lunes, 19 de septiembre de 2011

Emmy 2011 o ¿por qué no lo ponen un sábado?

Más que nada porque hoy, lunes, me caigo de sueño. Bueno, yo y todos aquellos que se quedaron viendo el show hasta las mil. Aunque reconozco que yo me quedé "traspuesta" a cachos. A cachos muy largos a veces. Pero no pasa nada, porque total, tanto los nominados como los ganadores se pueden consultar aquí.

¿La gala? Pse... ni fu, ni fa.

Pero eso sí, la fombra roja me la vi de pe a pa y de pa a pe, que es lo que realmente OS importa, panda de perracas sedientas de sangre. Así que allá voy, que para eso he venido y me veo que escribir este post me va a llevar un rato largo. Son las 17:30 horas.

Comenzaremos por las Aburridas para abrir boca. Iremos tranquilamente que no hay prisa.



Naya Rivera (de Lloyd Klein),
la latina que no puede faltar en ninguna serie que se precie de multiracial y que sale en Glee, vino con un vestido que le resaltaba esas maravillosas curvas. Pero seamos sinceros: ¿a qué viene ese lazón en el escote?. ¡Coño, dale un poco de vidilla! Que sí, que tiene bolsillos... ¿y qué?.

Katie Holmes, de ese diseñador minimalista que me pone enffffffferrrrrrrrma, Calvin Klein. No me entendáis malamente: no está mal el vestido, pero es que no me pega para algo así. No sé, póntelo para una fiesta de recaudación de fondos para la cienciología. Además, te viene que ni pintado para hacer más anchos tus hombros y disumular esas caderas que no tienes.

Anna Paquin, con un vestido de Alexander McQueen que leZZZZZzzzzzzzz... En fin.

A mi querida Jane Lynch le sugiero lo siguiente: coge ese vestido de David Meister Signature y practica tus habilidades con la customización, añádele un broche gordo o un brilli-brilli gonico por aquí o por allá... o un collar importante... No sé... pero así, no.



Subsección: Color Block.


Las de antes, y otras en siguientes categorías, entrarían perfectamente aquí, pero es que estás van de cegadoras. Julianna Margulies (Armani Privé) y Dianna Agron (Roksanda Ilincic) podrían perjudicar seriamente tus retinas.

Luego llegaría Amy Poehler y te remata. Ni siquiera te daría tiempo a que te fijes en que ese vestido la hace pechiplana.



Las Folclóricas:


La de rojo es Nina Dobrev, resulta que es la escuálida por la que Stefan y Damon Salvatore en Vampire Diaries se pegan de leches. Y que en la realidad sale con el venpacáquenotevaadolé de Ian Somerhalder, el vampiro malote (el que mola, vamos). Bueno, pues lleva un diseño de Donna Karan que me gusta, sí, sí, pero mi primer pensamiento ha sido: "le falta un clavel reventón y una peineta bien clavá en el pelo".

Sin embargo, para Anna Torv, he pensado:
  • Si quieres resaltar los zapatos con un vestido negro, ¿azul marino?. ¿En serio?
  • La Pantoja te lo va a copiar en cerocoma y verás tú qué patadas le da a la bata esa de cola que te has poníoh.
  • Vera Wang no me convence de un tiempo para acá (y mucho menos después de ver la bru-ta-li-dad de "cosa" que hizo para la boda de Kim Kardashian).


Hacemos una paradita por las Sí, pero no.

Tenemos a Claire Danes con un patchwork de Oscar de la Renta que ahora lo miro y me parece bien... pero lo vuelvo a mirar y es un no... No es una espantaja, pero tampoco la puedo meter en otra categoría. Así están las cosas para ti, querida.

Christina Hendricks eligió un vestido de Johanna Johnson, una diseñadora a la que le va mucho el glamour del dorado y antiguo Hollywood. Bien, bien, me encanta, NOS encanta, pero aunque el vestido me parece una maravilla, a la Hendricks le sobra el momento pedrerío en el abdomen. Un diez en cuanto a que lleva a "las chicas" en su sitio y curiosamente no se me han ido los ojos p'allá. Por esta vez.

Eso sin contar lo que te he mencionado ya de los zapatos.

Con Amber Riley, estamos un poco como con la Hendricks: no estoy muy segura de que el drapeado sea algo que te recomiende justamente en esa zona. Aunque el corte y esas tirante-mangas definitivamente son para ti. El peinado, no.



Subsección: El negro nunca falla.


Vamos a darle un poco de cancha a Kaley Cuoco (de Ramona Keveza), la divina Penny en The Big Bang Theory (olé por Jim Parsons que fue el ganador de Mejor Actor de Comedia) porque aunque ese corto de falda es muy poco favorecedor, lo vengo diciendo desde hace rato, al menos la chica iba mona. Y lo digo porque es famosa por tener el gusto en los juanetes. Estoy segura que he elegido este vestido para que se le vieran esos fantásticos taconazos rojos. Pasas por esta vez. Que no se vuelva a repetir.

Jenna Ushkowitz llevaba un vestido sosainas como él solo de Ghadhi Paris. Pues sí, sosainas. Me da igual que se haya querido tirar el moco con ese pliegue en blanco. Ahora, nena gutta tus zapatines :-D

Gwyneth Paltrow, de Pucci (jiji, siempre me ha hecho mucha gracia el nombre), a mi entender, es el caso más claro de Sí, pero no. Vamoavé, en mi cabeza lo que lleva es un vestido completo. Si me fijo bien me parece un sari incompleto. Pero me gusta. Pero no gusta. Es veneno. Pero huele a canela. Es como cuando en los ochenta querían enseñar ombligo pero no se atrevían del todo.

Lo único que tengo claro es que ODIO ese puto pelo planchao que lleva siempre.



¡Oooooooooooh! Por fin, por fin, POR FIN llegamos a: Nude, ese color.


Van taaaaaaaaan monas las dos. A saber: Rashida Jones (Alberta Ferretti) y Jayma Mays (Zuhair Mourad) de izquierda a derecha.

¿Qué falla? Sendas expresiones faciales. Tal vez a Jayma le hubiera recogido el pelo y le hubiera puesto raya en el ojo tipo años 50. Y también la hubiera tenido a una estricta dieta de bocatas de croquetas toda la semana anterior.

Y me llega Elizabeth Moss, otra que también tiene problemillas de estilo. Y esta vez es una auténtica pena:
  1. Esas marcas de bikini son inaceptables.
  2. El pelo tampoco te ayuda. No quiero ser cruel, pero me recuerdas a la de Mars Attacks.
  3. Marchesa, que hacen creaciones de esas etéreas y ligeras a la par que volátiles, esta vez se me han pasado con los bordados. Me sobran en el cuerpo. Pero fijaos en esas maravillosas mangas. No puedo imaginar el trabajazo que ha debido llevar hacerlas. MA-TO por esas mangas.



Así como nadie me falla con el nude, Las Chicas de Rojo tampoco pueden faltar:



Sofía Vergara, ¡qué me gusta!. ¿Cómo no voy a ser fan de una tía que dice que cuando se mira al espejo se ve como un travesti y se encanta? Además, hace que me redima por lo que he dicho de Vera Wang porque este vestido coral le queda perfecto.

¡¡¿Y qué me decís de esa pose de Miss Loquesea?!!

Kerry Washington va total, lo lleva todo y encima me parece que queda guay: escotazo corazón, lentejuelas, transparencias, de rojo passsssión... ¡toma ya!

Y bueno, bueno, bueno, aquí tenemos a Kate Winslet, de Elie Saab y de la que me declaro ultra-fan al mismo nivel que Diane Kruger. ¿Qué me decís? Encima con esa actitud de la que se sabe ganadora, buena actriz y un "sé que estoy buenorra to-tal".


Tranquilas arpías, casi estamos llegando al clímax de este post. Casi, casi, pero aún nos quedan las que yo considero Superstars.


¡Dioxxxx! Van de negro, lo sssssssé, pero me encaaaaaantan estos vestidos. La una es Emily Blunt, que es moniiiiiiiiísima. Yo me hubiera puesto un pulserón y un anillo en la misma mano como complementos y tal vez un color de labios un poco más atrevido. Por lo demás, ¡ains!.

Después, la otra, muy a mi pesar, tengo que poner a la perrrrrraca de Evan-Rachel Wood, que no puedo con ella, pero reconozco que la tía sabe de qué va una alfombra roja.

Ambas del talentoso Elie Saab que me tiene cada temporada más loca por sus creaciones. Artistazo total de la aguja.


Julia Stiles eligió un diseño de George Hobeika que se da un aire al de Mila Kunis en la última edición de los Oscar. Un diez a ese pelo glamuroso. Mancantao esta chica.

Luego llega ella, Heather Morris y cuyo personaje, Britney S. Pears en Glee, está tan poco explotado como el de Kurt. Yo no sé a vosotros, pero a mí este Masai Payan me parece espectacular. Bueno, la falda sobre todo. El cuerpo me gusta por el escotaaaaaazo, aunque no me entusiasman esas tirillas de color más claro, pero puedo aceptarlo.



Vestido chulo, percha equivocada. Siempre fieles.

Olivia Munn es una de esas macizas del momento que se está poniendo en plan plasta como Mega Fox hace unos meses, que estaba en todas partes. Lleva un Carolina Herrera que me entusiasma, no sólo por el patrón, el color también. Pero seamos sinceras, querida, entre tú y yo: te hace caderona. Sé generosa y préstaselo a Katie Holmes.

Lea Michele tiene el don de elegir siempre vestidos que son demasiado para ella. Ojo, el Marchesa que lleva es chulísimo, pero jamía, con esa melena suelta... pues no. Te me hubieras puesto un moño francés y voilá, me convences. Una cosa te digo: perfecto el bronceado.

Y te digo otra: no puedo con tus poses.

Julie Bowen, ganadora a la Mejor Actriz de Comedia por Modern Family (soy fan fatal de la pareja gay, Gloria y Mani, por supuesto), eligió un modelo de Oscar de la Renta que le hace parecer un insecto palo. Yastá, ya lo he dicho.


A ver, qué me queda... Mmmmmm... ¡Ah sí!



Ahora sí que sí... ¡LAS ESPANTAJAS!


Taraji P. Henson, podría haberte puesto en Vestido chulo, percha equivocada, pero la verdad, este Blumarine que te has puesto tampoco me gusta tanto. Pa ti pa siempre.

Heidi Klum, quiero tus zapatos. Esa coliflor que te ha hecho el estirado de Christian Siriano va a ser que no. Déjalo, en serio, no eres una trendsetter. Te envidiamos porque no somos capaces de entender cómo has podido tener 4 hijos (uno de ellos con el vejestorio de Briatore), seguir siendo un ángel de Victoria's Secret y tener un cacho-marido que te adora. Chimpún.

Hablando de ángeles, ahí tenemos a las nuevas Ángeles de Charlie: Minka Kelly (Dior), Rachael Taylor (Armani) y Annie Illonzeh (Ramona Keveza). O lo que sería lo mismo: aburrida, aburrida y no te pongas al lado de Taraji P. Henson porque pensarán que lleváis el mismo terrible trapo.

Al lado Drew Barrymore, con cara de "malditas desnutridas", a la que le suplico que le quite el velo-falda a ese vestido de Givenchy y le ajuste la cintura. Y, por supuesto, que no lo use para este evento porque no hace falta que le recuerde que no se puede ir de corto.

¿Verdad Heidi Klum? ¿Verdad Kaley Cuoco?

Si aquí se quedara la cosa...


Zac Posen es un diseñador que me suele gustar bastante lo que hace, tiene mucha mano con los vestidos de alfombra roja. Lástima que Kristen Wiig eligiera el más ffffffffffeo de todos. Pero fffffffeo con avaricia. Vamos, con "f" de fffffffffeo.

Sin embargo, no podía fallarme: The Man, The Legend. Jon Hamm, tan guapo, tan alto, tan moreno, tan HOMBRE... ese whatever que lleva al lado de amarillo canario es su novia.

Siguiente.

Lena Headey podría haber estado en El negro nunca falla y Aburridas, pero he decidido ponerla aquí directamente. Eso o creaba una sección especial sólo para ella llamada: La cucaracha, la cucaracha ya no puede caminar. Y, la verdad, no me pareces tan especial, you know.

Si Kristen Wiig no sabe elegir entre las maravillas de Zac Posen, Zooey Deschanel no sabe elegir entre las de Monique L'huillier. Contrata un estilista y dedícate a lo que quiera que sea que te dediques.



Ahora, sin más, hasta aquí, todo lo que ha dado de sí la alfombra roja de los Emmy 2011, donde Mad Men ganó por cuarto año consecutivo el galardón a la Mejor Serie Dramática. Oullea. Pero antes de acabar:
  • Toque de atención a Heather , Kaley, Naya, Katie y Anna: si vais al mis peluquero, que no os peine igual.
  • El color rojo se está imponiendo en las invitadas. Ojito con no mimetizarse con las alfombras.
  • Elena Bonham-Carter debería estar invitada a esta clase de eventos SIEMPRE.

Y ya está. Sanseacabó. Estoy harta de los Emmys por este año. Para el próximo post de este evento: ¡BUSCO PATROCINADOR!




Son las 19:47. Me voy a salsa.

7 comentarios:

Take Your Mama Out dijo...

Sé que no eres de tocar el temita de trapos masculinos, pero dadas las circunstancias esta vez esperaba un par de menciones para Joel McHale, que ni idea de quién es pero que me ha parecido un hortera tremendo: http://www.formulatv.com/images/fgaleria/27900/27923_joel-mchale-emmy-2011.jpg

y para Alan Cumming (The Good Wife), arriesgando... http://30.media.tumblr.com/tumblr_lrnej5Ee5j1qzoaqio1_r1_400.jpg

Fantástico post. Sigues siendo la más grande de estos saraos.

Mara Jade dijo...

Cierto, no los he comentado, pero es que para mí quedan eclipsados por este pedazo de cacho de HOMBRE que es Jon Hamm.

Ainsssss... sí, lo sé, tendré que abordar el tema... Lo del Cummings sólo se me ocurre denominarlo como: con dos cojones y un palitroque.

Gracias bonico :-)

Take Your Mama Out dijo...

Jon Hamm lo sigo diciendo: fuera de Mad Men no es nadie. Como Christina Hendricks.

Lo de los pantalones de Cumming... creo que ni para una fiesta playera en Ibiza. Mu Fuerte.

Anónimo dijo...

Marrrrrrrrrrrrrrveluuuuuus (léase con acento a lo Saritísima).
BeatrixCR

Di dijo...

No hay nadie que comente las alfombras rojas mejor que tú.

Grande

Cayetana Altovoltaje dijo...

De acuerdo con toíto salvo con que a mí sí me gusta el vestido de Katie Holmes, aunque ella me la pela. No sé, para mí es un HMLP pero hoy, mañana y pasao. Me encanta el color, el corte, el escote halter... tó.
Las de rojo fabulosas, sobre todo Vergara, cuánta muhé podió.
Alan Cummings es EL PUTO JEFE.
Y aunque ya sé lo que piensas de las modas masculinas y que has puesto una foto (pequeñita y con tweety) de Juan Jamón, anda, pon más fotos de hombretones guapos para alegrarnos la pestaña. Baaah.

Mara Jade dijo...

BeatrixCR: icono, eso es lo que es esa tía :-D

Di: dicho por ti es mucho más que un halago querida.

Caye: 2 puntualizaciones..

1. El vestido de Katie Holmes mancantao, pero no para este sarao.

2. ¿El puto jefe? No, no, el Cummings es EL PUTO JEFE DE JEFES.

XD