lunes, 5 de diciembre de 2011

Después...

... de una semana horrible, varios días con el estómago revuelto que una noche de sábado con final triste terminó de fulminar y un domingo más pasivo de lo normal... Creo que necesito no decir nada por un tiempo.

Y también creo que necesito un pequeño espacio de tiempo para resolver movidas del pasado que aún arrastro y que por lo visto no he sabido "desarrastrar" convenientemente.

Pero quién sabe, como soy así de contradictoria, a lo mejor mañana me levanto eufórica perdida, la vida es maravillosa, el sol brilla más que hoy, abriré la ventana y unos pajarillos monísssssimos me ayudarán a ponerme la bata mientras me dirijo elegantemente al espejo para contemplar extasiada la maravilla de mi reflejo.



No soy normal.





6 comentarios:

Laura dijo...

Sólo es un mal día, no te preocupes. A veces cuesta cerrar capítulos... te recomiendo un libro que a mí me fue muy bien: "La ley del espejo" de Yoshinori Noguchi.
Un beso enorme

-Garbinada-

Fle (Flis) Flussss.... del amooorrr blanditooo! dijo...

la normalidad está sobrevalorada, querida. A día de hoy, nadie lo es.

que se te solventen los problemas rapidico o que cuanto menos, aprendas a relativizarlos, minimizarlos y canalizarlos en orden hasta su absoluta disolución tanto por desidia como por solventación y mientras a seguir tan vital como tú eres.

besetes.

N dijo...

Que si, que como dicen el resto "a la porra con ello!"

No te comas la cabeza y deja la intimidad de tu cama para más tarde/noche... o me vas a obligar a mandarte el vidrioclí de "Big Me"? Unos Footos te vendrían al pelo, eh... ;)

Big meeee to talk about it...

Anónimo dijo...

Reina moraaaaaa,
mil besicos y abrazos. Dale de hostias al Lado Oscurooo!! Y que la Fuerza te acompañe!!!
BeatrixCR

marta dijo...

¿y quién es normal? yo me acuesto pensando una cosa y me levanto creyendo todo lo contrario

Mara Jade dijo...

BESOS, BESOS, BESOS, BESSSSURRIS, BESOS para todas y N ;-)

¡Gracias!