sábado, 14 de agosto de 2010

Yo no tengo miedo a las alturas.

Y mis zapatos tampoco.




¡Que vivan mis nuevas estanterías!


1 comentario:

Garbinada dijo...

Qué bien tener bien guardados los zapatos! Yo me acabé comprando unas cajas de tela de Ikea, que tienen el frontal transparente y así puedes ver en seguida dónde están los zapatos que buscas! Además, muy práctica porque se abren por delante!
Bsos