martes, 13 de diciembre de 2011

Previously on SuperSonicGirl...

Mis anteriores semanas fueron de mal en peor, aunque parecían remontar.

Bueno, pues eso parecía. Aquí los hechos.

Entre viernes y sábado me fui a la búsqueda y captura de diferentes materiales/accesorios para mis cosillas de Metro&medio Designs.

En una tienda donde estaba comprando, había una chica que iba detrás de mí, que quería comprar el mismo material. Mientras me lo estaban preparando, me dijo que ella se había animado este año y quería intentarlo. Hablando, le fui diciendo algunos trucos y combinaciones chulas de colores. Se entusiasmó y me dio las gracias. Compró algunos de los colores que yo le había indicado.

Guay :-)

Me preguntó luego dónde podía encontrar una mercería y le dije que yo iba para una que me encantaba porque tenían de todo, a muy buen precio y encima te atienden estupendamente. Cuando terminé de comprar lo que necesitaba me despedí de ella y me dio las gracias por haberle enseñado el sitio.

Resultó que durante la mañana conseguí todo lo que necesitaba dándome una vuelta caminando por la ciudad. Todo excepto una cosa: unas bolsitas de celofán.

Bien, entré en una conocida tienda de bellas artes del centro. Normalmente he dado con dependientas la mar de simpáticas y amables. Esta vez di una que sólo fue amable. Me dijo que no tenían bolsitas de celofán y antes de que yo dijera nada, me dijo que tampoco sabía dónde podría encontrarlas.

¡Pues vaya!

Nada, me di una vuelta por la tienda porque venden casas de muñecas con sus accesorios. Desde pequeña siempre he querido tener una para decorarla y customizarla a medida que me dieran mis neuras. Entotá, que ya estaba echándole el último vistazo al escaparate y poniéndome los auriculares cuando una chica me toca el hombro y me dice:

Ella: "Perdona, mira, yo creo que sé dónde puedes encontrar esas bolsitas. Para mi boda yo también las buscaba y al final las encontré en Tiendadondevendenbolsitasdecelofán"

Yo: "¡Pues es verdad! No se me había ocurrido. Pues fíjate que hay una tienda parecida aquí al lado, preguntaré y si no, iré directamente donde me indicas"

Ella: "Seguro que encuentras también aquí al lado, yo fui a la otra porque me pillaba más cerca y acerté. Tenían de diferentes tamaños y colores"

Yo: "¡Muchísimas gracias!"

Ella: "De nada y que vaya todo bien" - sonrisa mediante.

Yo: "¡Igualmente!" - sonrisa de oreja a oreja también.

Efectivamente, en la tienda de allí al lado encontré las bolsitas de celofán. Al salir pensé: "menuda tonta la de la conocida tienda de bellas artes, no sólo por no sugerirme este sitio, sino porque podría haberme intentado venderme celofán, que yo le habría comprado, porque las bolsitas son muy fáciles de hacer, pero la verdad es que nadie lo va a apreciar".

Y entonces me di cuenta: sin habérmelo propuesto yo había ayudado a una desconocida y otra me había ayudado a mí en la misma mañana.

¿ES O NO ES GUAY?

Me sentí genial nenis. Cosas así te hacen pensar que la humanidad no está del todo perdida.



Y entonces, ayer, volviendo de la clase de salsa en el coche, noté un flash. Eso sólo puede significar una cosa: multa al canto.

Es genial porque tengo otra pendiente de aparcamiento que no pude pagar en su día porque no tenía pasta. Así que va a ser chachísimo arreglármelas para intentar pagar otra.

Por cierto, ¿he comentado que también tengo que pasarle la itv al coche?

¡Ah! Y sólo me quedan 8€ en la cuenta gracias a una reparación imprevista la semana pasada.



En fin, una de cal y otra de arena, la cara y la cruz...





WHATEVER

2 comentarios:

Vctrsnts dijo...

Buenas.

La primera parte se parecia mucha a la pelicula "Cadena de favores". Sabes a cual me refiero...

Con respecto a lo otro, lo siento, pero como estan tan necesitados de dinero, pues a la minima...

Espero que no tengas problemas con las multas y la ITV, porque.. Y me alegro que haya gente que aun piense en ayudar a los demás...

Memis dijo...

¿has pensado también en hacer tus diseños en tela, tipo patchwork? sería hacer figuras sencillas, coserlas dejando un margen de costura, darles la vuelta y rellenarlas, como cuando se hacía un muñeco de trapo... molarian cosas pequeñitas que puedan servir de llaveros o colgadores, si te sirven de inspiración están los muñecos Tilda... incluso si encontraras hierbas de olor, tipo bouquet, como ambientadores para armarios...

PD. Creo que te he comentado muy poco, pero llevo leyéndote varios años...