lunes, 19 de marzo de 2012

Ya no vivo la vida loca.

Pues no.

Hace taaaaanto tiempo de eso.

¿Lo hecho de menos?

A ratos sí. Pero lo hecho mucho de menos en esos ratos.

¡Qué tiempos aquellos!

Dejo de pensar de esa manera cuando me imagino a mi madre diciéndolo al oír alguna moñez del Dúo Dinámico 8-S

¿La semana? Bien, gracias.

Sigo con mi sistema de hacer una lista con las cosas para la siguiente semana todos los domingos por la noche. Empiezo por las cosas que me quedaron pendientes de la anterior y sigo con las que me van surgiendo.

Da gustico ver cosas tachadas :-)

Tanta tecnología para acabar recurriendo a un cacho de papel y a un boli de toda la vida ¬¬'

Nada a destacar. Es que soy una aburrida. Como mi voracidad ha vuelto a niveles normales, ni si quiera puedo enumerar la ingente cantidad de sin sentidos que he engullido.

Bueno, tengo que deciros que volver a mi cuerpo de antes me está dando muchas satisfacciones. Por ejemplo: volver a usar ropa que hace unos meses ni-de-co-ña me entraba. Y claro, una se emociona y la cabeza empieza a darle vueltas con posibles combinaciones y conjuntos y mezclas y esas cosas que se llevan tan gonicas pero que no son aptas para señoras con ausencia de cintura. O una muy grande, como la que yo tenía, repito, hace unos meses.

Me vestí de chica. Quicir, cuando una es una adolescente de los 90, de la Generación X, del grunge, del rock alternativo... de todas esas mierdas (pero son mis mierdas y mencaaaantan)... estoy tan habituada a la combinación de Vans/Converse + vaqueros + camiseta (friki, musical, cine, whatever...) que me veo rara con vestidos.

Y de esos que marcan cintura. Oullea!

No, no me hice foto. Es que yo no soy una fashion-cool blogger. Aún no sé posar mirando al suelo lánguidamente. O al infinito lánguidamente. O mirar al suelo y/o al infinito con las piernas cruzas lánguidamente. O hacer como que camino mientras echo la mirada hacia atrás lánguidamente. Mucho menos ponerme de espaldas y girar la cabeza prácticamente hasta desnucarme a lo Elsa Patétic en plan lánguido. O poner un brazo tieso a un lado mientras sujeto mi bolso con los dedos y la otra mano a la cintura... lánguidamente.

Señoras que pasan tanto tiempo con vaqueros+camisetas+converse/vans que cuando se visten de lo que son, señoras, se ven raras


Pero estoy en ello. Un día voy a posar tan lánguidamente, que tendrán que inventar nuevas poses. Pero no lánguidas, porque esas ya me las habré quedado yo.

Anyway, vestidito y tal y tal, porque me moría de ganas de estrenar mi nuevo colgante, made in yo misma, que no es por nada pero me quedó muy guachi.

Camafeo 1825


Estaba taaaaaan contenta por sentirme taaaaaan señoritinga, que me di el lujazo de añadir otra laca de uñas nueva a mi colección. Verde pastel. Muy Miami... bitch.

Green


También ha sido la semana en que, oficialmente, he decidido que sí, que estoy enamorada de Bruno Mars. Él también lo está de mí, pero aún no lo sabe. Tiempo al tiempo. George, Jon, Lenny & co, tendréis que comprenderlo, yo no soy como todas esas famosas petardas que cuando les preguntan qué buscan en su media naranja siempre dicen: "que me haga reír".

Yo además si canta, compone, toca la guitarra, el piano y el ukele, baila, percusionea que da gustico, es adoraaaaaaaaaable, que le gusta Jimi Hendrix y el rollo old school tanto como a mí, tiene una sonrisa maravillosa, una mirada que me hace blusssssh... y no tiene nada que envidiarle a Elvis...



Y me manda besicos d'estos... ¡Aaaaaaay omá!

video

Chewie, querido, o te pones las pilas o te puedes quedar en tu galaxia muy, muy lejana porque este chico también is from out of this world (00:30), cualidades de las que pido parece ser que las cumple... ¡y se peina!

Aaaay... el ab-bor... cuandollegasíndesamanera... Sí, lo digo en serio: me n'amorao.

Mientras tanto, chicos arriba anteriormente mencionados: divirtámonos ;) ;)


Ejem, declaraciones románticas from the bottom of my heart aparte (Bruno, I'm not a psycho, promise, call me), el viernes, me fui a martinear con gente maja, pincho que viene y un Pincho que se va...

Última tecnología #polaroid

Nos encanta una cámara digi-cual...

Foto de foto de foto de...



Después, fui a visitar a mi compi querido, a abrazarle y decirle lo contenta que estaba por la vuelta de la little family con el pequeñeco sano y salvo. ¿Y sabéis qué? Me dio un regalo de reyes atrasado y, repetid conmigo: MENCAAAAAAANTA. Y dedicado. Nivelazo.

Rrrrregalazo. Dedicado y todo ;)


Es fantástico. Para una fanática de los anuncios este libro es oro. Ahora veo los anuncios de Carmen Sevilla con más respeto que los de ahora de ciertos perfumes (¿por qué Kortajarena? ¿Por qué?), marcas de higiene femenina (que cada año se hunden más en la miseria creativa) o esa casa de moda que tenía todo mi respeto hasta que se dedicó a ser súperguay (esta versión me parece incluso más genuina y más propia de lo que coño que quieran estar transmitiendo).

Carmen Sevilla, la famil-lia Fili y olé. Este libro es GGGGENIAL


El sábado lo pasé un poco medio enfurruñada. En casa. Pero no enfurruñada del todo porque hacía un sol tan espléndido que era imposible enfurruñarse al 100%. Por la tarde incluso me trajeron un helado, gñe.

Mientras me tomé ese helado estuve dando un paseíto y debió de picarme la mosa tse-tse, porque a las nueve me estaba cayendo de sueño. Pero una tiene dignidad, poca vida social, también, pero dignidad... ¡de eso lo tengo todo!

Así que me recoloqué en el sofá hasta que fuera una hora decente para irme a mi cueva a ver series en el Mac (¡ja!).

Tuve que recolocarme varias veces en la cama.

A las 23:30 estaba planchando la oreja alegremente.

Pffffff.

Y me desperté 11 horas después. ¡En vida recuerdo yo haber dormido tantas horas seguidas, copón! ¡Y mucho menos sin haber estado de juerga anteriormente!

Dos horas después estaba comiendo con Loba, dando un paseo al solete, saludando a un perrete esponjoso y a su dueña divina (MerySssssssssun)...

Pillada in fraganti por @isabelita XD

Don Golfo



... y volviendo a casa para terminar pedidos diversos, idear mi nuevo artículo para la revista y no perderme la segunda temporada de Alaska y Mario. Súperffffffffan.


Así que a comenzar una nueva semana, que como dice el refrán:

"Donde no hay loro, no hay tucán."

Mario Vaquerizo fact


Chimpún.

No hay comentarios: