jueves, 12 de julio de 2012

Remolino

¿A veces no os pasa que os pega por poneros a pensar el alguna cosa (con o sin importancia) y de ahí vas sacando más cosas?


¿Y, de repente, todas esas cosas van yendo cada vez más rápido y van encadenando otros pensamientos y/o situaciones?


¿Y esos pensamientos y/o situaciones, que pueden ser o no reales, te llevan a conclusiones que no sabías que podrías llegar a ellas si te hubieras puesto a pensar a posta en eso?


¿Y, además, en ese momento te pillan tan envalentonada que lo harías/dirías sin pensar porque has tenido un momento de lucidez tan lúcido que sabes con total certeza que es lo mejor que podrías hacer/decir?


A mí me suele pasar. Lo que pasa que mi lado aguafiestas es muy efectivo y la mayor parte de las veces me chafa las intenciones. Sí, sí, no sólo se aplicaron muy mucho en híper desarrollar mi sentimiento de culpabilidad (con el que lucho constantemente y al que mandar a la mierda cada vez me resulta más placentero), el del chafamiento también.


Sé que no se puede ser una viva la Pepa todo el rato, pero creo que mantener un estado de tensión, de qué dirán, de hermetismo y estaticismo (¿es correcta esta palabra?) tampoco debe ser muy sano. Aunque a veces me gustaría poder mantener ese estado para no tener tantos dolores de cabeza. No sé, el aborregamiento parece ser que te hace la vida más fácil. Aburridísima un rato largo, pero más fácil tiene pinta, la verdad.


Ayer, he estado guatsapeando con mi amiga Bibi, que está pasando unas semanas en Nueva York. Ha tenido la suerte de que le prestaran un apartamento y, aunque yo la llamo cachoperraca por la envidia (sssssúper insana, además) que me da, ella sabe que me alegro infinitamente por  esta experiencia que puede vivir.


Ayer, además, después de pasarme el día FLIPÁNDOLO con el festival del humor que nos ha brindado este gobierno de pandereta (y sí, es el que se merecen todos aquellos que los han votado, pero los demás no), ese momento histérico al más puro estilo fan de Justin Bieber en el congreso de los diPUTAdos y las gilipolleces que puede soltar una de las esbirras más cabronas que pueda tener el inshidiosho... por fin llegué a algo que no me revolvía el estómago al leerlo.


Sigo habitualmente este blog*, pero lo cierto es que no había terminado de leer esas tres famosas semanas que pasó la autora, Bianca. El caso es que leyendo las razones por las que decidió irse ese tiempo sola a una ciudad tan enoooooorme, a mí me pareció que eran las mismas que estoy teniendo yo ahora. Sólo que, en mi caso, el hecho de sentirme sola no es por no tener pareja (básicamente ese tema me la pela), es más bien en cuanto a amistades y falta de posibilidades laborales (y esas llevan a la ausencias de tantas otras).


El caso es que esta muchacha intercambió su piso con una neoyorkina, se compró unos billetes, hizo la maleta y se piró.


Pero sí, de repente tuve uno de esos momentos de "revelación", en el que un montón de pensamientos desencadenaron en la siguiente envalentonada conclusión: es que me piro, pero ya mismo.


Y durante unas horas ahí estaba yo con el toletole. ¡Si incluso miré vuelos y todo! ¡Con un par! Si es que yo no necesito chupitos ni nah para tomar las decisiones más absurdas. Sí, he dicho absurdas. ¿Por qué?


Pues porque, en mi caso, como alguien no quiera intercambiar su habitación con la mía en casa de los SSParents... mal. Como no me toque lo suficiente en la lotería para pillarme los billetes... mal. El caso es que no juego a la lotería porque el poco dinero que tengo, prefiero gastarlo en cosas más importantes. En cuanto a la maleta sólo puedo decir que la tengo y que mi mayor problema sería llenarla, porque últimamente ya no sé si estoy gorda o estoy en proceso de dejar de serlo, no me aclaro con las tallas ni con los espejos. ¡Un follón!


En cuanto me paré a pensar esto, volví a mi estado normal de incertidumbre. Súper putada.


Por unas horas me vi capaz de pillar un vuelo de varias ídem, que aunque me echara p'atrás ya no habría remedio, y plantarme en un lugar desconocido, enoooooorme y sola.


Pero no, no creo que eso vaya a pasar.


¿Que si me deprime? Bastante.


¿Qué voy a hacer? No lo sé. Ya no hago planes "importantes" a más de 2 días vista.


Supongo que será cuestión de dejar que se me refresque un poco la sesera, para que las ideas se me asienten un poco. La verdad es que más que ideas, lo que más tengo ahora son preguntas a las que nadie parece poderme dar una respuesta (una que no sea ajo y agua).


No quiero acabar este post de una manera tan pocha, así que os cuento que he convocado otro Sorteo Flash en el Facebook de Metro&medio Designs. Para participar, podéis clicar aquí. No temáis, no pido nada raro, es muy fácil.


Este es el primer premio:


Llavero Mostro de los Ojos Azules





Y el segundo premio es: gastos de envío gratis para la compra de cualquier cosilla que quieras de la tienda.



¡Animaos! Repito, es muy fácil y, de momento, que yo sepa, las cosas gratis siguien molando, ¿no?




Muchas gracias a tod@s por:
  1. Participar...
  2. ... y seguir pasando por este blog a pesar de que sea verano (vacaciones, más tiempo libre, playa o lo que sea) y me sigáis dedicando unos minutos de vuestro tiempo :-)





* Sola en NY es un blog muy interesante escrito por una enamorada de la ciudad, la mencionada Bianca. Ofrece consejos y lugares a los que ir si tienes la suerte de viajar allí. Es uno de mis blogs preferidos, sin duda.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo he vivido un invierno entero en Canterbury, en Inglaterra y de lo único que me arrepiento es de no haberme quedado allí cuando me lo ofrecieron. En mi caso, estoy aquí por la familia y la pareja, pero si fuera tú no lo pensaba dos veces, me piraba sin mirar atrás. Una amiga se fue con el marido y a las 2 o 3 semanas ya estaban trabajando sin tener un nivelazo de inglés. En seis meses no escuché a nadie que estuviera parado ni por asomo.

Si quieres un consejo, mira en las webs de empleo inglesas, tipo infojobs de allí, que hay muchas y vete cuando ya sepas que vas a tener curro. Allí se vive muchisimo mejor, los sueldos son el doble y los precios más o menos como aquí.

Anónimo dijo...

Estatismo, Mara. Suerte.