jueves, 10 de septiembre de 2009

Una buena tarde-noche: Caye's birthday.

En primer lugar disculparme por el error: entendí mal un mensaje de Doña Caye y yo creía que hoy era el día de Asturias y resulta que, como me han comentado en el post anterior (muchas gracias) fue el martes. Ya me viene justo saber cuándo es la diada aquí (el 12 de septiembre, pa más señas).

Bueno, pues el examen ya está hecho. Yo creo que para aprobarestá listo. Es que me pongo muy nerviosa en los exámenes y se me olvidan cosas que hace 5 minutos te habría dicho de carrerilla.

Total, que después del examen me dijo Doña Caye que estaba llegando a su casa y que tras una sesión de mallorquinización, tenía hecha una coca de trampó, acompañada de su ginki de Bombaby Saphir correspondiente, para que le diera el visto bueno. Oig, estaba buenísima. Entre el hambre que arrastraba y lo buena que estaba... no sabría cómo explicaros lo bien que me sentí.

Riquisisisisisisísima.


El trozo de la vergüenza o lo que le dejamos al probe de Chris.


Eso sin contar las maravillosas galletas caseras de gengibre de Chris, Caye's churri. ¡Qué arte tiene y qué ricas y qué grandotas y qué de to!





De camino a la sidrería La Madreña.


Seguidamente fuimos a una sidrería donde celebraban el día de Asturias, cómo no, con chorrocientas botellas de sidra, que si tortilla de patata por aquí, que si chorizos a la sidra por allá, un poquito de lacón... ¡Ay omá, qué haaaaaambre! Una cosa os digo, la sidra, rica, rica, pero yo soy mallorquina y tengo un límite. Después de compartir algo más de una botella con la borrach... quicir.... con mi querida doña Caye, me planté. Por varias razones:
  1. Minerva aún no sabe conducirse sola hasta casa.
  2. Después de dos noches sin dormir y un poco alterada, estaba (estoy) hecha un trapo.




Pero lo mejor estaba por llegar: ¡un grupo asturiano con su gaitero y todo! Nunca había visto una gaita in person. Y aquello a rebosar de gente con sus camisetas azules y cruz amarilla, brazos en alto y pegando saltos (es que no sé cómo se llama el baile regional asturiano, perdónenme)... ¡Que sólo nos faltaba Fernando Alonso por allí! Una juerga. Me encantó.



Y ya de camino a casa, con una agradable y reconfortante sensación en el cuerpo (porque siempre mola estar con Caye y me levanta el ánimo una barrrrrrbaridad) me fui conduciendo y cantando, como si de un concierto de mi gira mundial se tratara, el Express yourself de Madonna.

Amante de los clásicos que soy.


Buenas noches, que ya está bien de dar por saco.
Por hoy.
¡Ja!



pd: segundo post con fotos (hechas con mi móvil) y todo desde el Mac. Tengo que comprobar si la fuente se ve bien en pc, porque no sé cómo se verá.


4 comentarios:

mfb dijo...

LA fuente se ve un poco más peque, pero creo que durante unos.... 10 años podré leerla sin gafas jajajaja!!!

Felicidades a Doña Caye, y a ti.... pues ya sabes... muchos muchos besososososos!!!!!

Sonia de Gijón dijo...

Me alegro que te haya salido bien el examen.

Ayer iba a decirte que tuvieras cuidado con la sidra, es muy traicionera, culín a culín vas bebiendo sin enterarte y luego te agarras una... Cómo me presta que te lo hayas pasado tan bien en la sidrería, pero tienes que venir a Asturias a probar la sidra, dicen que cuando pasa del Puerto Pajares (sale de Asturias) ya no sabe igual. Y el resto de la gastronomía también, eh!
Que pases buen finde.
Bss.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Qué resacón, darlin.

Masmi dijo...

Has cambiado el look del blog!! Como mola!!!
Asturias es un paraíso!!
Besazo