martes, 20 de abril de 2010

¡Es que no me lo puedo creerrrrrr!

Recientemente asistí a un funeral. En una iglesia. Católica. Cristiana. Lo que sea.

No soy creyente de ninguna religión. De hecho, la palabra religión me da tirria y me provoca más indignación y cabreo que otra cosa.

Si asisto a algún funeral lo hago a modo de respeto o por la persona fallecida o por alguien a quien ha afectado la muerte de un ser querido. Yo respeto todas estas cosas, porque que yo no comparta esas creencias no es motivo para no demostrar respeto.

Por supuesto, no participo de costumbres o actividades de esos actos. Yo sólo muestro mi respeto. En algunos casos también cariño y afecto, porque reconozco que algún difunto me importaba un comino (incluso menos), pero no las personas que lo habían perdido.

Pero lo que me ha flipado hasta el límite es el POCO respeto que ha demostrado ese cura/párroco/comosellame. Ese ser viviente ni siquiera se había preparado un sermón/speech/comosellame en condiciones dedicado a la propia fallecida y a la familia. De repente se ha puesto a divagar entre mariposas, Teresa de Calcuta, semillas de trigo, que si la fe, los gusanitos... ¡Mil estupideces para hacer un símil entre la muerte y que el cuerpo se destruye pero queda el espíritu! ¡Por favor, con las tres primeras comparaciones ya quedó claro! Eso sin contar que creo que ni se acordaba del nombre de la difunta. Siempre decía "nuestra hermana...", pausa y el nombre. Increíble-ble.

A todo esto, este ser viviente, el cura/párroco/comosellame, no dejó de mencionar la muerte por aquí, la muerte por allá, porque con la muerte nuestra alma viaja a otro plano (juro que dijo eso), que si el señor de la barba blanca nos llama nuestra manera de ir es muriendo... ¡¿¿ES QUE NO PUEDE DEJAR DE RECORDARLE AL POBRE VIUDO QUE SU ESPOSA HA MUERTO?!! ¡Qué puta falta de sensibilidad y de tacto, joder!

Después de toda esta tochada inssssssoportable, ininteligible, sobrante y flipante, encima tuvo cojones de pasar las cestitas para recaudar dinero. ¡Y una mmmmmmierda! Vamos, que hasta le debe venir bien que la gente la palme para tener la iglesia llena y recoger más pasta. Menudos hipócritas, saca-cuartos y mentirosos.

Vergonzoso, simplemente ver-gon-zo-so.

Ni qué decir tiene que salí indignada, que si yo hubiera sido alguien de la familia le digo cuatro cosas al energúmeno ese y que, por lo que más quieran, me pongan en la lista de personas que NO pertenecen a esa secta y JAMÁS pertenecerá. Cada cual que crea en lo que le dé la gana, pero yo no me creo que un tío blanco con barba que un día se aburría se puso a crear el mundo, con sus animalitos y plantitas, le arrancó una costilla a un tío para crear a una tipa, que los tenía rondando por un jardín y que, como era un misógino de mierrrrrrrda, le echó la culpa a la tipa por hacerle comer una manzana (con lo sanas que son) al subnormal de su novio. Bueno, bueno... encima es que este señor creador tenía un trastorno de personalidad múltiple: que si padre, hijo... ¡¿y paloma?!

¿Y el negocio que se han montado a partir de toda esta paranoia? Vamos, el más rentable de la historia, empezaron con un pesebre en medio del desierto y ahí está el Vaticano con su voto de pobreza. ¡Con un par de cojones!

Del voto de castidad no voy a hablar porque entonces volverá a arder Roma.

Vamos, que cuando llegue el momento, que me incineren y pasen de zarandajas de estas. Que alguien grabe un cd con mis canciones favoritas, que lo pongan, tiren mis cenizas en mi playa preferida y a celebrar mi vida, coña. Porque como a alguien se le ocurra llevar mi cadáver o mis cenizas a un lugar de esos a "honrarme" (o putearme, que todo puede ser) sólo lo diré una vez: mi ateo espíritu les perseguirá el resto de sus vidas y la venganza será terrible.

Señora P, descanse usted en paz que bien merecido se lo tiene. Siempre la recordaré con su sonrisa y su gran sentido del humor.


4 comentarios:

Superflicka dijo...

Historias como ésta hay miles. Te cuento dos:

1. Murió el dueño del bar de mi pueblo, que durante la guerraa había sido republicano y luego tuvo que emigrar para que no le mataran. Pues en su funeral, el cura dijo que el difunto probablemente habría ido al infierno por rojo, y se quedó tan amplio. Delante de toda la familia. Con dos coj*.

2. Murió el novio de mi prima, con la que había vivido 7 años y tenían una hija. Este chico estaba divorciado de otra. Pues el cura se pasó la ceremonia dando sus condolencias a "la mujer del difunto [nombre de la ex mujer aquí]" y a mi prima ni la mano le dio.

Para que veas. Mi teoría es que están llenos de odio por dentro. Se alimentan de bilis. Sin todo este odio, morirían. Te lo digo yo.

Superflicka dijo...

Por cierto, espero que no te haya sido muy duro. Te mando ánimos :)

MIDAS dijo...

Buenoo... Una vez asistimos al funeral de una hermana de un amigo que había fallecido de cáncer y no sólo tampoco la nombró en ningún momento. Aprovechó que tenía la iglesia llena para regañarnos porque no íbamos mas a misa y otros sermones parecidos. Nos mirábamos y no dábamos crédito. Me levanté y salí del templo.

Y tengo otra anécdota mas cercana que prefiero guardármela -Porque no estoy preparado para expresarla públicamente y siento mucho pudor si lo hago-, pero que todo el odio ese que comentaba Superflicka, se lo tengo yo ahora a la iglesia. No te digo mas.

javi dijo...

hola,

comparto a medias tu opinion, no soy religioso, pero entiendo que haya gente que lo sea, tu tendrás fé en algo, aunque sea en internet, y probablemente internet tambien procure directa o indirectamente a hacerse megarentables a muchos negocios, vease webcams porno(por ponerte cualquier ej. chorra). pero no por eso me indigna internet, ni me da tirria. Asi que yo de ti intentaria que no t cabrease tanto, pk va a haber religiones y fes hasta el fin del mundo.

y por otro lado, por si el primer argumento no t sirve, sabes quienes son los que mas pasta se han gastado en restaurar y conservar algunas, por no decir millones, de las mas importantes obras de arte?

ahi lo dejo...!

por todo lo otro, es cierto, son unos mamones.