lunes, 11 de abril de 2011

Cuando la modernez se torna AB-SUR-DA

Alguna que otra vez y cuando suena la flauta, me acuerdo de que hay revistas que me gusta chafardear... a veces incluso hasta me las compro. No, no es la de los aaaaarrrrg, ni la del saludo, ni nada de ese tema. Reconozco que la mayor parte de las veces las veo sólo en casa y en compañía de doña Caye porque si no no tienen ningún sentido para mí.

Entotá, una de esas revistas es la Nylon, que como es sssssúper cool, ssssúper moderna, ssssssúper rrrrompedora... ssssabes... Hay que ver de todo nenis, que de cualquier chuminá te puede llegar una idea*. Cuando de repente me encuentro con un WTF? como un castillo. Lo que viene siendo, repetid conmigo, ¿QUÉ INVENTO ES ESTO?



Recuerdo yo una peli llamada Una sucesión de catastróficas desdichas de Lemony Snicket que también recuerdo haberla ido a ver al cine y, que luego cuando la han echado por la tele, la he vuelto a ver. No la tengo en dvd, pero supongo que algún día caerá... igual que los libros. Recuerdo igualmente haberme leído Un mal principio.

Bueno, pues la chavallilla de la portada es la que hacía de Violet Baudelaire, Emily Browning. Animalica.

A ver, alma de cántaro, peroperoperopero... ¡¿cómo te dejas hacer semejante estropicio y encima que te saquen en portada con esa pinta de japonoide chunga?! ¿Pero no te das cuenta que la modernez llevada al extremo ahora sólo significa copionica de Lady Gaga (sí, sí, ahora ya no eres una horrrrtera, si lo fueras te llamarían Ke$ha)?

Hay cosas con las que no puedo y una de ellas es esa bragafaja que ni tu tátara-tátara-tátara-whatever se pondría. Muñeco Ken total. Eso sin contar con ese jersey remetío por dentro (como cuando éramos pequeños y la mamma nos hacía lo mismo con las camisetas interiores en los inviernos para que no cogiéramos frío) que, vale, tal vez no eres precisamente Christina Hendrix, pero es que da penica de verte jamía. Yo creo que incluso a Christina Hendrix la haría plana, fíjate lo que te digo.

Otra cosa te voy a decir: lo emo es taaaaaaaan de 2009... por mucho que la petarda de la Lavigne se empeñe en lo contrario. Así le va.

No sé, no sé... a estas alturas de la historia no creo que haya muchas cosas que nos puedan sorprender, pero desde luego yo no pago una revista con una bragafaja en portada.

Una pena hija, una pena.


* no se sabe si será buena o mala, pero te llega así como los flashes a La Prohibida.


pd: a todo esto, voy a ser dama de honor en la boda de Loba. No sabía que era tan importante para ella. Es gonico saber estas cosas :-)

2 comentarios:

Lileth dijo...

Que me parto, niña; que lo de la bragafaja ya era algo guay del paraguay y de pronto me sueltas que lo emo es taaaaan del 2009...

Y es que llevas más razón que una santa.

Un besote

Anónimo dijo...

Me niego a ver una nueva versión de superman, eso era para cuando tenias cinco años y pensabas que volar era posible, por diorrr!!