jueves, 25 de febrero de 2010

Mariah SuperStar.










Cuando eres una diva de verdad, no sól tienes cierta querencia a ir achipadilla,
es que tus vestidos son convertibles y a callar todo el mundo.






4 comentarios:

Anónimo dijo...

El pecho de esta señora me ahoga....uuuuuuuuuf, qué miedo.

Fisher Sapphire dijo...

No puedo dejar de mirarle las rodillas...

Mara Jade dijo...

Anónimo: y debe ser incómo de llevar tanto peso, digo yo.

Fisher: jajajajajjajajaja!

Garbinada dijo...

Si es que no falta detalle... columpio included y todo! Parece una producción Disney sobre hielo pero sin el hielo (el hielo seguro que estaba en el ginky o el whisky que se bebió antes de salir!).
Besos