jueves, 25 de agosto de 2011

Ejem... soy una cagueta.

Que sí, que sí, que soy una Señora Lisensiada, que me encanta el rosa rosón y sigo enganchada a Instagram, pero además soy una cagueta.

Mis dos últimas entrevistas de trabajo consistieron en sendos puestos a media jornada camuflados en contratos de formación. Osea: pagando a shit on a stick. En uno de ellos aún era para maquetar... y, por lo visto, hacer logos como churros. No les moló mucho que trabajara en entorno Mac. Raro, porque parece ser que quien trata con diseñadores sabe estas cosas. Una vez me rechazaron en un trabajo porque por aquellos entonces yo no usaba Mac. En fin, esas cosas.

En el otro sitio se trataba básicamente de coger el teléfono. De ir de lunes a viernes. Un sábado sí y otro no y quedarme everyday a echar horas. Eso sí, en el contrato sólo se reflejaba que estaba en formación y que yo sólo iba cinco días entre semana y por las mañanas.

Aún sigo preguntándome para qué carajo quieren a un diseñador para eso.

Del primero no me han llamado, me parece bien: no me parecieron muy serios y si en 10-15 minutos de entrevista pueden conocer a los candidatos, ole sus cojones.

A los del segundo, les dije que prefiero seguir teniendo mi culete tal cual, a mí el rollito bandera japonesa no me va. Lo expresé todo muy amablemente, eso sí.

Veréis, empiezo a estar un poco hasta los mondongos de estas gilipolleces. ¿Esto es crear empleo? ¿Es que encima creen que me están haciendo un favor?

Pues os diré una cosa: yo creo que sí. Me están haciendo el favor de intentar vencer mi caguetismo al verme obligada a salir de este país. Así es. Porque sé que estas cosas pasan en todo nuestro territorio patrio, no sólo en esta roca que parece que únicamente importa cuando la Obregón viene a hacer su puto posado y la familia real a colonizarla con su guardia (y día sí y día también los medios se empeñan en no distinguir entre el nombre de mi ciudad, Palma, y el de la isla, Mallorca).

Soy una cagueta porque me acojona supinamente tenerme que ir a pasar frío, porque parece ser que donde hay frío hay civilización y cultura del diseño, aunque sólo sea para aprender un idioma. Lo que vendría siendo el tercer idioma de esta isla: el alemán.

Se me ha ofrecido la oportunidad de ser okupa, se me lleva ofreciendo desde antes de ser una Señora Lisensiada. Pero con la excusa de no haber conseguido serlo todavía, me he ido escaqueando. ¿Qué pasa? Que las excusas han desaparecido y sólo quedan dos:
  1. Intentar encontrar trabajo en septiembre, a ver si suena la flauta.
  2. Confesar a mi anfitrión de okupismo que soy una cabardica reina de las gallinas.

Con respecto a la nº1, confieso que no tengo muchas esperanzas visto el panorama (las webs y toda sección de empleo que cae en mis manos). Es cierto que estoy intentando "disfrutar" de este mes de agosto como unas vacaciones que no he tenido desde hace unos años pero no me puedo permitir perder la perspectiva: el tema de la falta de trabajo a esta edad sigue aquí dándome la paliza subyacentemente.

La nº2 es la que verdaderamente me tiene preocupada, me da miedito. Así de claro. Me hace sentir más pequeña de metro y medio. Me aturullo cuando no entiendo el idioma estando aquí, que estoy rodeada de "los míos", imaginaos cuando me plante allí, con el frío de la hostia que hace, que me suelten todas esas consonantes juntas y yo sólo piense en porqué no me metí a política en mi tierra, me llevé montañas de billetes y luego me fui de vacaciones antes de que me pillaran. Eso pasará. Fijo.

Mi otra personalidad geminiana se muere por aprovechar esta oportunidad y toda yo me muero de envidia cada vez que me llega una postalaca de los viajes que se están haciendo mis amigos este verano. Postalacas que me encanta recibir, por cierto, y que voy colocando en mi corcho que yo llamo "El muro de los sitios que me estoy perdiendo".

Sé que como becaria no he sido muy brillante pero... ¿cuántos rechazos y/o ausencias de oportunidades de trabajo necesito antes de tener que hacer las maletas?

Soy una cagueta.

Seriously.


Hasta mañana!

12 comentarios:

Martes dijo...

Pues sólo te puedo mandar ánimos... y recordarte que se lamenta lo que no se intenta ;)

Gemma dijo...

Hubo una epoca en la que todas mis posesiones eran las que cabian en dos maletas. Iba a donde fuera y muerta de miedo. Esto me enseño que puedo sobrevivir a casi todo, y que tengo unos padres que no me merezco, porque siempre he sentido que tenia donde volver, no pierdas esa perspectiva y animo.
PD: El empleo que ofrecen ahora es una mierda, yo que soy autonoma nose si echarme a reir o a llorar con las cosas que me salen

Anónimo dijo...

Petitaaaaaaaaaaaa, Alemania te necesita!! Hay que poner algunas notillas de color por allí!! Muaaaaaackkss
BeatrixCR

Sil dijo...

Una amiga del coro, doctora en ingeniería agrónoma, se fue el pasado mes de junio, en principio para un mes, a Suiza. Aquí en Valencia estaba parada. Y se fue sin tener ni idea ni de alemán ni de francés, que son los idiomas que más se hablan donde ella está. Bueno, pues finalizó junio y le dijeron que hasta diciembre. Veremos si al final no se queda en Suiza a vivir...

Creo que todo es ponerse. Lo nuevo siempre genera miedo: montar en bici, nadar, subir a un peñasco, lo que sea que no hayas hecho nunca antes. Pero cuando sale bien, no te arrepientes. El no ya lo tienes. Ánimo y al toro ;)

Memis dijo...

Piensa como si hubieran pasado 10 años y no lo hubieras hecho ¿te arrepentirás? ¿pensarás en esta oportunidad como algo perdido? entiendo que un paso como éste te dé miedo, porque yo estaría igual, pero a veces el miedo hace que dejes atrás cosas de las cuales te arrepientas más adelante de no haberlos hecho...

pd. que llevo años leyéndote pero creo que nunca había comentado... un abrazo muy grande desde Barcelona! y ánimos también, claro!

Anónimo dijo...

También te mando ánimos, yo he estado 4 meses en Inglaterra con una beca Leonardo y ojalá me hubiera podido quedar más. Tanto que te quejas de no tener pareja, algo tiene de bueno, eres libre como el viento. Cuando tienes que tomar la decisión por dos es mucho más dificil. Yo que tú ni lo pensaba. A probar y lo que dure, duró y que te quiten lo bailao. Planteateló como una experiencia más y el tiempo dirá si Alemania es para tí y tú para ella ;)

En el peor de los casos son vivencias que siempre te abren puertas.

Ladykaña.

Pilikina dijo...

Supongo que te están ofreciendo Berlín.
Yo no me lo pensaba dos veces y me iba a la aventura y más teniendo resuelto lo de la casa. Una ciudad donde hay tantas exposiciones de cosas estrañas y tanta motivación por la cultura y la música, vamos, que yo me plantaba alli en un pis pas.

Sílvia dijo...

Nunca te arrepentirás de lo que has hecho, pero si de los trenes que dejaste pasar. Ahora es el momento de abrir tus alitas al sol y volar. Que si da miedo? vértigo¡¡¡ pero te descubriras más fuerte y más autónoma, conocerás gente estupenda y gente que no, podrás dedicarte a aquello para lo que te has preparado ... el frío también tiene su encanto. Yo me fui a Alemania hace muchos, muchos años y no me arrepiento. Volví y todo era igual pero diferente, por que yo había cambiado. El idioma se aprende. Ánimo, que el mundo está esperando personas como tu¡¡¡¡ un beso grande, grande

Lileth dijo...

Es indignante las porquerías de "trabajo" que ofrecen.

Eliza Day dijo...

He encontrado tu blog por casualidad en una de mis mañanas de mucho madrugar sin motivo. Me ha hecho mucha "gracia" leer esta entrada. Creo que no eres la única que piensa así de eso de irse al extranjero a ver qué se cuece por allí.
Pero mira por donde, soy un claro ejemplo de esto de irse a la aventura. Hace dos años exactamente estaba en el aeropuerto esperando un avión a Holanda, me iba de Erasmus. Dos años después, aquí sigo. Vine de Erasmus con la idea de estar un año. Decidí trasladar el expediente y quedarme a acabar la carrera aquí. La semana que viene empiezo la tesis final y en Febrero un Master. He tenido algún trabajillo a tiempo parcial para cubrir algunos gastos y la verdad es que recogiendo vasos durante conciertos me pagaban 10€ la hora.Conseguí el trabajo en una hora desde mi casa. Envié una solicitud a la página web y al de una hora me dijeron que me pasara al día siguiente a hablar de las condiciones.
Allí hay trabajo. Y la calidad de la enseñanza es inmejorable. Mi universidad en España me costaba 4500 al año. Aquí 1600.
Bueno, lo del idioma... He estado dos años hablando solamente inglés. Holandés estoy empezando ahora por respeto a la cultura y por integrarme mejor. Pero de Francia para arriba, se habla Inglés perfectamente, son como mínimo bilingües.
Con todo este rollo te quiero decir que no te lo pienses más. Haz la maleta y vete, no sigas muriendote de asco en España.
Un saludo!

Miquel Àngel dijo...

que me pases el puto currículum!! :-)

LaMaki dijo...

yo tb me fui en su dia.... y mira, aqui sigo!!!
El frio se quita con un buen abrigo!!! Y en Alemania hay calefaccion hasta en los bares!!
Asi que... yo te animo a que hagas las maletas y pruebes...
Por lo menos asi, siempre podras decir que lo has intentado.

Mucho animo... y para alemania!!! yujuuuu