lunes, 22 de marzo de 2010

Mi fin de semana.

El fin de semana, como todo el mundo sabe, empieza cuando salimos de trabajar los viernes. A no ser que tengas que currar durante el finde, que sé lo que es eso y es una auténtica putada.

En fin, como yo todavía no formo parte de la población que tiene la suerte de tener un trabajo, mi fin de semana empieza cuando salgo de clase. Desde hace tres semanas es mucho más emocionante empezar el fin de semana. Preparaos para lo que os voy a soltar porque no os lo váis a creer: doña Caye y yo (y otros seres humanos la mar de majos) vamos a clases de swing.

Ahí es na.


Doña Caye dice que somos los mejores. Yo sigo manteniendo que soy un pato mareado y que a mí eso de que me lleven como que no me mola mucho, pero bueno. Una hace lo que puede. Eso sí, unas risas... La hora se pasa rapidísimo. Y unos calores... Menos mal que luego nos vamos a tomar algo para refrescarnos y terminar de reírnos agusto. La semana pasada tocó un daiquiri de fresa.


Y esta semana cambiamos el lugar inicial por uno que nos ha gustado más. También cambiamos las bebidas por unos mojitos. Pero yo estoy decidida a pedirme un Martini a lo James Bond la próxima vez.

¡Ains!! Y eso que yo tenía mis dudas con lo de empezar, porque yo paso mucha vergüenza con estas cosas. Y no es que no me gusten, me entusiasman, pero sé que tengo un problema de confianza en mí misma. Creo que el hecho de que no falten parejas para bailar también anima bastante.

El swing es un baile muy divertido, hay un montón de movimientos, de canciones, de estilos... para tres clases que hemos dado hasta casi parece que sabemos llevar el ritmo jejeje. En nada me veo con unas medias con costuras, unos victory rolls en el pelo, unos tacones y hala, a dar saltos y piruetas al ritmo de la Glenn Miller Orchestra o alguna otra Big Band. Atentos al minutos 3:38, como dijo la Pantoja en su momento, yo soy esa.



Ya veréis, ya.



El sábado, antes de irme a pasar una gran tarde, y con la excusa de comer mi queso favorito (rulo francés) y otro de cabra ahumado, me preparé una butifarra catalana a la parrilla con una ensalada de tomate. ¡Buah!



Después, junto con doña Caye (más remaja, divina y fantástica ella), fui amablemente invitada a la Hotel Rural Sant Blai a una merendola. Así que doña Caye horneó su especialidad, un bizcocho de genjibre ultra buenísimo, y yo hice unos muffins de chocolate blanco con almendras. Las dos triunfamos. No os digo na y os lo digo to.

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)


El hotelito es una auténtica monada, no sólo por la decoración, que es auténticamente rural con esos toquecitos de modernidad. Es que los dueños son simpatiquísimos, atentos y de una amabilidad que da gusto.

Nos dieron un vuelta por las instalaciones y yo, que no soy nada campestre, me quedé prendada del lugar. Y este es mi lugar preferido de todos:


Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)


Me veo en una tarde veraniega con un libro, una Coca-Cola fresquita... o en una noche estrellada, después de una ducha, con unas velas por la mesa, un plato de trampó y en buenísima compañía.

Pero la cosa no se queda ahí, echadle un vistazo que no tiene desperdicio:


Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)


Y la reina del lugar, Pepper Santblai, la auténtica embajadora del hotel, una burrita encanadora.

Hotel Rural Sant Blai (marzo 2010)

El día estaba de lo más nublado y con una luz muy poco favorable, así que las fotos no son muy buenas. Un día de estos pediré permiso para acercarme cuando haya mejor tiempo a ver si puedo lucirme un poco más :-)

Pasamos una tarde genial, la verdad. La gente que asistió fue encantadora, comimos y bebimos y fuimos tratados como reyes. Muchísimas gracias Marta y marido (que en cuanto recuerde el nombre prometo ponerlo, perdón).

El desayuno del domingo con Jazzworld tuve que cancelarlo, cosa que me dio penuca porque siempre estoy desaparecida. Pero tú no te preocupes majo, que vernos nos veremos, descuida.

Poco más puedo contar del domingo, aparte de limpiar el coche (que aquello no era suciedad, ya era más bien costra), hacer una crema de calabaza para cenar y una quiche de cebolla, bacon y puerros para comer hoy... así se fue este día nublado y tristón.


Quiche cebolla, puerros y bacon (marzo 2010)

Crema de calabaza y queso de cabra (marzo 2010)



************************


Son las 13:08, después de hacer varios desastres en las tareas para la escuela (lo que viene siendo, la astenia primaveral me tiene secuestrada la sesera y no puedo pensar), me han animado a participar en un concursete a través de Facebook. Y yo, que necesito un viaje tanto como Esssssspaña necesita endurecer su código penal, una remodelación en la educación y que la población tenga más iniciativa, coño, os dejo el enlace donde tenéis que comentar mucho, mucho, mucho y mucho para que pueda ganar.

Comentarios aquí



14 comentarios:

Fisher Sapphire dijo...

Yo estuve un par de años apuntado a clases de baile de salón con mi prima. Íbamos todos los miércoles, y después, noche de karaoke.

No entiendo que la gente pague millonadas en terapias con psicólogos habiendo cosas así...

Pitxi dijo...

Quiero la receta de esos Muffings ya!!!!!!

Yaiza dijo...

Mara, seguro que te desenvuelves mejor en la pista de baile de lo que lo hace la actriz del vídeo. Aaaains, te envidio!!! A mi me encantaría ir a clases de baile, pero nadie se digna a acompañarme y mi enorme vergüenza hace que no me atreva a ir sola. Un saludo.

Gemma dijo...

Te cambio una cancion para ensayar por la receta de los muffins

http://www.youtube.com/watch?v=F_Zf7WjRR-Y&feature=related

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

oiggg...el hotel es perfecto, yo quitaría el burro, pero bueno, je je je

Mara Jade dijo...

Fisher: los psicólogos son útiles, te lo dice alguien que una vez creyó querer serlo :-P

Pitxi: atento a la próxima actualización del blog.

Yaiza: neni, que yo también soy muy vergonzosa para estas cosas. Cuántas veces habré querido ir a salsa pero como iba sola lo he dejado estar. La cuestión es que yo no habría ido a swing si no hubiera sido porque voy con amigos. Así que no te tengo que dar tanta envidia :-)

Gemma: te remito a lo que acabo de decirle a Pitxi ;-) gracias por la canción!

FanMa: esas fotos son una especie de soborno, a ver si consigo que la FanMaFamily se venta a la isla jeje.

MaCoROW dijo...

Me das exclusivamente... ENVIDIA!

La Rizos dijo...

Qué maravilla de hotel :O Me ha encantado, yo también me veo ahí con un libro y mis rizos ondeando con la brisilla fresca del atardecer...
Ains, qué ganicas de que se acabe el frío y de hacer algún viajecillo este verano...

Porcier, espero que te apuntes a nuestra juerga estival este año, ¿ehn? ;)

Besoteeeee

Miwako dijo...

Mara, no sabes la envidia cochina que me das con eso de que cocinas requetebien!!... Por que en todos los post que pones lo que cocinas se me hace la boca agua...

Yo apenas llego a tener imaginación ni para cocinar el día a día y me repito en mis comidas más que el ajo...

El hotel es un amor... ya quisiera tener vacaciones, si las tengo este año (eso es lo malo de trabajar, que como eres la última perri del sitio, las vacaciones te las coges cuando les sale del porro a ellos...)e ir ahí porque tiene pinta de que sales descansado, y feliz...

Muchos besos!

Mara Jade dijo...

MaCoROW: pero envidia de quéééééé?? que soy una mantenida por mis sufridos padres, que sino fuera porque estoy estudiando me catalogarían como ni-ni d'esos!! :-P

La Rizos: me apunto a lo que haga falta reina!

Miwako: a ver, reconozco que ser nieta e hija de grandes elementos en la cocina (abuela, papá y mamá) juego con cierta ventaja. Pero la imaginación no viene sin inspiración. Busca por internet, pilla un libro chachi de cocina (Jaime Oliver súper recomendado) y verás cómo triunfas.

Si consigues vacas y vienes, dame un toque! :-D

Lolita Blahnik dijo...

Yo tambien quiero ir a clases de swing!!!! como mola!!!!
Gran fin de semana el tuyo, yo fui de las puteadas que trabajo 7h el sabado y 17! el domingo!!!!!! todo sea por tener muuuuchos dias libres en verano.

Mara Jade dijo...

Lolita: pues como yo siga así me temo que días libres en verano los tendré todos... sin un euro, eso sí. La parte positiva es que podré preparar tranquilamente lo que me quede para septiembre y mi proyecto final de carrera.

BlackBetty dijo...

Si os mojitos fueron del mismo tamaño que el daiquirí... vaya peligro :-)

Una pasada de sitio, las fotos son geniales aún con "la poca luz"...

Garbinada dijo...

Me encanta el hotel. Me puedes pasar la dirección por mail? Por si alguien me pregunta... por si un día me escapo... ;-)
Besos