martes, 16 de marzo de 2010

Uaaaaaaaahhhhhh...

El regalo más chulo que recibí estas navidades, aparte de los originales presentes de doña Caye, fue un bono para un circuito termal y un mini-masaje de parte de la cuñá. Si no lo dije antes es porque estaba demasiado flipada con tanto pendiente y pulsera y más pendiente y más pulsera...

En fin, que pensé que sería muy guay para cuando acabara los exámenes. Efectivamente, justo cuando empezó la última ola de frío. Y quien me conoce sabe que me muero por ponerme en bañador cuando resulta que ha nevado en una ciudad donde tradicionalmente la nieve es algo raro, raro, raro. Ganas: 0.

Podríais decir que dentro del spa no hace frío. Cierto, cierto. No hace frío. Pero tienen duchas con ratos de agua fría. Y no, no es una buena idea para alguien que odia el frío. Ganas: -120.

Si encima implica que tengo que enseñar mi cuerpo serrano ante extraños... Ganas: -279.

El regalo era para SSMom y para mí, así que después de cambiar la cita de la semana pasada a esta, hoy por fin se ha obrado el milagro. Hace 3 días que luce un sol estupendo y al spa que nos hemos ido.

No sólo nos han tratado estupendamente, que los chorrillos de agua no han sido tan fríos, que efectivamente no hacía frío dentro del spa, que la chica que nos ha atendido era un verdadero encanto, que he decidido que quiero un jacuzzi, que el masaje ha sido de lo más chachi... Es que me han destensionado, relajado, amasado, manoseado y estirado taaaaaaaanto y tan bien, que aquí estoy. En casa. Me he quedado dormida después de comer. Una siestaza de dos horas y media. De esas que hacía tiempo que no hacía.

Por supuesto, ya tengo un plan para compensar el no estar en clase en estos momentos, adelantando y preparando trabajos varios. No vaya a ser la culpabilidad me vuelva a poner más tensa que la faja de Gabourey Sidibe, con todos mis respetos (que no sea siempre Falete el objetivo).

Sólo quería expresar mi alegría, felicidad y relajación. Espero que dure. En breve me graban en un croma para un trabajo de clase...





3 comentarios:

Lileth dijo...

Oish, qué suerte y qué envidia me has dado.

Nora dijo...

Què bueeeeenooooo!!! Es un lujito que vale la pena darse de vez en cuando!

La ùltima vez que fui, me quedè tan dormida, que la masajista, me dijo: Nora...Nora...Nora...Noraaaaaa jjajajajjajajaja. Estaba en otro mundo.
Un japonès que me caminò por la espalda pero antes pensè: - èste se sube y me fractura la columna jajajajaj
¡QUÈ PLACER MARA! Me alegro que hayas exprimido ese dìa de spa!

Te quiero linda!
Besos!

Fisher Sapphire dijo...

Yo le regalé (y me autorregalé) a mi mejor amiga por su cumple eso mismo, para ir los dos. Y aun no hemos ido...

A ver si sacamos un rato porque desde luego lo necesito muy mucho... QUÉ GANAS!