lunes, 9 de abril de 2012

We are sexy & we know it

Los de We are really sexy lo saben y han sido tan amables de dedicarme un poquito de su tiempo para expresar gráficamente alguna de las cosas que más me inspiran. Mirad, mirad, porque ha quedado muy chulo.


Ya sabéis que soy muy fan del mejor guitarrista de todos los tiempos y un riff de su Fender Stratocaster blanca pone en órbita las pocas neuronas que tengo.

Lo que yo os diga: ha quedado muy chulo. ¿Quieres compartir con ellos lo que te inspira? Pues venga, venga, a darles algo con lo que entretenerse que tienen la sección un poco vacía. Vente pacá y cuéntales algo.

A parte de esto, ¿qué tal estos días de vacaciones? ¿Qué habéis hecho? ¡Contadme algo!

Por mi parte, como no podía ser de otra manera, yo no he viajado. Y, claro, como geminiana de libro, unos días he estado en plan ermitaña-estoy-hasta-el-moño y otros ha sido muy en plan whatawonderfulworld.


Antes del momento ermitaño, al salir de una mega-clase de salsa, me fui derechita a chez Loba. Ya tenía lista una cena tex-mex de lo más warrindonga. Por lo de reponer fuerzas y tal XD


¿Cómo se nos dieron las 6 de la mañana? Aún no hemos encontrado explicación. Sólo sabemos que todo empezó viendo un documental sobre zapatos, ¡oh, ese objeto de deseo a la par que de tortura! God save my shoes, con nuestro profeta Blahnik y sus apóstoles Louboutin y Hardy. ¡Ainssssss! 





Abro inciso.

Aprovecho para recordarles a los señores de esta tienda, esta otra y esta otra, pa'empezar, que estaría bien que añadieran el número 35 a su sección de zapatería. A ciencia cierta sé que dependientas del la segunda tienda lo han solicitado a su superior. Ellas que son muy educadas, dijeron que contestó un "ya veremos", pero yo que sé leer micro-gestos faciales, deduje que seguramente su respuesta fue un "no queremos nada con esas retacas".


Pues que sepan que con nosotras tendrían un filón. Concretamente, conmigo, seguro que subían un par de puestos en la lista Forbes. 

Cierro inciso.


Y nada, seguimos por ver las fotos de su boda (donde, ¡por fin! me di cuenta de lo mucho que he adelgazado, yeah) hasta que la cosa fue degenerando a enlazar vídeos en TuTubo.


Desde esta preciossssssssssísima nueva canción de Jason Mraz...



... pasando por los de mi BruBru (a Loba le hace mucha gracia cómo enchulezco diciendo eso de "I feel like moving, I feel like shaking, I feel like dancing, I feel like dancing... Can I have my James Brown? My James Brown... Woooooaaaah!" minuto 2:12, sigo practicando los pasos y el espatarre), otros tantos de grupos indies británicos a cada cual más esperpéntico, monólogos de Ernesto Sevilla (con el que, efectivamente, nos partimos el culo), pasamos al mítico Testimonios de Madonna de la desaparecida La Hora chanante (¡chananteeee!) y de ahí a varios vidrioclís de la anteriormente mencionada.


Todo eso con unas herbes dolçes on the rocks. Luego llegó el marío de Loba, nos dio un susto mortal que nos paró las risacas en seco... ¡y nos seguimos riendo de lo petardas que somos!


Y así llegué a casa: muerta de la risa

Después llegaron los días que me pasé de ermitaña. Me sirven para estar más hacendosa de lo normal (tengo muchas cosas que poner en Metro&medio Designs y estoy emocionada), apoderarme del sofá, encadenar pelis y series, ordenar mis libros y cd´s, dormir (si hace unas semanas no pegaba ojo, ahora podría hacerle la copetencia a la marmota Phil)... y mirar al techo. Seeeeeeeh, mirar al techo es una de mis maneras de encefalograma plano. A veces lo necesito. Tener tropecientos mil pensamientos al mismo tiempo es realmente agotador.

Pasé unos dos días en ese estado.

Y después quedé con Nacho O. Estuvimos en el estudio de tattoo donde se hizo su última obra corporal, donde una amiga se hizo su primera obra corporal y donde yo espero hacerme mi siguiente obra corporal. ¿Cuándo? Pues...
  1. cuando tenga definido mi diseño, muy importante
  2. cuando tenga pasta, tan importante como el punto 1
  3. cuando no haga calor
Estuve admirando la colección de flores tatutadas en un brazo y casi muero de admiración. Creo que no estoy preparada para llevar algo en los brazos y tan visible para mí. Quicir, los que llevo no me los veo, pero... ¿y si me pongo alguno que me vea todo el tiempo y, sabiendo como soy, m'aburro? Repito: soy una geminiana de libro.

Seguiré trabajando en mi diseño y ya veremos.

Del estudio, me fui a comer con MAD y su chati a un indio. Disfrutamos como gorrinetes revolcándose en el barro. Talmente.

#LOVE indian food


No había chutney de mango. Casi mejor: les hubiera dejado sin existencias.

Ya en casa pasé la tarde trabajando un poquito en mis cosicas. Hasta que, cómo no, Fer decidió dar noticias de su existencia y me daba 40 minutos para adecentarme, buscar aparcamiento e ir a cenar a una de las zonas más bulliciosas de la ciudad con sus amigos.

Siempre me hace lo mismo. Lo de los horarios nunca han ido mucho con él. Fer: we need to talk, los procesos de restauración requieren de su tiempo. ¡No te digo nah si encima después tengo que aparcar!

¿Cómo fue el resto de la noche?

¡Muy bien! Me quedé con la gente maravillosa que acababa de conocer, yo hice muchísimo más el indio que hace unas semanas... ¡qué gustico! Si yo tuviera sentido del ritmo... ¿y lo bien que va para darle caña a la celulitis? Operación bikini ON.

Abro otro inciso.

Esto es lo que yo siempre he querido ser, a parte de diseñadora y periodista: artista de musical. Era inevitable que me convirtiera en fan fatal de Smash. Aquí mi canción favorita hasta el momento.



No puedo con la mojigata de Karen, Ivy no tampoco es que me emocione pero MA-TO por su voz.


Cierro este otro inciso.

Me seguí riendo con la gente maravillosa que acababa de conocer, pero mucho, mucho, por lo visto supe seguir los pasos de un merengue, le di un número de teléfono erróneo a un guapete... cansino... muy cansino... me encontré con un colegui de clase de salsa... todos fueron re-encantadores conmigo, bailamos el Sexy and I know it...

Vamos, que practiqué tanto la danza de la lluvia y me reí tanto, pero tanto, taaaaanto, que mi oculto six pack no para de agradecérmelo. Cuando llegué a casa mi ropa se fue solita a la lavadora y yo tiré pa la ducha. Como os lo cuento. Rocé mi cama y ya no recuerdo nada más. Sólo que me desperté esssssstupenda, me tomé mis vitaminas, un té con leche calentito, abrí las ventanas para que entrara el solete y aire fresco y me puse musiquilla bailonga para seguir ejercitanto este cuerrrrrpo serrano que este año no me voy a avergonzar de enseñar en la playa.


¡YEAH!


Cuando leáis esto, todavía quedará por contaros qué paso el domingo por la tarde porque ya será lunes, aquí todavía es festivo. No sé qué haré, pero intentaré mantenerme entretenida por el bien de mi salud mental y el del resto de la humanidad.

A todo esto, sigo jugando al Draw Something ;)

Yeah, I know, I know... #drawsomething AGAIN #supersonicgirl

Ahora sí, contadme: ¿qué tal vuestras vacaciones?


2 comentarios:

we are really sexy dijo...

Woah! Gracias por esa mención!

Y no te podrás quejar de vacaciones sin hacer nada! Cuanta acción! =P

Mara Jade dijo...

Era imposible no mencionaros después de haber tenido en cuenta ese cachito de mi inspiración.

Ahora, eso de que no he hecho nada de nada estos días... Hhhhhhmmmmm... Bueno, 2 días no hice nah de nah, pero el resto currando como una campeona :)