jueves, 18 de noviembre de 2010

Hoy: cuando SuperSonicGirl volvió de Berlín se fue a León y luego se quedó unos días en Madrid. Ya está.

Prosigamos pues con esta serie de "especiales viajeros". Pero que nadie se lleve las manos a la cabeza, que este ya es el último.

En la última entrega, SSMom y SSBro retornaban al hogar mientras yo me quedaba en el aeropuerto esperando a mi amigo Fer. ¡Y esos 10-15 minutos que tardó en llegar fueron los primeros que tuve de paz, silencio y no pasar frío!

Claro que luego me cag... en el inventor de la moto cuando vino mi anfitrión con semejante artefacto. Esos tres días que pasé fui más tiempo en moto que en toda mi vida. Ahí es nah. Me acordé de cierta escena de Dumb & Dumber... (a partir de 1:57)

Mi maletilla era de las pequeñas, así que no hubo problema y nos encaminamos... ¿enmotamos? para la gran ciudad.

Llegamos a un bar llamado Estar Café. Nosotros buscábamos el Star Café. Whatever. Llegamos. Allí estaban unos amigos de Fer y se disponían a jugar al Pasapalabra... o al Password... repito: whatever. El caso es que descubrí que puedo incluir otra cosa a mi lista de Juegos a los que nunca aprenderé a jugar.

Eso sí, todos muy comprensivos con mi torpeza. A mí es que hablar en público me pone mala, pero lo intento superar porque parece ser un requisito imprescindible para ser la estrella del rock que un día pretendo ser. Y yo por el Rock n' Roll MA-TO.

Después de despedirnos, moto again, llegamos al Café Oliver y cenamos estupendamente escuchando la brillante defensa rozando el "porfavormirarmequeyosémuchod'esto" de otro comensal de dos mesas más pallá sobre el neo-otomanismo. Os recomiendo el tártaro de salmón.

Cuando llegamos a casa, creo que pocas veces he apreciado tanto una ducha calentita y una cama con edredón. Aaaaaaaaaaaahhhhhhhh...

A la mañana siguiente, mientras Fer estaba ausente, me dediqué a hacer fotos de las vistas, dar un paseo laaaaaaaaargo, largo, leer... y TODO en SILENCIO. Necesitaba una cura de silencio. El silencio no está nada valorado nenis.

Para la hora de la comida estuvimos planeando lo que haríamos, peeeeeero yo para esa tarde ya tenía planes: quedar con toda la prole blogosferil que pude reunir.

Estuvimos en El Tigre, esa taberna asturiana con ¿música? reggetón de fondo. Ahora, la sidra estaba riquísima y el lugar llenísimo.

Con FanMaki
Con Fanma

Con Masmi, JFK y Celes
Con Masmi, JFK y Celes

Con Slayer
Con Slayer

Tuvimos que cambiarnos de sitio, aquello era un sinvivir. Así es nenis, podría estar lleno de humo, hablar a voz en grito y destrozarte los riñones a codazos con la gente, pero el reggetón pudo más que todo eso junto. No recuerdo cómo se llamaba el sitio pero era siguiendo la calle, la primera a la derecha. Ahí.

Y nos pudimos sentar y hablar como personas normales (nada de neo-otomanismo, lo juro) y pude flipar públicamente de mis raíces y... la pobre Maco tuvo que irse antes, pero que sepas que te mantuve en espíritu chata. ¡Qué resalá! ¡Y es como yo de grande! juajuajua


Con La Maco

Después de ver estas fotos, dirígete inmediatamente a la pd1.

Mención especial a mi Chopitín, que fue el fotógrafo oficial y oficioso y ni él ni yo nos acordamos de hacernos una foto juntos. Lo siento hermoso, pero pa la próxima no te escapas. Lo sepas.

Jo, m'emociono de pensar que reuní a todas esas personas sólo porque me conocen de escribir gilipolleces en un blog 8-O

No puedo dejar de mencionar a mi querido MA (y que sigue sin parecerse en nada a este) que siempre siempre acude a mi llamada. ¡Gonico!

Llegaron las despedidas y a mí se me hizo tarde para ir al cine con Fer. Maldita sea. Y no porque el cine ya hubiera cerrado la taquilla (última sesión)... ¡qué frío pasé de camino en la p... moto de los coj...! Así que nos fuimos pa casa y nos pusimos un clasicazo de James Bond, del auténtico James Bond: Sean Connery.

Huelga decir que no duré ni media hora.

Y al día siguiente otro paseíto, compras en un mercado, leer al sol... SILENCIO. ¡Chachi!

Esa tarde fue movidita: Templo de Debod, compras en Popland y la preciosa Damas y Espejos. Allí compré una diadema chulisisisisisisisíma de butterflies que te flies y pedí permiso para hacer unas fotos y así mencionar la tienda. Una monada. Chicos, el sitio perfecto para comprar un regalazo a tu churri. Chicas, el sitio perfecto para darle tralla a la tarjeta. Unos vestiditos... unos bolsos... unos complementos... ¡lo quiero todo! Sobre todo un bolso rojo de charol con un lazo que tenían en el escaparate y un vestido de lunares... ains...





Y la exposición de Mario Testino en el Thyssen. Como ya dije, ni os molestéis en comprar el catálogo de la misma, una chapuza de maquetación. Me tuve que contentar con unas postales y un imán de Roy Lichtenstein.

Y ese momentazo Ángel Martín en La Chocita del Loro que ya os comenté aquí, pero yo vuelvo a poner foto porque aún no me creo que la potra que tuve... ¡y porque es taaaaaaan monoooooooo! ¡No te afeitessssss!

Con Ángel Martín

Para seguir con el momento surrealista, decidimos ser unos flipaos del 2.0 y smartphones en mano buscamos un karaoke. Sí, he dicho karaoke. En teoría teníamos uno justo detrás. Y allí que fuimos. Y se supone que estaba en una esquina. Pero allí no había ni un sólo karaoke en ninguna esquina.

Hasta que nos dimos cuenta de que era la esquina de un parking subterráneo.

Hhhhhhmmm.... he comido en el chino de un parking subterráneo pero no he estado en un karaoke de un parking subterráneo.

Y según nos acercábamos, delante de nosotras teníamos a dos señoritas con un gusto un poco... pues... eeeehhhhmmmm... peculiar. Dos palabras: botas blancas.

SSG: "No sé yo si de verdad eso es un karaoke Fer"

Fer: "Lo pone en el luminoso"

SSG: "Ya, pero también Bershka es una tienda de ropa y cada vez que entro me dan ganas de pedirme un cubata en la caja"

Fer: "Vamos a ver por lo menos"

SSG: "¡Dior santo de los ojales! ¡La puerta está acolchada!"

Fer: "¿Y?"

SSG: "La Lomana nunca entraría a ningún sitio con la puerta acolchada"

Fer: "¿Quién es esa?"

SSG. "¡Porfavorporfavorporfavorporfavoooooooorrrrrrr!!"

Y entramos nenis, entramos. Y lo primero que vimos fue a varios señores de cierta edad y muchas chicas con botas blancas. Seguro que era un karaoke, seguro, seguro. Y esa noche era la noche de La 3ª edad y Saca tus Botas Blancas a relucir.

Nos tuvimos que ir, era evidente que no cumplíamos con la etiqueta.

Así que acabamos en el Mercado de San Miguel ahogando nuestras penas, yo en un tinto y el otro en un tinto de verano corto, cortito de tinto. Y luego en el Plaza Menor, yo ginki en mano y otro con su tinto de verano, corto, cortito de tino. El señorito se me puso a dieta al día siguiente de llegar, así que después de mi primera noche adiós a las comilonas y cenacas. Ni qué decir tiene que jamás había tenido tantos problemas para pronunciar cosas tan sencillas en mi vocabulario diario como: esperpéntico, buenorro, jatetúloquetedigo o uy, creo que tengo hambre.




Fatal.

Y al día siguiente pillé un avión y regresé a mi isla querida. El avión fue una gozada porque iba casi vacío. Otra vez SILENCIO (esto ya roza lo bisbaliano). Bueno, casi, casi.

Ahora voy a ir rápido que aquí no hay tanta emoción.
  • Los SSParents me recibieron y me llevaron a casa.
  • Deshice la maleta (vale, sólo puse la ropa sucia en la lavadora)
  • Me puse al día en mails, noticias y gossips.
  • Comí.
  • Siestaza en la que yo creo que llegué a uno de los comas más profundos de toda mi vida.
  • 3 horas después me desperté y me costó leer un mail procedente de donde tenía una entrevista al día siguiente. Yo que pensaba ponerme a componer un mini-book rápido y al final me quedé hasta las cuatro de la mañana maquetando lo que me pedían (miles de gracias por la inestimable ayuda, paciencia, colaboración, aguante y apoyo a Doña Caye y los mails cruzados con mi tutora del proyecto).
  • Al día siguiente fui a la entrevista. Resulta que lo que estuve componiendo no era para llevarlo hecho, peeeeeero se olvidaron de mencionarlo en el mail. Toma Jeroma pastillas de goma, aquí una chica trabajadora como la que más, ¿qué passsssa?.
  • La entrevista fue algo tal que así: el ejecutivo de cuentas no paró de hablar en prácticamente el 80% de la misma, su compañero, el director de arte, apenas pudo meter baza y cuando lo hizo el anterior le cortaba. Me dio tiempo a enseñar lo que había hecho y poco más. Por lo visto gustó mucho aunque había que hacer algunos cambios. Bien, vale, eso está guay. Esos cambios los tenía que enviar el lunes.
  • No hubo tiempo de enseñar nada de mis trabajos, que luego me pidieron vía mail y hubo cierta confusión de formatos.
  • Fiesta de Jalogüín.
  • El lunes envío los cambios.
  • El martes a primera recibo un mail diciéndome que "la competencia había sido muy dura y... " Vamos, que no me habían seleccionado.
  • Leí todo eso desde la cama. Viva la tecnología.
  • Bajón.
  • Bajón gordo.
  • No me levanté de la cama.
  • Salí a dar un paseo para despejarme.
  • El resto del día lo pasé viendo episodios atrasados de Dexter y Desperate Housewives.
Y al día siguiente llegó Glenda desde Tijuana.

Y eso ya es para el siguiente post ;-)




pd1: el casco de las motos salvará vidas pero te deja unos pelos de mierda. ¡Que viva Minera! (aunque el cabrón de Renault no dejara pasar al pobre Alonso)

pd2: ser una chica 2.0 no es nada fácil nenis. Tener un smartphone ha cambiado mi vida cotidiana, ¡ya no me tengo que esperar a llegar a casa para conectarme porque lo estoy todo el santo día! Mails, whatsapp, facebook, twitter, periódicos... ¡M-O-L-A!



*********************************

Y ahora un inciso, un llamamiento, una súplica, un ruego:

Doña Caye necesita de vuestra ayuda. Básicamente necesita irse de vacaciones urgentemente y se ha apuntado a un concurso la mar de peich. Tenéis que apuntaros aquí si tenéis Facebook o aquí si es que no. IMPRESCINDIBLE: tenéis que apuntaros apoyando a Essssssssssspañññññññia.

Anda, sed buena gente y apoyarme a esta pobre mujé desesperá por unas vacaciones, que la pobre ha trabajado mucho este año y ha aguantado a demasiados jefes hijos de la Gran Bretaña y que casi no duerme y vive prácticamente en la oficina y que come faltamente por falta de tiempo y se me deprime los domingos por la tarde y lo que es peor: ¡LOS GINKIS NO LE SABEN IGUAL!


Doña Cayetana se lo agradecerá grabándose cantando una saeta al más puro estilo Sara Montiel. De rodillas y todo.




7 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

ey,.,....parezco la mariviki con sus gafas king size

:P

Takeyourmamaout dijo...

Mencanta el Mercado de San Miguel. Y lo poco que voy, fatal...

Ya me he apuntado al viaje de Doña Caye, a la que no conozco pero si ha tenido unos jefes malvados se merece unas vacaciones sí o sí. Bueno, creo que me he apuntado, porque no acabo de entender la página...

Sens@i dijo...

(Este no lo publiques, lo de siempre, los comments...)

marta dijo...

Yo tampoco he entendido muy bien que tenemos que hacer por Doña Caye. Me he registrado apoyando a españa pero no sé qué más hacer,...Cayetana pronunciese!

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡Gracias, majérrimos! Pues nada, apuntarsus e indicad España y si os animáis a hacer unos punticos en el juego, mejor porque eso aumentará los puntos del país... es un juego confuso. Pero ¡lo único que me falta para ganar es conseguir que España vaya en primera posición, que sea el país más sociable o lo que sea que pide el juego! ¡Cayetana de viaje por finnnnn!

Lo de la saeta es verdazzz.

The Slayer dijo...

Hay exposicion de Murakami gratis hasta el 9 de enero por estos lares... ¿Vuelves? ¿Vuelves?

P.D. creo que voy a tener que poner en el curriculum como habilidad especial lo de doblar la cabeza hasta la altura del píloro sin mover el resto del cuerpo, que parece que me la hayan encajao de un martillazo. Fijo que en un circo o en los japones, que son mucho de doblarse e inclinarse, me hace ganar puntos.

Garbinada dijo...

Menudo mega-post! Qué bien poner cara a algunos de los habituales de tu blog!
Besos