jueves, 21 de julio de 2011

Asomamiento momentáneo

Mi dietista tiene la desfachatez de hacerme desayunar a lo bestia (bueno, algo más que un café con leche gigante), algo a lo que yo no estoy acostumbrada. Entotá, de mientras me distraigo mis webs diarias de cotilleos... y los periódicos, claro, claro.

Hoy, antes de volver a mi desaparición momentánea, he llegado a estas 3 conclusiones:
  1. Aún no entiendo cómo tenemos los santos cojones de permitir que cuatro imbéciles dejen que millones de críos inocentes mueran de hambre en cualquier parte de este planeta, que tanto trabajo no está costando destruir.
  2. Estoy dudando entre hacerme fan o no del Señor de los Trajes. Me da muchísima envidia esa seguridad en sí mismo que tiene. La misma que le empuja a soltar gggggilipolleces varias y quedarse tan ancho. Y lo que es peor: ¡creer que tiene razón! Dudo porque si me hago fan de este imbécil tendré que hacerme fan también de Berlusconi y, la verdad, este viejo verrrrde me da más repeluco.
  3. ¿PUEDE RYAN GOSSLING ESTAR MÁS BUENORRRRRRRRRO sin ser hombre-lobo OMGOMGO-M-FFFFF-G? No.


Y hasta aquí, ñoras y ñores, mi asomamiento, peeeeeeero, no sin antes:
  • Dar las gracias a Jazzworld, Doña Caye y Charly por la ayuda que me han regalado las dos últimas semanas con mi proyecto...
  • ... y felicitar por partida doble a mi compi Nacho O, porque hace dos días se convirtió en papá con puntería fina: nace el nene, al día siguiente cumple de la mamá y al siguiente, hoy, el cumple del papá.


Y ahora, ya sabéis: los avisos al bar de enfrente.

1 comentario:

Martes dijo...

Ya te acostumbrarás, que el desayuno es lo mejor que hay... Yo puedo comer mierda el resto del día, pero para desayunar no perdono mi zumito de licuadora, mi yogur, mi sandwich mixto, mi frutita y mi té. Si no los tengo, no puedo enfrentarme al día.

Y si encima tu dietista dice que eso adelgaza, pues mira, eso que gano ;)