martes, 28 de agosto de 2012

¿Qué pasa en Disney?

¿Recordais cuando la maravillosa fotógrafa Annie Leivobitz le hizo esta foto a Miley Cyrus?

¡La virgen del pollo con la que se lio! A mí personalmente me pareció una foto muy bonita. Me recordaba a Claudia, la niña-vampira de Entrevista con el vampiro.

En fin, esta pobretica siguió haciendo de bipolar. Un rato Hannah Montana, otro rato era cantanta infantil que llevaba purity ring. Igualico que sus amigüitos los Jonas Brothers y otros gonicos de la Disney. Que no vamos a fornicar hasta que nos casemos porque somos católicos de pro y tal y tal.

Ejem. A día de hoy sólo uno de los Jonas esos está casado y no se sabé cómo llegó al matrimonio porque nada se sabe sobre el informe de la prueba del pañuelo. 

A día de hoy los que no están casados, el anillo debe estar fundiéndose en el fuego profundo de Mordor porque si no lo llevan es por algo.

A día de hoy se sabe que ninguno de los otros compinches llegaron a mantener esa promesa de castidad. NINGUNO.

A día de hoy, Miley ya no es Hannah Montana. Se la cargó bien cargada en el Rock in Río de Madrid, dejando patidifusos a padres (más de uno tendría sueño erótico-festivos esa noche), escandalizadas a muchas madres (que ya quisieran para ellas esas piernacas que gastaba la muchacha) y críos en general que pasaban de la sosa de la Montana y querían ser/tener a la pelandrusca en potencia que les cantaba estupideces.


Entonces América se escandalizó cuando descubrió que su ya-no-tan-niña Miley fumaba.

Y es que estaba hasta las extensiones de ser la buenecita que siempre quieren que sean los de Disney. Vamos, que no asesinó a la Montana porque ella no escribía el guión.

Aaaaaay, pero tan harta y tan desesperada estaba por salirse del papel, que cogió una pipa de agua y hala, toma del frasco carrasco. Y la pillaron bien pillada porque la tía se dejó grabar por el móvil de un colega.


Eso sin contar que alguna vez la cazaron más pedo que Alfredo. Esos paparazzi cotillas....

Pero vamos, que la chica ya apuntaba maneras con esto del escándalo cuando, siendo menor de edad (como otras estrellitas de Disney) se hacía fotos con el móvil que luego se iban filtrando por ahí no se sabe cómo.

Ahora, con 19 años, resulta que se va a casar con el hermano de Thor. Uséase, el marío de la Pataky Patétic. 

Ains, con lo gonica que estaba con este pelico. Ya veréis, ya.

Aunque ya sabemos que no llegará pura, casta y virginal al matrimonio, si es que se llega a celebrar. Más que nada porque, dicho por ella misma, se beneficia a su futuro marido. ¡Qué disgusto, qué disgusto!

Otro purity ring en las profundidades de Mordor.

Pero ahí no queda la cosa. Se le ha ido la pinza con la presión de organizar una boda que, repito, si se llega a celebrar, no les doy más de 2 años, se fue al peluquero y...


Se ha pegado el corte a lo bestia, se ha peliteñío en platino y las cejacas en negro. Eso sí, sigue poniendo carajas cuando se hace fotos.

Sigo siendo de la LAL (Liga Anti Leggins). 
Alguien debería organizar un grupo que se dedique a quemar todos los vaqueros de cintura alta de toda la galaxia. Que empiecen primero por los lavados al ácido.

Y se hace fotos a todas horas con su nuevo look de rebelde ochentera a la par que hortera. en el garaje de su casa, en el comedor de su cada después de pasar un vendaval... ¿Alguien más piensa que...
  1. ... tiene pasta suficiente para contratar a una asistenta y...
  2. ... a una cocinera, porque por muy alérgica que sea al gluten, una no se queda tan seca?
Cada día publica una foto con el look del día. Básicamente es algo ochentero y ridículo. Lo que viene siendo hortera, como ya os he dicho antes.

Por supuesto, una rebelde ochentera a la par que hortera tiene que seguir fumando. Si hasta tiene estilo y todo la jodía.



Menos mal que antes de hacerse tanto estropicio, tuvo la decencia de tomarse la revancha, a propósito de las disculpas que tuvo que dar por la susodicha foto de la Leivobitz, y se sacó esta otra para deleite de su novio: sin sábana, en la bañera y enseñando tatuaje y side-boob. ¡ZASCA!


¿Sabéis que os digo? Que tal vez no comparta su actual estética, a mí me gusta más con en la foto de la bañera, con o sin extensiones, pero estas cosas pasan: la gente crece.

Y esta chavala se hartó de ser otra niñita buena de papá que trabajaba para la Disney. Que a lo mejor se le está yendo un poco la mano. Sí, puede ser. Cuando a uno no le dejan crecer como debería, sin tener que aparentar cosas que no es, luego pasan esto: fumas todo lo que pillas, te cortas el pelo, te lo tiñes, dices que te casarás virgen, resulta que nanai de la China y te has cepillado a todo lo que se movía (perfecto, pero no seas hipócrita)... te empiezas a vestir como una buscona zarrapastrosa... que luego te prometes, te casas demasiado joven... de ahí a tener un hijo por año... y de ahí al divorcio y....

¿Tú qué opinas Britney Brinni?


"Que no todas somos Hillary Duff."


Pues eso.



1 comentario:

Eugeac dijo...

La mayoría de las niñas que crecen frente a las cámaras terminan en un estado deplorable. Miles de chicas quieren llegar a ser "famosas" no se dan cuenta del resultado. Estos yankies que hacen fortunas con estas pobres ingenuas...