lunes, 25 de enero de 2010

Domingo: el día en que me encanta desayunar.


Zumo de naranja, té rooibos de coco y unas torrijas con jarabe de arce al lado de la chimenea encendida (aunque yo prefiera una calefacción central)...
¡y a darle caña al Flash!


Pd: a ver, que no os penséis que me marco semejantes desayunos todos los días y mucho menos todos los domingos. Sería incapaz, en serio.


8 comentarios:

Sil dijo...

Jo...

Yo hoy he desayunado un brik chiquitito de zumo de manzana.

Y ya.

Claro que he adelgazado otro kilo.

Pero echo de menos el café con leche y las tostadas con mantequilla y mermelada de fresa...

Jo.

marta dijo...

ñam ñam ñam

Mara Jade dijo...

Sil: no te pienses que yo desayuno así todos los días, ni todos los domingos. Soy bastante asquerosa para desayunar, hasta después de 1 hora de despierta no hay manera de que coma nada. Y con un café largo con leche ya es suficiente.

Marta: jejeje, ya te digo!

La Rizos dijo...

Joé, como te cuidas... Esas torrijas tienen una piiiiiiintaaaa :P

Lo de jarabe de arce yo creía que era algo inventado por las series americanas, pero veo que ¡existe de verdad! xDD

Mara Jade dijo...

La Rizos: existe jamía, existe, y está tremendo! Pero como ya he dicho, yo estos desayunos muy de vez en cuando.

MaCoROW dijo...

Joe, y pensar que yo ayer desayuné una mierda de colacao con galletas mientras veía la tele (que encima no ponen nada los fines de semana...) Gñej!

Envidieja mode on!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

También aprovecho los findes para desayunar en plan bien. Tostaditas con mermelada y mantequilla, zumo natural, café con leche, galletas y si hay bizcocho casero, pues también pal' saco.

Lolita Blahnik dijo...

Yo quiero torrijas y las quiero ya!!!!! tengo hambre a estas horas intempestivas...