sábado, 14 de noviembre de 2009

Mi no entender.

Hace ya casi 3 meses que se ha mudado y su habitación parece un museo. El museo del hijo que se ha ido a vivir con su novia, podría ser el título de la exposición. El subtítulo: pero su madre cree que en cualquier segundo su querido y egoísta hijo volverá y no tendrá que colocar toda su mmmmmmmmmmmierda... porque básicamente, como no se la llevó, sigue en el mismo lugar.

Mientras tanto, aquí sigo, en mi micro-habitación, en la que, desde junio, está la misma bolsa con mis trabajos del curso pasado (la del curso anterior está detrás de la puerta del aseo), el montón de libros va aumentando su altura, mi ropa de invierno sigue en el trastero (porque claro, aunque el armario de al lado casi no se utilice y su dueño no esté, no tengo derecho a usarlo), cajones y estanterías a rebosar, uso la mesa del comedor para trabajar en proyectos de clase (y cada día tengo que escuchar "¿cuándo vas a recoger todo esto?")... No importa lo que idee para aprovechar espacio. Es que resulta que yo soy de acumular cosas, por lo visto. Que me gusta a mí vivir en el caos y tal. Mis cosas no son tan importantes.


¿Por qué?

Pues porque todo debe permancer intacto en la habitación de al lado mientras los ácaros siguen multiplicándose. En cualquier momento el hijo decidirá que echa de menos a su criada (=madre). Ella lo tiene clarísimo.

Y la criada (=madre) tan contenta como unas castañuelas.

Lo bueno del museo es que es gratis y se pueden hacer fotos. Así que allá va una muestra. Horror servido. Y yo hasta los cojones.


No sé si mencioné que soy alérgica a los ácaros.
Esas maquetas llevan décadas en el mismo sitio intactas.
La criada (=madre) ni mú.
Yo duermo al lado.



Y no digo más. Son 6 horas ya en las que no me han dirigido la palabra por insinuar que habiendo una habitación que no se usa, porqué coño tengo que seguir buscando huecos.

Si es que soy de un egoísta, de una sin razón y de taaaaaaaaaaan poca lógica... Aún no llego a comprender cómo puedo vestirme sola por las mañanas.


15 comentarios:

CHECHE dijo...

A ver mi niña, entiendo tu cabreo, yo estaría peor, las dos habitaciones de "mis niñas" son de mis niñas, pero yo hago en ellas lo que me apetece, aunque no lo parezca te apoyo: mira mi hijo el "peque" vive en casa, su habitación, bueno no digo mal el armario se le queda pequeño, entonces sin problemas pasa la ropa de verano, al armario de la habitacion "de su hermana" y los abrigos, cazadoras etc, a la otra habitación de su "otra hermana", yo que tu mamá le decia a su hijo, que o se lo lleva o lo tiro, yo no limpiaría maquetas ni nada de nada, mantendría la habitación con su cama, pero lo demás o se lo lleva o lo tiro, así es y así lo digo tu mami se equivoca, aunque vuelva (puede suceder) ya sabes quién volvió(y tuve la bodega hasta los topes de ropa, maletas y demases,10 meses, no me importó, ella nos necesitaba y se quedó ahí hasta que se mudó).
Tu hermano no es un niño, si decidió irse a vivir con su novia, o se lleva todo o lo tira, que no es un santuario su habitación, las dos habitaciones de mis hijas "son suyas" mientras no las use yo para invitados, qe se usan cuando viene a casa la familia,habla con tu madre hazle ver que está equivocada, más no te puedo decir, te apoyo y te comprendo mi niña, que te quiero, vales mucho y razonas ufff, ya me gustaría a mi parecerme un poquito, solo un poquito a ti.besotes.

Superflicka dijo...

Mujer, ¡es que todavía está caliente...! ^^

Propongo una invasión nocturna. Cuando no tengas dónde dejar algo (algo que no ocupe mucho) lo dejas en el cuarto de tu hermano. Así poco a poco, hasta que llegado un momento haya tantas cosas en su cuarto que parezca normal que te quedes trabajando ahí. Y luego, durmiendo. Y cuando él quiera volver... ¡será demasiado tarde!

Lileth dijo...

Yo seguí encontrando cosas de mis hermanos más de 15 años después de que se casasen. Parece una ley universal la de hueco hay, pero es que tú acumulas.

A ver si ahora con la mudanza las cosas acumuladas se reacomodan en mi piso.

Yaiza dijo...

Pues la verdad, yo tampoco lo entiendo. Cuando yo me fui a vivir con mi novio, mi hermana no tardó ni un segundo en mudarse a mi habitación y no me pareció mal. Además, si mi suegra hubiese mantenido las cosas tal cual, por si su hijo volvía me habría ofendido bastante, la verdad, demuestra muy poca confianza en la relación, no crees? Ánimo, Mara!

Istar dijo...

jejeje Yo tenía hasta planos de como iba a dejar la habitación porque la de mi hermano es como el doble de la mia (que siempre he pensado que no era una habitación sino un error de cálculo del arquiecto que dio lugar a una agujero)Al final convencí a mi madre de que no tenía sentido dejarla como museo...¡pero se la ha quedado ella de taller de manualidades! soy nefasta haciendo planes de conquista...

Anónimo dijo...

Ver esas maquetas llenas de mugre ha sido algo muy muy doloroso...

Mara Jade dijo...

Cheche: no estaría mal que tuvieras una charla con la mía mamma porque yo hace rato que di por imposible razonar con ella. Presume de ser una cabezona y yo tengo cosas más importantes que hacer para invertir mi tiempo y paciencia.

SuperFlicka: ¡2 meses reina! Si eso está todavía caliente cuántos meses tendrán que pasar para ponerse templado???

Lileth: pues tienes razón, es que soy de las que acumulan. Mis libros son gilipolleces comparado con con las maquetas llenas de mmmmmmmmmmmierda en las estanterías. Esas que, encima, son más grandes que las mías y no hay ni un sólo libro.

Yaiza: tu no nombre me encanta y me recuerda mi estancia en Lanzarote. Y, efectivamente, mi madre no se corta un pelo en dejar claro que no cree que la relación de su hijo vaya a mucho más... sólo llevan 5 años juntos!

Istar: mi madre se acaba de comprar una máquina de coser. Ha removido cielo y tierra para encontrarle un hueco en un sitio no visible del comedor. Mientras tanto la mierda se sigue acumulando en el cuarto de su hijo.

Anónimo: doloroso? cdo yo entro en esa pocilga salgo, literalmente, sin respiración.

yaiza dijo...

Mara, es mi nombre real. Como el pueblo de Lanzarote y el de una princesa guanche. Es muy común por aquí.

Yaiza dijo...

Y si hablas con tu SSbro? Le sugieres que te interesa su habitación y que te gustaría saber que opina. Si a él le parece bien ya no importa lo que digan SSparents, no?

-=CID=- dijo...

El plan de Superflicka es muy bueno! Me da alergia solo de ver la foto ;)

MaCoROW dijo...

Puff... cómo me suena tu historia!!! En casa de mis padres ha pasado casi lo mismo... Pero ahora ya nos hemos ido todas y mantienen los cuartos igualicos a como los dejamos.

Menos mal que mi madre ha entrado en razón y me ha encargado estas Navidades hacer limpieza a tope y acondicionar uno de los cuartos para el sobrino/nieto que está en camino.

pvt_1986 dijo...

Yo me fui de casa en febrero (lo que me hace recordar que ya en la casa de mi madre te leía, como pasa el tiempo!!!) e inmediatamente mi cuarto pasó a ser la habitación de invitados.

Quedan algunas cosas por los armarios, pero dado que yo no tengo la más mínima intención de volver y que no tengo mucho apego por las cosas materiales, lo mismo me da que las tiren que que las enmarquen. Es lo suyo, no? Habrá que aprovechar el espacio!

PD: Y no dudo que esas maquetas tendrán cierto valor para el susodicho, pero si tanto valor tienen, por qué las deja acumular la mierrrrrda de semejante forma?

Mara Jade dijo...

Yaiza: me encanta ese nombre, en serio. Hablar con SSBro? La conversación sería más productiva si le hablara al vacío.

CID: SuperFlicka debería estar aquí para ayudarme con ese plan magistral.

MaCoROW: entrar en razón? esa es una expresión no aplicable a la mía mamma.

pvt_1986: mierrrrrrrrrrrrrda... ains... me suena a cuando yo digo mi palabra favorita... gggggggggilipollas.

Garbinada dijo...

Si no se puede hablar con SSBro, habrá que ir ocupando silenciosamente... Buen plan el de Superflicka!
Besos

Masmi dijo...

Deja las insinuaciones. OKUPACIÓN!!!