miércoles, 28 de septiembre de 2011

Entre la nebulosa y la obsesión.

La nebulosa me llegó en forma de resfriado la semana pasada. Un resfriado de los míos, a saber: congestión nasal a saco, oídos tapados y quedarme dormida cada cerocoma.

Por supuesto, las reservas mundiales de pañuelos de papel han disminuido considerablemente. Lo siento Amazonas.

Ahora sólo estoy con fase de tos y buchos bocos.

Todo esto para justificar (como si hicera falta) porqué no me he dignado a actualizar el blog ¬¬

Menos mal que estoy con mis nuevas obssesiones que me han mantenido entretenida en los momentos que no he estado dormida en brazos de uno de mis mejores amigos, Cortafriol. Estas obsesiones se llaman: Pinterest, Fancy y Paper.li.

Son aplicaciones para recopilar información sobre todo lo que te pueda interesar y clasificarlo por categorías. Desde DIY, recetas, fotos que te hayan gustado, webs... a, en mi caso, todo lo que salga relacionado con el Diseño Gráfico. ¡Estoy entusiasmada! Porque ya no hace falta petar la pestaña de marcadores. Encima, si todo esto lo complementas con un Google Reader... Yeah!

Esto en cuanto a las dos primeras, la tercera es mi propio periódico, The SuperSonicGirl Daily, que yo he dedicado también a mi profesión (esa que espero desarrollar en algún futuro, ejem) y pequeñas pinceladas de actualidad, moda y cocina.

Pfffff... ¡y hay app para iPhone*! No podría estar más contenta. Siendo como soy, que soy una Diógenes de la información y de aprender cosas, estas cosas me vienen al pelo. Sólo tengo que acudir a las webs y darme un vistazo por la categoría que necesito para encontrar tal o cual cosa. Y, además, viene estupendamente para tener acceso a la gran cantidad de contenido que generan estudios, diseñadores, publicistas, agencias de marketing... 8-O

Como colofón, estas herramientas me sirven para seguir expandiendo mi maligno imperio, porque lo comparto tanto en mi Facebook, Twitter y Google+.

Pero si eso os parece poco... MMMMMMMMUAAAAAAHAHAHAHAHAAAAA... ¿os cuento un secreto? En breve podré enseñaros un "artículo" de colaboración, que está apuntito de salir, y donde hablo de algunas de estas y otras cosillas.

Mientras llega mi momento de ser descubierta (ya estáis tardando, descubridores del mundo), aquí tenéis una entrevista que me hicieron hace varias semanas y que no sé cómo no la he puesto antes aquí.

Pero no me despido de vosotros sin mostraros la funda para mi sketchbook que me curré...

Sketchbook #crafts


... y recordaros...



¡PARTICIPAD
Y DECIDME COSAS GONICAS!
(pasado mañana, viernes 30 de septiembre se acaba el plazo para participar)




* Paper.li no tiene app pero está optimizado para que se pueda leer desde cualquier smartphone



jueves, 22 de septiembre de 2011

No puedo más.

Tengo que decirlo y lo voy a decir y me da igual lo que me digan l@s trendsetter, hipster, it whatever y fashionistas del mundo:

¡TERRY RICHARDSON ES UN PUTO PESSSSSSSAAAAAAAAAAO!
Y no puedo más con las fotos absurdas que se marca con La Loca Lohan.

Pero vamos a ver... es que nadie se ha percatado... y ya van unos cuantos photoshoots de estos... que esta pedorra posa siempre IGUAL.

Así es una serie de disparos con esta torpe:



La mirada de zorrona, vamos, su mirada normal.



La de la manita en los morros, ¡qué le encanta!. Como quien se quita un paluego seximente ¬¬'


Pero como ella es una irreverente, una incomprendida, una castigada por la sociedad injustamente (no importa que vaya más pedo que Alfffffffredo mientras entra y sale de rehab) se ha convertido en una outsider creativa. Ella sabe posar con su mirada de zorrona, su manita en los morros ... ¡y fumando! ¡Toma vida sana de LA!


Y ya llegamos a LA POSE DEFINITIVA: todo lo anterior pero haciendo contorsionismo.


Fijaos, por fffffavor, FIJAOS, todas las fotos que le hace este tío a la chavala SON I-GUA-LES. Bueno, este tío y cualquiera que fotografíe a La Loca Lohan porque es que ella cree que es súper guay y chachísima.

Vamos, que eso es lo que ella cree que está pasando pero en realidad no quieren verla ni en pintura en ninguna fiesta y nadie quiere sentarse a su lado. No sólo ha hundido la firma Ungaro, ahora es definitivamente una apestada.

Además con ese pelo tan horroroso. Podía aceptarla de morena, estaba muy guapa, pero con ese rubiaco tan chungo. Mira: no.

¿Qué ha ido mal contigo Lindsay? ¿Por qué Lindsay? ¿Por qué?





Y ya para rematar, voy a decir que a mí este tío me parece un trasnochao ochentero que va de cool y que hay instragrammers con más talento fotográfico que él.


¡Aaaaaaaachús!


Mi resfriado (provocado por unas temperaturas por debajo de los 25ºC) está remitiendo, pero mi maldad no se ha visto afecta así que...


¡PARTICIPAD
Y DECIDME COSAS GONICAS!

(os queda poco más de 1 semana)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Emmy 2011 o ¿por qué no lo ponen un sábado?

Más que nada porque hoy, lunes, me caigo de sueño. Bueno, yo y todos aquellos que se quedaron viendo el show hasta las mil. Aunque reconozco que yo me quedé "traspuesta" a cachos. A cachos muy largos a veces. Pero no pasa nada, porque total, tanto los nominados como los ganadores se pueden consultar aquí.

¿La gala? Pse... ni fu, ni fa.

Pero eso sí, la fombra roja me la vi de pe a pa y de pa a pe, que es lo que realmente OS importa, panda de perracas sedientas de sangre. Así que allá voy, que para eso he venido y me veo que escribir este post me va a llevar un rato largo. Son las 17:30 horas.

Comenzaremos por las Aburridas para abrir boca. Iremos tranquilamente que no hay prisa.



Naya Rivera (de Lloyd Klein),
la latina que no puede faltar en ninguna serie que se precie de multiracial y que sale en Glee, vino con un vestido que le resaltaba esas maravillosas curvas. Pero seamos sinceros: ¿a qué viene ese lazón en el escote?. ¡Coño, dale un poco de vidilla! Que sí, que tiene bolsillos... ¿y qué?.

Katie Holmes, de ese diseñador minimalista que me pone enffffffferrrrrrrrma, Calvin Klein. No me entendáis malamente: no está mal el vestido, pero es que no me pega para algo así. No sé, póntelo para una fiesta de recaudación de fondos para la cienciología. Además, te viene que ni pintado para hacer más anchos tus hombros y disumular esas caderas que no tienes.

Anna Paquin, con un vestido de Alexander McQueen que leZZZZZzzzzzzzz... En fin.

A mi querida Jane Lynch le sugiero lo siguiente: coge ese vestido de David Meister Signature y practica tus habilidades con la customización, añádele un broche gordo o un brilli-brilli gonico por aquí o por allá... o un collar importante... No sé... pero así, no.



Subsección: Color Block.


Las de antes, y otras en siguientes categorías, entrarían perfectamente aquí, pero es que estás van de cegadoras. Julianna Margulies (Armani Privé) y Dianna Agron (Roksanda Ilincic) podrían perjudicar seriamente tus retinas.

Luego llegaría Amy Poehler y te remata. Ni siquiera te daría tiempo a que te fijes en que ese vestido la hace pechiplana.



Las Folclóricas:


La de rojo es Nina Dobrev, resulta que es la escuálida por la que Stefan y Damon Salvatore en Vampire Diaries se pegan de leches. Y que en la realidad sale con el venpacáquenotevaadolé de Ian Somerhalder, el vampiro malote (el que mola, vamos). Bueno, pues lleva un diseño de Donna Karan que me gusta, sí, sí, pero mi primer pensamiento ha sido: "le falta un clavel reventón y una peineta bien clavá en el pelo".

Sin embargo, para Anna Torv, he pensado:
  • Si quieres resaltar los zapatos con un vestido negro, ¿azul marino?. ¿En serio?
  • La Pantoja te lo va a copiar en cerocoma y verás tú qué patadas le da a la bata esa de cola que te has poníoh.
  • Vera Wang no me convence de un tiempo para acá (y mucho menos después de ver la bru-ta-li-dad de "cosa" que hizo para la boda de Kim Kardashian).


Hacemos una paradita por las Sí, pero no.

Tenemos a Claire Danes con un patchwork de Oscar de la Renta que ahora lo miro y me parece bien... pero lo vuelvo a mirar y es un no... No es una espantaja, pero tampoco la puedo meter en otra categoría. Así están las cosas para ti, querida.

Christina Hendricks eligió un vestido de Johanna Johnson, una diseñadora a la que le va mucho el glamour del dorado y antiguo Hollywood. Bien, bien, me encanta, NOS encanta, pero aunque el vestido me parece una maravilla, a la Hendricks le sobra el momento pedrerío en el abdomen. Un diez en cuanto a que lleva a "las chicas" en su sitio y curiosamente no se me han ido los ojos p'allá. Por esta vez.

Eso sin contar lo que te he mencionado ya de los zapatos.

Con Amber Riley, estamos un poco como con la Hendricks: no estoy muy segura de que el drapeado sea algo que te recomiende justamente en esa zona. Aunque el corte y esas tirante-mangas definitivamente son para ti. El peinado, no.



Subsección: El negro nunca falla.


Vamos a darle un poco de cancha a Kaley Cuoco (de Ramona Keveza), la divina Penny en The Big Bang Theory (olé por Jim Parsons que fue el ganador de Mejor Actor de Comedia) porque aunque ese corto de falda es muy poco favorecedor, lo vengo diciendo desde hace rato, al menos la chica iba mona. Y lo digo porque es famosa por tener el gusto en los juanetes. Estoy segura que he elegido este vestido para que se le vieran esos fantásticos taconazos rojos. Pasas por esta vez. Que no se vuelva a repetir.

Jenna Ushkowitz llevaba un vestido sosainas como él solo de Ghadhi Paris. Pues sí, sosainas. Me da igual que se haya querido tirar el moco con ese pliegue en blanco. Ahora, nena gutta tus zapatines :-D

Gwyneth Paltrow, de Pucci (jiji, siempre me ha hecho mucha gracia el nombre), a mi entender, es el caso más claro de Sí, pero no. Vamoavé, en mi cabeza lo que lleva es un vestido completo. Si me fijo bien me parece un sari incompleto. Pero me gusta. Pero no gusta. Es veneno. Pero huele a canela. Es como cuando en los ochenta querían enseñar ombligo pero no se atrevían del todo.

Lo único que tengo claro es que ODIO ese puto pelo planchao que lleva siempre.



¡Oooooooooooh! Por fin, por fin, POR FIN llegamos a: Nude, ese color.


Van taaaaaaaaan monas las dos. A saber: Rashida Jones (Alberta Ferretti) y Jayma Mays (Zuhair Mourad) de izquierda a derecha.

¿Qué falla? Sendas expresiones faciales. Tal vez a Jayma le hubiera recogido el pelo y le hubiera puesto raya en el ojo tipo años 50. Y también la hubiera tenido a una estricta dieta de bocatas de croquetas toda la semana anterior.

Y me llega Elizabeth Moss, otra que también tiene problemillas de estilo. Y esta vez es una auténtica pena:
  1. Esas marcas de bikini son inaceptables.
  2. El pelo tampoco te ayuda. No quiero ser cruel, pero me recuerdas a la de Mars Attacks.
  3. Marchesa, que hacen creaciones de esas etéreas y ligeras a la par que volátiles, esta vez se me han pasado con los bordados. Me sobran en el cuerpo. Pero fijaos en esas maravillosas mangas. No puedo imaginar el trabajazo que ha debido llevar hacerlas. MA-TO por esas mangas.



Así como nadie me falla con el nude, Las Chicas de Rojo tampoco pueden faltar:



Sofía Vergara, ¡qué me gusta!. ¿Cómo no voy a ser fan de una tía que dice que cuando se mira al espejo se ve como un travesti y se encanta? Además, hace que me redima por lo que he dicho de Vera Wang porque este vestido coral le queda perfecto.

¡¡¿Y qué me decís de esa pose de Miss Loquesea?!!

Kerry Washington va total, lo lleva todo y encima me parece que queda guay: escotazo corazón, lentejuelas, transparencias, de rojo passsssión... ¡toma ya!

Y bueno, bueno, bueno, aquí tenemos a Kate Winslet, de Elie Saab y de la que me declaro ultra-fan al mismo nivel que Diane Kruger. ¿Qué me decís? Encima con esa actitud de la que se sabe ganadora, buena actriz y un "sé que estoy buenorra to-tal".


Tranquilas arpías, casi estamos llegando al clímax de este post. Casi, casi, pero aún nos quedan las que yo considero Superstars.


¡Dioxxxx! Van de negro, lo sssssssé, pero me encaaaaaantan estos vestidos. La una es Emily Blunt, que es moniiiiiiiiísima. Yo me hubiera puesto un pulserón y un anillo en la misma mano como complementos y tal vez un color de labios un poco más atrevido. Por lo demás, ¡ains!.

Después, la otra, muy a mi pesar, tengo que poner a la perrrrrraca de Evan-Rachel Wood, que no puedo con ella, pero reconozco que la tía sabe de qué va una alfombra roja.

Ambas del talentoso Elie Saab que me tiene cada temporada más loca por sus creaciones. Artistazo total de la aguja.


Julia Stiles eligió un diseño de George Hobeika que se da un aire al de Mila Kunis en la última edición de los Oscar. Un diez a ese pelo glamuroso. Mancantao esta chica.

Luego llega ella, Heather Morris y cuyo personaje, Britney S. Pears en Glee, está tan poco explotado como el de Kurt. Yo no sé a vosotros, pero a mí este Masai Payan me parece espectacular. Bueno, la falda sobre todo. El cuerpo me gusta por el escotaaaaaazo, aunque no me entusiasman esas tirillas de color más claro, pero puedo aceptarlo.



Vestido chulo, percha equivocada. Siempre fieles.

Olivia Munn es una de esas macizas del momento que se está poniendo en plan plasta como Mega Fox hace unos meses, que estaba en todas partes. Lleva un Carolina Herrera que me entusiasma, no sólo por el patrón, el color también. Pero seamos sinceras, querida, entre tú y yo: te hace caderona. Sé generosa y préstaselo a Katie Holmes.

Lea Michele tiene el don de elegir siempre vestidos que son demasiado para ella. Ojo, el Marchesa que lleva es chulísimo, pero jamía, con esa melena suelta... pues no. Te me hubieras puesto un moño francés y voilá, me convences. Una cosa te digo: perfecto el bronceado.

Y te digo otra: no puedo con tus poses.

Julie Bowen, ganadora a la Mejor Actriz de Comedia por Modern Family (soy fan fatal de la pareja gay, Gloria y Mani, por supuesto), eligió un modelo de Oscar de la Renta que le hace parecer un insecto palo. Yastá, ya lo he dicho.


A ver, qué me queda... Mmmmmm... ¡Ah sí!



Ahora sí que sí... ¡LAS ESPANTAJAS!


Taraji P. Henson, podría haberte puesto en Vestido chulo, percha equivocada, pero la verdad, este Blumarine que te has puesto tampoco me gusta tanto. Pa ti pa siempre.

Heidi Klum, quiero tus zapatos. Esa coliflor que te ha hecho el estirado de Christian Siriano va a ser que no. Déjalo, en serio, no eres una trendsetter. Te envidiamos porque no somos capaces de entender cómo has podido tener 4 hijos (uno de ellos con el vejestorio de Briatore), seguir siendo un ángel de Victoria's Secret y tener un cacho-marido que te adora. Chimpún.

Hablando de ángeles, ahí tenemos a las nuevas Ángeles de Charlie: Minka Kelly (Dior), Rachael Taylor (Armani) y Annie Illonzeh (Ramona Keveza). O lo que sería lo mismo: aburrida, aburrida y no te pongas al lado de Taraji P. Henson porque pensarán que lleváis el mismo terrible trapo.

Al lado Drew Barrymore, con cara de "malditas desnutridas", a la que le suplico que le quite el velo-falda a ese vestido de Givenchy y le ajuste la cintura. Y, por supuesto, que no lo use para este evento porque no hace falta que le recuerde que no se puede ir de corto.

¿Verdad Heidi Klum? ¿Verdad Kaley Cuoco?

Si aquí se quedara la cosa...


Zac Posen es un diseñador que me suele gustar bastante lo que hace, tiene mucha mano con los vestidos de alfombra roja. Lástima que Kristen Wiig eligiera el más ffffffffffeo de todos. Pero fffffffeo con avaricia. Vamos, con "f" de fffffffffeo.

Sin embargo, no podía fallarme: The Man, The Legend. Jon Hamm, tan guapo, tan alto, tan moreno, tan HOMBRE... ese whatever que lleva al lado de amarillo canario es su novia.

Siguiente.

Lena Headey podría haber estado en El negro nunca falla y Aburridas, pero he decidido ponerla aquí directamente. Eso o creaba una sección especial sólo para ella llamada: La cucaracha, la cucaracha ya no puede caminar. Y, la verdad, no me pareces tan especial, you know.

Si Kristen Wiig no sabe elegir entre las maravillas de Zac Posen, Zooey Deschanel no sabe elegir entre las de Monique L'huillier. Contrata un estilista y dedícate a lo que quiera que sea que te dediques.



Ahora, sin más, hasta aquí, todo lo que ha dado de sí la alfombra roja de los Emmy 2011, donde Mad Men ganó por cuarto año consecutivo el galardón a la Mejor Serie Dramática. Oullea. Pero antes de acabar:
  • Toque de atención a Heather , Kaley, Naya, Katie y Anna: si vais al mis peluquero, que no os peine igual.
  • El color rojo se está imponiendo en las invitadas. Ojito con no mimetizarse con las alfombras.
  • Elena Bonham-Carter debería estar invitada a esta clase de eventos SIEMPRE.

Y ya está. Sanseacabó. Estoy harta de los Emmys por este año. Para el próximo post de este evento: ¡BUSCO PATROCINADOR!




Son las 19:47. Me voy a salsa.

¡Vaya mañanita llevo, oigansss!

¿Los Emmy? Bien, gracias.

He dormido poco y muy malamente. Ahora me duermo, ahora me despierto, ahora me duermo, ahora me despierto, ahora me... Para colmo, ha hecho fresquete y yo tengo la nariz un poco asín y los oídos me piiiiiiiiican. Aún tengo que ir a comprar cosicas de manualidades varias cuyo gasto intento racionalizar como "inversión" y por supuesto, son casi las once de la mañana y mi cama sigue sin hacer.

Yeah!

Aún así, mientras termino de ordenar fotacas y pensar en una colaboración que tengo que entregar, me es imposible, repito, im-po-si-ble dejar pasar semejante desperlucie.


Si vas a gastarte el doble de un sueldo mínimo en unos putos zapatos de Christian Louboutin, hazme el favor, querida, de probártelos. Pero no sólo sentadita, también de pie, y camina pasillo p'arriba y pasillo p'abajo de tu casa como hacemos el resto de los mortales.

Si lo hubieras hecho, queriiiiiiida, te habías dado cuenta de ¡SE TE SALE UN DEDO! (y el otro apuntito que está).

Eso queda como choni, pero sin el "como", ¿m'entiendes?. Que alguien le obligue a devolver esos maravillosos zapatos.

¿Quién es ella? Si habéis revisado las publicaciones de hoy, no hace falta que os lo diga. A los que no: paciencia, estoy en ello.


Me muero de sueño, nenis. Pero a Dior pongo por testigo de que esta tarde me voy a mi clase de salsa pase lo que pase.

Assssúcar.

domingo, 18 de septiembre de 2011

¡Sorpresa!

Postal para SuperSonicgirl 2011


Antes de ponerme a despellejar sobre los Emmy, aquí viene la sorpresa que os mencioné.

Como el número siete es mi número, este año el aniversario del blog lo voy a celebrar con un concurso. Es muy sencillo, no temáis.

La cosa será tal que así:
  • Deja un comentario en este post sobre cómo conociste este blog, cuánto hace que lo visitas, qué te parece... whatever.
  • Al mismo tiempo, tienes que dejar tu mail, por si al final ganas, poder ponerme en contacto contigo.
  • Tienes hasta el viernes, día 30 de septiembre, hasta medianoche.
  • Los ganadores se elegirán a través de Random.org y el lunes 3 de octubre a mediodía publicaré el resultado del sorteo.
¿Y cuáles son los premios?

Pues veréis, hace una semana fue el cumple de Doña Caye y yo le regalé un cuaderno de notas con una funda muy barriosesámica (palabras textuales) hecha por yo misma. Así que ese será el primer premio: una funda para cuaderno (no incluído en el premio) tamaño A5 para que podáis presumir de cuaderno de recetas o sketchbook, por ejemplo.

El regalico d @galvanoplastica : una funda para su cuaderno de notas #conestasmanitas

Ejem, que si el ganador lo quiere un poco menos barriosesámico, se puede hacer.


¿Por qué? Pues porque esto muy hacendosa últimamente, parece que no se me da malamente y, de paso aprovecho para comunicaros que estoy dispuesta a aceptar encargos, que estoy un poco pelá, la cosa está mu malita y tal y tal y tal...

También hago fundas para móvil, tabletas, portátiles... Para muestra, la que hice para mi bonico del to:

My new Macbook and iPhone sleeves. I did it by myself!! #DIY #crafts #conestasmanitas


¿El segundo premio?

Una biblia. Quicir, una presunta biblia con una petaca camuflada inside que la misma Doña Caye donó en su día. ¡Mmmmmmuuuuaaaaaahahahahaaaaaaaa!






Las flamencas y demás parafernalia no están incluidas.


Así que, sí, lo reconozco, es un concurso totalmente hedónico y ególatrata.

¡PARTICIPAD Y
DECIDME COSAS GONICAS!

Vosotr@s mismos... a partir de hoy hasta el día 3 de octubre a mediodía, os estaré dando la paliza para que concurséis por todos los medios que estén a mi alcance.



Y si seguís este blog, sabéis que mi imperio maléfico se va extendiendo.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Un año más...


... me hallo aquí, ante todos mis nenis, para seguir expandiendo mi imperio del mal.

Que sepáis que este año ya van siete. ¡Ahí eh nah!

Tal día como mañana, hace siete maléficos años, a mí no se me ocurrió otra cosa más que ponerme a ver qué carajo era esto de un blog.

Seis años y 364 dañinos días, aquí estoy: dando por saco como el primer día.

Bueno, con más arte, que con la práctica se llega a la perfección. Y muchos ya sabéis que a cabezota pocos me ganan, así que: ¡Perfección! Tú corre todo lo que quieras, pero estás en mi punto de mira.

Como viene siendo tradición, he cambiado la cabecera del año pasado (¡adiós pin-up gordita, adiós!) para darle la bienvenida a la nueva. En esta ocasión, el artista elegido es uno de los dibujantes de pin-ups más maravillosos del mundo, con el permiso de Alberto Vargas. Ni más ni menos que el talentoso Gil Elvgren. Un habilidoso de los pinceles y el aerógrafo cuyo trabajo es exquisito, sus mujeres son divinas, coquetas, traviesas y picantonas.

Elegí a esta preciosa pelirroja...


... como musa para mi proyecto final de carrera, así que no podía dejar de proponerle el protagonismo de la temporada 2011-12 de SuperSonicgirl.

Lo que pasa es que, ¿cómo no?, me he tomado la libertad de hacerle unos arreglillos. Unos ajustes más acordes a mi personalidad y gustos:

Detalle cabecera para SuperSonicgirl 2011


Mi adorada pelirroja se ha tatuado ambos brazos con florecillas varias y una calavera mexicana del Día de los Muertos. Además, va con su rotulador dejando huella de su paso allá donde va con sus lindezas para dejar bien clarito a las perrrrrrracas de las vecinas quién es the real fucking bitch, you know. Lo que a mí me gusta llamar: el espíritu de ser mala porque me da la gana.

Este año los colores siguen siendo el
rosa rosón y el marrón chocolate del año pasado y una tonalidad más clara de mi querido color morado. Todo ello, oye, aderezado con una ristra pel-lah, que son muy aparentes a la par que elegantes.

Como siempre, también os he hecho un botoncillo por si me queréis enlazar con estilo, nocturnidad y alevosía.

Botón para SuperSonicGirl 2011


No me voy a andar con más rodeos, servíos una rica MARAlena y disfrutad del próximo año de malignidad, malefismo y cualquier palabro derivado de maldad.

Magnífica fotografía de uno de mis blogs favoritos de cocina, Food & Cook, de Bibi's Bakery (Edimburgo)


Perooooooooooo si pensáis que la cosa se queda ahí... Aaaaaay, almas de cántaro, stay tunned bitches, porque los fastos para esta celebración no acaban en el día de hoy. En breve haré pública mi siguiente sorpresa, la cual espero que os guste... y os corte el pipí hasta que os la revele. De ahí que este año el aniversario se haya adelantado un día, porque MAÑANA sabréis de mi sopresa. ¿Por qué? Porque el siete es mi número (nacer el 7/6/77 es lo que tiene) y este aniversario va a ser diferente.

Ya veréis, ya.


No despido este post sin poneros unos de los vidrioclís que más me han gustado este año. Y es que yo me he sentido tan identificada con Katy Beth Terry*. Con la única diferencia de que yo no me despierto con un macizorro** de semejante calibre a mi lado.






¡Hala! A pasarlo bien y, sin ser menos que los famosos cuando recojen su premio***:


GRASIAH, GRASIAH, GRASIAH
a todos mis fanes fatales,
porque sin vuestra sed y ansia por lo maligno
este blog no existiría.




¡Chimpún!








* Y no, tampoco he llevado semejante ortodonción.

** ¡Y qué mono es Darren Criss!! Oyoyoyoyoyoyyyyyyyy....

*** Y que nadie descarte que un día no sea yo la famosa. Todo el mundo atentos a futuras portadas de Vogue.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

De disaster en disaster y tiro porque me toca.

Así se me fueron las Fanning a ver el desfile de Rodarte. Oullea.


Ahora que han crecido me parecen unas niñas asquerosamente monas, tan rubitas y angelicales ellas. Antes me daban grimilla, tan sonrientes e insoportables.

En fin, el vestido de Dakota me parece una maravilla, pero esos vendajes que lleva por zapatos... Osssssea, va a ser que no, ¿mentiendes?. Sin embargo, los zapatos de Elle me encantan, pero ese mono tremebundo salido de algún absurdo culebrón ochentero hay que hacerlo desaparecer ya mismo. Pero ¡YA!

Pero lo que de verdad, de verdad, de verdaaaaaaaaad me ha dado dolor, dolor, do-loooooor...


¡ESO TIENE QUE DOLER!!
¡¡Y MUCHO!!

Ahí estaba esa hermosura de mujerón llamado Christina Hendricks, pero en el estreno de la nueva película de SJP, con un vestido que curiosamente le sentaba bien. A la Hendricks, a la otra ya sabemos que todo le sienta bien... excepto eso que se hizo en la cara.

No me extraña que Don Draper, con la cogorza diaria en la oficina, juegue a los equilibrios con esos Poly Glasses suyos tan chulos.

No sé Christina, jamía, háztelo mirar... reducir más bien. Son descomunales.

Mirad, tal vez os parezca que no gano para disgustos, ¿eh?, pero a mí me da más penuca la pobretica la de Wintour (también fue al mismo desfile que las Fanning) que esta vez la han sentado al lado de Laura Ingalls Taylor Swift.


Doña Wintour tiene que estar hasta el flequillo de tanta muchachada sin estilo, ni clase, ni flow, ni respeto por la NY Fashion Week. Y hay que agradecerle que haga el inconmensurable esfuerzo de sonreír, porque sabe que hay un fotógrafo delante, pero mientras tanto está enviando un whatsapp a la duodécima ayudante de su subayudante ordenándole que le pegue una paliza a esa de al lado.

Y que le traiga un café.

Sin azúcar.

Con doble de espuma.

Con leche desnadata.

Y un toque de vainilla.

Pero sin pasarse que luego el café no sabe a café.

En vaso grande.

Lo de siempre, vamos.

martes, 13 de septiembre de 2011

Disturbing

Ayer estaba yo en la consulta de mi dentista, esperando para una revisión, y me puse a rebuscar entre las revistas que había por allí. Cuando una portada del Hola me dejó tal que asín:




Era el número dedicado al primer cumpleaños del nieto menor de Tita Thyssen. La segunda en mi lista de Señoras Jrandes. La namber guán es la Duquesa de Alba, por supuesto.

En finssss, me pude ver todo el reportaje fotográfico, donde pude constatar 2 cosas:

  1. O Darek es la mejor solución para el rejuvenecimiento o a Susana Uribarri le han pasado el Photoshop hasta en el iris. La posibilidad del mismo cirujano de la Patetic también existe.
  2. Blanca Cuesta tiene una expresión de felicidad que acojona. Mucho.

Y en todas las fotos tal que así. ¿Nadie más nota que es un poco anti-natural? ¿Es posible que se haya hecho algo en la cara? ¿O será obra también de un Photoshop extremo?

No sé, no sé, pero cuando ese "pobre" niño crezca y vea las fotos de su primer cumpleaños va a flipar. A mí por lo menos me da cosica.

Y hoy, me pongo a repasar imágenes de la NY Fashion Week y casi me explota la cabeza:



¿Por qué está Nicki Minaj en primera fila del desfile de Carolina Herrera? Es más, ¿cómo se atreven a sentarla al lado de Anna Wintour? No hay más que ver su pose de noteajunto.

Es comprensible: ¿quién coño es Nicki Minaj? ¿De qué carajo va, de la Lady Plasta Gaga-rapera? Yo no estoy muy versada en el arte del rap pero a mí me parece una espantaja a la que le quedan un par de discos y santas pascuas. Cuando intentas sobrevivir en la música sólo por tu look entonces te tienes que llamar Tamara-Yurena-Whatever y ya sabemos cómo le ha ido.

Ahí te lo dejo bonica.

Ahora, os digo una cosa, después de la putada que le han hecho a la Wintour con esta foto, que nadie descarte que hayan rodado cabezas. ¡Menuda es ella!*

Chimpún.


pd: Y si no lo sabes, échale un vistazo al The September Issue. De mayor quiero ser como ella... o como Madonna.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hay momentos en la vida...

... que se plantean situaciones, propias o ajenas, en las que me da por decir aquello de: "hace unos años ni siquiera se me habría pasado por la cabeza".

Es un puñetero tópico, pero ¡es que es verdad, coñe!

Y que conste que yo no soy nadie para ponerme a juzgar al personal, en esta ocasión, me han dado cortocircuitos neuronales estas cosas... situaciones... formas de ver la vida... no sé cómo llamarlo exactamente.

Veréis, conozco a una persona, digamos que se llama H. Esta persona, no hace mucho, parece que empezó a ser consciente, o al menos a sentirse capaz de decirlo en voz alta, de que durante todo lo que lleva de vida (que no es tanta) ha hecho lo que se supone que debía hacer. Siguió todos los pasos que, según la edad, a medida que vamos cumpliendo años deberíamos ir dando. Y ahora, que se ha fijado, le entran todos los males sólo de pensar que un día sí y otro también, se repetirá cual día de la marmota hasta los 67.

Parece como si ahora quisiera tomarse una especie de revancha. H se casó y tiene descendencia. Todo va bien. Eso dice cuando le preguntas. Creo que lo que más le escuece es el tema de un trabajo monotemático, rutinario, poco agradecido... vamos, que no le gusta. Es así, le costará admitirlo, pero no le gusta ni un pelo. Todo son quejas cuando le preguntas qué tal el día.

H está siendo infiel. No es la primera vez pero justifica su conducta diciendo que una cosa son los sentimientos hacia su pareja y otra el sexo. "Un desahogo", esas fueron sus palabras, aunque luego puntualizó, que "esa no es la palabra más apropiada". Además, añadió, "yo no hago esto con cualquiera, que no digo no pudiera hacerlo, pero no lo hago".

A mí me sonó más a "en mis tiempos mozos no pude ser un pendón desorejao y ya está bien". Me parece un tanto egoísta por su parte. No se conocen pruebas, claro, pero parece ser que nadie obligó a H a no ser un pendón desorejao por entonces.

A lo mejor yo soy una inocente, porque las cosas/situaciones son diferentes cuando no las está viviendo una misma. A lo mejor es que son complicadas. O a lo mejor no lo son tanto pero a nosotros nos gusta complicárnoslas. Porque si se supone que en tu matrimonio las cosas van bien, palabras textuales "de puta madre", ¿por qué le haces esto a tu pareja?.

Quiero decir, si no tengo las gafas muy sucias, lo que yo veo es que en realidad su vida no le gusta, o al menos una gran parte de ella. ¿Por qué no centrarse en modificar/cambiar en esa parcela que detestas sin putear a alguien que se supone que te quiere (y que teóricamente tú quieres)?

Sé que no es fácil reordenar una vida y dar según qué pasos, y lo digo desde la experiencia, pero es eso o lamentarte cada día de lo que te quede de vida. A medida que vas cumpliendo años, ya no puedes comportarte como un crío enfadado, resentido y egoísta, porque tus actos tienen consecuencias y hay que ser responsable de ellas.

Pasemos al siguiente caso, B. Es una persona súper vital y muy activa que parece no tenerle miedo a nada y si lo tiene disimula muy bien. Al contrario que H, su vida no ha sido tan convencional y ha tenido la oportunidad de ir de acá para allá y disfrutar de numerosos amoríos oficiales y, sí, también de los clandestinos. Y casi siempre todo simultáneamente. Porque esa es otra de sus características: cae fulminantemente in love pero tarda poco en no rechazar "retos".

Otra vez el tópico de la separación de sentimientos y sexo. Es como una frase constante, como un latiguillo que enseguida te sueltan cuando por mi curiosidad, pregunto: ¿por qué?.

Y no importa que B crea que haya encontrado a "esa" persona, que te hable de "esa" persona de tal manera que tú creas que también "esa" es su "esa". Y sin embargo... su patrón de conducta no cambia. Y entonces ocurre que te has cargado la relación con "esa" persona y por mucho que intentes arreglarlo, ya no hay remedio.

WTF?

Al menos B no tiene cargas familiares, eso es cierto. Ni incumple ningún "compromiso oficial". Ya me entendéis, de los que hay papeles de por medio y que para romperlos hay que darle un riñón y medio hígado (como mínimo) a un abogado.

Sin embargo, el daño ajeno que produces es el mismo.

Lo que más me gusta es ver las caras que ponen cuando intento rebatir su argumento de separación entre sentimientos y sexo con un "imagina que tu pareja piensa igual que tú, ¿te gustaría la idea de que ahora mismo pudiera estar "separando" como haces tú?". Se les ponen los pelacos de punta. Casi diría que se les revuelve el estómago.

Todo un espectáculo.



Repito que yo no soy nadie para juzgar conductas ajenas, mucho menos si con estos dos ojillos que tengo veo que son patrones habituales (aquí sale lo poco de mi vena psicóloga) pero las personas implicadas no parecen querer/tener muchas ganas en solucionar. Está claro que no les hace felices, pero...


Vamos, que por H o por B, la casa sin barrer. O también podría añadir una frase que me ha gustado mucho y he leído últimamente: Everyone gets old. But not everyone grows up.




¿Soy acaso alguien verdaderamente inocente que no se ha dado cuenta de que muchas personas funcionan así? ¿Acaso soy una de esas pocas personas que creen que si estás con alguien, estás y si con el tiempo algo falla/falta es el momento de plantearte abandonar esa relación? ¿Es la infidelidad el nuevo negro?

¿O es el negro original?


Infografía vía OnlineSchools.org

martes, 6 de septiembre de 2011

Va de logos: Separados al nacer, unidos por el mismo símbolo

Separados al nacer, unidos por le mismo símbolo / Separated at birth, united by the same symbol



El otro día encontré este enlace tan gonico de logos ingeniosos y creativos. Entre ellos estaba el de Infinity Crime Studio.


Y hoy, leyendo las noticias digitalmente, me fijo en el pie de la web y me encuentro el de Plural Entertainment.






¿Qué me decís?

viernes, 2 de septiembre de 2011

Verídico

Estando yo por el súper hace ya un poco de tiempo, me suele pasar que siempre voy a comprar algunas cosillas determinadas que justamente no tengo en casa para tal o cual receta. Lo que pasa es que a veces, la mayoría, termino llevándome más de lo que tengo apuntado en la lista de la compra.

En fin, en esta ocasión se trataba de un garrafón de agua de 5 litros, que no se me ocurrió coger antes de haber llenado la cesta esa de ruedas que coges para compras pequeñas. Así que ahí estaba yo, quitando, poniendo y recolocando.... cuando oigo:

"¿Te la meto?"

¡¿PERDONAAAAAAAAAAA?!

Me incorporé rápidamente y cuando miré a la cara a mi interlocutor, resultó ser un papá joven que iba con su hijita en el asiento del carro. Fue un segundo muy intenso de mirarnos a la cara para descubrir que los dos teníamos la mente muy sucia.

En un tiempo récord y al mismo tiempo, él cogió la garrafa, la plantó dentro de la cesta, yo le di las gracias, él dijo "de nada", sonrió un poco de aquella manera, los dos nos dimos la vuelta para caminar en direcciones contrarias en el pasillo en el que estábamos.

Yo no miré atrás.

Espero que él tampoco.

Y cuando llegué a la caja tuve que dejar una bolsa de galletas que se habían espachurrado bajo el peso de lo que aquel papá joven me quería meter.

La garrafa de 5 litros de agua en la cesta, quicir.




¿La caballerosidad se ha vuelto rara con el tiempo, no?




pd1: me dan pereza comentar los VMA de este año, al menos los americanos. Creo que ya resalté lo que más me pareció que debía ser resaltado. Veremos los europeos.


pd2: no me disgusta el nuevo interface de Blogger. Me recuerda a Wordpress.


pd3: por cierto, aquí podréis ver la web (que he ayudado a crear) de una gran señora y buenísima pintora, la abu de mi querido Fer.