martes, 2 de marzo de 2010

Los espejos importan.

Pero nuestra querida Brinni aún no lo sabe.




No hay comentarios: