jueves, 13 de septiembre de 2012

Crítica literaria de cualité... más ocura

Como ya sabéis, me estoy leyendo escojonando de la risa con la famosa trilogía erótico-festiva de las Cincuenta Sombras. No, en serio, ¿esta es la fantasía de una tía hecha y derecha? ¿Ser rescatada por un millonariaco que la proteja como si fuera una cría al mismo tiempo que se la cepilla varias veces al día? Eso tiene que ser agotador, no me digassss.

Bien, después de mi resumen de la trama de Cincuenta Sombras de Grey, procedo a hacer exactamente lo mismo con Cincuenta Sombas Más Oscuras.

Os aviso: este libro es más largo. Allá voy.

Drama. Pánfila está destrozada. Ha dejado a Buenorro enigmático. No come. Ha empezado a tomar café. No duerme. Frunce el ceño. No ha pasado ni una semana. Ella empieza a currar. Parece haber buen rollito. Buenorro enigmático la llama: habían quedado para ir a la exposición fotográfica de AmigoenamoradodePánfila que intentó propasarse con ella. Pánfila se deja convencer. Van juntos. Llegan. Hay unas fotos de Pánfila. Buenorro enigmático se agarra un ataque de cuen-noh quepaqué. Se pasa la mano por el pelo. Las compra todas. Atención: sus labios se convierten en una línea fina. Pánfila habla un microsegundo con AmigoenamoradodePánfila. Frunce el ceño. Buenorro se la lleva a cenar. Cenan. Buenorro enigmático todavía tiene los labios convertidos en una línea fina. Pánfila se muerde el labio. Tensión. No toman postre. Nunca toman postre todas las veces que han comido en el escaso mes que hace que se conocen. Pero siguen bebiendo vino exquisito. El que sea. Se muerde el labio. Tensionzaca. Salen del restaurante. Pánfila frunce el ceño. "Mi diosa interior". Buenorro enigmático la empotra contra una pared y le examina la campanilla. Uau. Como no podía ser de otra manera: acaban juntos. Polvazo relajante antes de dormir. Todo es maravilloso. Oh. A partir de aquí todo es muy bipolar: me quiere, no me quiere, no soy suficiente para él, oh, es un dios griego, uau, sólo me quiere a mí, pero qué ha visto en mí, soy tan feliz, me da miedito que me azote, pero me mola... Pánfila está encantada de haberse conocido. Frunce el ceño. Explica con todo detalle todo lo que se pone y descubre la maravilla de vestirse como una mujer adulta. Fiesta de máscaras. Buenorro se pasa el pelo por el pelo. Ella se muerde el labio. Bolas chinas. Toqueteos en la fiesta. Mordidita de labio. Buenorro enigmático está que se sale. Uau. Oh. "Mi diosa interior". Sasto: otro momento torridazo en el que ambos terminan en orgasmo al unísimo. Todo muy real. Subasta de primer baile con asistentes macizas de la fiesta. Por supuesto, Pánfila es la más deseada. Buenorro enigmático paga una pastaca por ese baile. Ojos en blanco. "Mi diosa interior". Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Oh. Es un dios griego. Me quiere. Uau. Soy suficiente para él. Pánfila conoce a una ex de Buenorro. Se cabrea. Los labios de Buenorro enigmático son una línea fina. Se van a casa: requetepolvo de reconciliación. Buenorro enigmático se vuelve cada vez más moñacas: tú me salvas, no tenía vida hasta que te conocí... Oh. Te quiero. Uau. "Mi diosa interior". Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Pone los ojos en blanco. Polvo. Obviamente. Mails calentorros desde el trabajo. Más drama. La Loca, una ex de Buenorro enigmático, les persigue. Está obsesionada con volver con él. Pánfila se emparanoia: "Buenorro no me quiere, no le puedo dar lo que le daba su ex La Loca". A Buenorro enigmático, que tiene los labios convertidos en una línea, le tiene que volver a decir moñadas. Se pasa la mano por el pelo. Es un dios griego. Uau. Frunce el ceño. Se muerde el labio. Y otra vez dale al tole-tole. Algún azote, alguna esposa... pero en general todo muy normalero. Descripción de vestuario. Mails calentorros desde el trabajo. Malas noticias. Oh. Uau. Ahora tienen guardaespaldas. El jefe de Pánfila la acosa. Buenorro enigmático lo sabe... no se sabe cómo. Madre mía es un dios griego. Sigue controlando cada movimiento de Pánfila. Frunce el ceño y pone los ojos en blanco a posta porque sabe que Buenorro no la mira. "Mi diosa interior". Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna.A ella le mola aunque se queje. Frunce el ceño. Drama. Todo el maravilloso. Más polvos. Postura imposible pero perfectamente explicada. "Mi diosa interior". Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Moñada, moñada, moñada. Momentos bipolares de Pánfila. Celos de Buenorro enigmático. Más mordidas de labios. Vente a vivir conmigo. Polvo. Postura imposible pero perfectamente explicada. Bipolaridad. Sí pero no. Frunce el ceño. Polvo. Otro más (ya no sé ni el orden que llevan de tanto que le dan al tema). Mails calentorros desde el trabajo. "Mi diosa interior". Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Cuarto de las fustas. A Pánfila cada vez le mola más. Buenorro enigmático va más allá y le pide matrimonio justo después de haberla esposado, tapado los ojos, azotado y, claro, proporcionale el orgasmo más maravilloso del universo. Todo muy romántico. Bipolaridad, bipolaridad, bipolaridad. Drama. Pistola. Investigadores privados. Cuerpo de seguridad y guardaespaldas. La Loca entra en acción otra vez. Drama. Tensión de la chunga. Bipolaridad. Pánfila se va de copas. Llega tarde a casa. Buenorro enigmático está cabreado. Oh. Se pasa la mano por el pelo. Pánfila frunce el ceño. Todavía no le da el sí a su propuesta de matrimonio. Pone los ojos en blanco. Polvo. Y aunque no lo haya dicho, cada vez parece ser que son mejores y los orgasmos más mega-maravillosos. Uau. "Mi diosa interior". Oh. Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Mails calentorros desde el trabajo. Mal rollo en la oficina. Bipolaridad. Polvo. Se pasa la mano por el pelo. Polvo. Postura imposible pero perfectamente explicada. Madre mía. Polvo. "Mi diosa interior". Polvo. Postura imposible. Oh. Uau. Frunce el ceño. Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Mucho más mal rollo en la oficina. Acoso sexual. Drama. Paliza. Drama. Frunce el ceño. Se desmaya. Buenorro enigmático está con un mosqueo importante: él ya sabía que esto iba a pasar. Se pasa la mano por el pelo. Blablablapolvoblablablapolvo... Todo se arregla. Buenorro enigmático demuestra ser un blandengue de mierda gracias a la bipolaridad de Pánfila. Frunce de ceño. Y tal y tal y tal. "Mi diosa interior". Uau. Mi subconsciente me mira por encima de sus gafas de media luna. Oh. Que ella dice que sí que se casa con él. Buenorro se pasa la mano por el pelo. Polvo. Accidente de helicóptero. Cumpleaños de Buenorro enigmático. Anuncian sus compromiso. Mal rollo con la ex de la fiesta de máscaras. Catfight!. Todo se arregla. La sombra de Maligno se cierne sobre la fabulosidad de estar comprometica con un ricachón buenorro. Sólo han pasado 6 semanas desde que se conocen. Uau. FIN.


Una cosa es innegable: al menos la autora ha tenido la deferencia de currarse una trama más larga (y justificar así, por el peso físico del libro, el pastizal que cuesta semejante truño), con un trasfondo mucho más ojjjjjjcuro como las sombras de Grey y dando a entender que el ab-bor lo puede todo. Por ejemplo, convertir a un tío que da morbo en un estúpido arrodillado lloriqueando para que no le dejen. Y todo, porque se nota que Pánfila en realidad es una pasiva-agresiva, ni Bree Van De Kamp, que sabe que diciéndole "ains, es que no sé si seré suficiente para ti... no sé si te daré lo que necesitas... no estoy al mismo nivel de tus ex" lo va a doblegar como la auténtica Ama que es. ¡Crack!

Pfffffffffffffffffffffffffffffffffff...

Además, la muy zorra, tiene la desfachatez de decir en algún lado que se siente como una vieja. Como si tuviera treinta años. 

WTF?

Que estúpidas como estas se terminen ligando a dioses griegos de ojos grises tan mañosos en la cama... y casitas de embarcadero... y sobre pianos... y en ascensores... y en cuartos de juegos de color rojo... y en dormitorios de la infancia... y contra las paredes... y encima de escritorios... y mesas de billar...

Uau.

Esto de leer en diagonal me ha dado algún qué otro susto. Cuando se acerca el momento zezuá del momento, que lo ves de vení, mis ojos ya van saltándose frases. Y párrafos. Pero claro, es que de repente están en un posición tan imposible, que tengo que volver p'atrás para saber cómo carajo lo han conseguido. Y acabo leyendo tooooooodo el proceso, cada sensación de Pánfila, todas las emociones, toooooooodo lo que siente, lo maravillooooooooso que es su dios griego, todos los oh, uau, madre mía...

Y no es que me interese, ¡qué-va!. Sólo quiero estar informada

Por si acaso.

Nunca se sabe, oh.





Estoy a punto de acabar el tercer tochazo. Stay tunned bitches!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Chata, seguro que has empezado por el primer libro? Suena a que has empezado por el segundo

Mara Jade dijo...

Segura. El primer resumen: http://www.supersonicgirl.net/2012/09/todavia-no-lo-has-leido.html

;)

poisoned_ivy dijo...

Me parto salvajemente, y me dan ganas hasta de leermelo XD XD XD iré a ver la peli en el estreno, tendríamos que hacer camisetas de "Además de aborrecer a Bella, también odiamos a Pánfila (Anastasia se llama, no??)" ;D

de Jerez dijo...

Jajajajajajajjajajjajaja, lo que me estoy riendo contigo, el libro es tal cual lo has descrito, la verdad que si no has leido el 1 y el 3 no te pierdes nada, es mas de lo mismo.
Menos mal que los lei en internet, si me llego a gastar el dinero me da algo, son malisimos.
Gracias por haberme hecho reir tanto

Eugeac dijo...

Lo leería solo para ver si es tal cual como lo has descripto, jajaja.

Pd: Me mucho muy ofendí con lo de los treinta años.