? ¿Sustituyendo a Tim Burton y Helena Bonham Carter? Si no, no hay otra explicación. Tela con la tronca que lleva al brazo, que seguro que le ha robado a Adele uno de sus vestidos.


Y bueno, ¿alguien me quiere decir en qué clase de mezcla de conservación se sumerge Bo Derek? ¡Si casi parece más joven que John Corbett, copón! ¡Está increíble-ble! Y John también :-D





Espantajas al poder. Ay omá, esto ha sido tan divertido...


Sherry Shepperd: ¿de verdad necesito explicarlo? Esto también va por la señora del fondo.

Shailene Wooley, 21 años y ha conseguido que la monja que estaba por la alfombra roja pareciera más sexy que ella. Será un Valentino, pero esta claro que es el equivocado. Sí, querida, entiendo que estés enfadada por tener que hacer de hija de mi Yorch en vez de su salvaje amante, pero així no hi anam. Al menos en una red carpet.

Melissa Leo, ya sabemos que este año no tenías presión, no estabas nominada y has ido a tu bola pero hay ciertos límites que tú te has pasado por el forro de tu peluquero.

Melissa McCarthy (Marina Rinaldi), es el momento de que te hagas amiga de Queen Latifah. Ahí te lo dejo. No sé por dónde coger ese saco de lujo que te has puesto.

Nina García: comprendo que te agarres así el estómago, a mí también me da náuseas tu vestido.

Rooney Mara (J Mendel): por favor... ¿PODRÍAS DEJAR DE SER LISBETH SALANDER DE UNA PUÑETERA VEZ? Y comer, aunque sea unas pan pizzas o unas chuletas de cordero con salsa de vino tinto. Whatever.

Podría haber puesto este vestido en Vestido chulo, percha equivocada, pero esa espalda hace que me sangren los ojos. Una tira, otra tira, la cremallera que las corta... mira, no.

La chica que acompaña a Nick Krauss... pobretica... tan joven y tan desarrapada.

Melissa Cobb es una Aburrida, que no sabía cómo hacernos ver que lleva un bolsito en forma de oso, pero estando al lado de Jennifer Yuh esta foto tiene que estar aquí por razones evidentes.



No tengo reina del espantajerío, la cosa ha estado muy reñida entre:

Louise Roe: dice ser estilista, sin embargo, a todas las titis de su programa Plain Jane las vestía igualicas a ella. Daba igual el tallaje de la muchacha de turno.

No me entiendas mal, a veces hasta acertabas, pero tú te has resbalado taaaaaanto con lo que llevas puesto... Por cierto: ¿y tú qué haces aquí?

Jessica Chastain lleva uno de los peores, repito, peores diseños de Alexander McQueen que yo recuerde ahora mismo. Esto lo ve Beyoncé y no sólo te lo quita, es que luego lo aprovecharía para hacer unos gonicos cojines para sus sofases.

Jane Seymour. En fin...

Esperanza Spalding. No, de verdad, te creo: no tienes estilista.

Ni siquiera ir de la mano de Colin Ffffffffirth (hi, darling!) ha hecho que esa cosa tan fea de Valentino que lleva Livia Giuggioli la salve de estar entre las más espantajas. Gracias a ti ahora sabemos que Colin no lo puede todo. ¿Te parece bonito?

Anne-Sophie Bion cogió una bolsa de basura, le hizo agujeros, pasó los brazos, la cabeza y se fue a los Oscar.


SuperStars. Ojiplática me he quedao.



Viola Davis de Vera Wang, osssssea, que te queda perfecto es quedarme corta. El color, el corte, tu pelo natural, las joyas, tu perfecta piel... 10 sobre 10.

Rose Byrne (no sé si es cierto que eso es un Vivienne Westwood), si no fuera por tu cara de siesuna te diría que vas perfecta. Eso eso un largo que no llega al suelo bien llevado. Yeah!

Octavia Spencer, fiel a Tadashi Shoji: di-vi-na. Melissa McCarthy, hazte amiga de ella también inmediatamente. Sólo te digo una cosa Octavia, te puedes permitir un poco de escote. ¡BAM! A tus pies querida.

En los Bafta empezó a gustarme la sin sal de Michelle Williams. Aquí me ha encantado con este Louis Vuitton. No tengo foto de la espalda, pero la llevaba al descubierto. Una pasada. Más le valía porque ya era hora de sacarla de ese maldito rollito indie que me lleva siempre. Pero sigo pensando que se volanterío en la cintura no mola.

No me gustó nada que haya hecho de la Monroe, pero una vez hecho el daño, me conformo con que no haya ganado este año.

Emma Stone triunfó con esa lazada gigante al cuello de Giambattista Valli. Incluso el color. Es ultra divino. Jopetas, me flipa. Muy de cuando Nicole Kidman no la cagaba en sus estilismos.

Mi Meryl querida lleva un doradísimo Lanvin que en otra no sé, pero en ella me encanta. Ella es como Glenn Close, ellas van de sí mismas sin importar lo que se pongan. Tendría que hacer una sección llamada She being she. Aquí pondría a Streep, Close, Lauper, Bonham-Carter y Swinton.

Retomando a Meryl: ¿es posible que esta mujer esté cada año más preciosa? Desde aquí os digo que clava a Margaret Thatcher. Nada de verla doblada, por favor.

Kate Mara es la hermana de Rooney y ella hace más bien series. La última que yo haya visto, American horror story. El primer episodio me acojonó. Tuve que ponerme una comedia después porque no podía dejar de pensar en el tipo con el traje de látex. Y no, nada sessi.

En fin, esta pavilla, es como su hermana: es incapaz de salir de su papel. Ella hace de amante chunga del personaje del mega guapérrimo de Dylan McDermott (arf, arf, arf). Osssea, al contrario que la Wooley, Kate esta cabreadísima porque ya no va a salir más en la serie y no podrá volver a morrearse con él. Te entiendo.

Sin embargo, a pesar de que tiene pinta de merecerse una paliza, ese Jack Guisso Couture es la perfección. Me gustó mucho su peinado y los adornos que se puso. Pero te aconsejo que aprendas a caminar con algo así para la próxima, sin tener que arremangarte como si fueras a espantar a las gallinas. Que parecías recién sacada de la aldea, coño.

Como ya he dicho antes, no soy fan de la Paltrow, pero tiene un ojo para el modeleo... Y ya no es que me alucine el Tom Ford que lleva, es que esa capa es EL TOQUE. Fantástica.

Por cierto... ¿dónde estaba Tom Ford este año?

De todas formas, tengo bien claro que yo a estos modelazos los considero un HMLP (Hoy Me Lo Pondría) definitivo para mí. Los quiero todos. Porque me gusta un brillismo, un escote, una curva, un buen moñazo, una pose... A sssssaco: hay que ser lo más.

Jennifer López literalmete MA-TA con este Zuhair Mourad. Mucho mejor que el Armani del año pasado. ¿La perfección? No, lo que viene después. Brava.

Milla Jovovich, con un impoluto Elie Saab estaba maravillosa. Todo, absolutamente todo en ella es increíble, desde peinado a complementos pasando por el maquillaje. Glamour total.

Kelly Osbourne no deja de alucinarme. Es tan fan de Badgley Mischka tanto como yo y desde luego ha dado la campanada con esta pieza. Increíble. Pero con ese pelo no. No pega para nada.

A ver, tengo que reconocerlo, Stacy Kiebler estaba magnífica con ese Marchesa. Esta firma es una maestra a la hora de crear esos recogidos que simulan remolinos de casi cualquier tejido. Preciosa, eres un digno adorno de mi Yorch.

Pero te digo una cosa: Yorch va a una media de dos años por novia. Enjoy it, darling, porque en cuanto me eche el ojo...


Macizos, chulazos y guaperas. Oullea.


¿No son una monada David Burtka y Neil Patrick Harris? Me entusiasman. ¿Por qué tienen que ser gays, eh? ¿Por qué?

Pharrell, dice que es rapero (es uno de los Chosen One de Her Madgesty), pero para mí es un tío con mucha clase, estilo y con dos ojos derechos para la moda masculina.

Simplemente: George Clooney. Hi handsome!

Christopher Plummer se merece estar aquí por ese merecidísimo Oscar y porque me fasssscina su americana de ciertopelo azul marino para ese smoking. Su señora iba estupenda, por cierto.

Zachary Quinto... jo... en Heroes me tenía colgada total. Los malos suelen molar muchimillones de veces más. Y Sylar era jodidamente malísimo. También es gay. Una castástrofe.

¡Oh! Demian Bichir... atractivísimo, con una de esas miradas to-ta-les, simpático, elegante...y mexicano. Osea, puede que sea una de las cosas que más me pueden gustar en el mundo. Soy fan del acento mexicano. Soy fan de la comida mexicana (ojo, no del picante). Soy fan de las rancheras, Soy fan del arte mexicano y si este señor no es una pieza digna de admiración, yo no sé lo que es. Lo bonico que quedaría en la repisa de mi chimenea. Por decir un lugar de mi casa, claro ;) ;)

¿Alguien que quiera llevarme a México a contemplar bellezas?


Pero si hubo uno que se llevó la palma... perdón... TODAS LAS PALMAS... fue... ¡MON PETIT MACARON! OMG! ¿Cómo se puede ser tan guapo y francés al mismo tiempo? Mestán entrando unas ganas de aprender a hablar francés en estos momentos.


Como ya he dicho por ahí, a este señor sólo le puedo decir: VA VA BOOOOOM!

Este maromo se me acerca, me pone su mirada, me sonríe de medio lao y como si me dice "oui, c'est moi"... Ufffff, no tengo palabras.

Bueno sí: VINE AQUÍ QUE TE REBENTARÉ DUES VEGADES, AAAAAAAAAAI!!!

¡Qué nerviossssss!


Pero para nervios los que yo tenía a unas horas de la alfombra roja. Vamos, que ni yo fuera una nominada. ¿Qué digo? Ni siquiera una figuranta en la última fila de la última grada.


No sé qué será de mí cuando tenga que recoger mi Oscar. No sé, no sé.

Por cierto, no conseguí foto de Uggie y ahora estoy un poco hecha polvo para buscar más. Si alguien me la quiere mandar, se lo agradecería.


Y ya he llegado al final de esta crónica tan esperada, por vosotros y por mí. Junto con los Grammy es mi entrega de premios preferida. Y este año, a pesar de que The Descendants me parecía un peliculón, he tenido que rendirme irremediablemente a esa maravilla muda que es The Artist. Pa la lista de deuvedeses que NECESITO tener sí o sí.

Adiós a los Oscar de este año y a un mes de febrero que me ha tenido todos los domingos despierta hasta bien entrada la madrugada. Y todo por cumplir, porque me gusta fascina seguir escribiendo en este blog.


Ahora, con vuestro permiso, si os pensáis que me voy a acurrucar en los brazos de Morfeo, os equivocáis. Me voy pitando a Correos, Metro&medio Designs poco a poco se está dando a conocer y eso mola.


Pues eso, a rajar. Mañana las after parties. O pasado... no sé... según me dé.


Shake that, bitches!





* Así, guapamente, os he vuelto a endiñar a mi querido y mordible Bruno Mars. Y si mis muestras de cariño no le llegan al susodicho... ¡no sabes lo que te pierdes regonico del to!

Los Oscar 2012 acabaron.

Y me encanta que Jean Dujardin se el mejor actor, si no lo ha podido ser mi George Clooney. Así es, no ha ganado el Oscar a Mejor Actor que muchos esperábamos, pero hay que reconocer el papelón que hace el francés con The Artist, es película muda que ha sorprendido.

Pero ya os contaré más en unas horas. De momento me caigo de sueño. No ha sido una gala para recordar, pero sí sus películas y ganadores.

Os dejo con el momento del triunfo de mon petit macaron, que es casi tan encantador encantador y divertido como mi George.



Lo único que no me gusta de esta foto es la alianza.

Pero has ganado un Oscar chatín... tal vez eso cambie antes de la siguiente edición
.





domingo, 26 de febrero de 2012

Y antes de los Oscar...

... deslumbraos con Miss Dita von Teese (no puedo esperar a ver su coleción de maquillaje en otoño). Ella va a sí por el aeropuerto.



Classy as always.

jueves, 23 de febrero de 2012

Soy un ser humano maravilloso.

En el post anterior, donde hablaba de la magnífica actuación de Bruno Mars en los Brit Awards, en los comentarios, se ha desatado el debate. Bruno Mars: ¿jincable o no?.

Es cierto, Bruno no es el guapérrimo, cuerrrrrrpazo de diosssss griego a la par que poseedor de una estructura ósea perfecta de Hugh Jackman, que lo mismo te actúa, te presenta unos Oscar, que te baila y te canta en un musical.





Y esta foto la pongo para ilustraros. Ejem... en serio... para que comprobéis lo que acabo de decir. Ni más, más, ni menos, menos. A ver si os pensáis que a mí me gusta ir poniendo gratuitamente fotos de este pedaaaaaaazo de hombre que dan ganas de... de... pegarle un bocao y.... y... ¡con patillacas y toh!

Eso, para ilustrar.


Y para comparar, me he puesto a buscar fotos de Bruno, como mínimo, sin camiseta. He encontrado....


... a Adam Levine (ay o-má)...


... a Chace Crawford ( 8-O )


... a Ken Zac Efron y el único que vale la pena en toda la mierda de la saga Crepújjjculo, Taylor Lautner.




Pero de Bruno Mars... ¡NI UNA! Esto es lo más parecido que he podido conseguir:

Open letter to my dearest and beloved Bruno Mars:


I COULDN'T FIND ANY SHIRTLESS BRUNO MARS PICTURE! NOTHING!... WHAAAAAT??? Hey listen Bruno, how sad is this fact?? 

As one of your biggest fans and ;) ;)... wait for it... future girlfriend (trust me, you're going to adore me), make me happy and take off your shirt :-D



Pero a lo que iba: Bruno no necesita ser un guapérrimo de esos que deslumbran. Sí, soy SuperSonicGirl, y estoy en plenas facultades mentales: no le hace falta, es adoraaaaaaable.

¿Por qué? Porque el muchacho tiene buen sentido del humor, es conocido por ser encantador, educado, por tener una especie de charm renovado, tiene una sonrisa maravillosa, es de carcajada fácil,...


... se le da estupendamente hacer el tonto...







... y, por supuesto, talento tiene más que de sobra.



Sinceramente, con estas cualidades, y las que no conozco (aún), para mí, Bruno Mars está jincable*.


Y con esto, una vez más y como os he adelantado en el título, os demuestro el maravilloso ser humano que soy.



pd: por si no hubiera expresado ya mi amor por él aquí, aquí, aquí y aquí, sin contar que me he pasado tooooodo el verano escuchando su disco. Bruno, darling... you... me... RRRRAAAAAWWWWWRRRRR! ;)

miércoles, 22 de febrero de 2012

De los Brit Awards 2012 sólo diré...

... que Bruno Mars me conquistó más, si es que no lo había hecho ya, con esta preciosísima actuación.



Y que ganó el premio al Mejor Artista Internacional Masculino, because he's amazing just the way he is ;-)




¿Cuándo vienes de concierto, Bruno? ¿Eh? ¿Cuándo vienes, eh? ¿Eh?

¡¡¿CUÁNDO?!!


Por favor, que alguien mantenga a este chico alejado de las drogas.



El resto de ganadores, aquí.

lunes, 20 de febrero de 2012

Los Goya 2012 todavía no han acabado pero...

... a pesar de ser muy fan de Eva Hache: me aburro.

Estoy escribiendo al mismo tiempo que estoy viendo la gala. O lo que sea.

La alfombra roja sigue siendo roja, pero he oído por ahí algún comentarista eso de "verde o roja, los Goya son... blablablá". Si los organizadores de esto la cambiaron a roja es porque saben que LA CAGARON poniendo una alfombra verde y encima con logazo de güisqui. Eso es nivel, sí, sí. Ahora es roja, pero el logo sigue ahí.

Glamú totá. Que no se diga.

Esta gala se está caracterizando por los varios ZAAAAAASSSSS EN TODA LA BOCA que se han ido repartiendo y que hemos disfrutado cuando han enfocado al menestro de "cultura". Aaaaaaaay... el año pasado estaba poniendo a caer de un burro a la Sinde y este año no hace falta que yo diga nada. Mola.

Menciones especiales:
  • A Santiago Segura, por hacerme más gracia en su cachito que Eva Hache en toda la gala.
  • A Isabel Coixet porque le ha restregado las injusticias que está viviendo el gran Señor que es el ya ex-juez Garzón. Yeah!
  • Y al presidente de la Academia por poner los puntos sobre las íes con el tema internet y recordar el speech de Álex de la Iglesia del año pasado.

Como digo, la gala no ha acabado todavía, no puedo poner el enlace a la lista de todos los premios. Mañana lo pongo. Vale, la web oficial de los Goya no tira, así que de momento este es enlace para ver la lista de ganadores.
Ahora, como siempre, voy a diseccionar esa alfombra, no sin antes decir que este es MI blog, MI opinión y no, no veo cine español. Así que no voy a comentar ninguna peli.
Allá voy.

¿Qué coño ha pasado este año? ¡Todas iban iguales!: rojo, nude o blanco, sota, caballo y rey. Chicas, muy poquita imaginación. Y no sólo lo digo yo, en SModa se han currado unas composiciones que me han ahorrado. Aquí los podéis comprobar.
Yo, como ya me curré mis secciones, voy a lo mío, que es lo que os encanta. Comenzaré con las Correctas, porque pueden darme las gracias por no ignorarlas.
Toni Acosta va de Dolores Promesas, pero podría pasar por un clon de los trapitos de VickyBeck. Bien, me gusta. Un brillismo es un brillismo.

Salma Hayek, supongo que se puso algo de las tiendas de su marido. Iba muy guapa. Me gustó el vestido y el color. Ella, que sabe que esta gala es una de esas de poca monta, seamos sinceros, es lo que pensamos todos, ha decidido ir mona, pero discreta. Salma, darling, no te han mentido: siempre nominan a estrellas extranjeras, pero nunca les dan el premio.

Pd: no sabes lo mmmmmmucho que me encanta ese collar tuyo.

No sé quién es la que va con este chico, Raúl Arévalo. Hasta hace unas horas, tampoco sabía quién era este chico. En fin, que la chica va bien. El vestido le queda bien. Todo bien. De negro.

Juana Acosta eligió un Paco Rabanne muy sobrio. El detalle de la espalda mola, y ya que Elsa Pataky no ha venido este año, ella se ha dedicado a hacer su trademark pose. Me ha gustado mucho la elección de complementos y el pelo. Más que el peinado, el color. El ombré hair es tendencia total. Yo ya me he apuntado.


Aquí viene el primero de los numerosos Nude, ese color. Lo lleva Marta Etura y la hace pechopaloma. Te pongo aquí como te podría haber puesto en Vestido chulo, percha equivocada.

Lo de Nathalie Seseña, no es que no me guste, pero... no me causa el suficiente efecto WOW como para ponerla en Superstar. eso sí, con esta chica es como con Rosi de Palma: da igual lo que se ponga, no puedes dejar de mirarle la cara.

Pero seguro que es muy simpática.

María León, ganadora, me ha encantado cuando lo primero que ha hecho al oír su nombre, ha sido recogerse la falda del Valentino que llevaba y trotar escaleras arriba para darle un abrazaco a su hermano Paco. Divina toda ella, pero yo me imagino ese vestido en un color turquesa, con esos ojazos que tiene y...

Icíar Bollaín, que el año pasado mataba por ser la nueva presi, y también conocida por su escaso estilo, este año iba... bien. No puedo decir nada más. Todo era muy negro.

Eva Hache prometía con este Hannibal Laguna. Luego la fue cagando a medida que iba pasando la gala (el vestido malva era monstruoso, hasta que sacó el de estampado de ojos, por poner un ejemplo).

Otra viuda negra fue Clara Lago, que como otras tantas, ha descubierto al inigualable Zuhair Mourad. El vestido es una chulada, pero el hecho de que muchas hayan ido de de negro, desluce mucho la cosa. Mucho.

Belén Rueda... no puedo creerlo... no ha ido de Carolina Herrera. Esta vez eligió un Pedro del Hierro. Sencillo, liso y rojo. Parecía un poco recién levantada de un siestón. El resto le quedaba bien. Cuerpazo, oiga.

Angie Cepeda iba de loba y le sienta súper bien. Negro otra vez. Brillismo otra vez. Está bien, puede pasar.

Verónica Forqué estaba estupenda. Hubiera cambiado el peinado y el bolsito, pero el brazalete me ha gustado mucho. En cuanto a Nadia de Santiago, gracias querida por elegir el azul y una de las tendencias que vienen pisando fuerte: el plisado. PERO para la próxima vez asegúrate de que lo que te pongas no te hace pechiplana. Hace que tus hombros parezcan exageradamente anchos.

He acabado con estas. Siguiente parada: Cortitas.


Ni Cristina Brondo, ni Gracia Querejeta tienen la más mínima idea de etiqueta y protocolo. Al menos la primera no parece la Bruja malvada del Oeste.

Cristina, eso es para un cóctel. Descalificada.


Nifunifá, que vienen siendo las que dejaría pasar por pena.

Y por dejarlas pasar, podrían hacerlo casi por un Separadas al nacer, unidas por el mismo vestido. La una, iba del palo cortito por delante, larguito por atrás. Y todo para que viéramos lo audaz de elegir unos zapatos de color diferente del vestido 8-o

Lo de la chica de corazones, Anne Igartiburu, es simplememente soserío puro y duro. Pero vamos, ¿no dicen que hay que ser uno mismo a la hora de vestirse para estas cosas?. Exacto Anne, exacto: has dado en el clavo.


Voy a seguir con la antesala al espantajismo: Sí pero no.

Leonor Watling, de Míriam Ocáriz. Te hace mayor. Me le quite una de las rajas en la falda y los ribetes verticales. Ponte un cinturón gonico, me da igual si es rojo o en otro color. No me disgusta el aplique del hombro. Por favor, vigilemos el corte de las mangas: son el equivalente a los pantalones tobilleros.

Irene Visedo y Elena Anaya podrían ser otro Separadas al nacer, unidas por el mismo color, corte y escote. En el caso de Irene, te hace una especie de bolsa extraña en el pecho y, no sé... ahí falta algo. ¿Un brochón chulo al hombro, tal vez? Del rollo del brazalete tan espectacular que llevas. Y si no es el brochón, pendientacos. Pero algo.

Elena: si te quitas ese collarazo, te paso a SuperStars. Así de fácil.

Dafne Fernández, que como actriz no tengo ni zorra, pero para esta gala casi siempre ha ido mona, esta vez la ha cagado. Un caso claro que Vestido chulo, percha equivocada. ¿Por qué? A ti te hace barrigona y pechiplana. De esto sabe mucho Nadia de Santiago. Me lo imagino en otra y me podría entusiasmar.

No estoy muy puesta en mundo de los actores españoles, no tengo ni idea de quién es esta chica, así que la llamaré Señora 1. El vestido es muy bonito, pero NO con esas pinzas.

A Macarena Gómez, le reprocho que es corto. La he puesto aquí porque a veces me dan unos ramalazos rarísimos en los que, en este caso por ejemplo, debería odiar esa vestimenta. Pero lo que realmente odio es el painado y el maquillaje.

En el caso de María Valverde, vivo sin vivir en mí y muero porque no muero. Lleva un Dior que sería maravilloso si no pareciera un camisón de gala. Quicir: quiero ver una cintura ahí. Y si la espalda fuera descubierta... MA-TO.

Para la Señora 2 le digo: o perifollo al hombro o adornos en la falda, las dos cosas son inviables.

El problema de María Adánez es que los colores no funcionan y que si esa falda fuera más larga y tal vez con un poquitín de volumen, sería mucho más agradable de ver. También llevas un ombre hair, bien, pero poner una expresión un poco más entusiasta no te mataría.

Vosotras ya estáis finiquitadas.


Vestidos chulos, perchas equivocadas o ya queda menos para el despelleje total.

Ya lo he dicho en Twitter, Victoria Abril es nuestra Björk, nuestra Helena Bonhan Carter. Ella siempre a su bola. Pero esta vez el vestido me gusta, lo que pasa es que le queda como el culo. Le marca cosas que ninguna mujer quiere que le marque un vestido. El puto lamé sólo lo puede llevar una Crawford, una Evangelista... incluso una Bundchen.

Victoria, darling, palabra clave: Spanx.

En el caso de Lucía Jiménez, tenemos un extaño caso de vestido que te hace recta como un palo cuando estás de frente pero que de perfil te queda estupendo. Y yo digo: si tienes que ir de perfil todo el tiempo está clarísimo que ese vestido no es para ti.

Neus Asensi ha abandonado para esta ocasión el vestuario de cualquiera de la mayoría de sus papales: de furcia. Esta vez ha querido venir de señora. Bien por este intento, si no fuera porque te hace el pecho caído y no hay curva aparente de tetas p'abajo. Ciérrate ese escote, ponte un buen corsé que te suba las lolas y te marque la cintura. Y chimpún.


¿Recordáis cuando os dije que el nivel de espantajismo de los Bafta estaba bien alto? Olvidadlo: aquí les hemos superado pero con ventaja gorda. Van a tener que venir los franceses a ver si también nos hemos dopado. Espanajas powah.

La churri de Unax Ugalde confundió este evento con una fiesta de moteros-vampiros.

Sivia Marsó, que era una de mis azafatas más prefes en el 1,2,3 (junto con Kim), hubiera sido mejor que se enrrollara la manta a la cabeza en vez de el mantel a todo su cuerpo. Sin más.

Ahora no caigo quién es esta mujer, la llamaré Señora 3 hasta que averigüe su nombre. ¿Lleva un Hervé Leger? O es eso o es una versión moderna de la mortaja de una faraona. Mientras presentaba he visto que era totalmente blanco, pero ese tono amarillento de la foto tiene delito.

Sigo sin recordar su nombre. Nombre averiguado: Ana Álvarez.

Marisa Paredes, una de las pocas que me elige un color chulo... se puso eso.


Cada año me hago la misma pregunta: ¿qué sentido tiene que Mar Saura esté aquí? Antes por lo menos solía ir guapa.

Manuela Velasco... otra pobre que es objeto del odio de Carolina Herrera.

Antonio Banderas lo dice todo con la cara del trapito de su Melanie. Es un WTF? con acento malagueño.

Alba García va de Pepe Botella. Pero yo habría jurado que podría pasar por un diseño original de María del Monte.


Pero si pensáis que esto esto todo... ¡qué equivocados estáis, nenis!. Cristina Peña así lo demuestra con esa cosa de Amaya Arzuaga. Me suelen gustar las rayas. Y el verde. Por supuesto el negro. Pero así como como os he flipado diciendo que me gusta el vestido de Macarena Gómez, con esto no puedo hacer la vista gorda. No, no, no.

La señora que acompaña a Modesto Lomba (no, tampoco sé quién es) lleva una de las prendas más horripilantes que he visto en mucho tiempo. Felicidades, no tengo palabras para describir lo fffffeo que me parece.

Pero no os preocupéis porque sí que las tengo para expresar la indignación que me produce que año tras año Pilar López de Ayala se emperre en ponerse esos cardados-volúmenes-tupés terribles en el pelo que tanto le gustan. Que tenga un gusto en el vestir dudoso sólo os diré que lo que lleva es de Monique Lhulliera. Para elegir algo tan terrible de una diseñadora con ese aire de delicadeza en sus prendas hay que tener mucha experiencia. O ser Pilar López de Ayala.

Y sí, la he puesto dos veces, era tan horroroso que se lo merecía (= osea, a estas horas no me hagáis cambiar una puta foto porque estoy que me caigo de sueño gracias a Eva Hache, al rap de mierda del pobre Langui &co y ese cosa de baile y cante raro que se ha marcado la Abril).

Ahora, la que se lleva la palma del espantajismo es Judith Colell, una de las vicepresidentas de la Academia que ha querido ir de Nude, ese color pero transparente y si es con un vestido negro que no pega nada por debajo lo dejamos to-tal... ¿mentiendes?... y todo con difuminos que nunca vienen mal, y con volantes, con escote, con pañuelico por si hace fresco, pero que si al mismo tiempo es una capa más mejor que bueno...

Todos conmigo a la de una, dos, tres.... ¡ESPANTAJA POWAH!



Son las 2:25 nenis, y me dispongo a dar buena cuenta de las SuperStars.


Verónica Echegui iba prrrrrreciosa de Gucci. Así se lleva un piezón-joya querida Elena Anaya.

Cayetana Guillén Cuervo, suele ir bastante acertada siempre, y esta vez me ha encantado con este Óscar de la Renta. Un maestro, siempre lo he dicho.

Pero la que nunca me decepciona, y cada año lo digo, es Silvia Abascal. Esta vez le ha fallado el pelo porque con semejante prenda con semejantes bordados en pedrería debería haberse peinado a lo glamuroso de la época dorada del cine. O con un recogido con un Veronica Lake. Pero así no.

Ahora os muestro los que más, más, más me han gustado:

Otra que no sé quién es, pero me quedo con este vestido con un escotazo de los que quitan el hipo y tejido semitransparente en la falda. Porque ella puede.

Inma Cuesta, llevaba este A-LU-CI-NAN-TE modelazo de Juanjo Oliva y desde ya os digo que de estos cuatro es mi más prefe. HMLP (Hoy Me Lo Pondría) para la buchaca.

Goya Toledo es otra que tampoco me falla y menos si es una enamorada de Elie Saab como yo. Me gusta, me entusiasma, me maravilla...

Michelle Jenner lleva el vestido de Zuhair Mourad que llevaré el día que mi Yorch me saque a bailar un vals de esos tope finos que espero que organice en su mansionzaca del Lago Como. Es taaaaaan de princesa. Es taaaaaan bonito. Y es taaaaan demasiado grande la cartera de mano que has elegido querida...



Para la sección Macizos, Chulazos y Guaperas, no todos son ni macizos, ni chulazos, ni guaperas pero saben llevar un traje.


Daniel Sánchez Arévalo, no me pone, pero me gusta su chaqueta de ciertopelo verde.

Asier Etxeandía sí me pone, su traje también, pero creo que me pondría mucho más si fuera de su talla.

Alberto Amman lleva un clásico traje de chaqueta. Le sienta muy bien. Parece guapete.

Eduardo Noriega no me llama mucho la atención, pero me encanta su traje con ese aire 50's. De verdad, me gusta mucho.

Roberto Enríquez combina un tres piezas con pajarita y cuya americana tiene un tejido que contrasta con la del resto del traje. Muy fan de este traje. Muy fan de los chalecos.

Quim Gutiérrez no se comió la cabeza, recurrió a un smoking y le dio un toque macarrilla-chic con pulserón y anillazo de oro amarillo. Despeinado, con barba... Hhhhhhmmmm... ¿y tú?... ¿de qué signo eres, Quim?.

El Duque Miguel Ángel Silvestre está que RRRRROMPE siempre... hasta que habla.

Unax Ugalde está buenorrrrrrrrro, vaya de Moschino o con lo que se ponga. Punto.



2:48 de la mañana. Esta vez no habéis tenido que esperar, eso sí, yo mañana no sé cómo carajo conseguiré salir de la cama.

Desde aquí, este es mi penúltimo llamamiento (de febrero) para que alguien me descubra y me convierta en estrella.

¿Quién sabe? A lo mejor en la próxima edición de los Goya alguien me coloca, muy a su pesar porque se morirá de envidia, entre las SuperStars.

Y nada más, porque estos Goya ya son historia. El próximo fin de semana, el plato fuerte: los Oscar.


Por cierto: de nada, viborillas ;-)

Preguntas, ruegos y súplicas en los comentarios.


Nunca más vuelvo a no dormir la siesta antes de unos Goya, me nublan la consciencia. He duplicado fotos.

Así se quedan que esto no me parece tan importante.



Me voy a dormir.

jueves, 16 de febrero de 2012

Comentando comentarios

Soy lo peor. Mala porque me da la gana está claro, pero lo peor* también.

Vosotros, gente maja, venís a este blog a perder el tiempo entretenidamente y encima os molestáis en dejar comentarios y yo... Lo siento, a veces los veo a través de mi amante, el iPhone, y pienso en responder cuando tenga el ordenador más a mano. ¡Pero se me olvida!

Así que desde aquí, que sepáis que mencaaaaaaanta leer vuestros comentarios y os pido disculpas por si tardo en responderos.

Pero no desesperéis, cada lunes me hago una lista de tareas para hacer durante la semana. Que sepáis que lo de responder comentarios ya es una tarea que tengo incluida por defecto y que me encanta tachar cada sábado.



Porque, por supuesto, el séptimo día las deidades descansamos.



* Aunque no peor que vosotros, perracas, entre Grammy y Bafta, 482 visitas. Os gusta un despelleje...

martes, 14 de febrero de 2012

Cumpliendo

Como se me caracteriza. Que hoy era el día más empalagoso del año, pues nada, yo voy a demostrar que estoy llena de amor, de ganas de querer y de ser querida.

San Valentín 2012



¿Véis? A veces hasta soy buena. Este año no he maltratado al cabronazo exhibicionista ese con arco y flechas de mmmmmmmmierda.

Hala, a ver quién me supera en eso de repartir ab-borrrrrrrr.

lunes, 13 de febrero de 2012

Bafta 2012 o cómo un "rey" ayuda a calzar un zapato perdido a una "dama de hierro"

MO-MEN-TA-ZO en que Colin Ffffffffith anuncia la ganadora a la mejor actriz: ni más ni menos que la grandiosa, maravillosa y fabulosa Meryl Streep.


Te digo una cosa Meryl, desde que vi la primera peli de SATC, que un gentleman te ayude a calzarte es que te está pidiendo en matrimonio.

Te digo otra cosa a ti, Colin: aquí te espero con el pie al descubierto, al borde de la hipotermia y con un "sisisisisisisisisssssssí, quiero... aquí y ahora".

Ahí te lo dejo.

¿Y esa frasaza que me suelta la Streep? Que no sabe si es de la Thatcher, pero ella la suelta y se queda más ancha que pancha: "
The fate of the well known is to be misunderstood". TO-MA-YÁ.

Pero lo mejor es esa cara como de "¿Cómo? ¿qué me ha tocado el premio? ¿otro? Pero bueno... ¿qué invento es esto? ¡Baffffffta ya, que no sé dóndde ponerlos!". Mira bonita, que si no lo quieres, me lo das, que me va a quedar estupendo de tope para la puerta de mi zulo.

Y que de un pelo de tonta no tiene la muchacha, ¡que menudo besazo le planta! No sabes nah Meryl.

En fin, los Bafta... los Oscar ingleses. El nivel de espantajismo, os aviso ya, ha sido increíblemente alto. Pero bueno, el espantajismo es una característica tan británica como el té a las cinco, los putos sandwiches de mantequilla con pepino, la reina Elizabeth y Sherlock Holmes.

La lista de los premiados, aquí.

Y como siempre: este es mi blog, mi opinión, si no te gusta... blablabá...

A saco.

Sección Me gustan. Estas son las chicas que, no me matan, pero oye, estaban monas.


Olivia Williams no se complicó mucho la vida, un corte clásico, color neutro, joyas, maquillaje y peinado discretos, sandalias y a correr. Pero supongo que lo que más me gusta es esa pose de "a ver si acabamos ya que me estoy congelando?".

Increíblemente, la habitualmente sosainas de Michelle Williams, esta vez me ha gustado. Modelito de H&M señoras. Apunten, apunte. Menos mal que no le dieron el premio, porque esta señora tiene de la Monroe lo mismo que la Loca Lohan. No definitivo.

Swinton, de Celine, ya lo dije en el adelanto: patidifusa me ha dejado.


Kristen Wiig (Alberta Ferretti): estaba mona, las cosa como son. Sin estridencias. Le sienta muy bien. Mucho mejor que lo que levó a los Golden Globres.

Lo mismo para Francesca Gardiner. Corte limpio, sencillo. Me gusta mucho el color.

A Fearne Cotton, le digo que sí, que me gusta. Que no es lo que habitualmente pondría aquí, pero hay 3 razones por las que sí merece estarlo:
  1. Cuantísimo hacía que nadie me salía en una alfombra roja con algo de Moschino. Guay.
  2. Aunque un poco mojigato, me gusta el conjunto con el pel, el color del tejido, el cuello adornado...
  3. ... y, coño, que ha sido una chica lista: ¡manga larga! ¡Que el tinglado es en Londres y hace un frío de carajo nenis!.

Voy a seguir con la Sí pero no. La decisión ha sido dura, pero no merecían ser Espantajas, no, no.

Nuestra Pene iba de Armani Prive. De frente que va bien. Está guapa. Ahora, se da la espalda y no, querida. Con esa espalda parece que te has recortao los tirantes y es que encima, te hace culocarpeta. No sé si lo tienes, la verdad, pero la apariencia que te da ess parte trasera del vestido es así.
Por otro lado, antes de averiguar que era de Armani, hubiera jurado que era un Versace, que ahora a Donatella le ha pegao por esos escotes tan cuadradotes y subidos (como el de La Novia Cadáver Angelina Jolie en los Golden Globes).
Octavia Spencer, ganadora que aspira poderosamente al Oscar, eligió un diseño de Tadashi Shoji. Chica lista también con su manga larga, peeeeero... hemos equivocado los volúmenes, querida. Habría que desinflar un poco esa falda. Por lo demás, 'tas 'tupenda chica.

Cómo no, tienen que hacer su aparición las Aburridas. De todas formas, los Bafta no son mundialmente conocidos por su máxima elegancia, igual que los Grammy son de esos premios donde las estrafalarias se dan el gusto de lucirse.
Mi Meryl eligió a Vivienne Westwood, cuyo escote es inconfundible y fantástico para contener grandes domingas. Esto también lo sabe muy, pero que muy bien Christina Hendrics (la más pa la derecha).

El problema es que, no hay emoción con lo que llevan. Diría que le queda un poco mejor a Meryl, pero vamos voy a olvidar lo que llevan ambas en 5, 4, 3, 2...

Emilie Fox (Louisa Beccaria), sinceramente... frufrú everywhere. ¿No se te ocurrió preguntar si lo tenían en otro color? Creo que hubiera funcionado mucho mejor, no sé, te propongo un malva y no ese color caca secándose al sol. Con ese tono de pelo tan precioso que tienes.

Elizabeth McGovern, de Jacques Azagury, pues... 3, 2...


SuperStars las hubo, claro que sí. Aunque no esperéis nada espectacular, maravilloso que te tire patrás y que desees que alguien lo clone para triunfar en alguna boda este verano. Forget it.

Viola Davis llevó un Valentino rosssssa que le sentaba muy bien. Buen entrenamiento para los Oscar.

Naomi Harris eligió un Emilio Pucci que me entusiasma por cómo es el vestido y por el color. Tengo una querencia especial por el amarillo. Me parece audaz, etéreo, divertido, original... que me ha gustado mucho, vaya. Retiro lo dicho: este sí que estaría guay que lo clonaran.

Melissa George era la perfecta dama fría y misteriosa con... me toca mucho las narices tener que decirlo y reconocerlo... con este modelo de Victoria Beckham. Paillettes power para un vestido que MariViki se ha hartado de rehacer, primero con tejido mate y ahora esto. Pero me gusta. Que esta "diseñadora" hace siempre lo mismo, sí. Pero también lo hace Calvin Klein y ahí está dando la paliza con el puto minimalismo.

Melissa: peinado, maquillaje y accesorios fantásticos.

Aparte del amarillo de Pucci, me quedo también con el de Jessica Chastain, que es del maestrazo Oscar de la Renta. Está muy, muy guapa. Se tiene que estar muriendo de frío, eso sí. Pero no me digais que esa falda plisada no es una maravilla. ¡Qué me gusta un dorado y un rollo helénico!

Pero para dorao del güeno, el del Givenchy de Christina Ricci. Es que me encanta. No puedo decir namás.


Voy a echar toda la carne en el asador con las Espantajas. ¡Qué curro me han dao neni!


Laura Balley es una de las personas que más debe odiar KarLarg, que él es muy especialito, porque semejante putrefacción y abominación no se la debe endiñar a cualquiera.

Alessandro Rich, debe de ser descendiente directo del que le hacía los vestidos a la señorita Rottenmeier. Está claro que Jessica Brown Findlay era fan incondicional de ella cuando de pequeña veía los dibujos en la tele.

Lo de Hayley Atwell me niego a dedicarle más de esta frase.

De Gillian Anderson sólo quiero las joyas. El Sybil Connolly que lleva no podría ser más tieso. Seguro que es por eso que se ha quedado con esa cara de pasmada.


Lo de hacerse un vestido con las cortinas sólo le puede ir bien a Scarlett Ohara. Gemma Chan debería saberlo. Pero no, no lo sabía. De nada.

Bonnie Wright: vintage no siempre es sinónimo de bonito, ni de adecuado, ni siquiera de "esto me va a quedar estupendo". Y con lo que te has puesto podemos ilustrar perfectamente todo lo que acabo de decir. En Prada deberían negarte la entrada de por vida por combinar sus complementos con esa cosa.

Todo lo que tiene Alycia Lane de guapa, lo tiene en igual cantidad que en mal gusto para elegir vestido para las entregas de premios importantes.

Se me llega a presentar mi añorada Helena Bonham Carter y me toca colocarla entre las SuperStars. Vamos, lo peta ¬¬'



Una vez acabado el destrozo y espanzurramiento traperial entre las señoras, quiero mostraros el mosaico tan gonico, nianoniano, que me he currado para sección Macizos, Chulazos y Guaperas.



De derecha a izquierda y de arriba a abajo:
  1. Jon Hamm: porque no se puede estar más buenorro jomío. No se puede, no se puede, no se puedeeeeeeeee. Cuento los días hasta el 25 de marzo para ver la nueva temporada de Mad Men. Jon, jodío, se me están helando LOS DOS pieses.
  2. Michael Fassbender: me tiene que gustar por coj... porque sí... moreno, ojos azules, mandibulones, alto... el traje le queda bien... por cojones no sé, pero que me gusta está claro.
  3. MON DIEU!! He visto The Artist cuatro veces y sí, me pirra el perrete, pero este señor. ¡Este señoooooor!. ¿Por qué no había descubierto antes al guapérrimo de... cuidadín que el nombre es tan sssssúper glamuroso... Jean Dujardin? Osea, vamos a decirlo con propiedad: Yan Duyagdén. Peroperopero... ¡qué mirada oiganssss!. Jean, mon petit macaron, tú eres francés, yo soy española. Ven aquí que te dejo hacerme la prueba antidoping... las veces que quieras ;-)
  4. Mi George, con propiedad: mi Yorch. Para el resto de la humanidad, podéis referiros a él como "su Yorch" (es que "el Yorch de la Mara" es muy largo). ¡Ay querido mío! ¡Qué me gustas en Los Descendientes! Ojalá ganes, pero el franchute viene pisando fuerte. Me duele reconocerlo pero es así. Ven aquí que te consuele, corasao.
  5. Colin, Colin, Colin... Fffffffirth. Mencanta tu apellido. Y sí, tu pinta de buenote también. Y tu acento. Y lo educado que eres. Y ese aire de despistadín... Aaaaaay... En Fffffffirthhhhh.
  6. Sí, sigo manteniendo que en cuanto Daniel Radcliffe tenga unos cuantos años más estará muy mordible. El chaval va por mmmmmuy buen camino. Necesita un poco de colorcete, sí, pero nada que un verano mediterráneo no le solucione. Estoooo... Daniel... you know, llámame en unos años.
Todos ellos, TODOS, con su traje, simple o tres piezas. O con su smoking. Chicos, haced caso a Barney Stinson: SSSSSSUIT UP!



Adiós Bafta... Os estoy esperando Goya.

Chimpún.