jueves, 9 de diciembre de 2010

Tevoyaponé guapa.

Y esa ha sido la frase chorra más repetida (from el más reciente y actualmente desinflao fenómeno flash, Niña Repelente, desde Cálico Electrónico) este puentazo de estado de alarma y recordatorios varios de las familias de los que se pusieron en huelga (no digo el nombre de la profesión que me da miedo que aparezca la guardia sibí y/o el ejército y me pillen en bata).

El domingo se personó Bibi en el aeropuerto de Palma, no sin pasar muchos nervios durante el sábado... y haber bloqueado su aifooon. Sí, sí, bloqueadísimo, que ni pin, ni puk, ni leches. Pero ese es un asunto que ya nos viene pequeño porque lo solucionamos nosotras solitas. ¡Oullea!

Bueno, lo primero que hicimos fue irnos a tomar un capuccino y ponernos a cascar, que nos gusta mucho. Tanto el capuccino como lo de cascar. Ejem.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando aquí la señora se me planta con un montón de regalitos. UN MONTÓN: que si un recuerdito de su viaje a México, un libro de recetas de dulces mexicanos, una funda morá para mi aifooon y...


¡¡Un libro de coctelería y una coctelera sssssúper cool!!

Pendiente nos queda poner en práctica algún que otro cóctel. Voto por empezar por los que nos parezcan más bonitos visualmente, no importa lo que lleven, y hacernos fotos en diferentes poses.

Esa misma noche yo había organizado (= dado la murga durante algunas semanas anteriores) una cena en SSHome. He aquí los invitados que pudieron asistir:


De izquierda a derecha: Bibi, Fer, MFB y Doña Caye. Todos prefieren ocultar sus rostros porque a nadie le gustó cómo salía y si no les ponía gafas de sol no me dejaban subir la foto. Hala.

Me hizo mucha ilusión poder presentarles entre sí. Doña Caye y Bibi ya se conocían, pero básicamente unos habían oído hablar de otros pero no había manera de juntarlos. Y por fin lo conseguí. En esos momentos creo que no me salí de mis costuras de los nervios que tenía para que todo lo que cociné estuviera rico.

Acabamos haciendo el gamba en el karaoke. Sí, digo el gamba porque debía ser la noche en que uno de los cortes de los que no fueron seleccionados para OT estaban allí e intimidaba mucho pedir canciones chorras. Nota mental: aprendernos algo más de Una lágrima cayó en la arena... ayenlaarenacayóunalágrima.

Fer se marcó un dúo con el canta-camarero, que también es de esos que los de OT no seleccionaron para quedarse con el subnormal de Bisbal. Y al final de la noche "canté" con él la archiconocida canción de Dirty Dancing. Una pena nenis, una pena. Si el pobre Patrick levantara la cabeza... (¡sobre todo por el baile aéreo frustrado que me perdí!)

Y nos cerraron... para entonces quedábamos Fer, Bibi y la menda. Así que nos fuimos a mover los esqueletos a otro sitio. ¡Y nos volvieron a cerrar!

Exceptuando el lunes, que me recogí pronto (todo lo pronto que una se puede recoger cuando se lo está pasando chulamente, claro) porque el martes tenía que parecer responsable en mi puesto de trainee (mucho más fisno que decir becaria).


El lunes... pasamos el día en pijama, tiradas por los sofases, hablando a pesar de que ya teníamos las gargantas un pelín cascadas, con sueño pero sin poder dormir... hasta que llegó la hora de ponerse en pie... para cenar.

Fuimos al Japo Express, la mar de rico todo y no retransmitimos la cena en streaming porque nos pareció too weird, pero vamos, el 2.0 ha llegado a nuestras vidas para quedarse.





Acabamos cerrando el Bar Cuba, donde se dedicaron a hacer mixes de canciones de géneros diferentes. Muy guay.

Esa mañana de martes fue dura delante del ordenador como pocas en toda mi vida. Yo afónica (y no de cantar neni, que yo modulo muy bien), viendo borrosa la pantalla y bebiendo café como si no hubiera un mañana.

En casa me esperaba mi invitada, así que después de hablar un ratete, abracé a mi querido, mi enamorado, el que me aguanta pase lo que pase y pese lo que pese... ¡mi sofá! y dormí una mini siesta. Luego fue recoger a Fer e irnos a una comida-merienda-casicena anca Doña Caye. Adivinad cuál era el menú, jijiji.


El postre fue un suculento sorbete de limón con cava para acompañar lo que viene siendo el tradicional visionado de vídeos tontacos del Youtube. No pueden faltar:









Este último tengo que decir que no lo conocía y desde entonces me he hecho fan de este tío con toda mi clase, flow y respeto.

Pero lo más alucinante fue cuando nos enteramos que Fer no sabía pa qué coño era el Youtube, que él no encontraba nunca nada. Por deciros que no conocía este classsssssicazo:



Que alguien en el mundo no conozca a este vídeo es... ¡ESO SÍ QUE ES UN ESTADO DE ALARMA! Con la de posibilidades de entretenimiento, diversión y conocimiento que tiene Youtube, hombrepordior.

Así que entre la frase del título de este post, el contigonobicho y el "a ti no te toco ni con un palo" hemos sacado más abdominales que el señor de las hormigas.

Previo paso por casa para pasar por chapa y pintura, acabamos cenando en el Tast...




Y después cerramos consecutivamente el Atlántico, el Harry's y el Kaelum como lo que somos, ¡cracks! Hablamos sobre lo humano, lo esperpéntico y los objetivos en la vida. Que si ser dueño de tu propia empresa a no querer morirte sin haber catao a Lenny Kravitz. Po'jemplo.

Pero el hecho de haber ido de allá pacá no es nada comparado con el ENORME placer de haber pasado estos momentos con personas a las que estimo tanto. Porque han sido sido mis estrellas durante estos días y yo su más ferviente fan. Agradezco infinitamente la presencia de todas y cada una de esas personas en mi vida y los momentos que comparten conmigo. ¡Sois grandes!

Uno de los mayores tesoros que puede tener alguien es la amistad de grandes personas. Os digo yo que en otras épocas de mi vida no, pero ahora me siento mucho más rica que la Nannis.

Cuando sea una estrella de rock pienso organizar eventos de este tipo, con todos los gastos pagados (no como ahora), ginkis y mojitos a tutiplén, canapieses variados y de tortillapatataaaaaaa, karaoke actualizado y dj particular en agradecimiento por haber encontrado por fin la sensación de que voy encajando en el mundo.

From the bottom of my aún fastidiada garganta: OS QUIERO Y GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.


Pido disculpas si tuve momentos de mini-bajón, you know. Mi inseguridad no me abandona. Cuando a veces digo que creo que soy bipolar, confieso que en el fondo me da cosica pensar que sea verdad.

De momento, sólo espero llegar a una edad respetable con la cabeza en su sitio (y las tetas, y el culo y...) y que usen mi retrato para ser venerada en bares de culto. Tal que así:



Cambio el puro por una pose glamurosa de cuerpo entero donde se vean mis Louboutin. El sombrero me lo quedo.





Mientras tanto... aprovecho para adelantaros la canción que me estoy aprendiendo para perpetrarla en la siguiente visita al karaoke y hacerle ojitos a algún mozo. Veréis, veréis...


(que se prepare este chavalín, porque en na y menoh le quito el estrellato)


4 comentarios:

Bibi dijo...

Sólamente te puedo dar las gracias por estos días, por tu compañía, nuestras charlas y las ganas de pasártelo requetebien conmigo, querida!
Cuándo me dejas volver? Eres una gran anfitriona, you know!

Mara Jade dijo...

YA

ESTÁS

TARDANDO!!!

:-****

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Lo de la niña repelente, me lo puso alguien el otro día y me dejó frío. Desconocía que era un fenómeno. La leche.

BlackBetty dijo...

Buajajajajaja, qué grande Ellen D.G.
Confieso que el "classicazo" no lo conocía y de hecho no acabo de pillarlo.. :-p