martes, 4 de agosto de 2009

Ayer fue lunes...

... y sobre las 7:30 de la mañana mis ojos decidieron abrirse como platos. Mi cerebro decidió ordenarles el cierre, pero ellos dijeron que a ver quién podía más. Pudieron los ojos... y los puñeteros obreros que hay en mi calle. Porque no es que hicieran ruido por cosas de su trabajo, es que se hablan a grito pelado con un inconfundible acento mallorquín de pueblo (como dato, nada en contra). Y, por supuesto, uno se llamaba Tomeu y el otro Joan.

Hasta que hoy, por fin, una vecina de otro edificio ha sacado sus ovarios a relucir y les ha dicho que se callaran que había gente que dormía. A lo que Tomeu y Joan han respondido que ellos trabajan desde hacía una hora. A lo que la vecina ha dicho que dejaran de chillar y que se pusieran a ello. A lo que Tomeu y Joan se han puesto chulitos metiéndose con ella porque era rubia y no curraba como ellos. A lo que la vecina les ha dicho que ella sí que trabaja, es recepcionista de noche en un hotel y hoy era su día libre. A lo que Tomeu y Joan... nada porque se han tenido que meter la lengua en el culo.

No se les ha vuelto a oir en toda la mañana.

Total, que ayer fue lunes, como he dicho, y comencé la mañana un poco más tirada por los suelos que el lunes anterior (mi primer día de "ni beca, ni paro, ni na"). Pero me puse a leer Los hombres que no amaban a las mujeres y se me pasó un poco la mañana. Entretenido que está el libro, sí, sí. Lo que me gustaría saber es si en Suecia todo el mundo se llama por su nombre y apellido al mismo tiempo. Osea, todo el rato Lisbeth Salander p'arriba y p'abajo. En fin, cosas más raras habré oído.

Por la tarde fui con los SSParents a comprar este cacharro para colgar mi nueva bici. Oiga, cómo se nota que estamos a primeros de mes y que eso de la crisis parece que va remontando.

Después decidimos ir a dar un paseo por Valldemossa, pueblo fetiche de tranquilidad, donde nos tomamos un granizado de almendra en una terraza.

Si esto fue motivo de ánimo para mí, que me llamara doña Caye como habíamos acordado para ir a tomar algo... ¡fue genial! El resultado fue:

  • Ginki de Hendricks en Portals.
  • Una bienvenida conversación y muchas risas.
  • Fuimos a ver Up.
Y tengo que decir que todo lo que he leído sobre Up se queda corto. Me pareció una película preciosa, divertida, triste, entrañable y que hace que adore el suelo por el que pisan los que tienen la suerte de currar en Pixar. Totalmente recomendable. Aún estoy flipando con cada detalle y el trabajo que habrá llevado. Por cierto, el corto previo, una tradición de Pixar, no tiene desperdicio. Una monada.

A los SSParents dalres las gracias por sacarme de paseo y estar ahí a pesar de nuestras diferencias y a doña Caye agradecerle el aguante, ser tan requetemaja como siempre y secundar la moción de comprar una botella de Hendricks ("por tener variedad en casa", sabias palabras cayetánicas).

Y recordad... un ginki veraniego te quita todas las penas... al menos por un rato.





8 comentarios:

marta dijo...

Tú si que eres requetemaja!

ynosek(+)kontarte dijo...

ayyyyyyyy es que soy de roncito & coke (nada de zero ni light ... que engorde ya del todo) .... pero oyes, que si hay qeu tomarse un ginks de esos ... se toma!

los parents son lo más .......

ay.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

De Up vi el trailer cuando llevé al enano a ver una de 3D de una mujer que se vuelve gigante

Masmi dijo...

Vivan los ginkis bien hechos!!!
Tengo que ir a ver Up! sin falta.
Besazos

-=CID=- dijo...

La película UP está muy bien, es agridulce como la vida misma...

Nora dijo...

Bueno Marita, si supieras que mi vecinito del piso de arriba, de tan solo 4 años està terminando con mi vida? y eso que amo a los peques, pero siempre hay alguna excepciòn, bueno èl es la excepciòn...logra dilatar tanto mis pupilas que ocupan la totalidad de mis ojos...de lo que estoy segura que serà un gran maratonista, por las corridas que hace y como si fuera poco ¿què hace mientras su mami habla con el resto del edificio? sube y baja por el ascensor y es tannnn divino que estaciona en cada piso, lo traba un ratito y cuando llego de trabajar, tengo que esperar que Chuky deje disponible el ascensor para poder a mi dpto. ¿No es una ricurita? jajajajajajajja...En fin, me solidarizo con tu vecina. Y creo que si lee esto, adorarìa a Tomeu y Joan jajajajajja.

Besotes para vos bonita!!!

Mara Jade dijo...

Marta: soy una torpeda!

ynosek(+)kontarte: yo tb soy súper fan del ron, no te creas! Pero doña Caye me abrió nuevos horizontes y cdo estoy con ella me ginkizo. Yo soy muy de cubatismo y mojitismo.

FanMa: es genial, no dejes de ir a verla.

Masmi: olé!! y sí, te remito a lo q le he dicho a FanMa.

CID: es preciosa!

Nora: a ese crío hay que matarlo... YA!

Cayetana Altovoltaje dijo...

Esos obreros que empiezan faena a las 8 de la mañana los sábados como si todos los que NECESITAMOS dormir fuéramos unos vagos redomados... me los conozco yo, y ellos me conocen en mi faceta peor encarada y más despelurciada. Menudos gritos puedo pegar yo si me despiertan un sábado por la mañana.
En fin... que sigan los ginkis y le mandas un saludo a tu vecina recepcionista de mis partes.